Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados

Mucho tendrían que cambiar las cosas para conseguir reformas en favor del derecho a la vivienda y de la gente. Porque muchas cosas necesarias para ello se hacen mal o lo que es peor, simplemente no se hacen. Uno ejemplo de esto, es luchar, no se lucha en absoluto para conseguir reformas que permitan que el derecho a la vivienda sea real. ¿Cómo se van a conseguir esas reformas si no se lucha por ellas?

Así, que al hablar de estos temas es difícil seleccionar el tema de que hablar, porque hay muchos y muy importantes. Desgraciadamente, hay que elegir uno, porque no sobra tiempo y no se pueden tocar todos. Ya veis que no me prodigo mucho a la hora de escribir por esa falta de tiempo.

Yo lo tengo claro, el tema más importante de todos los temas importantes, es desenmascarar a la PAH y descubrirle a la gente que no es más que una quinta columna de la Banca entre la gente.  Porque mientras haya gente que confíe en ellos, esta gente seguirá apartada de la lucha por la vivienda y favoreciendo a los intereses de la Banca y perjudicándose a sí mismo y perjudicando a la gente. Y aunque hay mucha gente que se ha desengañando de la PAH y descubierto por sí misma sus verdaderos propósitos, sigue siendo una minoría, la mayoría sigue percibiendo a la pah como el adalid de la lucha por el derecho a la vivienda y como protectora de los desvalidos. La gente tiene que descubrir la realidad, porque si no estamos perdidos, una vez más la Banca ganará, gracias a la inteligente estrategia de haber creado a la PAH y con ella dirigir a todas las víctimas de su estafa hacia el conformismo y la resignación, al aceptar precisamente que la Banca siempre gana.

Por ello, en esta entrada la dedicaré a comentar las respuestas contrarias a mi anterior entrada El TJUE le propina el enésimo varapalo a la PAH. No comentaré las que son favorables a mi entrada y seguiré el orden cronológico inverso, desde la más moderna hasta la más antigua.

Javier Brezmes dice que después de tres años en la PAH ahora se entera que está compinchada con la PAH. Pues bien más vale tarde que nunca. Y tampoco es extraño que hayas tardado tres años. Este  tipo de organizaciones se crean con el propósito que nadie se percate de sus verdaderas intenciones. El diablo se esconde detrás de la cruz, dice la sabiduría popular y la verdad es que sabe esconderse muy bien, porque de eso depende que no le descubran. Alegrate de haber tardado solo tres años en descubrirlo porque otros no lo descubrirán nunca y a otros les pondrán las evidencias en sus narices y aún así lo negarán. Yo mismo he colaborado con la PAH durante cuatro años y tardé dos años en en empezar a sospechar de sus verdaderos propósitos. Aunque siempre supe que la dación en pago era contraria al derecho a la vivienda y a los intereses de la gente, ¿cómo se puede decir que renunciar a la vivienda es luchar por el derecho a la vivienda? no se me ocurrió que tras esta reivindicación hubiera mala fe sino torpeza, consideraba que era un ejemplo más del principio de Hanlon.

En tu respuesta te preguntas, cuántas veces ha peleado la PAH en la calle y en los juzgados por el tema de la cláusulas abusivas dejando de la lado lo de la dación en pago y el alquiler social. Yo también me lo pregunto. ¡¿Cuántas veces ha hecho eso la PAH?! Que yo sepa ninguna. Las cláusulas abusivas han sido para la PAH un escollo, que ha sabido manejar bien para que la gente no se desviase de la dación en pago. Por eso mismo, a los propios abogados que colaborábamos con la PAH y a los que aún colaboran  los mantienen en el ostracismo o directamente les combate en una guerra secreta y sucia, porque no da buena imagen, para impedir que desvíen a la gente de la dación en pago, que no les metan en la cabeza la idea que deben luchar por conservar su vivienda.

Pero tu pregunta debería ser esta otra, ¿por qué la PAH se empeña en la dación en pago? ¿por qué la PAH se empeña en que la gente se quede sin casa? ¿por qué la PAH se empeña en que las casas se las quede la Banca para que después esta la venda a inmobiliarias buitre para que con ellas puedan explotar a la gente con alquileres desorbitados?

Por último dices que mi entrada no es crítica sino veneno. Pues bien, intenta serlo, no sé si lo consigo, porque mi objetivo es acabar con ese instrumento de la Banca que es la PAH.

Fran60 dice que este tipo de afirmaciones provienen de unos amargados. Me llama la atención que coincides con el argumento que machaconamente emplea ese profesional de la mentira que es Carlos Macías, el actual portavoz de la PAH, que ante las críticas o ataques contra la PAH siempre responde con la misma cantinela que provienen de amargados y resentidos por haber sido expulsados de la PAH.  Ambos deberías preguntaros, ¿por qué la PAH expulsa a tanta gente de sus filas? ¿Por qué tanta gente está resentida con la PAH? ¿Por qué tanta gente sale amargada de la PAH? Una organización que expulsa, amarga y resiente a tanta gente no merece confianza.

Acaba diciendo, flaco servicio a los afectados. Flaco servicio es convencer que regalen sus casas a la Banca con la dación en pago quedándose en la calle. Flaco servicio sería no advertirles del peligro que supone seguir los consejos de la PAH que no olvides que sirve a los intereses de la Banca porque fue creada por la Banca.

Daniel Estébanez dice que es un artículo que no se ajusta a la realidad porque se olvida de los acontecimientos cronológicos para después parar a explicarlos. Con la segunda parte en la explica esos hechos estoy de acuerdo, con la primera en la que afirmar sin argumentar que el artículo no se ajusta a la realidad evidentemente no estoy de acuerdo.

Él no menciona, quizás porque lo desconozca que en el año 2007 ya se sabía que la gente podía conservar las viviendas porque tenía el medio para impedir que la Banca que se la arrebatase y desde luego no tenía que ofrecerles la casa mediante la dación en pago para que les perdonaran la deuda remanente. A la PAH que nace dos años después en 2009, en ningún momento se le ocurre emplear este arma definitiva de defensa para lograr que la gente conserve su vivienda, por la sencilla razón que la PAH fue creada por la Banca precisamente para desviar la atención de la gente de ese arma y conducir a la gente hacia la falsa reivindicación de la dación en pago, que insisto una vez más, no es más que quitarle las casas a la gente para dárselas a la Banca.

Gladys insiste en atribuir las críticas y los ataques a la PAH a personas resentidas, amargadas y expulsadas de la PAH. Esto ya lo he contestado antes. También dice que estas críticas solo calarán en personas que no están empoderadas. ¿Están empoderadas las personas a las que la PAH lava el cerebro para acepten regalar su casa a la Banca? ¿Esta empoderados quienes no saben que pueden conservar su vivienda o más bien están desinformados? También dice que la bandera de la PAH es la solidaridad, la gratuitad y sin engaños. En eso tiene razón, eso forma parte de la bandera de la PAH. Por desgracia solo forma parte de su bandera, no de su práctica. No olvidéis que ya lo dice la sabiduría popular que el diablo se esconde detrás de la cruz. Para engañar a la gente y llevar al huerto, hay que esforzarse en aparentar la mejor de las intenciones. Y eso la PAH lo hace bastante bien. Para acabar reclama que no se saquen más artículos como este que hunden a la gente y que nos pongamos a trabajar. Pues eso hacemos, trabajar entre otras cosas en desenmascarar a ese troyano de la Banca que es la PAH. Porque mientras la gente no tenga claro que trabaja para la Banca, o siga con la política del avestruz de no querer afrontar la realidad, la PAH las seguirá manipulando y desviando del objetivo de conservar las viviendas.

Joan dice que las afirmaciones del artículo son falsas en su mayoría, pero a continuación se contradice y afirmar que la propia gente de la PAH no duda que hay cierto compinchamiento entre la élite de la PAH incluida Ada Colau y la Banca. Entonces en realidad estamos de acuerdo, porque mis comentarios se refieren a los que dirigen la PAH y no a las bases.

Con esto acaba la entrada de hoy sobre el que por desgracia habrá que volver a insistir, porque ya se sabe que mala hierba nunca muere y no hay peor hierba que la esta secta creada por la Banca que es la PAH.

Ojalá pronto podamos dejar de hablar de ella porque sea ya un mal superado y podamos hablar de lo que tenemos que hacer para garantizar el derecho a la vivienda, pues para ello hay mucho de que hablar y más que obrar.

JOSÉ ÁNGEL GALLEGOS (abogado)

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies