diversos colectivos de trabajadores se quejan que en sus lugares de trabajo no se cumplen normas contra el Covid-19

Parece ser que la normativa de confinamiento sólo sirve cuando no trabajas. Si trabajas esas normas muchas veces no se cumplen sencillamente porqué la empresa no tiene interés en la salud de sus trabajadores.

En concreto las personas trabajadoras de los servicios que atienden las urgencias del Coronavirus en Catalunya están precisamente quejándose del incumplimento  de las empresas adjudicatarias externalizadas por la Generalitat del 112 y el 061. Igualmente en Madrid y en Barcelona, la gente trabajadora que se encuentra en los Call-Centers de Atento (Telefónica-Movistar) se quejan de las condiciones precarias en que se encuentran trabajando porque Ferrovial y Grupo Norte no han habilitado las medidas de seguridad frente al coronavirus al igual que ocurre en el aeropuesrto de Barcelona que se quejan de la falta de medios.

Los servicios del 010, 112, 061 que deberían ser servicios públicos con gente trabajando con contratos dignos, las mismas administraciones los mantienen externalizados a empresas que hacen beneficios a costa del dinero público y de la explotación de sus trabajadoras. La crisis del Covid-19 va a mostrar que incluso puede haber despidos en esos sectores. Por todo el dinero que han ganado estas empresas debería prohibirse el despido y municipalizar el servicio. Privatizar es pobreza y deuda para todos. El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat y todas las administraciones deberían acabar con las prácticas de colaboración público-privadas pues sólo son una ruina para la ciudadanía.


Externalización del 112 y el 061

Los trabajadores del 112 y del 061 estamos hartos. Llevamos años trabajando en condiciones precarias por empresas que subcontratan el personal para la gestión del servicio. Los puestos de trabajo del 061 y del 112 no son públicos, son empresas subcontratadas que gestionan el personal, Ferrovial en caso del 061 y Grupo Norte en caso del 112.
La crisis del Coronavirus ha hecho saltar todas las alarmas y la central, ya sea por la demanda de los ciudadanos como la gestión de las empresas, las dos ya mencionadas, tanto como el SEM y la Generalitat hasta el gobierno de España, es excelentemente negligente. Las únicas medidas de prevención que fueron tomadas es la distribución de geles por la sala. No se cancelaron visitas, entra y sale quién quiere del edificio. Las únicas medidas que tomó Grupo Norte para los empleados del 112 fue no fichar (que se hace con huella digital) y facilitar una botella de alcohol etílico de 98º. Un par de días después G.N. facilitó guantes de látex, pañuelos y alcohol para desinfectar las posiciones. Dos empleados del 112 residen en Igualada y se encontraban allí cuando se confinó la localidad entera, pero fueron obligados mediante salvoconducto de CECAT, gestionado a través del jefe de servicio de Zona Franca, C. S., a venir a trabajar y pasar el control policial y acceder al edificio sin realizar ningún tipo de revisión médica para asegurar la seguridad y salud de los trabajadores. Otro empleado manifestó ser agente de riesgo al haber estado en contacto con una persona que dio positivo, y el jefe de servicio le dijo que si no se encontraba mal, que viniera a trabajar.
El sábado, Pere Aragonés, vicepresidente de Cataluña, visitó las instalaciones del SEM, paseándose entre sus empleados como Pedro por su casa. Al día siguiente, dio positivo en Coronavirus.
Ni eso ayudó a tomar medidas más drásticas. El edificio sigue sin estar cerrado a gente exclusiva del personal y no se está habilitando el teletrabajo. No se están tomando medidas efectivas para reducir el estado de alarma de la población y reducir las colas de llamadas. En el 112, la espera es de tres a cinco minutos, con una media de 30 llamadas en espera. En el 061, la espera llega hasta los 50 minutos. El SEM tiene pendiente llamar a más de 7000 personas que han solicitado asistencia por síntomas de Coronavirus y no los van llamar, por que es logísticamente imposible. No hay suficiente personal para esa afluencia de llamadas, que sigue siendo creciente.
El problema de la saturación del 112 es importante y peligroso. El tiempo de espera y gestión que lleva hasta la activación del recurso es vital para algunas asistencias sanitarias graves, como infartos o accidentes con heridos graves.
La situación es insostenible. Estamos pendientes de confirmar 5 casos positivos en el edifico, que sea verdad o no, lo van a encubrir. Están jugando con nuestra salud y no les importa. Nuestro trabajo se puede habilitar a distancia y quedarnos confinados y no les da la gana invertir dinero en ello. El 112 y el 061 están privatizados y manda el dinero, no la necesidad.
Si hay un brote en nuestros edificios, caerá la base de la pirámide y la ciudadania estará desamparada pues no tendrá como contactar con los servicios de urgencia, suponiendo que ahora, aunque tarde, se puede contactar.
¿Hasta qué punto tenemos que jugarnos la salud por la negligencia de los políticos y empresarios? ¿Hasta qué punto la ética y la moral prevalecen sobre la negligencia?

Recordad, cuando necesitéis ayuda, la primera voz que oiréis será la nuestra. Si no estamos, ¿qué pasará?

El equipo del 112 y 061 de Cataluña


Situación en el aeropuerto del Prat:


Situación en Atento en BCN y Madrid.

En Madrid las trabajadoras de Atento llamaron a la policía que se persono en la sede de la empresa para ver la situación en que se encontraba el personal. Había una denuncia del sindicato CGT de hacinamiento en los puestos de trabajo. La empresa se ha visto obligada a reducir a la mitad los puestos de trabajo enviando la mitad de la plantilla a casa pues tampoco sus servicios son esenciales (*1).
En Barcelona compañeras de Atento también se estaban quejándose de la misma situación en su centro de trabajo en Barcelona:

«Soy una empleada del 010 de atención al ciudadano de Barcelona estamos subcontratados y la gestión de la crisis por parte de esta empresa es nula . Estamos hacinadas a menos de un metro de nuestras compañeras con lo que el riesgo de contagio del Covid-19 y las únicas medidas que ha tomado Atento ha sido cerrar el comedor y poder comer en el lugar donde cogemos las llamadas. No hay desinfectante de manos para todos. Para demás inri, este es el servicio que recibe las llamadas de la ciudadanía para descastar o no si están infectadas del coronavirus desde el servicio de l010 del Ayuntamiento de Barcelona que está externalizado a esta compañia. Algunos compañeros del equipo han dado ya positivo en el test y la empresa no hace nada


Notas:

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies