El afán de negocio de la PAH

El pasado domingo 18 el diario ARA publicó este reportaje sobre titulizaciones  acompañado de esta explicación  sobre la postura de la PAH al respecto, al que contestan mediante este comunicado publicado hoy en el mismo díario.

El comunicado se ha redactado con esmero para no dar la impresión que la PAH se opone al uso de las titulizaciones como herramienta para intentar conservar la vivienda porque estaría mal visto y al mismo tiempo desalentar a los que estuvieran dispuesto a ello.

El titular y el primer párrafo del comunicado están pensados para crear la impresión en el lector que lo de las titulizaciones no es más  que un engaño más del colectivo de abogados para estafar un dinero a sus clientes. Aunque más adelante se afirma falsamente que no se oponen a la vía de las titulizaciones, el mal ya está hecho, después de semejante entrada ¿a quién le puede quedar ánimos de explorar esa vía por más que la propia PAH diga que no se opone a ella? Pero por si esta afirmación pudiera ser suficiente para los más animosos ya se cuidan de contrarrestarla diciendo justo antes que no se pueden crear falsas expectativas pero que siendo honestos no se puede garantizar que sea exitosa.

Para quien desconozca la realidad de la PAH y aún crea que defiende el derecho a la vivienda y a los deudores hipotecarios, resulta chocante que emplee esta sibilina e insidiosa técnica de manipulación para tratar de apartar a la gente de la vía de las titulizaciones, pues lo normal sería esperar que ella fuera la primera en adentrarse con ahínco en ella y en cualquier otra vía que pudiera ser útil para ayudar a la gente a conservar sus viviendas. Obviamente cuando se exploran nuevas vías y se buscan grietas por las que avanzar nada garantiza que sean fructíferas, pero eso es de todos sabido y de todos es sabido también que no queda más remedio que explorarlas hasta dar con la que sea útil.

Para los que conocemos las verdaderas intenciones e intereses de la PAH no resulta nada chocante sino lo más normal.  La PAH se opone y combate todo lo que ayuda a conservar la vivienda, cláusulas abusivas, defectos procesales, defensa en la ejecución hipotecaria, lucha social contra la Banca, etcétera. Su único interés es la dación en pago, es decir, servirles en bandeja de plata a la Banca las viviendas de la gente. Dicho de otro modo, quitarles las casas a la gente para dárselas a la Banca como si de un Robin Hood a la inversa se tratara.  Ese es el negocio de la PAH. Y lo es porque la PAH fue creada por la Banca para servir a sus intereses, con ella creó un troyano que como un falso amigo se ganó la confianza de los deudores hipotecarios y la sociedad para imponerles la reivindicación que más le interesaba a la Banca, la dación en pago y por ello contumazmente insiste en ella por más que aparezcan muchas mejores opciones para los deudores que les permitan conservar las viviendas.

Carlos Macías portavoz de la PAH habla en el comunicado de ánimo de lucro de los abogados, pero olvidar comentar que él es un profesional que cobra un sueldo por dedicarse a la supuesta defensa de los deudores hipotecarios, como también lo ganaba su antecesora Ada Colau.

Sabemos que a los abogados les pagan sus clientes, los deudores hipotecarios, y que por tanto a ellos se deben. Pero desconocemos quien paga a Carlos Macías y quien pagaba o continua pagando a Ada Colau. ¿A quién se deben Carlos Macías y Ada Colau? ¿De qué amo son la voz Carlos Macías y Ada Colau?

José Angel GALLEGOS

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *