30N- De la guerra a Cerberus, la negociación colectiva y la mesa de paz social con Divarian Propiedad

El pasado mes de noviembre del 2019 se celebró en Barcelona el llamado Primer Congrés de l’Habitatge de Catalunya que congregó decenas de activistas del derecho a la vivienda de casi toda la geografía pero especialmente del área metropolitana de la capital catalana. Un esfuerzo enorme que tuvo sus resultados. Por correo electrónico el 15 de junio del 2020 el grupo Motor del Congrés se despedía enviando las ponencias aprobadas los días 16 y 17 de noviembre del 2019. Todo el mundo acordamos que el esfuerzo realizado fue imponente.

Las ponencias del Congreso se iniciaron con una introducción de análisis de coyunturaque no era posible modificar – que sufría numerosas deficiencias estructurales en la comprensión sobre todo de la función del BCE y la banca privada en la generación de burbujas especulativas fruto del crédito barato y del papel de la sociedad de los propietarios iniciada en el franquismo que moduló durante décadas el titanic inmobiliario español.

Otra ponencia trató de resumir un programa de vivienda que no resolvió la dificultad de aunar las diferentes líneas estratégicas que convivían en el mar de sensibilidades del activismo reunido entorno del Congreso. La repetición de demandas o consignas mostraba la dificultad de la tarea y el valor distinto que cada colectivo u organización daba a cada una de ellas. Incluso la aprobación unánime de ese programa de vivienda, los fines por los que se iba a luchar, tampoco tenía un peso determinante en las prioridades del Grupo Motor pues el mismo análisis de coyuntura determinaba que lo prioritario eran la organización y la acción colectiva:

El terreno de juego hoy en día se determinará en función de si somos capaces de traducir el instinto de supervivencia de la gente, frente a la permanencia o el empeoramiento de la crisis, en organización y acción colectiva y no en un sálvese-quien-pueda de soluciones individuales, más o menos desesperadas. Eso pretende el movimiento de lucha ….

Es en ese sentido, que la ponencia estratégica: «Pasar a la Ofensiva«, se convierte de facto en el eje vertebrador del Congrés no sólo porqué ocupa gran parte del documento sino porqué luego esa ofensiva se acabó concretando en la única campaña que estaba escrita de manera predeterminada para pasar a la ofensiva: TODO EL MOVIMIENTO CONTRA DIVARIAN – CERBERUS – BBVA. Hubo un ejercicio participativo formal de presentación de posibles campañas pero la escrita arrasó quedando marginadas otras que podrían haber sido igual de interesantes.

Los ejes de la guerra a Cerberus- Divarian

Del contenido de esa ponencia aprobada en el Congreso podemos destacar:

El entramado DIVARIAN-CERBERUS-BBVA representa el sufrimiento de nuestra gente, la expulsión de miles de familias de sus casas y por eso hemos decidido señalarlo como enemigo. Queremos hacer de la lucha I CONGRÉS D’HABITATGE DE CATALUNYA contra este gran propietario un conflicto de país…

Por esa razón, debemos tener muy claro cuales son los objetivos de fondo de esta campaña: por un lado, queremos recuperar para su uso social todos los hogares que DIVARIAN ha arrebatado a nuestras familias …

Por otro lado, queremos expulsar a DIVARIAN de Cataluña, para que este fondo buitre no pueda seguir actuando en nuestra casa, haciendo negocio con una necesidad tan básica como la vivienda y que su expulsión sirva de aviso a todo aquel que esté especulando con la vivienda…..

Esta campaña conjunta debe servirnos como movimiento, para cuando haya pasado el Congreso, seguir cohesionándonos y fortaleciéndonos conjuntamente. Debe ser una campaña en la que podamos desplegar toda la diversidad de herramientas de las que disponemos ……

nos tiene que servir para ver la potencialidad de nuestro movimiento, darnos cuenta de que no hay nada imposible para nosotras…….

Pero una de las cosas más llamativas y donde más esfuerzos realiza la campaña es la estética y la puesta a punto muy cuidada propia de una época donde la imagen tiene más peso que las ideas y las propuestas.

La estética de toda la campaña contra Cerberus – eje del Congrés d’Habitatge – es una estética de guerra, mezclando el fuego, el humo de las fiestas populares catalanas como el correfocs, el color rojizo de los monos de los activistas en las acciones que muestra poder, determinación etc… que sugiere otras conocidas como el verde del si se puede de la crisis hipotecaria.

Además llama poderosamente la atención en como poco a poco el Congreso de l’Habitatge de Catalunya se transmuta en el Moviment per l’Habitatge de Catalunya intentando tener la representación y la legitimidad de todos los colectivos diversos que convivimos en la galaxia VIVIENDA. Y en eso, la estética cuidada que destila una buena escuela comunicativa intenta asociar esa estética al Moviment como el verde lo fue de las Plataformas.

La Comisión de la Guerra a Cerberus constituida a tal efecto desde hace un año en el Congreso publicó recientemente los objetivos políticos y las acciones que se concretan principalmente en :

      • Objetivos políticos y Demandas

        • Un convenio colectivo regulador entre el Movimiento y Cerberus.
        • Conseguir un interlocutor de Cerberus.
        • Cohesionar las prácticas sindicales del Movimiento por la Vivienda.
        • Aplicación a sus propiedades de los decretos 24/2015 y 11/2020 de Regulación de los alquileres (de medidas urgentes en materia de contención de rentas en los contratos de arrendamiento de vivienda)
        • Expropiación de todas sus propiedades.
      • Acciones
        • Elevar a escala más amplia la organización de inquilinas de Cerberus.
        • Parar los desahucios con la estética de la Campaña.
        • Recuperación de los inmuebles ocupándolos.
        • Acciones de a Cerberus

¡DESBANCAREMOS A LA BESTIA!

¿Una estética de guerra contra Cerberus sólo para una negociación colectiva y la legitimación de los especuladores?

Ahora bien, acercando el foco a la Campaña de la Guerra a Cerberus-Divarian el peso mediático y estético de las acciones aplasta e invisibiliza los objetivos políticos y las Demandas que se reclaman a la contraparte – Cerberus.

Ahí es donde surge una contradicción evidente entre los diseños y acciones muy radicales que contrastan sobremanera con los objetivos políticos muy conciliadores que se plantean.

En otras palabras, la Campaña a pesar de todo el teatro que desarrolla legitima a Cerberus- Divarian – BBVA al pedir la interlocución y un pacto formal en forma de convenio colectivo regulador entre el FONDO BUITRE y el MOVIMENT que permitan la paz social. Pues si hay un convenio colectivo regulador, ¿convendrán en que habrá paz social con CERBERUS o NO?

Es legitimo negociar pero como hemos explicado en otros documentos vociferar ante un enemigo poderoso su expulsión de nuestros barrios y a continuación pedir una negociación colectiva resulta cuando menos contradictorio o curioso. ¿Somos conscientes que la legitimación de la negociación colectiva sindical con los hedge funds –fondo buitre – está legitimando la expropiación financiera de las viviendas de miles de familias de nuestro país desde el 2007?

De todas maneras, los servicios de vivienda de las administraciones autonómicas pero sobre todo locales – ayuntamientos- ofrecen servicios profesionales de mediación y acuerdo entre entidades financieras prestadoras de crédito con garantía hipotecaria y los «consumidores de esos préstamos» y los propietarios de viviendas con los «usuarios inquilinos y ocupas«. Estos servicios existen porque el Estado no garantiza el derecho a la vivienda en nuestro país y es la selva del mercado libre- a falta de leyes- donde dirimen esas necesidades humanas básicas. Si la #guerraACerberus quiere garantizar una interlocución y un pacto formal en forma de convenio colectivo quiere decir que creará estructuras nuevas formales para gestionar esos acuerdos – es imposible basarlo en el voluntariado– con Divarian. Sin eso, Divarian sabe que la #guerraACerberus es una algarada callejera con más o menos suerte mediática. Si hay estructuras formales de gestión con Divarian nos acercamos a las estructuras formales de los Tenant Unions y trabajadores profesionales pagados. ¿Pagados sólo con cuotas de los afectados o con ayudas del Estado o incluso del propio Divarian?. Y esa es otra discusión que nos adentra en prescindir de los servicios públicos, del Estado o en todo caso puentearlos con lo que renunciamos a las exigencias de leyes iguales para todos y lo determinamos entre acuerdos en contratos privados, que es lo que son los convenios colectivos de tipo laboral.

Hay demasiados claroscuros en el discurso del Moviment que intentan ser ocultados con estéticas radicales pero la contraparte, Cerberus-Divarian, cuyo presidente es el aristócrata Konstantin Sajonia Coburgo Gotha Gómez Acebo, padrino de la Infanta Sofía, conoce nuestras debilidades. Porqué entendemos que para sentarse a negociar en una mesa el Moviment debe legitimar al interlocutor que Divarian Propiedad elija (propietaria de las viviendas expropiadas).  Y hasta con aplomo negociar directamente con Konstantin sentándonos en una mesa con la realeza hispano-búlgara.

La Mesa de negociación colectiva sindical con Cerberus -Divarian.

¿Una estética de guerra contra Cerberus sólo para la paz social?

Una de las contradicciones que aprobó la ponencia estratégica: «Pasar a la Ofensiva» fue precisamente el trasladar el modelo de negociación colectiva sindical del Estatuto de los Trabajadores a la vivienda. No es un problema de negociar las cláusulas del contrato de alquiler que por supuesto hay que negociarlas. Es que la Ley de Arrendamiento Urbanos no permite que arrendador y inquilino pacten en igualdad de condiciones ni hay administraciones públicas- con contratos únicos – que vigilen los derechos de los inquilinos en la burbuja permanente del alquiler. Una cosa son derechos garantizados por leyes y otra lo que plantea la negociación colectiva sindical entre partes privadas de un contrato ¡Ahí está el quid de la cuestión!

La negociación colectiva sindical que necesita de interlocutores que representen a los inquilinos en las negociaciones está llena de vicios y peligros pues la contraparte, Divarian, puede corromper a los delegados sindicales pues si alguna cosa le sobra es dinero que lo obtiene gratis del Banco Central Europeo o de la Reserva federal. Nuestra entidad se mostró contraria a esta estrategia de negociación colectiva puesta de moda por algunas organizaciones en los últimos tiempos que deja sin responsabilidad política a las administraciones públicas y a los partidos del Congreso respecto de la violencia inmobiliaria que sacude a las clases populares en nuestro país.

La #GuerraACerberus aún va más lejos en su adaptación a las leyes de la Generalitat supeditando el convenio regulador con el fondo buitre Divarian a la ley 11/2020 de Regulación de los alquileres (de medidas urgentes en materia de contención de rentas en los contratos de arrendamiento de vivienda), una tímida ley que legaliza la burbuja inmobiliaria aunque partidos como la CUP o los Comunes la hayan votado con Junts per Catalunya. Incluso se están realizando formaciones del Moviment de l’Habitatge para explorar las herramientas legislativas aprobadas en el Parlament sobre «la contención del alquileres». El Moviment transita ya desde reventar la «burbuja inquilina» a «moderarla» con todo el arco parlamentario hasta la CUP.

Puesta a punto muy radical, un gasto enorme de energías para cazar un ratón.

Desde el Moviment per l’Habitatge hubiera sido más sencillo haber luchado con todas las estéticas radicales que se quieran por una Ley de Alquiler Social Obligatorio, ligada a una fiscalidad progresiva, que hubiera unificado los derechos de todos los inquilinos en el mercado libre de los arrendamientos, no sólo de Divarian, acabando con los privilegios fiscales de la patronal del alquiler en el IRPF y el Impuesto de Sociedades que produce un agujero fiscal de más de 10.000 millones anuales al Estado. Este programa está escrito en la ponencia final pero nadie se acuerda de él:

Nuestra entidad, Asociación por el Alquiler Público y Asequible – 500×20- presentó esa campaña – UNA LEY DE ALQUILER SOCIAL OBLIGATORIO- en las ponencias del Congreso pero quedó aparcada pues estaba predeterminada la de Cerberus. Esta otra posibilidad se aprobó en el Programa del Congreso -pág. 50- lo que demuestra que aquello que podía unificar todas las luchas era secundario. El Grupo Motor contactó con nuestra entidad y en una reunión en nuestra sede mostraron su interés en nuestras propuestas sobre las problemáticas del alquiler y hipotecas. Ahora entendemos que para algunos las ideas pueden ser secundarias cuando lo importante es hegemonizar «el Moviment».

 

El aristócrata Konstantin Sajonia Coburgo Gotha Gómez Acebo, presidente de Divarian, interlocutor con el Moviment de l’Habitatge

El BBVA expropia viviendas que son el negocio de Cerberus – Divarian – Sareb

Muchos de los tuits de la guerra contra Cerberus denuncian como BBVA y todos los bancos, que ha absorbido a lo largo de la concentración bancaria en España, se han quedado con las viviendas familiares en procesos de ejecución hipotecaria totalmente irregulares gracias a contratos llenos de cláusulas abusivas que han llevado a la ruina a miles de deudores ante la pasividad de la clase política y judicial pero sobre todo su colaboración necesaria.

Resulta también curioso que precisamente cuando aún los cuatro grandes bancos están digiriendo la inconclusa burbuja hipotecaria – sufrimiento de esas familias del tuit– nuestra entidad llamó la atención con enmiendas al Grupo Motor – hace un año- que el análisis de coyuntura se olvidaba de la problemática hipotecaria sufrida durante una década, el papel del BCE y de la banca privada en la generación de burbujas especulativas fruto del crédito barato. El grupo Motor no quiso abordar el olvido de las casi 800.000 ejecuciones hipotecarias en su análisis y lo arregló añadiendo sin rechistar todo lo que propusimos y que el Congreso aprobó en el Programa del Congreso -pág. 53- :

La Campaña de la Guerra a Cerberus en sus demandas ignora esos miles de casos de viviendas que han llegado a Divarian como NPL- crédito de dudoso cobro- que aún arruinan a los hogares. No hay una sóla línea en su estrategia de recuperación de viviendas a los legítimos hogares expropiados por el BBVA. No pueden haber justicia social sin que las familias puedan recuperar sus viviendas ejecutadas en subastas injustas por el BBVA y la #GuerraACerberus se desentiende.

Y también mal que les pese a muchos fue el PP quién legisló una Adicional Segunda del Real Decreto Ley 5/2017 que permitía la recuperación de la vivienda aunque claro aún esperamos su despliegue:

Disposición adicional segunda. Medidas complementarias.
El Gobierno, en el plazo de ocho meses desde la entrada en vigor de este real decreto-ley, propondrá medidas destinadas a facilitar la recuperación de la propiedad por los deudores hipotecarios incluidos en el ámbito de aplicación del artículo 1.1 de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de su vivienda habitual, cuando esta hubiera sido objeto de un procedimiento de ejecución hipotecaria.
Estas medidas tendrán en cuenta el precio de adjudicación de la vivienda misma, la posibilidad de que se descuenten del mismo una parte de las cantidades satisfechas por el ejecutado para la amortización del préstamo o crédito origen de la ejecución y las mejoras realizadas a su cargo durante el período en el que estuvo suspendido el lanzamiento, así como otros factores que garanticen un precio equitativo en la recuperación de la vivienda, evitando situaciones de asimetría en este proceso.

La expropiación del complejo Cerberus – Divarian – BBVA son algo más que palabras

La Campaña #guerraACerberus exige en sus escritos finalmente la expropiación de todas sus propiedades – de Cerberus- pero queda como unas bonitas palabras de un brindis al sol en domingo.

¿Existe un plan de expropiación?

Aquí nuevamente nos encontramos con mucha literatura que muestra que la prioridad es la hegemonia del aparato del «Moviment», no la unidad de verdad ante un enemigo demasiado poderoso.

La expulsión de los negocios inmobiliarios de los grandes especuladores exige un plan político de quién lo hará, qué mayorías parlamentarias, qué leyes y herramientas jurídicas se inventan o se usan, y que discurso se emplea ante la evidente complejidad del asunto. Se puede suponer que todo el mundo entiende que hablamos de cosas serias con derivadas en las estrategias financieras de los bancos centrales y los recursos para construir un parque público de vivienda.

La expulsión del negocio de Cerberus u otros como Blackstone tendría enormes repercusiones viendo la lista de intereses cruzados incluso a nivel de aliados internacionales especialmente Estados Unidos. Recientemente el presidente del gobierno español estuvo en New York y departió en una reunión privada con los capos de Wall Street especialmente Kenneth Caplan, el jefe inmobiliario mundial del fondo Blackstone. Blackrock recientemente ha hecho lo mismo en nuestro país.

De momento todo queda aparcado en la escena del teatro.

Salva TORRES, 28 noviembre 2020


SEGURO QUE LE INTERESARÁ:

Las multas policiales quieren desalentar la resistencia ciudadana pacífica contra la violencia inmobiliaria

La rebaja por ley del 50% del alquiler de locales afectados por la crisis en Cataluña «ridiculiza» la tímida regulación de alquileres de viviendas

Cómo reventar la aplicación de la Ley de medidas urgentes en materia de regulación de alquileres de la Generalitat

Comunicado de la Asociación 500×20 sobre la Ley de contención de las rentas de alquileres de Catalunya

 

 

Print Friendly, PDF & Email

1 comentario en «30N- De la guerra a Cerberus, la negociación colectiva y la mesa de paz social con Divarian Propiedad»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies