colectivos catalanes dan apoyo a 35 días de acampada PAC Badalona por el derecho a techo.

SE CUMPLEN 5 SEMANAS DE LA ACAMPADA POR EL DERECHO A LA VIVIENDA EN BADALONA

representantes de los colectivos

LOS COLECTIVOS QUE FIRMAMOS ESTE DOCUMENTO RECLAMAMOS A TODAS LAS ADMINISTRACIONES SOLUCIONES YA A LA EMERGENCIA HABITACIONAL Y DAMOS TODO NUESTRO APOYO A LOS COLECTIVOS QUE HAN IMPULSADO LA ACAMPADA DE BADALONA

Cuatro personas menores de edad, una mujer en estado avanzado de embarazo, diversas personas y familias sin hogar, en total unas 25 personas acompañadas por activistas, habitan la veintena de tiendas de campaña instaladas des del pasado 26 de septiembre delante del Ajuntament de Badalona.

La situación en esta ciudad es desesperada: los desahucios se cuentan por decenas cada semana en Badalona. Según datos del CGPJ, Catalunya lidera el triste ránquing de desahucios y Badalona es una de las ciudades más afectadas por este drama social.

Por todo ello, los colectivos de lucha por el Derecho a la Vivienda que nos hemos reunido con los colectivos de Badalona convocantes de la acampada, RECLAMAMOS A TODAS LAS ADMINISTRACIONES VOLUNTAD REAL Y ACCIONES CONCRETAS PARA TERMINAR CON LOS DESAHUCIOS.

¡Les exigimos que resuelvan esta situación de emergencia habitacional! ¡No caben más dilaciones! ¡Soluciones ya!

– PAHC CERDANYOLA
– COLECTIVO SIN VIVIENDA TERRASSA
– 500×20 EL LLOGUER PÚBLIC I ASSEQUIBLE
– PAH ALT MARESME
– ADHECAT
– ASOCIACIÓN POR LA VIVIENDA RUBÍ
– PAHC BLANES
– PAH GIRONA SALT

* VIVIENDA EN LUCHA también queremos mostrar nuestro apoyo a la Acampada de Badalona contra los desahucios.




C’s y PP aprueban en el Congreso que las ocupaciones de inmuebles se resuelvan en juicios rápidos

Pleno del Congreso ha aprobado este miércoles una moción en la que llama a incluir en el Código Penal los delitos de usurpación en el ámbito del juicio rápido, así como endurecer las penas previstas y garantizar el cumplimiento íntegro del castigo.

La iniciativa, pactada entre el Partido Popular y Ciudadanos a raíz de una propuesta de la formación naranja, ha sido respaldada además por UPN y Foro Asturias, mientras que el PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Esquerra Republicana y Compromís han votado en contra. El PNV, el PDeCAT y Coalición Canaria han optado por abstenerse.

La propuesta aprobada por el Congreso llama a reformar la Ley de protección de la seguridad ciudadana, la conocida como ‘Ley Mordaza’, la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal.

En este último caso, con el fin de endurecer las penas previstas a fin de garantizar que los autores del delito de usurpación cumplen su castigo, disuadir a otros de cometer el mismo delito “e impedir la proliferación de organizaciones criminales que obtienen lucro de la actividad ilegal de la ocupación”.

Juicios rápidos

En el caso de los juicios verbales, el Congreso apoya que se decidan a través de ellos cualquier demanda que pretenda el lanzamiento o desalojo y la inmediata recuperación de la plena posesión de una vivienda o parte de ella, por parte de su dueño o usufructuario.

Respecto a uno de los puntos que más suspicacias generó en su debate en el Pleno del Congreso, la posibilidad de que la Policía pudiera entrar en una vivienda ocupada en caso de existir indicios suficientes de que se estaba utilizando para fines delictivos particularmente graves, como los de terrorismo, tráfico de drogas o trata de seres humanos, el texto finalmente pactado con el PP recoge explícitamente que esta entrada se podrá hacer “siempre que se aporte orden judicial o autorización del titular de la vivienda”.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN SOCIAL

Por otro lado, la iniciativa también incluye medidas para asegurar la protección social, económica y jurídica en situaciones de vulnerabilidad, en particular habitacional, con la introducción de la dación en pago en caso de deudores vulnerables, y la posibilidad de permanecer tres años en la casa con un alquiler que no supere el 30% de los ingresos de la unidad familiar.

Asimismo, también reclama reforzar los servicios sociales de los ayuntamientos con el fin de atender a las personas que hayan sido desalojadas tras una ocupación “cuando concurriese alguna justificada razón social” y la actualización en la página web del Ministerio de Fomento para publicar las ayudas previstas en el Plan Estatal de Vivienda, así como enlaces a los organismos autonómicos que gestionan programas de este plan.

Por último, el Congreso pide evaluar la conveniencia de que el Fondo Social de Vivienda, previsto en el decreto ley de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, y a través del cual entidades financieras ceden pisos para su alquiler social, adquiera carácter definitivo. (EP)

Fuente: confilegal.com




La ocupación tiene la culpa de todo

La manera en que la venerable La Vanguardia cuenta esta noticia es otro ejemplo de la manipulación que la sistemática campaña contra la ocupación y la caza de brujas contra los ocupas conlleva.

Si la casa hubiera sido propiedad de los heridos o estos fueran los inquilinos, ¿hubieran titulado Dos heridos graves tras una deflagración en la casa de su propiedad, o Dos heridos graves tras una deflagración en la casa alquilada? Entonces, ¿por qué destacan el hecho que la casa fuera ocupada?

¿Para aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, relacionar ocupación con drogas? Si la casa hubiera sido de propiedad o alquilada, ¿aprovecharían esta circunstancia para relacionarla con el mundo de las drogas? Muy probablemente no, porque no existe ninguna campaña contra el alquiler ni la propiedad de la vivienda.

Si leemos la noticia con atención descubrimos que el hecho de la ocupación no tiene ni conexión ni relevancia con el hecho de la noticia, que es la explosión de productos químicos durante el proceso de elaboración de drogas. Para el caso hubiera dado igual que la casa fuera de su propiedad o alquilada.

Pero no todo es negativo, pues al menos no han incurrido en la mentira tan habitual de afirmar que la ocupación era ilegal. No puede serlo de acuerdo con el artículo 609 CC.




Precarios: de la esclavitud de la hipoteca a la dictadura del alquiler.

Una perspectiva económica, política y social de la crisis inmobiliaria española.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
DOCUMENTO PARA IMPRIMIR
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Una perspectiva política, económica y social de la crisis inmobiliaria española.

I. Precarios en la esclavitud de la hipoteca.

En el capitalismo para tener derecho a la vivienda hay que tener dinero para pagarlo. No importa si vives en propiedad o en alquiler. De hecho, el arrendamiento de “todo” está de moda. Le llaman leasing. Desde el coche, a la impresora y pasando por la casa. El mayor banco español, el Santander, vive de alquiler en sus oficinas después de vender casi todo su patrimonio inmobiliario en el 2007. Con la crisis los propietarios se rifan los “buenos inquilinos”, los cuales presionan a la baja los alquileres para pagar menos. Libre de las ataduras de la propiedad puedes ir al lugar dónde más se pague la hora trabajada. Marx aconsejaba a los obreros no dejarse atar por la vivienda.
Por Carlos Marx también sabemos que el capitalismo, por un lado, debe sacar la máxima plusvalía del asalariado, incrementando el beneficio, y que por otro lado, está obligado a reinvertir esos beneficios en más máquinas, fábricas y tecnología pero también en la urbanización a través de infraestructuras o viviendas. Por eso, como desde hace décadas la capacidad productiva de la humanidad está sobredimensionada, buena parte de esos excedentes financieros, en su deseo irrefrenable de rentabilidad, se han invertido en la urbanización como válvula de escape (1).
Hoy, la población no tiene capacidad adquisitiva para consumir toda la producción mundial. Los economistas lo explican como una crisis de sobreproducción y subconsumo mundial. Un cuello de botella para el capital ya que está obligado a vender para obtener el beneficio que necesita para seguir creciendo. El capital financiero ensaya la salida a ese dilema desde los años 70 atacando con políticas neoliberales las condiciones de vida de las clases populares, el Estado del bienestar y el medioambiente. En esta ruptura del pacto social de postguerra están conchabados desde Wall Street hasta Bruselas y en España la mayoría de partidos parlamentarios. Es una lucha de clases, que están ganando desde hace décadas, que les ha permitido apropiarse de grandes riquezas reduciendo salarios y privatizando los servicios públicos. Con ese dinero se sostienen las ingentes fortunas que se revalorizan en un sistema financiero concentrado en pocas manos.
La brecha entre lo que los trabajadores ganaban y la sobreproducción mundial que debían consumir se cerró con la aparición de la deuda que anestesió las penurias de las clases populares. Liberados del corsé del patrón oro, los bancos centrales se han lanzado a una loca carrera creando dinero en base a esa deuda, para así auxiliar al capital con una larga etapa de crédito barato canalizada con vehículos monetarios y financieros (tarjetas de crédito y facilidades para endeudar a las clases populares). En palabras llanas, la gente cobraba cada vez menos en proporción, pero el crédito generaba esa ficción de riqueza que financiaba el consumo milagrosamente.
En el centro de ese milagro se sitúa la vivienda que se convierte en una especie de gallina de los huevos de oro. Vamos, que la gente consumía vorazmente de todo, no porqué comprara con los ahorros, sino porqué financiaba el consumo suponiendo que su casa, la acción, etc siempre aumentaría de valor. El resultado ha sido que se constituyeron el doble de hipotecas que casas nuevas construidas (2).
El sector inmobiliario, y toda la economía que arrastra, se convierte en la válvula de escape del capital financiero para mantener los beneficios. Le llaman burbujas patrimoniales. Es la vieja quimera del capitalismo popular que se ensaya cada X años porqué la gente pierde la memoria generacional(3).

La memoria histórica para entender el presente

Cuando en 1957, el entonces ministro falangista de Vivienda, José Luís ARRESE sentenció: “queremos una patria de propietarios no de proletarios“ no estaba inventando nada nuevo. EE.UU, que pronto acudió al rescate de esa dictadura, vivía desde la segunda contienda mundial una década de boom inmobiliario basada en el sueño americano de la vivienda en propiedad. Como dicen por allí, cuando el gigante americano está en crisis construye casas y las llena de cosas. En el 2004 el 70% de los estadounidenses vivían en propiedad. En el 2006 en nuestro país el sueño americano del franquista ARRESE batía el récord planetario con un 90’1% de propietarios (4).
En ese 2006 el Ministro socialista Pedro SOLBES repetía como un mantra lo de la riqueza patrimonial de las familias españolas y el aterrizaje suave de la economía y bla, bla, bla…. Pero los datos de la Contabilidad Nacional del INE indicaban que todo el país había entrado en una “pirámide de Ponzi” pues el 43’5% del empleo total estaba generado en torno al ciclo inmobiliario, industrias y sectores afines. Fueron bonitos esos 12 años de capitalismo “popular” desde Aznar, que en el 96 desbancó al último Gobierno de Felipe González, hasta bien entrado el 2008 cuando la onda expansiva de las hipotecas tóxicas americanas llegó aquí. El 2012, con cerca de 6 millones de parados contabilizados, devolvió a la realidad a una generación de precarios que habían olvidado las crisis y una generación de jóvenes que creían que eran cuentos que explicaban los abuelos.
Con el desarrollismo franquista y después con la entrada en el euro nuestro país se “benefició” de la entrada masiva de ese fetiche llamado dinero prestado. Sol, playa, grandes proyectos de transporte (AVE, aeropuertos, carreteras, …) para atraer millones de turistas y, por supuesto, la construcción de millones de viviendas, hoteles, etc. Una orgía en manos de nuestra oligarquía financiero – turístico – constructora que hunde sus raíces en el régimen franquista y llega hasta esta democracia secuestrada sin haber dejado nunca de vivir del papá Estado. Un cocktail para la aparición de los miles de casos de corrupción donde se solapa la codicia, los negocios, la política y la institución monárquica, piedra angular de la Transición.

..Una burbuja patrimonial que permitió la mayor expropiación de riqueza de las clases populares que se adhirieron a ese paradigma con ilusión e ignorancia histórica.

Hasta aquí nuestro discurso es un poco histórico, épico y hasta socarrón pero era preciso recordar que estamos llegando al final de un ciclo histórico. Durante décadas los ciudadanos de este país han estado pagando un sobreprecio por comprar una vivienda en el mercado controlado por esos oligarcas. Una burbuja patrimonial que permitió la mayor expropiación de riqueza de las clases populares que se adhirieron a ese paradigma con ilusión e ignorancia histórica. Tal como entendieron varias generaciones el derecho a una vivienda digna está hoy en crisis porqué 2 de cada 3 hogares españoles no tienen dinero ni crédito para comprar una vivienda. Este junio del 2013 se llegó al mínimo histórico de hipotecas constituidas. Ahora que la casa está más barata que nunca, y los fondos internacionales anglosajones y los magnates rusos vienen a comprar las gangas, ironías de la vida, una mayoría de hogares no tienen la solvencia financiera para “comprar una casa” en ese mercado. ¡Este modelo se hunde!

La crisis habitacional: desalojos, resistencias y alquiler social de los banqueros

La crisis, el paro y el desplome de los salarios han hecho emerger los desahucios de viviendas habituales que muestran el lado más violento del “mercado de desposesión” de los hogares humildes. La explosión de la burbuja inmobiliaria y los desalojos han dado empuje a las resistencias encabezadas por la PAH que ha abierto diferentes frentes de lucha legislativos, jurídicos y en la calle creando expectativas de solución. Esta lucha contra los desahucios, en paralelo a las de otros colectivos, ha quedado fijada en el imaginario popular. La gente se ha empoderado justificando la defensa del hogar en propiedad ante los desalojos (aunque en verdad sólo era propietario de una deuda).
El propio gobierno de Rajoy ante la presión de la calle legisló una moratoria de desahucios de 2 años, a través del Decreto-Ley -el 27/2012, pero exclusivamente para hogares “hipotecados”. Esta distinción que hizo el ejecutivo de Rajoy es interesada e importante pues categoriza los desahucios en hipotecarios y los otros. Los otros son los hogares que viven sobre todo en alquiler (libre, de renta antigua sufriendo mobbing, realquilados y ocupaciones), que son tanto o más vulnerables no sólo desde el punto de vista jurídico sino también porqué tras el desalojo del inquilino ni Estado, ni Ayuntamientos ni Servicios Sociales ofrecen alternativas. Incluso el miserable Fondo Social de viviendas de la Banca del citado Decreto, de unos 6000 pisos, sólo es para alojar familias víctimas de procesos de ejecución hipotecaria o daciones en pago, el llamado “alquiler social de los banqueros”. Este alquiler social se debe entender como una concesión, una limosna.
Así el triunfo de la propiedad sobre cualquier otra tenencia de vivienda se ha agravado con la crisis porqué se convierte aún más en la única opción estable de vivienda. Pero ni de lejos los hogares hipotecados son el colectivo que más ha sufrido los desalojos. Sí son quienes más han luchado por su vivienda y más adhesión social han tenido por la responsabilidad de las entidades financieras en la gestación de la crisis.(5)

La sociedad de propietarios en el imaginario colectivo.

Ante la pregunta: si tuvieras dinero, ¿vivirías de alquiler o comprarías?, la mayoría de hipotecados y desahuciados continua respondiendo que compraría la casa. Así pues, el concepto de vivienda en propiedad ha sido gravado a fuego en el imaginario colectivo a través de los medios de comunicación y las políticas gubernamentales. Subjetivamente, la vivienda representa en España el principal medio de adhesión a “la clase media”, la principal riqueza de “la familia” para acceder al consumo, un seguro en la vejez y la herencia que convierte a los hijos en pequeños arrendadores (objetivo de propaganda reaccionaria contra el alquiler). En otras palabras, el triunfo franquista sobre las clases populares del 36, generó un raquítico estado del bienestar, que permitió ensayar con la vivienda un instrumento de domesticación y desproletarización muy sofisticado. Los americanos hicieron buena pedagogía.
El actual colapso de aquella “sociedad de propietarios del franquista Arrese” se sitúa en el epicentro de un seísmo que sacude a las clases populares. Un fin de época que hace aflorar una precariedad que supura por todos los rincones del país. El último informe de condiciones de vida en España indica que un 40% de los hogares tienen muy serias dificultades en afrontar los pagos de la vivienda y los servicios básicos. Hay 2 millones de hogares con todos sus miembros en paro y etc, etc. Este panorama ha hecho que los impagos de hipotecas aún no dejando de crecer supongan sólo el 4% del total. En 2012 se registraron 38.976 adjudicaciones a la banca por ejecución de hipoteca sobre vivienda sobre un total de 6,1 millones de viviendas hipotecadas. Estas ejecuciones se hacen sobre personas físicas en vivienda habitual, segundas residencias o inversores privados(6). Son el 0,5% del total de hogares hipotecados lo que da a entender que la cuota hipotecaria se paga religiosamente, gracias también a un colchón familiar que amortigua la caída, y que a pesar de las penurias esas deudas disciplinan y acobardan a los ciudadanos(7).
De aquellas adjudicaciones la banca aceptó 14.229 daciones en pago que permitió liberar de la deuda a esos hogares, pero asimismo suponen la pérdida de todos los ahorros personales. Es una transferencia enorme de riqueza al capital financiero. La dación en pago en EE.UU no ha evitado la distorsión del mercado inmobiliario pues millones de familias entregan la casa para ir a vivir a barrios de roulotes porqué acaban como morosos financieros.
Obama propusó que el Estado pagara las cuotas hipotecarias para que la clase media no perdiera la vivienda. El conflicto moral era que si se ayudaba al capital financiero también había que ayudar a las familias. Es mejor que nada pero al final toda la riqueza acaba en manos de la Banca. No es una solución socialmente progresiva porque ayudar a la “clase media propietaria” implica un agravio comparativo con las clases populares que no lo son.
En España, con el récord planetario de propietarios, lo de Obama hubiera tenido adhesión nacional si a algún político o banquero se le hubiera ocurrido proponerlo. Pero, ni controlamos el pasivo hipotecario que está en manos extranjeras y a un interés que determina Frankfurt, ni podemos emitir moneda al estar adheridos al euro. Pero ensayamos con éxito la creación de una clase media propietaria con la VPO de compra (8) y con las desgravaciones fiscales, que han sido una transferencia encubierta de riqueza a nuestros amos.

La gente no vive en cédulas hipotecarias!

Medidas progresivas frente al pasivo hipotecario.

A la gran mentira nacional ayudaron el ministro Pedro Solbes en el 2006 y la Champions League en el 2010 de Zapatero que aún nos provoca vergüenza ajena. En cuanto en 2008 dejó de fluir el crédito exterior, los precios inmobiliarios se hundieron y tras cinco años de caída de ventas e hipotecas los sacrosantos mercados no saben cuanto vale la propiedad inmobiliaria. ¡Sólo funcionan cuando hay espuma!
Las deudas de 375.000 millones de las promociones invendidas y los campos de patatas convertidos en suelo urbanizable se han saldado con quitas y daciones en pago a la Banca convertida en la principal inmobiliaria europea con más de un millón de pisos. Dentro de la predación capitalista la solidaridad entre el magnate Botín y los caciques Bañuelos o Florentinos aún existe. Ese agujero de la envidiada Banca española de Zapatero ha necesitado de más de 200.000 millones de dinero público y un terrible plan de ajuste de la Troika comunitaria que ha hecho retroceder décadas a las clases populares que aún no han despertado del sueño del “capitalismo popular”.
La clase política no sólo ha renunciado a crear una Banca pública competitiva sino también a ejercer como el verdadero propietario que es de los pisos de la Sareb y crear un pequeño parque de vivienda pública de alquiler.
A falta de una revolución democrática ciudadana, la gran banca ha recibido una enorme transferencia de riqueza y poder: la entrega del sistema de Cajas de Ahorro, sus carteras industriales y propiedades inmobiliarias y la eliminación de la competencia. Si en el 2008 se decía que no podían haber entidades sistémicas, hoy en nuestro país, los siete grandes Bancos son más sistémicos que nunca. Pero esa socialización de pérdidas no funciona cuando se trata de un hogar. Los más de 6 millones de hogares hipotecados que deben 700.000 millones de capital más los intereses que pagarán durante décadas, no tienen el mismo trato de favor.
El cierre del mercado interbancario después de Lehmann Brothers en 2008 supuso el fin de las Cajas pero, los grandes bancos españoles aún tienen un gazapo escondido: las cédulas hipotecarias. (9)
Los millones de hogares hipotecados no saben que nuestros bancos, sobre todo Santander y Caixa Bank, se han lanzado a vender sus hipotecas en forma de cédulas hipotecarias para obtener liquidez en un mercado de capitales seco. Para los banqueros los deudores son como vacas a las que ordeñan sin parar. La vivienda que debería ser un derecho universal, se convierte por un lado, en una deuda hipotecaria y, por un lado, las revenden como cédulas por valor de hasta 450.000 millones ( ¡OJO! Son las 2/3 partes del saldo hipotecario español) De este modo pueden obtener liquidez al depositar ese monto de cédulas como contravalor de los préstamos que obtienen al 0,5% del Banco Central Europeo. Con ese dinero compran deuda del Estado que les renta hasta el 7’5% en un país que se hunde en la depresión. ¡Qué chollo!
Pero la vaca lechera continua con la reventa de esas cédulas a los fondos de pensiones, la Seguridad Social, etc. Le llaman renta fija porque dicen que son seguras gracias al trasfondo de la sacrosanta ley hipotecaria. Son seguras hasta que la familia deja de pagar. Entonces son ya dudosas y se juntan con otras hipotecas y créditos al consumo morosos que se revenden con descuento. Ni las deudas se desperdician en este macabro monopoly de vender y comprar papel, de cosas artificiales, cuyos valores dependen de que unos cuantos millones de familias paguen religiosamente su cuota hipotecaria para formar parte de la quimera de la “sociedad de los propietarios”. (10)
Esta dictadura hipotecaria va a salir muy cara. Por eso una salida socialmente progresiva sería por un lado, una rebelión de los hogares bajo la bandera del “no debemos, no pagamos”. Y, por otro, el auxilio del Estado a esa rebelión imponiendo una quita generalizada a los tenedores propios y extranjeros de deudas, como contraprestación de todas las ayudas regaladas a la Banca, cuyos accionistas asumirían las pérdidas. La adhesión de las familias a esta quita, por cesión o dación en pago, las liberaría de la deuda pero también de la propiedad jurídica de la vivienda que quedaría en manos del Estado. A cambio podrían vivir en régimen de alquiler indefinido, un derecho de superficie pero sin poder comerciar con él.
Sería sin duda un gran acto de soberanía nacional frente al capital financiero nacional e internacional. Sería un atajo rápido para crear un parque público de viviendas que, aunque disperso, mejoraría la movilidad de las clases populares. Este escenario sería posible si el país se acercara a la suspensión de pagos. Pero es dudoso, que los hipotecados, que aún pagan sus cuotas, puedan liberarse del sueño de la vivienda como activo financiero.

…Para los banqueros los deudores son como vacas a las que ordeñan sin parar.

En la desesperación, muchos hipotecados han tomado medidas excepcionalmente reaccionarias para evitar el impago de la cuota. Ir a vivir a casa de los padres o a un piso alquilado barato mientras la carga financiera del suyo intentaban pagarla alquilándolo más caro a otra familia. Hay centenares de desalojos, en que los desahuciados, que pagaban religiosamente su alquiler, se han enterado que vivían en un piso subastado, donde por supuesto no mediaba ni contrato ni se pagaban impuestos ni gastos de escalera.
Muchos propietarios colaboran con los bancos llamando a la polícia cuando detectan una ocupación. Las ocupaciones devalúan su propiedad. ¡Con el dinero que me ha costado el piso y ese vive sin pagar! Los edificios y barrios con ocupas hacen perder dinero a la “sociedad de los propietarios”. Y los que tienen más dificultades para pagar las cuotas hipotecarias suelen ser los más beligerantes. Todo es muy perverso. Pobres, pero mini-propietarios con todas las consecuencias.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
II. Precarios en la dictadura del alquiler.

El 12% del parque inmobiliario en alquiler, sufre el grueso de desalojos

Lejos de la sociedad de propietarios viven los 2,5 millones de hogares en alquiler y un millón más seguramente realquilado. La mayoría son viviendas de más de 20 años y que necesitan rehabilitación. Se concentran en las grandes ciudades y la mayoría los ocupan personas con bajo poder adquisitivo, rentas antiguas, jóvenes y la inmigración que en un 70% vive en alquiler o en habitaciones. Incluso hay muchos desalojos por impago de alquileres sociales en la poca vivienda pública que hay en las ciudades importantes. Desahucios instigados por la propia Administración contra hogares en precario aplicando una gran brutalidad como ha sucedido en Madrid.
Es un 12% del parque inmobiliario nacional pero que concentra más de la mitad de los desalojos(11). En el año 2012 se han ejecutado 54.718 desalojos de inquilinos según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Suponen más del 2% sobre el total de hogares en alquiler en España. La mayoría son sobre vivienda habitual y una minoría sobre comercios. En ciudades como Barcelona donde el alquiler supone el 30% de las primeras residencias, los desahucios por impago de alquiler suponen el 95% según el Decanato de los Juzgados de la Ciudad Condal, datos corroborados por el propio Ayuntamiento para el 2012(12).

..El un 12% del parque inmobiliario nacional en alquiler concentra más de la mitad de los desalojos.

Los desahucios de inquilinos por causas económicas han caído como una tromba sobre los hogares más precarios de los barrios populares en las principales ciudades. Son morosos porqué son pobres, excluidos, precarios o ni siquiera tienen un colchón familiar en el que apoyarse. Los desahucios de alquiler pasan desapercibidos, casi sin focos ni apoyo social. Tal vez los inquilinos no saben defender su derecho a techo como los hipotecados (por el fetiche de la propiedad). Pero en los años 20 del siglo pasado las asociaciones de vecinos nacieron al calor de las huelgas de alquileres a las que se adhirieron centenares de miles de familias y que se alargaron hasta bien entrada la guerra civil en las grandes ciudades(13).

Los inquilinos y pequeños propietarios cautivos del gran capital

Los desahucios de alquiler no sólo existen por las penurias económicas actuales, sino también porqué en este país rige una de las leyes más regresivas de Europa con el objetivo deliberado de que, el alquiler marginal, sin derechos, sería la pieza clave de la burbuja inmobiliaria. Desde la ley de Arrendamientos Urbanos de 1985 del ministro socialista Boyer hasta los cambios legislativos de los últimos gobiernos de Zapatero y Rajoy se han triturado los derechos de los inquilinos, haciendo inviable cualquier proyecto de vida: con 3 años de contrato, el desahucio express al dejar de pagar una sola cuota por un percance económico y la inclusión en una culpabilizadora lista de morosos creada por el Gobierno de Rajoy, dando a entender que todo aquel que no paga lo hace por mala fe. Pero le podemos dar la vuelta a ese argumento ¿por qué el Estado carga sobre los pequeños propietarios la responsabilidad de proporcionar vivienda a las familias pobres y no la asume él?
El Gobierno central, los autonómicos y los Ayuntamientos se han desentendido de este problema esgrimiendo la defensa de los pequeños propietarios. En los foros económicos y mediáticos hay un run-run de una “caverna reaccionaria” especializada en descalificaciones tipo: “los inquilinos llevan un año sin pagar mientras que el propietario paga la hipoteca y luego le dejaran el piso destrozado”. Pero en realidad la propiedad inmobiliaria en este país está ahora más concentrada que en otras épocas. No hablamos de las primeras residencias donde viven los 17’5 millones de hogares españoles, no!, hablamos de los otros 8 millones de viviendas, de las segundas residencias pero sobre todo de las viviendas vacías. ¿Por qué?
Porqué los pisos vacíos, en venta o alquiler, son los que fijan el precio en el mercado y precisamente porqué están vacíos. Según la Junta de Andalucía, del millón de pisos vacíos de su comunidad, un 60% está en manos de personas jurídicas. Sabemos que la Banca española concentra más de un millón de pisos nuevos y de segunda mano. Sin datos fiables, los estudios de José Manuel Naredo nos permiten afirmar que las viviendas vacías en alquiler o venta pertenecen en un 70% a personas jurídicas, bancos, inmobiliarias y a la Iglesia católica que también participa en sociedades de gestión patrimonial como Renta Corporación.
Esta oligarquía tiene cautivo el mercado de la vivienda, porqué controla el crédito hipotecario concediendo hipotecas sólo para sus pisos, de manera que arruinan a los pequeños propietarios y constructoras que intentan vender los suyos en un mercado saturado.
Esta oligarquía tiene cautivo el mercado de alquiler, porqué tiene un ejército de abogados capaz de maniobrar y presionar para agilizar los procesos de desalojo por impago de alquileres, lo que no está al alcance de los pequeños propietarios.
También porqué todo el dinero que ganaron expropiando las viviendas de segunda mano a familias pobres, vía ejecuciones hipotecarias, les permite ahora aplicar una agresiva política de rentas de alquiler frente a los pequeños propietarios. Los mini-propietarios se van a comer “sus pisos con patatas” porqué no pueden competir con lo que ofertan los banqueros que tienen línea directa con el “buen inquilino” ya que conocen su estado financiero a través de nóminas y tarjetas de crédito.
Además, el aterrizaje reciente de agresivos fondos de inversión, comprando las sociedades de gestión del patrimonio inmobiliario de la Banca, ayudará a ésta a enmascarar jurídicamente su responsabilidad futura en la avalancha de desahucios de alquiler.
Y finalmente, las políticas fiscales para las grandes fortunas y los fondos inmobiliarios especulativos, como las SICAV y las SOCIMI, supone otra ventaja más sobre los pequeños propietarios.
Esto no es una defensa del pequeño inversor que quiere ganar dinero en un mercado cuyas variables no controla. A pesar de ser maltratados, son el granero de votos de la mayoría absoluta del PP y se conforman con las migajas que reciben. La derecha española, con Rajoy a la cabeza de los registradores de la propiedad inmobiliaria, mira hacía el otro lado ante la histórica bolsa de fraude fiscal en las declaraciones de las rentas de alquiler, que año tras año, denuncian los inspectores de Hacienda. Y eso que desgravan entre el 70 al 100% en el IRPF. Ninguna nómina tiene ese trato fiscal.
¡Tan larga lectura nos acerca ya a la tesis final! ¿Por qué razón algunas organizaciones sociales y sectores de la izquierda renuncian a defender a los inquilinos frente a los pequeños propietarios? ¿Están atrapados en el argumentario reaccionario del conflicto entre propietarios e inquilinos? ¿Prefieren que la caridad de Cáritas pague las rentas de alquiler? O ¿ aceptan que esos hogares sean desahuciados porqué no tuvieron a bien hipotecarse en su momento?
No discutimos el derecho del pequeño propietario a recuperar su propiedad (que devolverá a la ley de la selva del mercado al que tanto ama). En cambio exigimos la aplicación del artículo 47 de la constitución y la reciente sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para que el Estado español, a través de sus Administraciones, GARANTIZE A LOS CIUDADANOS UNA VIVIENDA DIGNA ALTERNATIVA ANTE EL DESAHUCIO por impagos de alquiler. Si tenemos más de 3 millones de viviendas vacías en manos de la oligarquía ¿qué problema hay?
Es una medida socialmente progresiva porqué traslada la responsabilidad de tener vivienda pública a la Administración. Se convierte en un derecho humano exigible y, por la ausencia histórica de un verdadero parque de vivienda pública en España, sería un reclamo a la expropiación de los pisos vacíos propiedad de esa oligarquía financiera, rentista y reaccionaria. Pero hay que organizar a los inquilinos en esa lucha para llevarla lo más lejos posible.

… Las Administraciones deben garantizar a los ciudadanos una vivienda alternativa ante el desahucio por impagos de alquiler

¿Por que hablamos de disputa? Porqué es una pelea de las clases populares para reducir las rentas de alquiler y así tener dinero para el consumo básico. Y ese consumo está ligado a la producción de comida y cosas útiles. La reducción de la riqueza de los rentistas cortocircuitaría la economía especulativa inmobiliaria facilitando otro modelo económico.
Las ayudas públicas al pago de alquileres o de entidades como Cáritas Diocesana o Cruz Roja no son una solución a esa disputa. No se pueden mantener artificialmente las rentas de alquiler en un país que sufre una auténtica deflación de precios y salarios. Lo único que consiguen es, incrementar el poder de los propietarios y sumir a los inquilinos en una caridad paralizante.
Pero todo esto es palabrería en un mercado de alquiler libre donde impera la ley de la selva. Un mercado donde miles de hogares, sin ingresos regulares, se ven abocados a sobrevivir con la angustia de perder la vivienda ante cualquier vicisitud económica. El precariado está transitando de la esclavitud de la hipoteca a la dictadura del alquiler. Por eso creemos que esos millones de hogares, que viven en el salvaje mercado del alquiler, se acabaran convirtiendo en sujeto político de las reivindicaciones más progresivas de tenencia y uso de la vivienda en este país.

… exigirla reconversión de las actuales Oficinas de Vivienda en un verdadero Servicio Público de Vivienda, lejos del papel burocrático que ahora cumplen

Resistencias actuales y medidas para después.

Las ocupaciones silenciosas de viviendas propiedad de la Banca se han generalizado como medida desesperada de muchas familias(14). Pero la primera ocupación de un edificio de la Banca en el 2011 en Barcelona por la Asociación 500×20 y el reciente éxito del edificio conocido como @blogSALT de la PAH han puesto sobre la mesa que el derecho a la vivienda a de ser exigible al Estado.
Estas ocupaciones viven en una precariedad jurídica que obliga a la lucha para su legalización. El sujeto de este proceso debería ser cualquier Administración. Desde el Ministerio hasta el Ayuntamiento y, como no, la SAREB. La presión social no se ha hecho esperar pues no es difícil identificar la responsabilidad de la casta política en la crisis habitacional. Ocupaciones de las Oficinas de Vivienda de cualquier Administración exigiendo soluciones, las ha habido en Madrid Barcelona, Andalucia… Es una estrategia de la Asociación 500×20 de Barcelona utilizada para exigir la reconversión de las actuales Oficinas de Vivienda en un verdadero Servicio Público de Vivienda, lejos del papel burocrático que ahora cumplen. Estas Oficinas, que pagamos entre todos, son una gestora de inmobiliarias y Bancos a los que les salen gratis los trámites y encima les garantizan las rentas de alquiler con un seguro, que también pagamos entre todos. Negocio seguro, externalización de costes… y ¡alfombra roja!
Por contra, los Ayuntamientos responden a los desahucios, sólo si se les presiona, pagando la pensión por unos días (después del desalojo) o bien otorgando los pocos “pisos de alquiler social de los banqueros” y las pocas viviendas de emergencia de que disponen. La gestión de estas medidas de gracia o beneficencia social las hacen las Oficinas de Vivienda con los informes de los Servicios Sociales. Se trata de la resolución individual y burocrática de cada caso pero nunca un derecho exigible.
La Administración se escuda en que no hay un parque de pisos de alquiler público, un objetivo que siempre aparece a muy largo plazo y bla, bla, bla. (15). La casta política que nos gobierna, que son pantalla de los magnates, caciques y oligarcas de este país, sólo entienden la vivienda más que como un negocio.
Este país necesita una auténtica revolución democrática para sacar la vivienda del mercado y de la sociedad de los propietarios. Por ello, necesitamos la expropiación forzosa o negociada de las viviendas vacías de la oligarquía inmobiliaria (16). Mientras eso no sea posible: multas (por incremento de IBI) a los pisos vacíos de los oligarcas del ladrillo y las finanzas; alquiler público acorde con la capacidad adquisitiva de la unidad familiar; moratoria generalizada de construcción de viviendas. Nos urge racionalizar el enorme parque de viviendas existente (17), para acabar con las agresiones urbanizadoras sobre la tierra y las costas.

… Este país necesita una auténtica revolución democrática para sacar la vivienda del mercado y de la sociedad de los propietarios. Por ello, necesitamos la expropiación forzosa o negociada de las viviendas vacías de la oligarquía inmobiliaria

Pero hoy nos encontramos en una situación de impasse. Las resistencias no son capaces de convertir en leyes el derecho a la vivienda y la oligarquía está esperando un momento propicio para pasar al contraataque en cuando se despeje la incertidumbre sobre la Banca española.
Todas esas medidas socialmente progresivas necesitan una gran mayoría social para implementarlas. Cuanto más mayoría seamos más profundos serán los cambios. Pero por encima de todo la solidaridad y la organización del precariado es lo que permitirá un salto cualitativo en el derecho a la vivienda y un cambio legislativo profundo. En eso hay luz al final del túnel.
Recientemente en Madrid, Sevilla, Zaragoza y Barcelona los inquilinos del pequeño parque de vivienda pública se están organizando para exigir una reducción de los alquileres acorde a los salarios y luchar contra los desahucios. Una vieja reivindicación del movimiento obrero del siglo pasado. Las rentas de alquiler que les cobra el Ayuntamiento incluso superan a las del mercado libre. 700 euros no es un alquiler público. Cientos de familias ya no pueden pagar esos abusos de la época de la burbuja inmobiliaria y preparan estrategias de lucha. La implicación del movimiento vecinal y el 15M junto a las organizaciones de defensa de la vivienda digna también han permitido una mayor presión sobre la Administración. Esas tímidas respuestas permiten albergar esperanzas de más casos en toda la geografía urbana.
La Asociación 500×20 de Barcelona está recibiendo demandas de ayuda de inquilinos en situación límite del área metropolitana. En el distrito de Nou Barris, con el apoyo del movimiento vecinal y el 15-M, 500×20 ha conseguido paralizar todos los desahucios “conocidos” de alquiler e hipoteca. Más de cien en poco más de dos años. La familia no abandona la vivienda alquilada hasta que tiene una solución alternativa. La movilización de hipotecados, inquilinos y ocupas ha obligado al Ayuntamiento a poner vivienda pública y de la banca, en alquileres que van de los 100 a 200 euros, para alojar a las familias que abandonan sus pisos ya sea por dación, ya sea por impagos de alquiler e incluso en ocupaciones de pisos públicos. Un delegado de Vivienda del distrito intermedia para negociar. La Asociación 500×20, llevó a cabo en octubre del 2011 la ocupación (dentro del Estado español) de un edificio vacío propiedad de un banco alojando 11 familias (1). Fue la primera que se hizo en el estado español. Esta Asociación con el apoyo de la Asociación de Vecinos de Ciutat Meridiana puso sobre el mapa la calle con más desahucios del país en VillaDesahucio. Y esta marea reivindicativa ha hecho que sea el distrito de Barcelona en el que más familias se lanzan a ocupar pisos de los bancos, crean bancos de alimentos, exigiendo una renta básica garantizada o trabajo comunitario.
La lucha de los colectivos por el derecho a la vivienda ha permitido aislar la xenofobia en los lugares donde se combina con un trabajo territorial con el 15-M o Asociaciones de Vecinos. El discurso de “los de aquí y los de fuera”, ha sido arrinconado por la solidaridad contra los desahucios. Pero hay peligros latentes. Cuando en Ciutat Meridiana hay quién culpa a la Asociación de Vecinos que su barrio se llame Villadesahucio expresan su temor a la pérdida de valor de su “propiedad inmobiliaria”. Cuando algunos desaprueban que los “morenos” del edificio de Salt puedan vivir del “cuento” mientras el paga su hipoteca o los ocupas molestan a los vecinos o pinchan la corriente… supura la “sociedad de los propietarios”. Esos peligros latentes deben recordarnos que el aislamiento de las luchas puede favorecer su reaparición.

¡Sin lucha y unidad no hay futuro!
Salva TORRES, activista de 500×20
20-10-2013

Notas:

1.- David HARVEY, El enigma del capital y las crisis del capitalismo, Akal 2012

2.- En Barcelona se construyeron en la década 2001-11 poco más de 30.000 viviendas mientras que las compra-ventas sextuplicaron ese número.

3.- Los datos del titanic inmobiliario español. Desde el año 2000 hasta hoy se construyeron 6 millones de viviendas que generaron una burbuja engordada con 9 millones de compraventas y 11 millones de hipotecas constituidas. Una locura para sólo 45 millones de habitantes y 17’5 millones de hogares. El pasivo hipotecario alcanzó el billón de euros, igual al PIB español, de los que 700.000 millones correspondería a familias y los otros 375.000 millones a viviendas y suelo de los promotores inmobiliarios. Estamos hablando de deuda, intereses aparte. Citado en “Las ocupaciones de viviendas: creando riqueza frente a la estrategia de expolio financiero del Banco Malo de Rajoy” en prouespeculacio.org

4.- citado en pg 238 por Isidro López y Emmanuel Rodríguez. Fin de ciclo: Financierización, territorio y sociedad de propietarios en la onda larga del capitalismo hispano. Traficantes de sueños

5.- prouespeculacio.org, De la esclavización hipotecaria a la dictadura del alquiler, 5 junio, 2012

6.- Fuente Asociación Hipotecaria Española (AHE). También Panorama Registral de Impagos de Hipotecas de vivienda en 2012, >www.registradores.org

7.- El Confidencial “Medio millón de viviendas en España valen menos ya que sus hipotecas” y aún así las pagan

8.- La Vivienda de protección Oficial de compra (VPO) se ensayó como una auténtica incubadora de propietarios que ayudó a inchar aún más la burbuja por el lado de las políticas gubernamentales. Hoy aún muchos pisos en alquiler siempre añaden la coletilla “con opción a compra”. Realmente la gente es muy crédula y no hace números.

9.- Cualquier búsqueda por Internet ofrece buenas explicaciones de la naturaleza de las cédulas hipotecarias y sus implicaciones económicas y políticas.

10.- http://lamiradarevoltosa.blogspot.de/2013/07/la-gente-no-vive-en-cedulas-hipotecarias.html

11.- Fuente: Prouespeculacio.org – “2,5 millones de hogares en alquiler sufren el grueso de los desahucios

12.- Fuente : BarcelonaTelevisio – “los alquileres impagados copan el 95% de los desahucios de Barcelona

13.- Fuente: Prouespeculacio.org – “huelga de alquileres: ayer y hoy en España

14 – Fuente: Prouespeculacio.org, Las ocupaciones de viviendas: creando riqueza frente a la estrategia de expolio financiero del Banco Malo de Rajoy, http://prouespeculacio.org/ocupaciones-de-viviendas-creando-riqueza-frente-al-expolio-financiero-del-banco-malo-de-rajoy

15 – En Barcelona hay casi 90.000 pisos vacios según el web del Ayuntamiento. Un 12% del parque inmobiliario. Cuando se increpa a un político siempre dice que son cifras. Pero el propio Ayuntamiento certifica que en el 2012 se realizaron + de 50.000 contratos de alquiler. No se puede alquilar si el piso no está vacío. Fuente: prouespeculacio.org- http://prouespeculacio.org/?p=3745

16.- Como el reciente decreto del gobierno andaluz.

17.- Tenemos la tasa más lata de viviendas por habitante del mundo: 1’2 viviendas por cada dos ciudadanos

18.- Asociación 500×20 “Por el Alquiler Público y Asequible” http://500×20.prouespeculacio.org/

Llicència de Creative Commons
Precarios: de la esclavitud de la hipoteca a la dictadura del alquiler de Salva TORRES està subjecta a una llicència de Reconeixement-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Espanya de Creative Commons
Creat a partir d’una obra disponible a http://prouespeculacio.org/2013/10/24/precarios-de-la-esclavitud-de-la-hipoteca-a-la-dictadura-del-alquiler.html




07 de octubre – Día Mundial del Habitat- concéntrate en tu Oficina Vivienda exigiendo un verdadero Servicio Público

La International Alliance of Inhabitants (IAI) ha hecho un llamamiento a la desobediencia civil este mes de octubre en todas las organizaciones que luchan por el derecho a la vivienda ya la ciudad para exigir derechos civiles.

Diversas entidades sociales de Barcelona y alrededores hacemos un llamamiento a la concentración pacífica y cívica de las oficinas de viviendas de los barrios y localidades exigiendo que se conviertan en un verdadero Servicio Público y no en un muro burocrático contra este derecho.

Exigimos Alquiler Público y Asequible para los ciudadanos! Queremos derechos y no Burocracia!

Exigimos a los representantes políticos que cumplan con los derechos fundamentales que firmaron en la Constitución, artículo 47, así como en los tratados internacionales sobre derechos humanos firmantes por el estado español y muchas comunidades autónomas.




Inquilino se suicida en Barcelona con desahucio como telón de fondo

Finalmente sucedió también en Barcelona. Esta mañana la Comisión judicial ha encontrado el cadáver después de reventar el paño de la vivienda.

El desahucio pudo ser el desencadenante del suicidio
El mobbing inmobiliario y causas familiares podrían haber pesado.

vecinos y entidades en c/ rosello 93 después de que un inquilino se suicidará con un desahucio como telón de fondo

Las declaraciones de la Asociación de Vecinos de l’Esquerra de l’Eixample y vecinos del barrio permiten deducir que, aunque hay un transfondo seguramente de mobbing inmobiliario y causas familiares, el desahucio podría haber sido el detonante del fatal suceso.

Como venimos denunciando desde hace un año los desalojos de inquilinos, por impago de cuotas,  suponen más del 80% de los casos en el país. Una verdadera lacra que denunciamos AQUÍ y AQUÍ.

El fallecido trabajaba como cámara de TV3 y en principio no tenía problemas económicos. Era socio de la entidad vecinal y también parece de Esquerra republicana.

Podría haber un viejo litigio familiar de transfondo que llevará al desahucio. El habló con la gente que estaba en proceso de cambio de vivienda.

Curiosamente el telenoticias de la noche de Televisió de Barcelona (Btv) ha citado el incremento de los desahucios de alquiler en la ciudad, en una entrevista al presidente de la FAVb y también de l’Avv del barrio, pero sin citar el suicidio de esa persona.

 




La opinión de 500×20 sobre el Decreto de paralización de desalojos

Declaración de 500×20 sobre el Decreto del Gobierno

Moratoria Hipotecaria v2.0:

de la esclavización hipotecaria a la dictadura del alquiler

BAJAR PDF (230 kb.)

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

¡Aumentará la deuda y encima se pagará un alquiler al Banco!

¡Menudo negocio este Decreto!

El reciente decreto del Gobierno de Rajoy declarando una moratoria de desahucios en los casos de familias más vulnerables sólo ha gustado a la Asociación Española de la Banca (AEB). La nueva versión del “esfuerzo gubernamental” por salvar a los desahuciados, después del decreto de Buenas Prácticas Bancarias de De Guindos, no ha hecho más que enfurecer a la mayoría de entidades y asociaciones que defendemos el derecho a la vivienda digna.
El Gobierno de Mariano Rajoy y el mismo PSOE, que nunca hizo nada serio, se vieron obligados a mover ficha ante la enorme presión social y mediática. La opinión pública, que fue moldeada durante medio siglo entorno a la importancia vital de la posesión de la vivienda en propiedad, ha dicho basta. Hoy aquella arma de domesticación ideológica se ha vuelto contra los partidos que la usaron durante décadas. Hoy es evidente una mayoría social contra la tragedia del desahucio y el uso de la policía y de los jueces para defender los intereses de los banqueros y del mundo financiero.
Las Plataformas de Afectados por las Hipotecas al frente y otras muchas asociaciones, como la nuestra 500×20, han liderado un proceso de denuncia social y reivindicación que ha obligado a mover ficha al Gobierno que dice que “no hay alternativas”. Alternativas sí las hay, y cuando a estas se suman la gente corriente, jueces, partidos, sindicatos, etc… se demuestra que esta lucha aún puede ir mucho más lejos que ese Decreto que nace mutilado. El Decreto es una chapuza legislativa pero es una pequeña victoria en el camino del derecho a la vivienda.

Nadie sabe a ciencia cierta cual será el alcance de la principal medida: la moratoria de desahucios. Ni Rajoy da cifras de cuantas familias se podrán acoger a esta nueva versión de Real Decreto anti-desalojos ni nunca  las dieron de las familias que se beneficiaron de la versión anterior del de De Guindos. Los únicos datos fiables y bien custodiados los tiene la banca que sabe las familias que no pagan
Si quieres leer el texto del Decreto del Gobierno puedes bajartelo desde AQUÍ. Es cortito 4 páginas en pdf.


Un decreto a medida de los banqueros pero una pequeña victoria del pueblo

El Gobierno y la banca saben que el Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios no responde a las expectativas de millones de familias agobiadas por las deudas. Por ello, trivializan la gravedad de la situación con datos que nadie sabe  de dónde han salido. Tanto el ministro De Guindos como el presidente de la patronal bancaria-Miguel Martín- se justifican argumentando que sólo entre 4000 y 15000 familias han sido desalojadas de sus viviendas desde el inicio de la crisis. No es creíble pues la misma AEB ejemplifica su buen hacer al haber refinanciado más de 400.000 hipotecas desde el 2009. Y los datos del Consejo General del Poder Judicial- CGPJ- que hablan de 57.000 desalojos sólo este año tampoco dan veracidad a las palabras del Gobierno.

leer todo nuestro documento en pdf (230 kb.)




desalojo de una familia con violencia y sin previo aviso.

desahucio con furgonetas mossos, ambulancia, cerrajeros, enseres y mudanzas

concentración con asamblea

esta tarde a las 18h. delante del nº 28 del c/Marin/Almansa

Esta mañana a las 8 de la mañana 5 furgonetas de antidisturbios y Guardia Urbana han aparecido ante el número 28 de la c / Marin para desalojar una familia que vivía desde hacía años en un piso okupado por desesperación. Sin previo aviso judicial, sin respetar el derecho a defenderse han desalojado la familia con una violencia inaudita. 500×20 cree que las poderes fácticos están generalizando el desahucio sin aviso para evitar la defensa que hacen de las familias las organizaciones por el derecho a la vivienda.

Según la familia sobre las 9 de la mañana la comisión judicial con el procurador del INCASOL ha ordenado romper la puerta a golpes de ariete y los Mossos han entrado con toda la familia dentro. Rota la puerta la policía actuó con contundencia con un golpe en la cabeza y otro en la nuez del cuello para atragantarse Gabriel, jefe de familia, y expuesto ha perdido la conciencia. Uno de los menores al intentar ayudar a su padre fue aplastado contra la pared. Ataques de histeria de los más pequeños y la madre llorando.

Esta mañana han sido atendidos en los servicios de urgencia del CAP e informarán de daños físicos. La familia con 3 hijos pequeños ya había sufrido 3 desahucios anteriormente. Diversas entidades como 500×20 ayudaron a la família en su momento.

Ayer 500×20 ya intuía que podía pasar con las familias que ocupábamos pisos del Incasol tras el anuncio del Secretario de Vivienda que dará 3200 pisos en alquiler asequible, la primera medida será vaciar con violencia y sin previo aviso a las decenas de familias que viven.

BUEN COMIENZO para alquilar los pisos sociales !!




Documento: de la dación hipotecaria al parque público de alquiler

>>>Bájate todo el documento en PDF<<<

>>>Bájate todo el documento en OPEN-OFFICE <<<


el alquiler 100% público y asequible
un documento que analiza el estado actual de las luchas por la vivienda, la crisis del modelo de económico español basado en el ladrillo y explica las soluciones anticapitalistas que propone la Asociación 500×20-Prouespeculació.


 

De la dación hipotecaria al parque publico de alquiler de viviendas

Hundir la banca para salvar el país

un debate inmobiliario-financiero para las universidades indignadas del 2011

Han transcurrido cuatro años de una crisis económica que para las clases populares de nuestro país está adquiriendo tintes dramáticos. Hemos pasado del sistema bancario más solvente del mundo a salvarlo con préstamos, avales y privatizaciones de las cajas de ahorros. Pasamos de los brotes verdes a cinco millones de parados y recortes sociales históricos que desmantelan el raquítico Estado del Bienestar español disolviendo el sueño de “la sociedad de los propietarios” en que dormitaban las clases medias.
Hay que decirlo. El 15M y el movimiento de indignados ha demostrado que las clases populares están perdiendo la esperanza en un futuro económico mejor en el marco de este sistema tan injusto. Al grito de “que no nos representan” miles de personas han perdido el respeto a las reglas de juego, que habían aceptado sumisamente durante décadas, impuestas por esa oligarquía financiera en connivencia con las grandes empresas, los medios de comunicación, la judicatura y una partitocracia unida a una burocracia sindical a medida de esos intereses espurios aliñados en la corrupción generalizada.
Le llaman “capitalismo para los pobres” a esa larga lista de fracturas sociales, dramas personales y familiares que sirven para constatar que el 10% más rico de España acapara una riqueza y un poder como nunca en la historia, el mal llamado “socialismo de los ricos del IBEX35”, Ricas familias con solera franquista que nunca llegaron a perder nada. Es en esa inmoralidad de las clases más pudientes, de los políticos embusteros y de los lujos desenfrenados de los yuppies financieros que se explican los saqueos en la City londinense y que en un acto de sana indignación política la ciudadanía sitie e increpe a los diputados de la Generalitat de Catalunya dispuestos a aprobar aún más sacrificios a las clases populares.
En esta crisis se han traspasado muchas líneas rojas en la defensa de los intereses de los más poderosos. Las decenas de miles de desahucios, cerca de 400.000 afectando a 1 millón de personas, han sido una de esas líneas rojas que han levantado la ira popular que se ha tornado una defensa airada de las familias que son abandonadas en la calle. Una línea roja justamente indignante en este país que tiene el mérito de tener 3 millones de viviendas vacías y 5 millones infrautilizadas. A las plataformas de afectados por las hipotecas y otras organizaciones populares en defensa de la vivienda digna se han unido las asambleas de indignados de las plazas que han levantado incluso la simpatía internacional por este movimiento ciudadano. Las barreras de ciudadanos, protegiendo una puerta, defendiendo el derecho a techo se ha convertido en un símbolo de la resistencia contra el sistema y reciben el aplauso de la mayoría de la población a cada nueva victoria.

Pero no nos engañemos hemos tocado fuego…

Los intereses cruzados del lobby del sector del ladrillo, las infraestructuras y la banca en este país van a usar todo su enorme poder para doblegar política, judicial y policialmente esa resistencia. Ya en mayo el PP valenciano a través de una ONG fantasma obstaculizó la presentación de la ILP sobre la dación en pago hipotecaria de las principales organizaciones que la apoyaban (PAH, UGT, CCOO, etc desde Catalunya). La Comisión parlamentaria que debía discutirla se ha disuelto como un azucarillo con el adelanto de las elecciones y es que el derecho a la vivienda no cabe en las cuatro paredes de ese Parlamento No hay ninguna voluntad política ni garantía de que sea discutida en un nuevo Parlamento que legitimará seguramente a los más directos representantes de esos lobbies. ¡Y sólo es una ILP… alguien recuerda algo de las otras 9 que se recogieron desde el 1978!

Mientras en julio del 2011 transcurría ese galimatías político, las otras dos patas del Estado, jueces y policía, demostraban sus verdaderas intenciones. La resistencia a los desahucios viró a derrota el pasado día 25 de julio del 2011 en el barrio del Clot-Barcelona. Un helicóptero y más de cien policías en 12 furgonetas asaltaban literalmente con escaleras un piso en proceso de desahucio defendido por dos o tres centenares de ciudadanos convencidos que la familia, al corriente de pago del alquiler, había sido injustamente tratada por la justicia en un claro caso de mobbing inmobiliario (1). Y otros casos similares se resolvían de modo parecido en diferentes ciudades españolas.

Es una lucha desigual de unos miles de ciudadanos que gozan de la simpatía de la opinión pública frente al núcleo fundamental del modelo económico español que ha funcionado durante medio siglo modelando el acceso a la vivienda y la forma y vida de las ciudades. No es posible un cambio de modelo económico ni de políticas de vivienda realmente públicas sin romper el espinazo a este sector económico que directa o indirectamente mueve como mínimo 2 de cada 4 euros del PIB. Y no dudaran en defender sus intereses sacando en tromba en los próximos meses a una legión de políticos, jueces, abogados, periodistas, economistas y los cuerpos de policía del estado.

Por ello este documento (2) pretende explicar que el derecho a la ciudad y a la vivienda es un derecho imprescindible en la configuración de la vida de las personas y su conquista en el Estado español será para la ciudadanía y los indignados/as una de las luchas económicas más importantes contra la dictadura de las finanzas y los rentistas porque estamos golpeando el núcleo duro del sistema.

…………

>>>Bájate todo el documento en PDF o en OPEN-OFFICE <<<




La Audiencia Nacional investiga las webs que luchan contra los desahucios

Setmanari Directa nº 239 informa que…
El juez Eloy Velasco instruye una demanda del sindicato de ultraderechista Manos Limpias. 

¿NOS VIGILAN?

La Audiencia Nacional pide informes a la Policía Judicial sobre el movimiento 15-M, Indignadas y webs contra los desahucios.

El sindicato ultra MANOS LIMPIAS considera que se están cometiendo delitos contra las instituciones del Estado.

En concreto, se pide un informe sobre la estructura del movimiento 15-M, las indignadas y las entidades que organizan la resistencia a los desahucios hipotecarios o de alquiler. Se hace especial énfasis en la web que coordina la lucha contra los desahucios creada recientemente: STOPdesahucios.tomalaplaza que nuestra Asociación ha utilizado.

Manos Limpias considera que las personas detrás de la página web y de las entidades que organizan la resistencia a los desahucios estarían cometen delitos contra las instituciones del Estado, sedición y asociación ilícita.
El juez Eloy Velasco lo tiene en una fase embrionaria pero con todos los informes deberá decidir en los próximos meses si los hechos en litigio son delictivos.
Dos de los informes, hechos por los Mossos y la Guardia Urbana de BCN, ya se encuentran en manos del juez.


EL ESTADO USA EL PESO DE LA LEY Y LA POLICIA PARA PISOTEAR EL DERECHO A LA VIVIENDA.
EL DERECHO A LA PROPIEDAD SIEMPRE POR ENCIMA DE LOS DERECHOS HUMANOS

500×20 alertamos de que a la vuelta del verano habrá un endurecimiento de la represión para aplastar la resistencia a los desahucio. El Estado usa incluso organizaciones fascistas para poner en marcha los atentados contra los derecho a la vivienda digna recogido en su constitución en el articulo 47. PAPEL MOJADO !!