Expulsar a los especuladores y pedirles una negociación colectiva: las contradicciones del discurso del movimiento por la vivienda digna

El documento relaciona las políticas de los bancos centrales engordando con dinero los hedge funds para que al comprar los activos inmobiliarios a la banca española puedan repatriar el botín a paraísos fiscales donde entre todos se reparten los dividendos mientras los movimientos sociales legitimarían el expolio negociando con los especuladores.


A algunos aún nos suena la famosa frase replicada en todos los medios, cuando se inició la crisis del 2007 y las más 800.000 ejecuciones hipotecarias en nuestro país, de que a los bancos no les interesaba el negocio inmobiliario, que no querían pisos, que lo que hacían era porqué había una hipoteca impagada. En el imaginario colectivo los bancos debían responder por los ahorradores cuyo dinero se había prestado y jurídicamente debían actuar contra los deudores. Otros miles de familias perdieron la vivienda con la dación en pago y el alquiler social popularizada por la PAH que maquillaba los tejemanejes financieros de una relación desigual y la entrega voluntaria de la vivienda familiar ahondaba el imaginario de que los bancos no quieren viviendas. A parte de todo esto, miles de viviendas vacías de promociones fracasadas esperaban un inversor que se hiciera con ellas detrás de las cuales había también un pequeña construtora contra el que actuar.

En otros documentos hemos explicado como en los contratos financieros– hipoteca- el banco no sólo no ponía nada, el dinero lo creaba con un click de ratón informático, sino que atropellaba al deudor llenando de cláusulas abusivas ese contrato después de haber clasificado el hogar por riesgo de insolvencia y revendido el crédito en una titulización. El objetivo era quedarse con las promociones, las viviendas, más lo ahorrado por los ciudadanos sobre su deuda hipotecaria, a lo cual habría que añadir los intereses, siempre usureros, sobre esa deuda, sin que los accionistas del banco hubieran arriesgado un duro de su capital social. El montaje legal desmentía la falta de interés de los bancos por las viviendas y aún menos que la entrega voluntaria fuera una victoria del deudor ¡como para celebrarlo encima!. También hemos explicado en otras entradas que el origen de la estafa estuvo en el incremento de los tipos de interés del Banco Central Europeo en el 2003-04 luchando contra «una inflación que no existía«. Como hemos explicado otras veces la causa de la inflación es precisamente el interés que cobran los bancos quién la produce en la economía. Ese incremento trasladado al índice EURIBOR, propiedad de los bancos europeos, encima fue manipulado exprofesamente – ¡hay sentencias!– para inducir la quiebra de los hogares con hipoteca variable en el sur del continente.

Los juzgados, notarios y registradores en estos 13 años de crisis han rematado el expolio cambiando el registro de la propiedad de cada activo financiero hasta más de una vez según las que fueron viviendas se convertían en activos caminando en los vericuetos del mercado. Y dejamos aparte también el brillante trabajo de sus señorias los diputados del Congreso favoreciendo el expolio cambiando leyes financieras según dictaban los más prestigiosos bufetes de abogados de los bancos que tienen línea directa con Moncloa, la Carrera de San Jerónimo o con el deep state.

Estamos hablando de un jugoso negocio cercano a los 2 millones de viviendas de los 25 millones que hay en el país que ha cambiado de manos bajo estos parámetros. En el Estado español donde en el 2005 el 40% de la economía se movía entorno al sector inmobiliario y los sectores industriales asociados no existen estadísticas públicas fiables sobre el expolio financiero que se ha llevado por delante más de un millón de hogares. Un millón largo de propietarios o inquilinos han visto degradada su relación jurídica con la vivienda donde vivían a inquilinos o ocupas respectivamente. El grado de expropiación financiera de riqueza de los hogares más pobres se ha reflejado en el incremento de 1 millón de hogares que viven de alquiler y otros tantos sin estadísticas que ocupan viviendas vacías sin acceso legal a suministros básicos. El grado de violencia estructural contra las clases populares ha sido tan brutal que ni la ONU ha tenido reparo en denunciarlo.

Los activos financieros- aquellas viviendas – han pasado a los bancos u otros agentes financieros que a su vez en el remate los adjudicaban a sus inmobiliarias sin pagar impuestos, creaban plataformas de venta en la medida que vivienda a vivienda iban engrosando el balance de activos de la entidad.

La Trama del Banco Central Europeo, la banca española y los paraísos fiscales entra en funcionamiento.

La digestión de este empacho se encaró definitivamente por las entidades financieras españolas con la colaboración del Estado pagando el hundimiento del «mejor sistema bancario del mundo» a través del FROB y la SAREB. Se han creado nuevas sociedades que han evaluado los activos, el estado de las viviendas, las deudas, las capacidades económicas de los hogares afectados que se desnudaban entregando documentos al banco como cual confesor, etc con el objeto de crear paquetes diferentes según el riesgo. Las plataformas de los bancos, como Anida, Aliseda, Solvia, ServiHabitat, realizaban estas tareas. Ya en el 2015 con el FROB avalando y la SAREB ayudando, las entidades financieras españolas empezaron en 2015 ese periplo para deshacerse en sus balances de los activos problemáticos llamados –NPL y REO– según mandaban las nuevas normativas del BCE.

El experimento financiero de Caixa Catalunya, que tenemos explicado en diferentes documentos, es de manual para entender lo que han sido estos últimos años de rapiña.

En 2015 la venta de más de 100.000 hipotecas de riesgo- REO- de CX al Fondo de Titulización FTA2015 que avaló el FROB para vender el paquete al fondo de capital riesgo americano Blackstone que lo compró desde el paraíso fiscal de Luxemburgo se certificó en el bufete del presidente del colegio de notarios de Barcelona pero se hizo sin que la CNMV tuviera valor de darle un código ISIN por las enormes irregularidades. Y aquí aparece una nueva figura, el servicer, Anticipa, que volverá locos a los deudores por su agresiva campaña por cobrar las deudas o sus avales y que se hará un hueco en la manera de proceder a futuro de otros como Divarian, etc. Anticipa en la mayoría de los casos ofrecía una dación en pago por la deuda sin derecho a alquiler social aunque en el último momento el asustado deudor al llegar al despacho del notario de turno se enteraba que en realidad la operación era una compra-venta y su piso lo compraban por menos que lo que había pagado por él. El abogado del deudor si sabía de la operación callaba o algo peor o ni le interesaba. Aún desconocemos la razón profunda por la que FTA2015 no presentaba ejecuciones hipotecarias en los juzgados y prefería esa opción pero seguramente tiene que ver con que ni la CNMV se atrevió a validar ese Fondo de Titulización. Algún día lo sabremos.

Al igual que sucedió con Catalunya Caixa, las entidades financieras españolas han ido estos años dejando lastre, o sea, realizando operaciones de digestión de activos inmobiliarios para venderlos. Incluso la Comisión europea facilitó la creación de un mercado secundario de reventa a nivel europeo. Sólo en el año 2017 se pusieron a la venta operaciones por valor de más de 200.000 millones de euros como denunciábamos en estas páginas. Operaciones que se saldaban con la aparición de nuevos actores con la famosa frase de «mi piso lo han vendido a un fondo buitre«, que ocultaba el enriquecimiento legal pero ilícito y la vulneración de derechos como el de retracto.

Otro de los peldaños necesarios de la expropiación financiera ha sido la titulización de las deudas. Las deudas son ilíquidas, tienen plazos, la titulización permite a entidades financieras y grandes empresas crear títulos-valor con esa deuda, lo que las vuelve líquidas al venderla a inversores. La titulización ha sido como un comodín cuadrando los balances bancarios o como colateral de la trama confiscatoria con el BCE. O sea, dentro de las reglas contables bancarias del EuroSistema, como las de los trileros (el negocio bancario siempre está en quiebra técnica), la titulización igual servía para sacar de balance las deudas, para recuperarlas como colateral en operaciones con el BCE o del mercado de repos o para finalmente desde el 2015 vender la morralla al BCE y tener dinero fresco para comprar el mundo entero. Es la famosa flexibilización cuantitativa – QE- que se vendió con el peregrino argumento, ¡da risa!, de que se trataba de dar más créditos a la economía y a las familias que estaban con deudas hasta el cuello. Así lo vendieron los medios de comunicación pero realmente la titulización era como la bola del trilero que aparecía aquí o allí.

Desconocemos los mecanismos exactos por los que el dinero de las diferentes operaciones del sistema de banca central de la Reserva Federal o el BCE llegaba desde los balances de la banca o de las multinacionales agraciadas hasta los paraísos fiscales en manos de sociedades de capital riesgo, hedge fund, la llamada banca en la sombra. Tampoco la técnica tiene importancia para el relato que hoy estamos haciendo sino sus resultados.

La cuestión que queremos relatar aquí es que la aparición por arte de magia, ¡mira que casualidad!, a gran escala de los famosos fondos buitre comprándolo todo a los 4 grandes bancos españoles que han quedado del naufragio bancario tiene lugar desde EE.UU donde, ¡zasca!, la Reserva Federal llevaba 2 años comprando deuda, o sea, cebando con dinero fresco las cañerías de los circuitos financieros hasta los accionistas de los Edge Fund como Blackstone, Cerberus. Ya en el 2017 con la QE del BCE a toda máquina otros europeos como Axactor, Intrum, etc entran en la compra o gestión de paquetes de activos inmobiliarios de la banca española o de la Sareb que venden a bajo coste de miles de viviendas que previamente ya habían sido pagadas por hogares que aún así hoy aún deben las deudas y se las ven con gestores sin escrúpulos como Anticipa, Divarian u otros más pequeños como MGArta Buildings o Talisman Capital.

Repetimos, las compras masivas de los activos inmobiliarios españoles es una expropiación de riqueza, su transferencia a las élites globales con los intereses al resguardo en paraísos fiscales, con la connivencia de la banca central, la banca privada, las grandes familias del deep state español, las puertas giratorias y sus mayordomos, los señores diputados, legislando para que todo fluyera sin disgustos aderezado con unos medios de comunicación en manos de esas élites que mantienen anestesiada a la ciudadanía que no ve lo que tiene delante semejando la alegoría de la caverna de Platón.

La digestión de la crisis inmobiliaria española de miles de hogares se manifiesta pues en una compleja trama de asignación de activos inmobiliarios, expropiación financiera, su ocultación en paraísos fiscales a través de la venta de paquetes de activos por la banca y la Sareb, saneados con dinero público del FROB, a fondos de capital riesgo que tienen acciones cruzadas entre bancos españoles y esos mismos fondos, para encubrir el expolio en los paraísos fiscales. Para aún dejarlo más claro que el agua, el BCE o la Reserva Federal, dándole a la máquina de imprimir dinero – QE-, regala miles de millones a las élites para comprar el mundo entero con dinero de curso legal.

¡Pero también era posible una QE del pueblo! lo planteó Obama antes de salvar a los bancos. Si el Banco Central Europeo hubiera hecho una QE para los Estados en 2007 –monetizar la deuda– estos hubieran usado ese dinero para presentarse en los juzgados para quedarse con las viviendas de los deudores y pagar las deudas asumidas del FROB. La Banca privada hubiera cobrado igualmente sus deudas y se hubiera dejado a los hogares en sus viviendas con derecho de uso indefinido o creando con el resto un parque público de vivienda social. Pero en esto hay un detalle más al que prestar atención. La QE del pueblo hubiera permitido que el déficit y la deuda pública española no se dispararan desde los 300.000 hasta más de un billón en este decenio de crisis. Ese dinero se hubiera gastado en políticas sociales – más de medio billón en 10 años- y los bancos hubieran cobrado igualmente cuadrando la contabilidad creativa de sus balances quebrados. Con la máquina de imprimir dinero por lo tanto podemos hacer lo que queramos y todos contentos. ¿Dinero positivo o Teoría Monetaria Moderna?

Ahora vamos a hablar claro. A las élites financieras esa contabilidad creativa sólo les interesa si sirve para expropiar la riqueza de los hogares y de los países, lo que vale de verdad: expropiar empresas, sectores productivos enteros, las viviendas, los servicios, las infraestructuras, lo que tiene valor de verdad producido por trabajo humano. Expropiar para privatizar y a través de la deuda convertir estados, comunidades políticas y ciudadanía en esclavos endeudados. No podemos alargar más esta discusión hoy. En el pasado, en el siglo XX, cuando aún había lucha de clases a la solución final le llamaban expropiación sin indemnización.

Antes de terminar este capítulo no dejamos en el tintero que en todo esta compleja digestión inmobiliaria las compras de viviendas como inversión -activo- se ha hecho en más del 80% por personas físicas como ha certificado el Colegio de Registradores más de una vez. Es el capitalismo popular que se necesita para tener una base social sobre la que sustentar el poder. O sea, la ola especulativa la inician los bancos centrales con los hegde funds como instrumento pero luego se suben a la ola especulativa hasta el emprendedor pátrio más tonto.

No todos los activos expropiados van a la venta ni todos son viviendas (hay muchos hoteles, parkings, oficinas, etc..). Una parte de las viviendas irán al mercado de alquiler aprovechando que la LAU ha convertido el mercado de alquiler en una selva donde sobreviven los hogares destruidos por la crisis, con unas condiciones jurídicas decantadas totalmente a favor de la propiedad aderezadas con unas ventajas fiscales sin precedentes que suponen un boquete en las arcas públicas insondable. Un paraíso fiscal de los arrendadores que ha supuesto una elusión fiscal superior a los 100.000 millones en la última década de la que nadie habla, silencio sepulcral, en el que algunos se conforman sólo con denunciar a las SOCIMIS que son la parte más pequeña del pastel para evitar destapar la dimensión del fraude legal e injusto socialmente. De hecho, el BCE ha comprado deuda corporativa titulizada- obligaciones- de la SOCIMI Merlín Properties participada por el Santander.

¿Expulsar a Divarian?

Divarian, antigua Anida – despojos de la debacle inmobiliaria- del BBVA vendida en un 80% al hedge fund Cerberus, es un servicer de Cerberus-BBVA. Es el chico de los recados. Divarian es una pieza, caza menor, dentro del puzzle de la digestión de los activos inmobiliarios de BBVA y de los activos de los diversos bancos que ha absorbido Cerberus igualmente este decenio. Cerberus actúa en España desde Amsterdam (Holanda es considerada un paraíso fiscal por las ONG) como Cerberus Global Investments BV que es apoderado de Promontoria Manzana SL y otras muchas sociedades que mantiene relacionadas con las compras de activos realizadas. Cerberus está reorganizando su negocio en nuestro país entre las empresas que revenderá y otros miles de activos que quiere continuar gestionando. En este puzzle Haya Real State – y la filial Haya Titulización– ha absorbido o está a punto de absorber a Divarian, pero a la vez estas están a la venta. Venta por la que se han interesado otros fondos de inversión internacionales que si una cosa les sobra es dinero. Las noticias en la red del tema son fácilmente conocidas.

En este puzzle encajan lo que hemos cualificado como trama de expropiación de riqueza, de su transferencia a las élites globales con los intereses al resguardo en paraísos fiscales, con la connivencia de la banca central, la banca privada, las grandes familias del deep state español, la Monarquía y sus mayordomos, los señores diputados. Basta leer la noticía de El Confidencial: Cerberus y BBVA fichan a Konstantin Sajonia para su inmobiliaria y este banquero se responsabilizará de la venta de inmuebles valorados en 13.000 millones que Cerberus compró a BBVA en 2018. El día a día estará en manos de Haya Real Estate.

Los personajes de la noticia no dejan lugar a dudas sobre la profundidad de los lazos cosanguineos entre realeza, banca, hedge funds y política:  Konstantin Sajonia-Coburgo de la monarquía búlgara y padrino de la Infanta Sofia con gran amistad con Felipe VI, Rothschild, Santander Investment Securities, Francisco Sancha (Popular), Isabel Goiri Lartegui (directiva BBVA), Alfonso Cárcamo (ex-directivo del FROB), Carlos Abad (Prisa) y Enrique Dancausa ( familia Dancausa: Falange, PP, delegados de Gobierno, Madrid, etc). Todo un carrusel de la flor y nata de la alta sociedad.

Y en este contexto toma relevancia el caso penal abierto de los pagos al Comisario Villarejo por el BBVA para espiar a los adversarios usando un subsistema policial subversivo como indica el juez Ramiro García de Dios. La cúpula nueva del BBVA intenta desligarse usando un informe de Pricewaterhousecoopers que ha sido llamada por el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, ¡todo apunta al deep state!, pero es gracioso que quién emite la auditoría forma parte del Consejo de Administración de Promontoria Manzana SL, por lo que es testigo y parte en el asunto, ¡se permite reir!

Todo indica que Divarian integrada en Haya Real State que va a ser vendida a su vez por Cerberus en una operación de desinversión que tiene mucho que ver con la dificultad de este para renovar el contrato con la Sareb para gestionar una parte del patrimonio del banco malo español que sólo tiene pérdidas públicas pero da beneficios privados a las gestoras asociadas como Divarian o Haya Real State. Y junto a Divarian no son muy distintos otros muchos casos como los del hedge fund Blackstone cuya sede se encuentra incrustada en la que fue la sede de la poderosísima Catalunya Caixa

Después de todo lo explicado deberíamos ser muy cautos a la hora de decir a qué especulador debemos expulsar porqué puede ser que la empresa ya no exista. Pero además el término expulsar a los especuladores se debería concretar si la hacemos efectiva del registro de la propiedad, del país o de dónde, porque en caso contrario puede quedar como una bravucada en una algarada callejera de las que hacemos y poca cosa más.

La expulsión del negocio de Cerberus o Blackstone tendría enormes repercusiones viendo la lista de intereses cruzados incluso a nivel de aliados internacionales especialmente Estados Unidos. Recientemente el presidente del gobierno español estuvo en New York y departió en una reunión privada con los capos de Wall Street especialmente Kenneth Caplan, el jefe inmobiliario mundial del fondo Blackstone.

La expulsión de los negocios inmobiliarios de los grandes especuladores exige un plan político de quién lo hará, qué mayorías parlamentarias, qué leyes y herramientas jurídicas se inventan o se usan, y que discurso se emplea ante la evidente complejidad del asunto. Se puede suponer que todo el mundo entiende que hablamos de cosas serias con derivadas en las estrategias financieras de los bancos centrales y los recursos para construir un parque público de vivienda.

ante un enemigo poderoso vociferar su expulsión de nuestros barrios y a continuación pedir una negociación colectiva resulta cuando menos contradictorio.

… y pedir una negociación colectiva con Divarian?

El movimiento social de vivienda no tiene hoy un acuerdo consolidado en los objetivos y en la complejidad expresada en los puntos anteriores y esa es una debilidad que podemos trampear con la movilización ciudadana desde donde construir el discurso homogéneo que nos falta. Nosotros entendimos que ese era el objetivo del Congres d’Habitatge. La movilización siempre es buena pero tiene sus límites y es que ante un enemigo poderoso vociferar su expulsión de nuestros barrios y a continuación pedir una negociación colectiva resulta cuando menos contradictorio. Una negociación colectiva significa reconocer a la otra parte, legitimarla, con todas sus consecuencias y el que la pide debe tener esa capacidad de representación y que la otra parte quiera reconocerla eso es lo que dice el Estatuto de los Trabajadores si se quiere buscar una semejanza. ¿Somos conscientes que la legitimación de la negociación colectiva con los hedge funds –fondo buitre – està legitimando la expropiación financiera de las viviendas de nuestro país?

Intentar imponer con una movilización una negociación colectiva con un fondo buitre – Divarian – no es sólo legitimarlo, sino que deja al margen la responsabilidad de la administración y de los partidos del Congreso en el expolio financiero en este país desde el 2007. Complica su desenmascaramiento. ¿Podemos llamar al ladrón, ¡ladrón!, para luego negociar con el ladrón?

Los sindicatos de inquilinos que proliferan hoy por doquier por todo el país deberían tomar nota del asunto. Una buena parte de las negociaciones colectivas se hacen sobre viviendas que o han sido expropiadas financieramente a sus antiguos moradores o bien han sido amortizadas varias veces a lo largo de su vida útil. ¿es posible hacer tabla rasa? ¿cuantas veces hay que pagarlas y que sus rentistas vivan sin trabajar?

Por lo tanto, estamos dispuestos a discutirlo todo pero el camino lo determinan los fines de lo que queremos conseguir. El fin determina el camino. Veamos el camino de la legitimación de Divarian, Haya Real State, Cerberus, Talisman Capital, MGArta Buildings o Anticipa-Blackstone-BBVA y una negociación colectiva con ellos:

  1. Después de todo lo escrito en este documento no podemos renunciar a explicar a la opinión pública los tejemanejes financieros para concluir en la necesidad de la expropiación de las propiedades de estos fondos de inversión conseguida de manera ilícita con ayuda del sistema de banca central.
  2. La expropiación de las viviendas de los fondos de inversión, de la banca, de la Sareb, es un paso para conseguir UN PARQUE PÚBLICO DE ALQUILER y resarcir el uso de miles de viviendas a las familias que las perdieron estos años con procesos hipotecarios injustos.
  3. ¡Y estaríamos dispuestos a discutir una QE para el pueblo!. Que nos regalen 30 o 40 mil euros y que cada cual se la apañe con su fondo buitre.
  4. Negamos el derecho de la propiedad a amortizar indefinidamente sus viviendas y edificios que hemos pagado con creces con nuestras rentas como inquilinos.
  5. No renunciamos a la movilización para cambiar las leyes que dentro del marco legal actual favorecen a la propiedad especialmente la derogación de la LAU por una ley del alquiler social relacionada con las normas tributarias. Con ello evitaremos la judicialización del derecho a la vivienda que siempre nos es desfavorable.
  6. No queremos que los presupuestos de las administraciones subvencionen los alquileres abusivos de la propiedad. Nuestros impuestos son necesarios para los servicios esenciales de la ciudadanía como sanidad, vivienda pública, educación, transportes…
  7. Exigimos la responsabilidad de las Administraciones en defender a la ciudadanía del abuso de la propiedad usando los cauces propios de los ayuntamientos de Distrito, de ciudad o pueblo, a discutir de la responsabilidad de los Servicios Sociales y las Oficinas de Vivienda y del papel de la policía en los desahucios.
  8. Las administraciones deben ser parte en las negociaciones con la propiedad porqué no queremos ni podemos substituir al aparato administrativo de nuestro municipio para que nos beneficie a nosotros y no a la propiedad.
  9. Los hogares afectados por la violencia estructural en nuestros barrios y ciudades no son una fábrica cerrada donde están todos concentrados para realizar una negociación colectiva y son muy discutibles las estructuras de negociación con la propiedad pues las experiencias anteriores, donde alguna organización se auto-atribuía la representación de todo y algunos negociadores arrimaban demasiado el ascua a su sardina, no son ejemplarizantes. ¿quién se otorga la representación, la legitimidad de los colectivos y de los hogares en esa negociación colectiva? Creemos que se deben respetar las organizaciones que hemos creado en cada territorio.
  10. por último, la negociación colectiva sobre que presupuestos se hace: ¿sobre lo aprobado en el Congreso de Vivienda, aceptando incrementos no abusivos del alquiler o vamos a pedir contratos indefinidos ligados a la renta familiar disponible o devolviendo las viviendas expropiadas a los deudores que fueron desahuciados?

Estamos dispuestos a la movilización. De hecho hemos pedido en nuestros distritos el uso de las Taules d’Habitatge esporádicas para sentarnos a negociar con bancos o grandes propietarios los conflictos con las familias que representamos y vamos a usar las Audiencias Públicas y los Plenarios para denunciar los incumplimientos de la Administración. Hemos iniciado una campaña vecinal para sentar a negociar al fondo buitre MG Artà Buildings y a los que haga falta. Y nos vamos a apoyar en el movimiento vecinal uniendo la lucha por una vivienda pública y que las reivindicaciones urbanísticas favorezcan a nuestra gente.

Las experiencias de la lucha de los bloques de viviendas ha sido muy positiva pues de hecho nosotros la iniciamos junto a la FAVB en el 2013 con los cuatro bloques de viviendas para jóvenes 10HJ de Barcelona que privatizó el Consell Comarcal del Barcelonés a favor de Colón Viviendas del grupo Azora. Pero esas experiencias de los bloques no son exportables a todas las problemáticas de vivienda que hoy nos acucian en los barrios y pueblos. Un ejemplo son los miles de hogares cuyas viviendas fueron subastadas por bancos en procesos de ejecución totalmente irregulares para ser vendidas en paquetes a fondos de inversión y esos hogares se encuentran en moratoria de desahucio que acaba este 20 de mayo del 2013. Entre ellos habrá unos centenares en manos del BBVA-Cerberus o Blackstone-BBVA y otros. Queremos que recuperen la propiedad de la vivienda que tanto les costó, no queremos que se conviertan en inquilinos de DIvarian-Haya Real State- Cerberus.

salva torres, activista de la Asociación por el Alquiler Público y Asequible-500×20

11 de febrero del 2020


Notas:

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies