Deudas ficticias de préstamos ficticios

Entre los deudores hipotecarios morosos son muchos los que viven compungidos porque no cumplir la obligación de pago y estar en deuda con la entidad financiera que les concedió el préstamo. La mayoría no siente esta tribulación porque barrunta que de alguna manera las entidades financieras son culpables de esta situación, que la han provocado ellas, que no son trigo limpio, que hay algo turbio en ellas y gato encerrado en su proceder. Pero aún así, están convencidas que les prestaron un dinero y que por tanto la deuda con ellas es real.

Pero lo anterior que al común de los mortales le parece una obviedad que nadie se atrevería a cuestionar y fácilmente comprobable, resultar ser completamente irreal, una ficción, una farsa, un cuento chino, un perfecto engaño que casi todos se tragan sin dudar lo más mínimo. Las entidades financieras no prestan dinero, ni un céntimo, porque todo el dinero de sus préstamos es dinero falso. Obviamente si no prestan dinero nada se les adeuda. Si su préstamo es ficticio la deuda con ellas también es ficticia. Es más, dado que los prestatarios de estos falsos préstamos pagan por ellos, son la entidades financieras las que les deben lo que pagaron sin causa. Por tanto, no hay razón para sentirse en deuda con las entidades financieras y aún menos afligido por no pagarla.

Esto que suena tan fantástico no es producto de ninguna alucinación, ni locura, ni la ingenua creencia en extravagantes teorías de algún estrambótico economista. Lo realmente fantástico de esta realidad, es que no solo no es negada lo más mínimo por la economía oficial ni por el sistema sino que abiertamente se publica y para mayor inri se presume de ello. En cualquier libro de economía ortodoxo se explica este hecho, normalmente bajo un epígrafe del tipo “dinero bancario” o “creación del dinero”. En los manuales de Economía que yo empleé para estudiar esta asignatura cuando en la Facultad de Derecho me preparaba ser abogado, Materiales de economía política de Tomás Moltó García y Economía Política de Juan Torres López se explica sin tapujos. En el primero se halla en el capítulo 9.3 bajo el título El sistema bancario y la creación del dinero. En el segundo en el capítulo 10.3 con el mismo título de El sistema bancario y la creación del dinero y más concretamente en apartado uno de este capítulo titulado La expansión múltiple del dinero bancario.
Pero aunque la Economía ortodoxa no niega el hecho de la falsedad de los préstamos de la entidades financieras sí que lo disimulan y lo tergiversan. En lugar de falsificación de dinero hablan de creación de dinero. No se trata de un inocente eufemismo sino que con su uso se pretende confundir y engañar. Creadores son los dioses y los artistas y ellos quieren que las gente los estime al igual que a ellos y no a como a falsificadores de dinero. A los dioses y los artistas se les está agradecido porque de ellos se reciben buenas cosas bien apreciadas. Los banqueros también pretenden que les apreciemos y les estemos agradecidos porque la falsificación del dinero a la que se dedican que ellos denominan creación del dinero, dice que estimulan la economía y producen mayor riqueza.
Pero nada más lejos de la realidad, ni su propio es beneficiar a la sociedad, nada tienen de filántropos sino como cualquier otro falsificador de dinero, robarle, explotarla, ni la economía se ve estimulada sino quebrada. Es conocido el hecho que unos de los planes de la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial fue hundir la economía británica inyectado en ella ingentes cantidades de dinero falso El plan no tuvo éxito al menos en este objetivo, pero con este ejemplo resulta fácil de entender que el inyectar continuamente en una economía dinero falso como hacen las entidades financieras conduce tarde o temprano a su quiebra. Esta es una de las causas fundamentales de las crisis económicas. Y a esto se dedica la Banca, ha falsificar dinero y provocar crisis económicas que otros padecerán y ellos aprovecharán para obtener más beneficios.

Sobre la falsificación del dinero por la Banca se pueden obtener muchas explicaciones con una simple búsqueda. Yo he seleccionado este artículo Como los bancos crean dinero y este vídeo Como el banco crea dinero falso a los que he llegado desde esta búsqueda y desde esta otra pero se pueden encontrar muchísimas más.

Por tanto, no solo no hay razones para sentirse mal por no pagar a la entidad financiera el falsó préstamo que nos hizo creer que nos había concedido sino que es un deber con nosotros mismos y la sociedad no pagarlo y acabar de una vez por todas con la estafa de los préstamos bancarios.

José Angel GALLEGOS

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *