La Sindica de Barcelona quintuplica las quejas ciudadanas en medio año.

La defensora del Pueblo de Barcelona recibe un alud de quejas contra la Administración.

El popular distrito barcelonés de Nou Barris acumula el 80%

La mayoría son problemas relacionados con la vivienda

La actividad de la Asociación 500×20 y Asociaciones de vecinos en Ciutat Meridiana y Porta principalmente canalizan las quejas.

Informe demoledor de la situación en los barrios populares de la exitosa Marca Barcelona

Informe demoledor de la Síndica para el 2013

Vilà ha supervisado hasta junio 326 reclamaciones sobre vivienda de protección oficial ( 279 ) y servicios sociales básicos ( 47 ) , cinco veces más que el año pasado . Las desigualdades sociales están creciendo mucho en Barcelona , en 55 de los 73 barrios de la ciudad la renta per cápita es media baja , baja o muy baja .
En los presupuestos del año 2014, el Ayuntamiento debe establecer como una prioridad la dotación de vivienda digna a todas las personas en situación de riesgo de exclusión social . La defensora alerta de que el nuevo proyecto de reglamento de viviendas de protección pretende eliminar la obligatoriedad de la reserva mínima del 10% para contingentes especiales .
La síndica de agravios de Barcelona , Maria Assumpció Vilà , ha recibido a lo largo del primer semestre de 2103 una avalancha de quejas por la crisis . Entre enero y junio , Maria Assumpció Vilà ha supervisado 326 reclamaciones , de las cuales 279 son de vivienda de protección oficial y 47 de servicios sociales básicos . Esto supone que se han recibido cinco veces más de quejas que en el mismo periodo de 2012 , cuando se tramitó 61 ( 98 en todo el año ) . Un 80 % de estos agravios provienen de Nou Barris , uno de los distritos más castigados , con zonas donde se está viviendo una situación de emergencia .
Al analizar el número y la clase de quejas recibidas , la síndica constata un gran incremento de situaciones de agravio que cada vez más sufren un mayor número de barceloneses ya las que el Ayuntamiento no parece dar respuestas suficientes a pesar de que los problemas planteados son de la su competencia y obligación .
El consistorio tiene ante sí un problema que no para de crecer y que se puede agravar cuando las familias sean desahuciadas y dejen de cobrar el subsidio . El número de quejas presentadas en el ámbito de vivienda de protección oficial supera siete veces las recibidas durante el primer semestre de 2012 ( de 39 ha pasado a 279 ) . La gran mayoría hacen referencia a dificultades para hacer la inscripción en el Registro de Solicitantes de Vivienda de Protección Oficial , denegación de una vivienda de emergencia , anulación de las ayudas para pagar la hipoteca y el alquiler , dificultades o imposibilidad de acceso a una vivienda de alquiler asequible , lista de espera para las viviendas para personas mayores , falta de 2 promociones asequibles de viviendas públicas , precariedad de la vivienda y realojamiento justo de personas afectadas por planes urbanísticos .
Las reclamaciones en el ámbito de los servicios sociales básicos han crecido el doble respecto al mismo período del año pasado ( 22 frente a las 47 de 2013) . Los reclamantes plantean , entre otras situaciones , tiempo de espera para conseguir una prestación de alimentos , denegación verbal de una ayuda económica , escasez de recursos sociales básicos , listas de espera y falta de acceso a becas escolares , alimentación o material , y dificultad de las familias para pagar su parte de las cuotas escolares . En las quejas , los ciudadanos también exponen falta de apoyo y de acompañamiento en las gestiones para salir de la situación de precariedad y vulnerabilidad , desacuerdo con la atención social recibida , falta de información o información deficiente sobre recursos y servicios , falta de coordinación entre los servicios sociales y vivienda , y retirada de la Renta Mínima de Inserción ( RMI ) .
En opinión de la síndica , las desigualdades están creciendo mucho en Barcelona y cada vez son más los ciudadanos que sufren una situación de pobreza . Según datos incluidos en el Plan de Inclusión de Barcelona (2012-2015) , de la distribución de la renta familiar disponible per cápita entre los 73 barrios queda patente que 18 disponen de una renta muy alta , alta o media alta , mientras que hay 55 con una renta media – baja , baja o muy baja .
Algunas de las zonas más pobres son de Nou Barris . Algunos de los barrios con la renta más alta son Vallvidrera – Tibidabo – Les Planes , Sarrià, estrés Torres , Sant Gervasi – Bonanova y Sant Gervasi Galvany . Y las zonas que notan más los efectos de la crisis son la Marina del Port Vell , el Turó de la Peira , Can Peguera , Verdun , Trinitat Nova , Torre Baró , Ciutat Meridiana , Vallbona ,
laTrinitat Vieja , Baró de Viver , el Buen Pastor y Besòs Maresme . De hecho , algunos de los barrios más pobres de la ciudad (El Turó de la Peira , Can Peguera , Verdun , Roquetes , Trinitat Nova , Torre Baró , Ciutat Meridiana y Vallbona ) se encuentran en Nou Barris , un hecho que , de otra parte se traduce en que un 80% de las reclamaciones presentadas a Villano en los ámbitos de vivienda y servicios sociales básicos , 263 de 326 , provienen de este Distrito .
Los principales problemas en Nou Barris son de vivienda , ya sea porque los vecinos no disponen y piden un piso de alquiler social o por las dificultades de muchas familias para pagar su piso, incluso si es público , con el riesgo de desalojo que esto supone , o las muchas dificultades con que se encuentran para acceder a una vivienda de emergencia . Uno de los casos que está supervisando Vilà es el de una familia con hijos , sin ingresos , que hace meses que no paga el piso público en el que vive , propiedad del Patronato Municipal de la Vivienda , y podría ser desahuciada el próximo diciembre.
Ante la situación tan grave que viven , algunas de estas familias han optado por ocupar pisos ( esto es lo que está pasando , por ejemplo , en el barrio de Ciutat Meridiana , donde hay muchas viviendas ocupadas ), ir a vivir a casa de algún familiar o tener que compartir un piso con otras familias .
Estas personas presentan situaciones muy complejas y sufren otros problemas derivados de la falta de ingresos . En muchos casos , las quejas las firman hombres y mujeres en situación de paro, que bien no cobran nada o sólo perciben una prestación mínima , como mucho 400 euros que no les alcanza para vivir con dignidad , o la Renta Mínima de Inserción . Pocos son los que cobran un sueldo y siempre es inferior a los 1000 euros . Algunos de estos ciudadanos son extranjeros s en situación irregular , otros presentan un nivel de formación muy bajo y la gran mayoría tienen niños a cargo.
Muchas personas coinciden en las 3 dificultades que atraviesan para hacer frente a los gastos de comida y / o suministros básicos . En diferentes reclamaciones , los vecinos exponen que sufren trastornos de salud , físicos y mentales , como consecuencia de su grave situación . También aseguran que se están dando casos de familias con dificultades para conseguir suficientes alimentos , problemas con becas escolares o que algunas familias no pueden abonar la parte del coste del colegio que les corresponde .
Denuncian que algunas becas comedor se pagan con mucho retraso , lo que genera que muchos padres opten por no llevar a sus hijos al comedor escolar porque no disponen de medios para adelantar el dinero .
En definitiva , muchos de los vecinos de Nou Barris que han presentado una queja a la Síndica son personas , con o sin familia , que están en riesgo de perder su vivienda y así iniciar el camino hacia la exclusión residencial con las consecuencias en todos los sentidos tanto personales que ello conlleva .

Desigualdades por razones políticas

En opinión de la síndica , el crecimiento de las desigualdades se debe a la crisis, que castiga a los más desvalidos , ya la gestión que se está haciendo . Por tanto, las causas de la pobreza son , en parte , políticas . Vilà cree que los recortes en la RMI llevadas a cabo por el Gobierno de la Generalidad significaron un punto de inflexión y mucha gente perdió el único ingreso que tenía.
No se puede decir que el Ayuntamiento no actúe conforme a derecho, pero Vilà cree que hay otras formas de actuar. Por ejemplo , se pueden marcar como prioritarios los principios de justicia social , igualdad y libertad , y , en este sentido , la síndica cree que en los presupuestos del año 2014 el Ayuntamiento debería establecer como una prioridad la dotación de vivienda digna a todas las personas en situación de riesgo de exclusión social .
Parece también necesario hacer un estudio real de las necesidades básicas ( alojamiento y comida ) a cubrir en Barcelona , y conocer el importe de las transferencias económicas que habría que hacer a las personas y familias en riesgo de exclusión . De esta manera , tal vez, se podrá comprobar que con el dinero que se pretende gastar en alguna obra pública , seguramente inaplazable , se haría justicia a miles de familias que tienen derecho a los servicios sociales básicos ya acceder a una vivienda digna .
Vilà también cree que el reglamento de viviendas de protección oficial no da solución a los problemas de las miles de familias que necesitan pisos a precios bajos y considera que el reglamento no se adecua a la realidad social que se está viviendo . Hoy por hoy , se limita a agilizar la asignación de las promociones en curso , cuando lo que hay es que haya muchas promociones , que sean de alquiler asequible , y que se mantengan las reservas obligatorias para colectivos específicos , aspecto que en parte ahora peligra .
La Generalitat suprimió en 2011 la obligatoriedad de la reserva mínima del 10% para contingentes especiales de viviendas de protección para personas y colectivos vulnerables , y ahora el nuevo Reglamento que prepara el Consorcio de la Vivienda de Barcelona pretende suprimir también esta reserva. Si finalmente se concreta esta exoneración , se destruirá un elemento clave de la política de vivienda en la capital catalana .
Ante las situaciones y carencias detectadas , la síndica ha hecho llegar una batería de propuestas al Ayuntamiento entre las que figuran presentar un nuevo reglamento de solicitantes de viviendas de emergencia que dé respuesta a todas las situaciones de necesidad que se protegerán de acuerdo con la Ley de la vivienda y para afrontar situaciones de injusticia notoria de desprotección de familias con necesidad de asignación de una vivienda de emergencia . Vilà también cree que se debe invertir el presupuesto suficiente en política de vivienda de protección oficial a precio asequible para los actuales recursos municipales no se ajustan a las necesidades de los solicitantes , que no pueden acceder a un piso social o a una vivienda de emergencia porque no pueden acreditar ingresos o han ocupado la vivienda actual . Vilà recuerda que , a finales de 2012 , el 60 % de los inscritos en el Registro del Consorcio del’Habitatge (alrededor de 17.000 personas ) cobraban como máximo 16.000 euros al año. Se trata, por tanto , de ciudadanos que no pueden acceder a una vivienda en el mercado privado y han solicitado un piso público , pero la mayoría de personas llevan años esperando una adjudicación .
Además , la síndica defiende la necesidad de liderar , desde el consistorio , la creación de una renta garantizada de ciudadanía que asegure una vida digna a las personas más desfavorecidas , ofrecer una atención social de calidad con un incremento del número de profesionales de educación y trabajo social, y garantizar los recursos sociales básicos de obligado cumplimiento como marca la Ley de servicios sociales.
También sostiene que, ante la sistemática queja de la existencia de pisos vacíos de protección oficial, es necesario realizar un ejercicio de transparencia publicando en la web municipal la información del censo de las viviendas públicas de la ciudad , especificando si están alquilados o pendientes de adjudicación y la razón correspondiente .
En el ámbito de los servicios sociales básicos , las recomendaciones son incrementar los recursos para la población más necesitada y velar por su asignación equitativa y reglada , elaborar los reglamentos de prestaciones de acceso a los servicios que son ya imprescindibles para ganar credibilidad y transparencia en la atribución o la denegación de las prestaciones , dimensionar los equipos de profesionales en función de la demanda , incluida la latente , y regular la asignación y funciones del profesional de referencia no encorsetado -lo en el territorio .
La síndica también plantea revisar el modelo de atención en los servicios sociales . Vilà considera que , si bien van aumentando gradualmente los recursos asistenciales , todavía se está lejos de poder hablar de garantía de derechos ni de prestaciones básicas garantizadas para muchas personas necesitadas , y en consecuencia , los equipos básicos necesariamente deben estar desbordados por una presión de demanda que no pueden asumir y que dificulta enormemente su trabajo . Una primera necesidad que hay que adoptar es una optimización de los recursos económicos y sociales , pero también hay un cambio de modelo para dar respuesta al sufrimiento de muchas personas en el contexto actual . La atención social debe adaptarse a los nuevos tiempos ya las nuevas necesidades.

web de la SIndica de Barcelona: LA SÍNDICA REP UNA ALLAU DE QUEIXES PER LA CRISI, UN 80% SÓN DE NOU BARRIS

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *