Alquiler público, alquiler social, alquiler solidario, alquiler asequible

Los bancos hacen negocio con la perversión de las palabras y sus políticos las usan para legitimarlas socialmente.

RESCATANDO EL SIGNIFICADO DE LAS PALABRAS

  • Vivienda de alquiler público. Los políticos y las web de los gobiernos casi ni las citan quieren borrar la palabra de la memoria colectiva. Es aquel parque de alquiler de titularidad pública que tiene unas rentas ajustadas a las salarios de las familias. En España a diferencia de Europa casi no existe ese alquiler. ¡así nos va!
  • Vivienda social. Es la palabra preferida de los políticos compinchados con los banqueros. Es aquella gestionada y pagada con fondos públicos pero su titularidad y las ganancias son privadas. Poquísimas pero más que las de titularidad pública.
  • Vivienda Asequible. Es aquella que no puede superar el 20% de la renta disponible.
  • Vivienda solidaria. Las viviendas de La Caixa para familias pobres que se lo agradecerán siempre abriendo la cuenta en la oficina.

alquiler solidario de la Caixael alquiler solidario y asequible de La Caixa

El último invento del alquiler solidario de La Caixa abre todo un debate sobre la perversión de los significados. La Caixa catalana ha recibido un alud de solicitudes en toda España para poco más de 3000 pisos nuevos a precios de alquiler entre 85 y 150 euros, además de otras muchas ventajas. Todo dirigido a familias con rentas entre 6000  a 18000 euros anuales brutos. ! Toda una obra social de banqueros expertos !

Nadie puede negar el golpe de efecto y menos las familias necesitadas que han recibido esos pisos. Las podemos ver en vídeo que agradecen a La Caixa el favor que les han hecho.

Pero no nos dejemos engañar.

NINGÚN BANQUERO REGALA NADA…

La mayoría de los pisos no superan los 50 metros cuadrados. Ese perfil de piso nunca corresponderá a familias que el banco considera solventes. Dicho de otra manera, no hubiera podido venderlas ni alquilarlas a precios de mercado o del llamado alquiler social (un poco más baratas que de renta libre). Muchas son edificios de construcción nueva o no acabada producto de daciones en pago de constructoras que quebraron. Otras viviendas son resultado de daciones en pago de particulares que entregaron las llaves a cambio de la deuda y se quedaron sin piso, claro.

Con este alquiler solidario La Caixa evita el deterioro de los edificios y que se le llenen de ocupaciones ilegales que es lo que pasa en los últimos años y encima se ganan unos dinerillos con los ni-mileuristas y, suma y sigue, las subvenciones a la Fundación por hacer el  bien.

La Caixa también ofrece alquiler social para jóvenes en construcción propia como las de la calle Pallars 350 de Barcelona. Todas pertenecen a FOMENTO INMOBILIARIO ASEQUIBLE S.A.U., empresa de la Obra Social de La Caixa. Las obras sociales y las Fundaciones como se sabe conllevan múltiples ventajas fiscales y subvenciones de todo tipo por hacer el bien.
Muchos de los sorteos se realizan con el beneplácito del Ayuntamiento de turno que publica los resultados en sus webs. Una maraña donde no se distingue nunca el negocio privado, la subvención a fondo perdido y lo “público” que podría ser escudriñado por el ciudadano. Una buena manera de fundirlo todo para que el ciudadano no distinga si La Caixa es el Estado mismo o es otra cosa.

Una buena manera de fundirlo todo para que el ciudadano no distinga si La Caixa es el Estado mismo o es otra cosa.

Las viviendas llamadas sociales de alquiler de nueva construcción tienen toda clase de ventajas con subvenciones de la Administración que pueden llegar a cubrir hasta el 40% del coste de edificación y suelo (mira nuestro post sobre este asunto). Otras veces el suelo es cesión del Ayuntamiento en turbias permutas con las Administraciones locales y unos pocos pisos de alquiler que tapan bocas y dividen el movimiento vecinal. Muchas otras veces es la misma Administración que carga con todos los gastos de la gestión de contratos de alquiler, buscar los inquilinos, seguros de impago, y gastos de la Finca. Es la faena de la Sociedad Pública de Alquiler-SPA (que será liquidada después de perder 40 millones de euros) o de las Oficinas de Vivienda de los ayuntamientos.

En resumidas cuentas, la vivienda de este tipo acaba siendo un regalo, una limosna, una suerte que te toca en el sorteo pero nunca un derecho constitucional exigible a la Administración.

image_pdfimage_print

2 comentarios en “Alquiler público, alquiler social, alquiler solidario, alquiler asequible

  1. Soy un simple ciudadano indignado cabreado y un sinfin de piropos descalificativos para todo lo que esta pasando,no mextraña en absoluto lo que esta pasando ni me sorprende.Es muy sencillo entramos en el euro sin estar preparaados seguimos sin estar preparados economicamente y nuestro precio sera por segjuir en el euro enpobrecer a toda la sociedad en general por seguir el camino en el que estamos.
    >Tengo 51 años y jamas pense que viviria lo que estoy viendo una sociedad muy aborregada y que no sabe defenderse en general contra la clase politica es mejor mirar el balon pied como dicen algunos y una clase politica de unos y de otros que no hacen más que mofarse del ciudadano sistematicamente.
    En nuestra sociedad hay 5 grandes culpables de todo la sociedad por creerselo todo con patatas,la clase politica por mala fe,la banca por aprovecharse de la situación,los medios de comunicación por mentir en general y la justicia que esta tan corompida como la clase politica alguien da más.un servidor guy

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies