El oligopolio bancario en España es un peligro social

Nuestro país es un ejemplo de todos los desmanes que supone la concentración de tanto poder en tan pocas manos privadas, los oligarcas financieros, que tanto se critica a los poderes públicos.

Los diversos estudios que hemos analizado muestran un grado de concentración grotesco opuesto al mantra de la libre competencia y a la soberanía popular pues los grandes asuntos públicos no se resuelven en el Congreso de los Diputados sino en los Consejos de Administración de los tres grandes: Santander, LaCaixa y BBVA

De 55 entidades financieras a 10.

Las tres mayores (Santander, CaixaBank, BBVA) concentran el 80% de los activos.

Déficit público atribuible a las intervenciones en el sector financiero: 73.138 millones €

Los 35.000 millones de deuda privada del SAREB se han convertido en pública y suben la deuda nacional un 3%


lA CONCENTRACIÓN BANCARIA.

DESAPARECEN 101 ENTIDADES Y CAJAS DE AHORRO EN 3 DÉCADAS.

En el marco de un proyecto que ha sido subvencionado por el Ministerio de Consumo, La entidad ASUFIN ha desarrollado este gráfico que muestra el proceso de concentración de las entidades financieras en el estado español. Junto al mismo, hemos añadido algunos datos publicados por Juan Luis Jiménez (@JuanLuis_JG) que añaden el volumen de activos de los principales bancos. Los datos de Asufin tienen algunos errores o omisiones que no enturbian la gravedad de esa ausencia de competencia bancaria que sufre nuestro país. Aplicando las leyes antimonopolio estamos ante un cártel que controla el crédito del país y la deuda pública del Estado.

CONSECUENCIAS DE LA CONCENTRACIÓN BANCARIA.

eN 12 AÑOS DESAPARECEN 55 ENTIDADES Y CAJAS DE AHORRO.

Los cinco primeros bancos concentran cerca del 70% del total del sistema bancario, lo que supone que España es el país de Europa con mayor nivel de concentración. La tendencia es evidente y la consecuencia es el oligopolio financiero.

El coste social de la concentración es el riesgo sistémico del sector. Esto significa que cuando un banco es «demasiado grande para dejarlo caer», las pérdidas las socializa el estado español, como ha ocurrido desde la crisis del 2008. Gigantes con pies de barro.

El coste financiero de rescatar bancos por el Estado (en lugar de nacionalizarlos) para luego venderlos es un negocio enorme para los 4 grandes pues ganan escala y eliminas competencia.

España es una «anomalía financiera» en Europa, pues la mayoría de países tienen un modelo de banca pública y de proximidad (banca pública, cajas de ahorros, cooperativas de crédito, banca ética, gran banca) que posee unas cuotas de mercado alrededor del 30% del total).

España ha perdido 73.00 millones de euros en el rescate y tiene 350.00 millones comprometidos en avales y inyecciones junto a la pérdida de de más de 100.00 empleos con la merma de ingresos del estado y cerca de 11.000 oficinas bancarias en la piel de toro.

La concentración bancaria y la digitalización de servicios y las cuentas por Internet se han convertido en beneficios para la Banca y gastos para la sociedad que debe usar más tiempo en acceder a los servicios financieros que deberían ser a coste cero social. La gente mayor son los principales perjudicados.

La concentración bancaria ha supuesto la internacionalización salvaje de la banca española con el aterrizaje de los grandes fondos de inversión americanos que como la gestora Blackrock es ya la mayor accionista de los BBVA (7,25%) y Santander(7%).

Los 4 grandes compiten ya en la banca en la sombra internacional lejos del escrutinio público. pero toda la banca española ha hecho caja vendiendo enormes paquetes de deuda a fondos de inversión afincados en paraísos fiscales escapando al control del fisco en esas operaciones que suponen créditos fiscales diferidos como beneficios.

Los bancos españoles dominan las cuentas públicas del Estado a través de la gestión de la compra de los bonos del Tesoro que se ha convertido en uno de los principales negocios de las entidades financieras y colateral de sus operaciones con el Banco Central Europeo. No pagan impuestos, es el estado quién les paga a ellos.

Los bancos españoles controlan el negocio inmobiliario e hipotecario -con prácticas fraudulentas sonrojantes- imponiendo al país su modelo patrimonial- 90% de vivienda en propiedad- y turístico asociado. Mientras han vaciado el Fondo de Garantía de Depósitos que sólo tiene 3000 millones para hacer frente a garantias de 800.000 millones en depósitos

Seguro que le interesará esta sección:

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: