Sólo los tontos desconocíamos los estragos de la titulización hipotecaria.

Algunos listos prefirieron ignorarla.

Salva TORRES

En la primavera del 2007 en EE.UU se destapaba la tormenta perfecta de las hipotecas subprime. Cuatro años más tarde, en la primavera del año 2011, el fenómeno de los desahucios hipotecarios reventaba en las noticias de nuestro país. Sobre el popular distrito de Nou Barris de Barcelona cayó la tormenta perfecta que provocó centenares de desalojos de familias que no podían pagar la hipoteca y los bancos tomaban al asalto las viviendas con el arma de la ejecución hipotecaria, acaparando amortizaciones, intereses y demoras varias. Estragos que proyectaron a nuestra entidad, la asociación 500×20, nacida en el 2005, a una lucha sin cuartel por defender las familias.

tu hipoteca tiene vida propia en el Banco y en el mas allaPero las herramientas más allá de resistir en la puerta del desalojo se resumían en una consigna que se empezaba a escuchar en las calles y en la prensa: la DACIÓN EN PAGO. Los abogados decían que era buena. Entregar la vivienda al banco evitando quedarte sin mucha deuda: la mochila.

A servidor, Salva TORRES, nunca le gustó la idea repetida hasta la saciedad de la Dación a la que más tarde se le sumo lo del “alquiler social“. Quiero manifestar que recibí presiones, todo el mundo puede imaginarse de dónde venían, para dulcificar un documento contra esa entrega de la vivienda a los bancos. Era una expropiación de los pobres para entregarlo a los ricos supuestamente para liberarse de la deuda contraída con la banca. Dulcifique el documento después de haberlo publicado en rebelion.org cambiando el documento originalmente publicado para evitar una crisis con la creciente popularidad de la reivindicación y de su organización madre: la PAH. Mis reservas, a la ILP por la dación en pago y el alquiler social, quedaron matizadas con el ánimo unitario que siempre hemos defendido.

Hundir la banca para salvar el país

De la dación hipotecaria al parque publico de alquiler de viviendas

Un debate inmobiliario-financiero para las universidades indignadas del 2011

No es el lugar para explicar porqué la Asc. 500×20 mantuvo una vida independiente pero el tiempo, años, nos dio la razón. Hoy tenemos familias que llegan con daciones con mochila y con desahucios de la vivienda en la que vivían de ese famoso “alquiler social“. No sólo eso, como llegaron a un acuerdo extrajudicial, la dación, con el banco se les vuelve muy difícil reclamar ahora IRPH, cláusulas suelo o cualquier otra cosa.

Todas las personas, TODAS, tenían un miedo atroz a quedarse con una deuda con el banco. En mi ignorancia y en la suya desconocíamos que el banco ya no era propietario de aquella deuda. La había titulizado… sólo los tontos desconocíamos los estragos de la titulización hipotecaria.

¿Todo el mundo desconocía la sentencia Boyko contra la titulización hipotecaria?

Mi limitado conocimiento del inglés me impidió conocer las implicaciones de la decisión que tomó el 31 de octubre del 2007 un juez federal de EE.UU. Christopher A. Boyko, de declarar sin lugar el caso de 14 viviendas amenazadas de embargo en Cleveland por el banco Deutsche Bank National Trust Co. El interrogante que se planteaba era si los bancos estaban duplicando el uso de sus activos – titulización hipotecaria-. Cualquier sospecha y duda acerca de ello era suficiente en si mismo para derrumbar al sistema. Aún hoy el Deutsche Bank tiene problemas de resultas de sus andanzas hipotecarias.

Seguro, que si en el verano del 2011 hubiera comprendido el alcance de esa técnica financiera, mi documento endulzado contra la DACIÓN EN PAGO HUBIERA SIDO OTRO. Tuve que esperar a finales del 2014 para que el trabajo de Jose Manuel Novoa me abriera, en castellano castizo, los ojos contra esa infernal trituradora que era la banca y la titulización hipotecaria.

No todo el mundo era tonto como yo. Algunos estaban rodeados de equipos jurídicos que movían montañas de información. Todo el mundo miraba, leía y escudriñaba la información sobre las subprime de EE.UU. y la guerra jurídica desatada en ese país. ¿Nadie leyó la sentencia Boyko?, imposible!! los listos prefirieron ignorarla. La historia pondrá las responsabilidades de cada uno en su sitio.

Mi error fue la ignorancia informativa. Pero no sólo en USA se movía esa información privilegiada. La sentencia Boyko contra la titulización hipotecaria llegó hasta aquí… entonces no supe ni siquiera que debía buscarla:

Por casualidad, en 2014, una búsqueda en internet sobre la masiva creación de dinero de la nada de los bancos españoles me permitió encontrarme con el blog de ataquealpoder y entendí. Después de la explosión de las hipotecas titulizadas en nuestro país en 2015, gracias al trabajo de J.M.Novoa, a lo que contribuimos desde las webs de nuestra Asociación 500×20 y prouespeculacio.org, hemos conocido más escritos que nos han ayudado a conocer de primera mano estos antecedentes:

que cada cual juzgue y concluya….

Estas notas las he escrito a la luz de la entrada de la compañera Laly Arizmendi en este blog: LO QUE LA DACION ESCONDE por Laly Arizmendi

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies