La P.A.H. EMPORDÀ i la TAULA ENERGÈTICA I D’HABITATGE de FIGUERES denuncien manca d’aliments bàsics

CARTA OBERTA DIRIGIDA A:

Alcaldia de Figueres i Direcció de Serveis Socials

INFORMEN:

Que considerem que els aliments que ofereixen el Centre de Distribució d’Aliments de Cáritas no estan previstos perquè els ciutadans sense recursos puguin accedir a una dieta equilibrada i sana, com ho fa qualsevol família que no tingui la necessitat d’acudir-hi. Els aliments que ofereixen són estrictament de supervivència, o sigui: pasta, arros, llegums, llet, oli… Careixen dels productes més importants per a la salut com són verdures i fruita, aliments totalment imprescindibles que s’han de menjar diàriament tant per dinar com per sopar, així com de carn i peix i de menjar per a bebès.

Ens preguntem el criteri que ha tingut la direcció de Cáritas en gestionar un centre social de comestibles prescindint dels aliments més important per a la salut tot i comptant que tenen dos congeladors buits. Com es pretén que pugui un infant tenir un creixement adequat física i mental sense els nutrients bàsics? També ens preguntem com promouen els responsables del CDA aquesta discriminació entre els ciutadans més vulnerables. És que per Cáritas hi ha ciutadans de segona categoria que no mereixen alimentar-se adequadament?

Així mateix, considerem que la forma d’entregar, públicamernt, els aliments als usuaris, exhibint davant de tothom la seva pobresa, representa una humiliació tal que es correspon més a una imatge de “caritat” dels S-XVIII “la sopa boba” que a la d’un sistema d’esperit solidari i social, encarat a dignificar les persones i a donar-los tot el suport i les eines necessàries per poder sortir-se’n del forat emocional que comporta la penúria econòmica. Hi ha persones que s’avergonyeixen que els vegin els seus coneguts i que prefereixen passar gana a utilitzar aquest servei. També creiem que aquesta imatge pública, afecten l’article 18 de la Constitució sobre el Dret a la privacitat i a la intimitat.

Els usuaris no tenen el Dret a consumir els aliments que prefereixin o que necessitin per una malaltia específica o per intolerància a algun producte, i no podran adquirir els aliments que tinguin en stock al local de Cáritas: Exemples: intolerància a la lactosa, al gluten, malaltia de la diabetis… Com ho faran per menjar?

Nosaltres responsabilitzem d’aquesta violació dels Drets de les persones a l’Ajuntament de Figueres, ja que són ells els encarregats de protegir i emparar els ciutadans del municipi.

Article 25 1. de la Declaració Universal dels Drets humans:

Tota persona té dret a un nivell de vida que asseguri, per a ell i la seva família, la salut i el benestar, especialment quant a alimentació, vestir, habitatge, assistència mèdica i als serveis socials necessaris; també té dret a la seguretat en cas d’atur, malaltia, incapacitat, viduïtat, vellesa o altra manca de mitjans de subsistència independent de la seva voluntat.

Entenem que la donació d’aliments aquí a Figueres no es realitza d’una manera eficaç, ni permet una bona i adecuada nutritició a la gent, als infants, als malalts i als que necessiten d’una dieta especial:

-L’ajuntament externalitza l’alimentació de la ciutadania amb vulnerabilitat econòmica i els abandona en mans d’altres entitats que no cobreixen les necessitats de la població.

-L’ajuntament subvenciona Cáritas amb 200.000 euros. Es fa càrrec de les despeses dels lloguers de Cáritas tant del local d’entrega d’aliments, com del magatzem on guarda el menjar i dels camions de transport. El cost anual que paga l’ajuntament per tots aquests serveis són uns 70.000 euros, per tot el que hem explicat

SOL·LICITEM

Que l’ajuntament abandoni per obsoleta, humiliant, més cara i difícil de controlar l’externalització de la donació d’aliments, i que ho faci a través de serveis socials amb una tarja “visa solidària” amb un saldo digne i raonable depenent del número de components de la unitat familiar i amb totes les despeses justificades, que permetria als usuaris poder escollir els aliments que prefereixen o que necessiten a la botiga que volguessin, sense que ningú hagués d’assabentar-se del seu estatus econòmic. L’ajuntament s’estalviaria les subvencions a entitats, el cost dels lloguers i de transports i sobretot, els usuaris guanyarien qualitat i dignitat. A més, sempre són els tècnics de serveis socials els encarregats de facilitar les targes per gaudir de les ajudes, o sigui que en aquest cas, encara facilitaria més la feina.

Figueres, 11 de juny del 2018

P.A.H. EMPORDÀ TAULA ENERGÈTICA I D’HABITATGE DE FIGUERES





cada día fueron desahuciados 36 hogares durante el 2017 según el CGPJ

CADA DÍA 36 FAMILIAS han sido expulsadas DE SU CASA DURANTE EL 2017 SEGÚN DATOS DEL CGPJ

A LAS COMARCAS DE GIRONA EL 2017 HAN HABIDO 2041 DESAHUCIOS

programa “SI que es pot” – Marta AFUERA – femgirona ràdio.

Como también informó el Diario de Girona, los juzgados han ejecutado 2.042 desahucios en las comarcas de Girona durante el 2017, un 5,8% más que el año pasado. Según recoge la estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el drama de aquellos que pierden la vivienda, de momento, no va a la baja. Entre enero y diciembre, 823 familias y particulares de la demarcación se quedaron sin techo por no poder afrontar las cuotas de la hipoteca. Una situación que, en muchos casos, los lleva aparejado una deuda de por vida. Pero junto a estos casos, los datos también muestran otra cruda realidad: la que viven aquellos que no pueden afrontar las cuotas del alquiler y ven como los echan del piso. En un año, en las comarcas gerundenses, los juzgados han ejecutado 1.161 desahucios por este motivo.

El Diari Ara también ha publicado que:

CADA DÍA 36 FAMILIAS SE QUEDAN SIN CASA EN CATALUNYA SEGÚN LAS ÚLTIMAS DATOS CORRESPONDIENTES AL 2017 PUBLICADAS POR EL CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL.

Más de 13.300 familias se quedaron sin casa este 2017 porque no podían pagar el alquiler o la hipoteca, según los últimos datos que ha hecho público el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El goteo sigue siendo constante: 36 familias cada día se quedan sin casa, o lo que es lo mismo, cada hora se producen entre uno y dos desahucios en Cataluña.

Según los datos, Cataluña lidera un año más el ranking de desahucios, muy por encima de Andalucía y Valencia, las comunidades autónomas que la siguen. El tercer trimestre del año coincidiendo con los meses en los que ya estaba en vigor la ley catalana antidesahucios aprobada en diciembre 2016, fue el momento en que menos se produjeron. En cambio, tras la suspensión del Tribunal Constitucional de octubre, los tribunales ejecutaron 3.400 lanzamientos, casi un millar más que en el trimestre anterior.

La Taula Energètica i de l’Habitatge de Figueres también ahonda en esta problemática en su Facebook

facebook: Taula Energètica i de l’Habitatge de Figueres.

Figueres cuenta con 783 pisos vacíos de instituciones financieras, mientras que muchos de sus ciudadanos malviven hacinados en pisos insalubres. Las familias desahuciadas van a las pensiones con un promedio de 6 meses de estancia con todos los gastos públicos que ello conlleva. Ha llegado el momento de obligar a la ciudad a expropiar o multar a los pisos vacíos de los bancos.

La portavoz de la Taula, Rosa Chía cree que tras levantar la suspensión de la ley 24/2015 de la Generalitat por el Constitucional se deberían expropiar temporalmente todos los pisos de los bancos como ha decidido ya el Ayuntamiento de Barcelona. Aunque el Constitucional no ha levantado la suspensión obligatoria del alquiler social en las ejecuciones hipotecarias Rosa cree que una medida así en Figueres ayudaría mucho a salvar la emergencia habitacional que vive la capital de la comarca de l’Alt Empordà. Hoy por hoy el Ayuntamiento de Figueres hace caso omiso a sus demandas.

SE DESALOJAN LOS SIN TECHO DE LA PLAZA CATALUNYA DE BARCELONA por la Guardia Urbana de la ciudad condal.

Rosa Chía y su compañera Carmen, también se exclaman contra la situación de los centenares de personas que viven en la calle en todas las ciudades del Estado sin que ninguna administración haga absolutamente nada mientras miles de viviendas son vendidas a fondos especulativos o ricachones extranjeros que así obtienen la nacionalidad española. Han pasado un rato con los acampados de la plaza Catalunya de Barcelona preguntando por su situación y dando su apoyo.

.




Catalunya: CGT denuncia opacidad y falta de control público en los centros de menores gestionados por grupos privados

Los escándalos de pederastia y la gestión caótica y de lucro privado ha vuelto insostenible la situación como indican muchas entidades como la nuestra y la Taula Energética i de l’Habitatge de Figueres.

Según un grupo de trabajadores de educación social de este sindicato, el aumento de incidentes y la degradación de condiciones está relacionado con el proceso de privatización que ha hecho que el 80% de las plazas actuales estén gestionadas por grupos privados.
Las trabajadoras y trabajadores sociales de la CGT consideran que la falta de control y la progresiva ‘privatización’ de la tutela de menores ha generado la irrupción de un círculo de intereses que tiene interconexiones entre la administración pública y los grupos privados que hacen negocio.
Entre los ejemplos que mencionan está el del mismo Ricard Calvo, actual director general de la DGAIA (y concejal de ERC en Girona), anteriormente vinculado como gerente de entidades como Plataforma Educativa, Fundación Resilis y Fundación FASI, dedicadas a la gestión de centros de menores.

Varios trabajadores del ámbito de la educación social y afiliados al sindicato CGT han denunciado esta mañana en rueda de prensa la situación “insostenible” que, a su juicio, se vive en muchos centros residenciales para menores que dependen de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), marcada por un incremento de los episodios de incidentes. “Los niños titulados en centros de menores se encuentran un una situación de derechos, tal como ha denunciado el propio Síndic de Greuges en varios informes”, apuntó Robert Morral, de la sección de trabajo social de esta organización sindicato.

Según esta denuncia pública, “la falta de recursos terapéuticos se sustituye por medicación psiquiátrica, que debería estar bajo supervisión de personal médico, no bajo supervisión de educadores. Tampoco hay agilidad en la reubicación de los menores, ni en los procesos de acogida a familias “. Esta progresiva “degradación” de condiciones se traduce, según los representantes sindicales, en un aumento de denuncias por incidentes en el seno de los centros por causas vinculadas a conductas sexuadas, consumo de tóxicos o patologías de salud mental grave, que deben asumir centros que no cuentan con personal suficiente especializado. Las trabajadoras de la CGT recuentan hasta 150 incidentes reportados durante el año 2015 sólo en centros de gestión pública y “número inconcreto los privados, donde tenemos menos afiliados, y nos es mucho más difícil hacer seguimiento”. “Hay centros donde han tenido que ir los mozos dos veces en un solo día”, apunta el representante del sindicato.

Para la sección sindical de la CGT, “de incidentes ha habido siempre, pero la situación se ha agudizado en estos últimos años, debido a la saturación de los centros, la falta de inversión y recursos, la progresiva externalización de la gestión de las menores tuteladas a entidades privadas, tituladas por fundaciones o empresas del tercer sector, y la imposibilidad por parte de la administración de fiscalizar el uso de los recursos públicos que llevan a cabo estos agentes privados.

Desde CGT afirma que actualmente hay 2.720 plazas para menores tuteladas en Cataluña, de las que un 80% (unas 2.200) se gestionan de forma privada o concertada. Y de este 80%, el 30% son centros religiosos, como el CRAE Montserrat de Cerdanyola, gestionado por el Instituto Secular de la Cruzada Evangélica.

La consellera de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa, junt al director de DGAIA, Ricard Calvo, en la presentació de l’estudi “El benestar subjectiu dels adolescents tutelats a Catalunya”. Pla general. 10 de juny del 2016.

Entre 3.000 i 4.000 euros por residente

Se gastan millones de euros con la construcción y reformas de centros que ya se encuentran impecables les dan a fundaciones para que las gestionen de manera privada, además de la donación de suelo público para la construcción de centros privados”, denuncia un comunicado que han difundido hoy las trabajadoras sociales de la CGT. Por cada niño que reside en estos centros gestionados por fundaciones, la DGAIA les paga al menos 3.000 euros; a veces 4.000, sin que haya ninguna fiscalización ni auditoría interna“, detalla la nota.

Fuentes de la DGAIA reconocen que no hay ningún órgano que fiscalice el dinero público otorgados a grupos privados, “sólo un servicio de inspección y registro del departamento que hace investigaciones motivadas por alguna denuncia”

En varias ocasiones nos dirigimos a la antigua directora de la DGAIA, Mercè Sanmartí, para pedirle que se auditaran los centros concertados y los de gestión privada. Y la respuesta siempre era ‘sí, sí, lo tenemos que hacer ‘, pero todavía estamos esperando, aseguró Morral. Fuentes de la misma DGAIA consultadas por la Directa reconocen que no hay ningún órgano que fiscalice el dinero público otorgados a grupos privados para la gestión de centros de menores. “Sólo existe un servicio de inspección y registro del departamento de Servicios Sociales que hace investigaciones periódicas, motivadas por alguna denuncia “. La falta de control y la progresiva ‘privatización’ de la tutela de menores ha generado la irrupción de un círculo de intereses que tiene interconexiones entre la administración pública y los grupos privados que hacen negocio.

Las trabajadoras sociales afiliadas a la CGT consideran que, la falta de control y la progresiva ‘privatización’ de la tutela de menores ha generado la irrupción de un círculo de intereses que tiene interconexiones entre la administración pública y los grupos privados que hacen negocio. Entre los ejemplos que mencionan está el del mismo Ricard Calvo, actual director general de la DGAIA (y concejal de ERC en Girona), anteriormente vinculado como gerente entidades Plataforma Educativa, Fundación Resilis y Fundación FASI, dedicadas a la gestión de centros de menores, como el Mas Garriga. La Plataforma Educativa, según la CGT, es una “fundación empresarial que según su propia página web gestiona más de 10 millones de euros, más del 80% proveniente de la financiación pública, sin ningún control ni auditoría pública independiente conocida”


+++ INFORMACIÓN…

Ricard Calvo
El responsable de Infancia de la generalitat de Catalunya dimite en plena polémica por los centros de menores

……..

Ricard Calvo alega cansancio y también abandona su cargo de regidor en Girona-ciudad.

 




Vivienda: el despilfarro de dinero público en Figueres ¿es moneda corriente en el país?

LA TAULA ENERGÈTICA I D’HABITATGE DE FIGUERES

certifica que

… el Ayuntamiento de Figueres está llevando una política de gestión económica nefasta, negligente, de mala praxis e indiferente hacia los ciudadanos de Figueres, malgastando el dinero del erario público y dejando de lado los aspectos sociales básicos: de la vivienda, agua, gas, luz, alimentación, educación, sanidad … Incluso, en casos de emergencia social, los servicios sociales, no pueden ofrecer ninguna vivienda para alojar a ninguna familia ni a ninguna persona enferma, ni de la tercera edad … Sencillamente porque no existe.

El mismo Hospital de Figueres, cuando se encuentra en algún caso en el que necesitan de algún lugar para ubicar un paciente, se encuentra totalmente impotente, y los médicos ante esta carencia tan grave, no saben cómo resolverlo.

Según comunica el Sr. Oscar Verges, Regidor de Compromiso de Izquierdas por Figueras, en este municipio hay 783 pisos vacíos que provienen de ejecuciones hipotecarias y que están en manos de entidades financieras, y, nuestro Ayuntamiento, a pesar de tener todo el derecho y la obligación, no les imponen la tasa correspondiente por el uso anómalo de la vivienda aprobada en el año 2016, lo que desmotivaría a los grandes tenedores de tenerlos vacíos y, que al mismo tiempo, permitiría recaudar fondos para políticas sociales. Tampoco se adhieren a la ley de la Generalitat 24/2015 que permite la expropiación temporal de usufructo de viviendas vacías para dotar al municipio de un parque de viviendas para atender a las personas que están en situación de exclusión residencial.

El Ayuntamiento, este año pasado, se gastó 146.000 euros del dinero de los contribuyentes para atender la emergencia en el ámbito de la vivienda de la siguiente manera: en hostales 80.600 euros y en pisos gestionados por entidades privadas 65.500 euros, o sea que todo este gasto ha resultado un derroche totalmente infructuoso y deshonesto del erario público, ya que con esta cantidad el ayuntamiento hubiera podido alquilar unos 24 pisos, a una media de alquiler de 500 euros mes aproximadamente, ahorrando mucho dinero público, dotando al municipio de un parque de viviendas de alquiler social, todo ello, sin perder su obligación de no aliarse con el poder financiero y efectuar las medidas pertinentes para conseguir los pisos vacíos de los bancos. Estas medidas también facilitarían la posibilidad más económica de poder compartir piso a personas solas y aportaría una comodidad para las familias, imposible de obtener en una habitación de un hostal. Somos conocedores de que hay alguna familia con criaturas que lleva más de un año en una pensión y que para una familia numerosa nuestro consistorio llegó a pagar casi 6.000 euros mensuales entre la pensión y la comida durante un periodo superior a 6 meses, y éstos, tan sólo, son dos ejemplos de todas las insensateces cometidas por este consistorio.

Como no hay recursos para servicios sociales, ya que nuestro ayuntamiento les dota de un presupuesto totalmente insuficiente para poder ejercer su trabajo, la política que utiliza su dirección está más encarada a la represión, amenazas, indiferencia y negligencia, que intentar arreglar y prevenir los asuntos sociales y económicos de los ciudadanos figuerenses. “No podemos hacer nada” repiten como un mantra a las personas que acuden para intentar encontrar un apoyo a sus necesidades.

Algunos penosos ejemplos:

Las familias que reciben una prestación de 425 euros, por más miembros que hayan y criaturas, se les quita el Derecho a poder tener alimentos.

Hay personas que viven en Figueres y el consistorio se niega a empadronarlos, dejándolos sin Derechos ni sanidad pública e incumpliendo la ley especificada en el BOE número 71 del 24 de marzo de 2015, que obliga a los ayuntamientos a empadronar a todos los ciudadanos que viven en el municipio.

-El caso de una una chica de 18 años, muy enferma, que estaba durmiendo en la calle y que había ido a servicios sociales pidiendo ayuda porque había huido de su domicilio por malos tratos y, que en vez de haberla acogido rápidamente por apoyarlo, la “derivaron” en la sección de transeúntes de Cáritas, como si encontrarse con una adolescente que pasa fuera lo más normal del mundo … como Cáritas vive de ayudas y de subvenciones, tampoco se rompió la cabeza en analizar el problema de esta chica ni en dedicarle un momento de atención, y toda la ayuda que se les ocurrió hacer para un caso de esta magnitud, fue ofrecerle un bocadillo y la compra de un billete de vuelta a casa. Esperpéntico, pero cierto …

-El caso de una persona que no tenía electricidad y que servicios sociales le indicó que no se dirigiera a la Taula Energètica i de l’Habitatge de Figueres para que esta entidad no le podría resolver su situación ya que no se podía hacer nada …, o sea, que la administración en lugar de enfrentarse al poder de las eléctricas y seguir la ley 24/2015 que prohíbe que ningún ciudadano se quede sin luz, se desentendieron de su obligación de informar y ocuparse del cumplimiento de la ley, mintiendo al respecto, e intentando que esta víctima de la pobreza energética hablara con la Tabla energética para que se quedara más indefenso.

Amenazas reiteradas a las personas que pertenecen a la Taula Energètica i de l’Habitatge, intentando atemorizarlas en retirarles las ayudas en caso de que continuaran formando parte de nuestra entidad.

No velar por la salud pública de los ciudadanos permiten que vivan en pisos en malas condiciones con humedades, hongos, vidrios rotos, espacios de 37 metros cuadrados con 5 personas dentro y no hacer nada al respecto aunque haya criaturas.

El Ayuntamiento de Figueres tiene un piso de propiedad para alojar los desahuciados, con criaturas, el cual está ubicado en un quinto piso de una escalera tenebrosa que no reúne los mínimos requeridos por la Cédula de habitabilidad: La escalera no tiene puerta, ni electricidad, los escalones están agrietados, el pasillo es estrecho y totalmente oscuro …, o sea que en el caso de un incendio podría haber una masacre.

Respecto al asunto de la pobreza energética, el ayuntamiento sigue incumpliendo su obligación de poner un servicio de información hacia los usuarios con vulnerabilidad económica, para explicarles que las compañías energéticas no pueden cerrarlos los suministros, y que , en caso de hacerlo, que deben denunciarlo a su ayuntamiento para que los protejan y obliguen a las empresas a devolverles el consumo de inmediato. Hace dos años de este ley y continúan mirando hacia otro lado

En resumen, en Figueres hay un gobierno que está empobreciendo, despreciando y usurpando, cada vez más, los derechos de los ciudadanos, priorizando los beneficios de las grandes empresas y entidades financieras.

La pregunta clave es: ¿Hasta cuándo los vecinos continuaremos permitiendo este ultraje?

FUENTE: http://www.laverdadincomoda.com/la-taula-energetica-i-dhabitatge-de-figueres/.


+++ INFORMACIÓN…




Anomalias observadas en un piso a Figueres-Girona que fue entregado en febrero del 2016 por Habitatge de la Generalitat de Catalunya

.

Anomalies observades en un pis va que va ser entregat al febrer del 2016, per Habitatge de la Generalitat, al carrer Ponent, nº 36 a Figueres, sense ascensor, a una família composta per una dona, ara, embarassada i dues criatures de 9 i de dotze anys.

1-CUINA

Veiem que a la cuina, al safareig, té rovellada tota la finestra, a causa de l’aigua que cau del sostre quan plou.

2-MENJADOR

a)La finestra que dóna a la Terrassa no tanca bé.

b)La persiana està trencada.

c)Els vidres, com observareu, estan totalment esberlats, el que representa un perill de mort per a la família i sobretot, per als infants. Ja que en sortir o entrar els hi poden caure tots els vidres a sobre i degollar-los. Això s’ha produït pel fet que les finestres són molt senzilles i els marcs com es mouen poden trencar els vidres de poc espessor.

3-PORTES

Estan fetes de fullola prima i 4 llistons, com les de niu d’abella, però de mala qualitat. Una porta, que ja hi havia un furat abans, la van tapar amb pasta abans d’entregar el pis, però d’una manera totalment matussera. L’altra se’ls hi va trencar a ells per caure-hi una fusta a sobre.

4-PERSIANES

En dues finestres no n’hi ha. A les altres finestres que hi són, estan totes espatllades.

5-FINESTRES

Vidres de poc espessor. No tanquen bé i hi passa el fred i la calor tant pel marc com pels tapajuntes. Amb el fred regalimen aigua i mullen els llits impedint que s’hi pugui dormir. Les finestres i els muntants son d’una ínfima qualitat, no tenen pont tèrmic, i ni els vidres son dobles i no aïllen del fred i la calor.

6-HUMITATS

Al ser les parets fredes amb molt poc aïllament, les habitacions estan plenes d’humitat per la condensació del vapor de la respiració, de la cocció d’aliments a la cuina i el vapor de la dutxa i s’hi han fet fongs. Quan els hi van entregar el pis, van pintar les parets perquè no es veiessin els senyals, però han anat sortint i fins i tot cau la pintura a trossos de la paret i del sostre

7-LAVABO

Ens trobem també amb importants problemes de la humitat. Mireu la fotografia.

8-AÏLLAMENT:

Ja ho hem comentat. No n’hi ha.

9-DIPÒSIT D’AIGUA SANITARIA:

l’escalfador és petit i no te suficient aigua per poder-se dutxar tota la família.

11-TEMPERATURA:

En un dia d’hivern es va mesurar la temperatura i es va comprovar que:

A les 17:00 hores la temperatura del pis era de 9 graus. A les 22 hores era de 7’5 graus

Nota: La Taula Energètica i d’Habitatge de Figueres ha anat enviant diversos escrits a l’Ajuntament, amb fotografies del pis, des del mes de gener del 2017 advertint-los del perill que suposa aquest pis per tot l’ exposat, i mostrant-los el risc de mort que hi ha amb el vidre del menjador. Hem demanat que hi anés un tècnic que revisés l’estat d’aquest habitatge, però fins ara no hem rebut cap resposta, el que constata la manca de responsabilitat de l’Ajuntament de Figueres cap a l’atenció ciutadana. Deplorable




denuncies de la Taula Energètica i de l’Habitatge de Figueres

Els nens sense recursos. La carn de canó dels Serveis Socials.

La X és una dona que ha sofert molt a la seva vida. Dona divorciada amb dos fills, sense cap recurs econòmic. La van desnonar de la seva vivenda per no poder pagar-la. Li van entregar un pis de la Generalitat en un estat lamentable: huminats, geló a l’hivern, fongs, goteres… Vam demanar reiterades vegades que li arreglessin el pis per protegir els menors, no ens van fer cas, Serveis Socials quan anaven a casa seva li miraven a sota el llit per si de cas hi tenia un tresor amagat i li obrien la nevera. Hi anaven sense avisar-la per descobrir-la en un flagrant delicte… Ella, una dona pobra, amb dos fills al seu càrrec, a punt ja de parir, de fet pot ser aquesta mateixa setmana, es va atrevir a posar-se en contacte amb el Síndic de Greuges per explicar la situació del seu domicilii demanar empar per als seus fills i el que ha de néixer… La resposta va arribar el passat dimarts, quan la van citar de (EAIA) irònicament anomenada: Equip d’atenció a la infancia i adolescència per dir-li amb tota fredor, amb despotisme, sense cap jutge… que li “robarien” el seu fill al momento del part Que li arrabassarien dels seus braços i del seu pit al seu nadó amb el cinisme de dir que és per la protección del menor.
Aquesta dona és pobra i vulnerable, però en tot momento ha tingut cura dels seus fills, els ha portat nets, escolaritzats, al pediatra, estimats, sempre amunt i avall amb ells agafats de la seva mà. Quins tipus de botxins tenim a l’administració?
Aquesta és la millor lliçó per als pares que es troben en una situación d’angoixa i de vulnerabilitat económica perquè no s’atansin a serveis socials, perquè no es demanin ajudes. És un càstig a la pobresa, és la pitjor vilesa que pot caure l’administració, és una màfia…

FAMÍLIES DESTROZADAS POR LA ADMINISTRACIÓN: EL ROBO IMPUNE DE LOS NIÑOS.

Mis padres se les ocurrió pedir ayuda económica a la Administración y ahí empezó la pesadilla y la destrucción de mi familia”, dice María, la denunciante. La joven ha estado cuatro años tutelada por la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA). Este organismo ha retirado, desde enero hasta septiembre de este año, a 652 menores de sus familias.

María explica que una mañana dos trabajadores de la Administración y dos ‘mossos’ fueron a su casa y se la llevaron a ella y a sus hermanos. “Corrían por las habitaciones recogiendo ropa en sacos de basura. Lo más impactante fue el momento en el que separaron a mi hermano de 9 meses del pecho de mi madre”, relata.

Este es uno de los últimos testimonios que ha recibido la Asociación para la Defensa del Menor (Aprodeme), con sede en Barcelona, que ha decidido presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado y ante el Parlamento Europeo “contra el sistema de protección de menores de los servicios de bienestar social” que funciona en España. Y argumenta que, con la excusa de proteger a los niños, “se rompe sistemáticamente a familias, separando a los menores de las mismas, en la mayoría de los casos de forma abusiva y brutal”. A esta iniciativa se han sumado otras tres entidades.

DENUNCIAS ANÓNIMAS

Familias a las que la DGAIA les ha retirado en Catalunya a hijos o nietos se han organizado en Barcelona para coordinar las acciones legales. Un grupo de madres ha constituido la Marea Turquesa, coordinada en Catalunya por Rosa Gómez, y junto a Stop Impunidad Maltrato Infantil en Catalunya (Simicat), liderada por Judith Martínez Velasco, se manifiestan un domingo al mes en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. Gemma Lienas, diputada del Parlament por el grupo Catalunya Sí Que Es Pot, ha pedido explicaciones a la ‘consellera’ de Afers Socials, Dolors Bassa. Actualmente, y según la DGAIA, en Catalunya hay 6.500 menores en desamparo: 3.840 en acogida, 2.850 en centros tutelados y el resto en otros espacios.
El proceso por el cual se abre un expediente a una familia puede comenzar con una denuncia anónima de vecinos, alertas de hospitales y colegios o bien denuncias cruzadas en divorcios complicados. O por “pedir ayuda a los servicios sociales municipales o comarcales”, apunta Sílvia Giménez-Salinas, abogada de familia. Si se detecta que hay menores, la Administración enciende el foco.

Los argumentos para investigar a la familia son variados. Por ejemplo, que el niño lleva la misma ropa durante varios días, no va a clase o va con sandalias en invierno. Hay otras situaciones en las que la resolución de desamparo se argumenta así: “Precaridad económica. Actualmente en paro. Presenta inestabilidad laboral y falta de ingresos propios”, consta en un documento al que ha tenido acceso este diario. Lienas lo ratifica: “La mayoría de las retiradas son en familias con pocos recursos”. Pero también las han sufrido abogados, pediatras, ginecólogos o ejecutivos.

SIN JUEZ

La retirada de un menor se produce cuando la Administración dictamina que el pequeño está en situación de desamparo. “La familia es conocedora y en la mayoría de los casos acepta los desamparos”, argumenta Ricard Calvo, director general de la DGAIA. La decisión la toma un equipo técnico formado por un psicólogo, un pedagogo y un educador social. Es una resolución administrativa “sin garantías judiciales”, señala Giménez-Salinas. “No tienen ningún control. Si no desamparan al menor y le ocurre algo la responsabilidad es de ellos y de la DGAIA, pero si desamparan y no hacía falta no pagan por su error”, insiste Lienas.

Por eso, en la denuncia colectiva que prepara Aprodeme se reclama “revisar todos los casos dudosos” y que se cambie el sistema actual para que intervenga desde el principio un juez, cosa que solo sucede cuando la familia quiere recuperar al menor. El abogado Enrique Vila, que coordina la denuncia de las familias de los menores, es contundente: “La retirada de un niño de su familia solo debe producirse en situaciones extremas, si el menor corre peligro físico o psíquico, y no siempre es así”.

RETIRADAS EN LA CALLE

“Los Mossos retiran a los niños en colegios y la familia se entera cuando va a recogerlos o en la guardería como le sucedió a C.S. La separación también se produce en plena calle o en el hospital donde está ingresado”, afirma Giménez-Salinas. Esto le ocurrió a C.C. con su hijo de 7 años. Vila concluye: “Procuran no ir a la casa porque precisan orden judicial”. A veces, se cita a la familia en servicios sociales. “Te dicen que no hagas dramas y el niño se queda con ellos”, afirma Rosa Goméz, que lleva 6 meses separada a la fuerza de su hijo Damià. Calvo afirma que la media para que un niño regrese a casa se sitúa entre de 2 y 3 años. Aunque hay ocasiones en las que la recuperación del menor se produce cuando este cumple 18 años, fecha en la que Administración los deja en la calle.

Francisco Cárdenas recuerda con una tristeza infinita cómo se llevaron a su hija preadoptiva. Fue el 12 de marzo del 2009 y no la ha vuelto a ver. “Me citaron en los servicios sociales del Paral·lel. Mi hija tenía 3 años y medio. Me acuerdo de que le había puesto un vestido blanco. Entré con mi hija y salí sin ella”, cuenta. “Sentí como si hubiera pasado un autobús y se la hubiera llevado”, dice. Su caso está en el Tribunal de Estrasburgo. “Quiero que siga con su familia actual, solo pido explicarle que yo no la abandoné, que me la quitaron”, dice. Cárdenas piensa cada día en ella: “No una, sino mil veces, pero su recuerdo ya no me produce dolor. Es un pensamiento positivo porque la sigo queriendo”.

A partir de la retirada del niño, se comunica la resolución a la familia. “La medida es temporal y revisable anualmente. Cuando la familia ha cumplido el programa individualizado que se le pone recupera a los niños”, apunta Calvo. El menor puede ingresar en un centro de la Generalitat, vivir con una familia de acogida o con parientes cercanos. Mientras dura el proceso, la familia no suele ver a sus pequeños y si lo hace es como, cuando y donde deciden los técnicos. El lugar es el llamado Espai de Visitas d’Infants i Adolescents. Aquí padres e hijos se ven durante un corto espacio de tiempo, pero siempre vigilados por un técnico. Rosa Gómez explica en una de las visitas le recriminaron que su hijo le hablara al oído. “Tiene miedo de decir cosas”, apunta.
TERESA PÉREZ / BARCELONA


Compareixença de Sílvia Giménez-Salinas, advocada especialista en dret de família, davant la Comissió d’Afers Socials i Famílies per a informar sobre el sistema de protecció de menors des del punt de vista legal

Canal Parlament|Parlament de Catalunya