¿El impago del deudor faculta al acreedor a quedarse la vivienda dada en garantía?

Este documento trata sobre el ordenamiento jurídico contrario al pacto comisorio

La jurisprudencia del Tribunal Supremo habla sobre una simulación de dación en pago.

aticojuridico.com

El acuerdo que faculta al acreedor a adueñarse del bien que garantiza el cumplimiento de una obligación en caso de que se incumpla, se conoce como pacto comisorio. Los contratantes, no obstante, deben tener en cuenta que las condiciones que convengan no podrán ser contrarias a la ley, la moral y el orden público. El Tribunal Supremo ha clarificado si el impago del deudor faculta al acreedor a quedarse el bien dado en garantía.

En el supuesto enjuiciado se presentó demanda solicitando la condena a otorgar escritura pública de transmisión de propiedad de una vivienda que fue adquirida mediante un préstamo hipotecario. Los demandantes, que se constituyeron en fiadores solidarios del prestatario, reclaman la titularidad de la vivienda adquirida por éste en virtud del acuerdo alcanzado por ambas partes, documentado mediante un acta notarial de manifestaciones, en el que convinieron que si a consecuencia del impago total o parcial del crédito tuviesen que hacerse cargo de éste los referidos fiadores, el prestatario se comprometía a transmitirles la finca hipotecada. Lo cierto es que el prestatario dejó de abonar las cuotas del préstamo hipotecario, y la entidad bancaria exigió el cumplimiento de las mismas a los fiadores, habiendo abonado éstos a la fecha de la interposición de la demanda cuatro cuotas.

Desestimada que fue la demanda en primera instancia, contra dicha resolución se interpuso recurso de apelación que fue estimado revocando la sentencia de primera instancia por entender que el acuerdo alcanzado constituye una obligación asumida libre y voluntariamente por el comprador de la vivienda. Pronunciamiento frente al que se interpuso por el prestatario-comprador recurso de casación ante el Tribunal Supremo. De este modo, como cuestión de fondo se plantea la validez de un compromiso obligacional del deudor hipotecario otorgado a los fiadores, en garantía de la indemnización que les pudiera corresponder por hacerse cargo del pago total o parcial de la deuda hipotecaria, teniendo en cuenta la prohibición de pacto comisorio que establece el artículo 1.859 del Código Civil.

Dicha prohibición impide que el acreedor verificado el incumplimiento del deudor hipotecario o pignoraticio, haga suya la cosa entregada en garantía, bien directamente mediante su apropiación, o bien indirectamente mediante su disposición. En este sentido, señala el Tribunal Supremo, dos son los presupuestos que caracterizan la aplicación de esta figura. En primer lugar, que el pacto de apropiación o disposición, previo o coetáneo a la garantía, se halle causalmente vinculado al nacimiento del crédito cuyo cumplimiento se garantiza. En segundo lugar, que la apropiación o disposición del bien no esté sujeta a un procedimiento objetivable de valoración de la adquisición, esto es, que se realice haciendo abstracción de su valor.

Esto es lo que ocurre en el presente caso, en donde la configuración de la garantía atípica otorgada en favor de los fiadores reúne los presupuestos del pacto comisorio que prohíbe la citada norma, que prevé a su nulidad absoluta. Circunstancia que necesariamente conlleva la estimación del recurso de casación interpuesto por el prestatario, la revocación de la sentencia recurrida y la desestimación del recurso de apelación.




LA TRAMPA DEL ALQUILER SOCIAL

Ese troyano de la Banca que es la PAH siempre ha reivindicado el alquiler social como corolario de su reivindicación estrella que es la dación en pago. Sin embargo, se ha “olvidado” de explicar a sus seguidores a los que miserablemente engaña, que el procedimiento de ejecución hipotecaria no permite desposeer al demandando que tras la subasta haya perdido la propiedad de su vivienda. Y que por tanto, el nuevo propietario de la vivienda habrá de instar otro proceso para proceder al desahucio.

alquilersocial1Actualmente un proceso de desahucio dura al menos tres años, es decir, desde que se recibe la demanda hasta que se fija una fecha para la entrega de la posesión y el lanzamiento, se pueden contar como seguros con tres años para usar la vivienda. Claro está que eso es así en el caso de defenderse en ese proceso, evidentemente si se renuncia a defenderse el proceso se acelera.
Con la actual ley de alquileres de viviendas instaurada por el gobierno del césar José María Aznar tras la reforma del gobierno de su delfín Mariano Rajoy, el inquilino solo tiene asegurado tres años.

Si se echan las cuentas, se percata que el alquiler social no merece la pena. Y no me refiero a la diferencia en el dinero entre el alquiler social y el mantener la posesión durante todo el tiempo que dure el proceso de desahucio. Porque a pesar de ser ese detalle muy importante hay otro que aún lo es más. Quien acepta el alquiler social acepta la pérdida de su vivienda. El alquiler social es la VASELINA que la Banca y su troyano la PAH proporcionan a los deudores para que acepten que les arrebaten la vivienda.

Algo de lo dicho en el primer párrafo seguramente os habrá causado incredulidad, que el procedimiento de ejecución hipotecaria no permite desposeer ni lanzar al demandado que tras la subasta ha perdido la propiedad de su vivienda. Porque es un hecho público y notorio que la Administración de Justicia sistemáticamente procede a desposeer y lanzar en los procesos de ejecución hipotecaria a los demandados que tras la subasta han perdido la propiedad de su vivienda. La razón de la contradicción es simple, entre la Ley y la aplicación de la Ley suele haber un abismo. Es decir, la Administración de Justicia en general y en particular en este caso concreto de la desposesión del demandado en una ejecución hipotecaria que tras la subasta pierde la propiedad de la vivienda,  infringe consciente y voluntariamente la Ley. Este indignante hecho es denunciable públicamente y debería haber sido denunciado por la PAH, y habría sido denunciado públicamente por la PAH si la PAH fuera lo que dice ser y no un troyano de la Banca. Pero la PAH se lo ha callado porque le convenía para su estrategia de endosarnos el venenoso regalo del alquiler social, su trampa para que aceptemos que la Banca nos arrebate nuestras viviendas. No solo no lo ha denunciado sino que nos ha hecho creer que el problema era solo que las leyes era injustas y que los jueces no podían hacer otra cosa porque no tienen más remedio que aplicar, cuando la realidad es que los jueces están violando sistemáticamente el procedimiento de ejecución hipotecaria desde que se inicia hasta que finaliza cada proceso. De eso no nos ha dicho nada. No le interesaba que lo supiéramos.

José Angel GALLEGOS

+++ Info relacionada




Debate sobre el artículo 1859 del Código Civil

ley_cc_1859_webEn este vídeo podéis ver un debate entorno al artículo 1859 del  Código Civil donde podréis comprobar que a pesar de la claridad meridiana de esta norma protectora de los deudores hipotecarios tan favorable a sus intereses, la resistencia a aceptarla viene incluso hasta de sus propios abogados que aportan argumentos nuevos en contra que ni siquiera a la jurisprudencia se le había ocurrido. Pero la verdad es tozuda y no puede ser negada ni siquiera por los ciegos que no quieren ver, ya que In claris non fit interpretatio (lo que está claro no debe ser interpretado). En este otro tenéis mi explicación.

Decía Schopenhauer que toda verdad pasa por tres fases: en la primera es ridiculizada, en la segunda recibe una violenta oposición y, finalmente, es aceptada como evidente. Esperemos que la prohibición que el acreedor (en este caso los bancos prestamistas) se queden las viviendas hipotecadas mediante dación en pago o adjudicación judicial en una ejecución hipotecaria está prohibida se acepte rápidamente como lo que siempre ha sido, evidente.




LA DACIÓN EN PAGO, ¿ES REALMENTE LO QUE QUIEREN LOS DEUDORES?

serie: #NIdaciónNIpago

LA DACIÓN EN PAGO, ¿ES REALMENTE LO QUE QUIEREN LOS DEUDORES?

Uno de los argumentos empleados por los defensores de la dación en pago como solución a reivindicar por y para los deudores hipotecarios, es que es la solución que los propios deudores quieren. Hay que explicarles y demostrarles que esta afirmación es rotundamente falsa.

Lo habitual cuando un deudor hipotecario acude a algún asesor legal es que de buenas a primeras le suelte que él lo que quiere para solucionar su situación es la dación en pago. Esto parece dar la razón a los defensores de la dación respecto a la validez del argumento que se niega. Pero ya dice la sabiduría popular que las apariencias engañan.

Si el asesor legal le pregunta al deudor que le consulta, ¿no será que lo que realmente quieres es que en el caso de perder la vivienda no te quede deuda remanente? A lo que inmediatamente responde sí, efectivamente, eso es lo que quiero, que si pierdo la casa al menos se extinga definitivamente mi deuda y no deba más.

dacion-al-banco_web¡Acabáramos!, ¡Haber empezado por ahí! Entonces resulta que lo el deudor realmente quiere no es la dación en pago sino la responsabilidad limitada. Y si lo que los deudores realmente quieren es la responsabilidad limitada, ¿por qué no piden la responsabilidad limitada y en su lugar piden la dación en pago?

Es más que probable que sea así porque aunque los conceptos de dación en pago y responsabilidad limitada son bastante de sencillos de entender no dejan de pertenecer a la jerga jurídica, coloquialmente conocida como abogandés, que la mayoría desconoce, y por tanto, piden lo que les han aconsejado.

Pero entonces, ¿por qué muchos defensores de los deudores hipotecarios que les asesoran les aconsejan pedir la dación en pago en lugar de la responsabilidad limitada sabiendo que es esto último lo que realmente quieren?

Podrían aducir que en realidad solo cometen un error en la manera de expresarse, porque ellos lo que aconsejan es conseguir la responsabilidad limitada mediante la dación en pago. La dación en pago puede extinguir el total de la deuda o no, dejar una deuda remanente, esto último lo tienen bien claro los que firman daciones en pago con lo que coloquialmente denominamos mochilas. La primera sería una dación en pago con responsabilidad limitada y la segunda una dación en pago sin responsabilidad limitada. Los defensores de la dación en pago propugnan la primera y por tanto, están a favor de la responsabilidad limitada aunque no lo expliciten.

Pero en realidad aquí hay algo más que un defecto en la expresión. Pues si se opta por la dación en pago como el medio para conseguir la responsabilidad limitada se están descartando otros medios, que quizás pudieran ser más beneficioso para el deudor hipotecario y ya avanzo que lo son. Un deudor que tras pasar por un proceso de ejecución hipotecaria sale de él sin deuda, de la forma que sea porque hay varias, ¿no ha conseguido igualmente la responsabilidad limitada que es lo que el realmente quería? ¿Y no le reporta alguna ventaja respecto a la responsabilidad limitada obtenida mediante una dación en pago?

… “ o que es más importante, no se renuncia a la posibilidad de conservar definitivamente la vivienda. Posibilidad que no solo no es descabellada sino que legalmente debería darse de una manera sistemática”

Una muy evidente y que salta a la vista es todos los años de más que ha podido usar su vivienda. Aunque obviamente es variable, si se opta por la vía judicial razonablemente puede contarse con al menos cinco años de permanencia en la vivienda.

Dependiendo de la vicisitudes procesales y del éxito en la defensa frente a la reclamación del acreedor este plazo puede alargarse más o menos. Pero lo que es más importante, no se renuncia a la posibilidad de conservar definitivamente la vivienda. Posibilidad que no sólo no es descabellada sino que legalmente debería darse de una manera sistemática por aplicación de la prohibición de adjudicación a la acreedor del bien hipotecado establecida en el artículo 1859 CC que desgraciadamente todos los juzgados sistemáticamente violan.

Hay que remarcar e insistir mucho en ello, es que actualmente lo normal es salir de una ejecución hipotecaria sin deuda. Por tanto, cabe preguntarse ¿qué interés subyace en aconsejar conseguir la
responsabilidad limitada únicamente mediante la dación en pago ocultando la existencia de otros medios para conseguirlas más beneficiosos?

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF




LAS CINCO DE LA PAH Y LOS OTROS MOVIMIENTOS.

serie: #NIdaciónNIpago
esto es una estafaLa peor complicidad es aquella que en tiempos de crisis pretende mantenerse equidistante o cubrirse de neutralidad, al abrigo de la ley. Unos alegan que el Estado de Derecho nos protege, a todos los ciudadanos, otros que la democracia acaba siempre imponiéndose, los más te dicen que si no haces política, otros la harán por ti.  Hay que preguntarse quién saca beneficio de todo esto.

Estamos hablando de los desahucios!

Todos los movimientos sociales están de acuerdo en la gravedad del problema y además hablamos de crisis económica, de mala praxis bancaria, de coyuntura global, de necesidades básicas humanas, de bienestar económico social (buen vivir). Hasta se habla de reconocimientos de nuestros derechos ciudadanos, aunque, con demasiada facilidad se pasen por alto.

O se confunden los conceptos, o no se entienden!

Un desahucio, una dación, o incluso abandonar tu vivienda para empezar otra vez de nuevo en otra ciudad o país, no deja de ser una renuncia, aceptando que la culpa es nuestra y por eso claudicamos como perdedores convirtiendo la entrega de la vivienda en una rendición incondicional. Ni tan siquiera la gente conoce que vendieron sus deudas a terceros y que se entrega la vivienda a unos estafadores (titulizacion). La clase política legisló, por imposición de las élites financieras, que la gente no debería saber varias cosas esenciales de las hipotecas que conceden la Banca. Primero que el montante de la hipoteca se creó en el momento de la firma del deudor, ese dinero no existía antes. Segundo que luego de hacer aflorar el dinero en la pantalla de un ordenador se vendió la deuda a un tercero (titulización) por lo que recuperó el dinero que supuestamente había prestado. Luego la ignorancia, de ese proceso, es la que permite que la gente entregue su vivienda de manera sumisa y culpabilizada a la Banca cuando ya no puede hacer frente a la hipoteca. Con ello,  el banco vuelve a cobrar por segunda vez. Pero además ya cobró enormes sumas de dinero de intereses y amortización e incluso puede quedarse con la vivienda de los avalistas. Querer esconder o ignorar estos métodos de extorsión es muy peligroso socialmente.

Unos pierden y otros ganan!

Ya saben, la banca siempre gana, los políticos elección tras elección también ganan, sea en intención de voto, en nº de votos, en escaños, etc., la justicia no puede perder, está en el centro de la balanza, el estado garantiza la seguridad, el orden y el control de todo, y hasta eso lo tiene ganado. Deberíamos los ciudadanos exigir, junto con los movimientos sociales, que se nos tenga más en cuenta, a los otros movimientos sociales también.

Hablemos de exigencias, ….

la Pah habla de CIN-CO,…no se entiende bien, se confunden,…el orden es importante.

Primero, ante todo, deberíamos exigirnos:  STOP DESAHUCIOS, así continuaríamos viviendo en nuestras casas, es un DERECHO.
Segundo, se nos deberían garantizar los SUMINISTROS BÁSICOS, agua, luz, gas, electricidad, porque también, es un DERECHO.
Tercero, los desahuciados, facilitarles acceso a VIVIENDA PÚBLICA Y SOCIAL, son más de seiscientos mil desde el 2007, eso es un DERECHO.
Cuarto, garantizándoles a las familias, un ALQUILER ASEQUIBLE, y es un DERECHO,….solo CUATRO, pero…

PEDIMOS a los partidos políticos, a nuestros representantes, alcaldesas incluidas, que la DACIÓN sea una EXIGENCIA?, La dación no puede ser una exigencia. En todo caso una opción, que por cierto esta prohibida por el Código Civil (artículo 1859)

¡No! no puede ser una exigencia. Si se cumplieran las cuatro primeras, son CUATRO, serían más justas, necesarias pues las personas no entregarían como corderos su vivienda.

Ha empezado la campaña electoral pero también dentro de los movimientos sociales hay otras opciones.

DICIEMBRE 2015

Pere Julià

+++ INFO sobre #NIdaciónNIpago




¿por qué el banco no puede apropiarse de tu casa hipotecada y subastada?

El artículo 1859 del Código Civil protege la vivienda del deudor frente al banco

¿SABES QUE EL BANCO NO PUEDE APROPIARSE DE TU CASA HIPOTECADA?

Así es como está expresada tal prohibición en el artículo 1859 de Código Civil que literalmente dice: “El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas“.

tomar la prenda o la garantia hipotecaria

LA DACIÓN EN PAGO, PROHIBIDA POR LEY!

Es de vital importancia que usted, deudor o abogado defensor lea por si mismo la norma, porque enseguida van a intentar quitarle de la cabeza que lo que acaba de leer, diga lo que dice. Y además le prevenimos ya contra ello, ojo que no le vendan la moto, guíese por su propia lectura de la norma ya que los supuestos expertos, abogados, jueces, notarios y registradores de la propiedad sostienen interesadamente que ese artículo sólo prohíbe el pacto comisorio. ¿Dónde se lee en ese artículo que solo se prohíba el pacto comisorio?

En los países de influencia anglosajona la hipoteca se confunde con la prenda y el acreedor hipotecario primero, tiene la posesión del título de propiedad del inmueble hipotecado que hace suyo en caso de ejecución por falta de pago, a modo de comiso. Pero esta prohibida de modo expreso en el derecho español, estableciéndose un procedimiento de ejecución hipotecaria basado en subasta pública con libre concurrencia de compradores (artículos 1859 y 1884 del Código Civil).

A pesar de la claridad de la literalidad de las normas de los artículos 1859 CC y 671 LEC reforzaremos su significado aún más con otros argumentos. El artículo 1872 CC matiza la tajante prohibición del artículo 1859 CC para el caso de la prenda, pues establece que tras tres subastas desiertas el acreedor si podrá adjudicarse el bien pignorado. No existe para la hipoteca ninguna norma equivalente a la del vídeoartículo 1872 CC, lo que corrobora que la prohibición del artículo 1859 CC para el caso de la hipoteca es total. En caso de ejercer el acreedor la residual opción que el artículo 1872 CC le concede de apropiarse el bien pignorado, le obliga a conceder carta de pago del total de la deuda con independencia que sea cubierta en su totalidad o no con el valor de la prenda. Sin embargo, el artículo 671 LEC de ningún modo asegura que el deudor vea extinguida la totalidad de la deuda, por tanto, eso corrobora que no es aplicable al caso de las hipotecas, porque de serlo el Legislador hubiera previsto la extinción total de la deuda con mayor razón que en el caso de la prenda trantándose de cantidades mucho mayores. En este vídeo se encontrarás esta explicación más extensamente.

Esta prohibición implica que está prohibida la dación en pago y la venda al banco o a la inmobiliaria del banco de la vivienda hipotecada. Así que ni se lo proponga al banco. Esta norma existe para proteger al deudor de los abusos de los acreedores, así que es absurdo que los deudores pretendan saltársela cuando les defiende su vivienda frente a los abusos del acreedor. El resultado final es que el deudor tiene una deuda con la entidad financiera que deberá ir pagando según su capacidad económica. Pero seguro que vivirá holgadamente aunque sin estridencias. Vaya a esta entrada para calcular deudas.

También implica que el banco no puede adjudicarse la vivienda en una ejecución hipotecaria desierta. Las subastas de estos procesos tienen la finalidad que terceros ajenos a la hipoteca adquieran la vivienda para el pago de la deuda, no para que el banco con la complicidad de los jueces se salte la prohibición de apropiarse de la vivienda porque la subasta quedó desierta. Esto que sucede cotidianamente, al igual que las daciones en pago y las compraventas, debería ser denunciado públicamente para que todos conocieran el crimen que están perpetrando bancos, jueces, notarios y registradores de la propiedad del que son víctima los deudores.

Que los bancos no puedan adjudicarse la vivienda en la ejecución hipotecaria es de una gran utilidad en la situación actual en la que no concurren pujadores a las subastas al no resultar atractivo dada la situación del mercado inmobiliario y las altas tasaciones para subasta. Al quedar estas desiertas, los deudores legalmente conservan la propiedad de la vivienda y por tanto pueden seguir haciendo uso de ella.
Obviamente en la ejecución hipotecaria cuando ilegalmente se adjudica al banco la vivienda deberían presentarse los recursos correspondientes hasta llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos ( TEDH).

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF

INFO relevante sobre el tema:

Os presentamos 5 documentos que expresan todo el proceso de oposición a la adjudicación de la vivienda usando la via del artículo 1859CC. Documentación para usar:

 




LA GRAN ESTAFA DE LA DACIÓN EN PAGO

#NIdaciónNIpago

LA GRAN ESTAFA DE LA DACIÓN EN PAGO

estafa-289x300Aquellos que se han arrogado el título de mesías salvadores de los pobres desheredados deudores morosos hipotecarios, han repetido machaconamente por doquier su mantra hasta convertirlo en la ideología hegemónica en el que la dación en pago es el maná salvador.

Este reivindicación resulta muy chocante y extraña por muchos aspectos, pero en este texto me centraré en uno de ellos que los practicantes de esta religión dacionista nunca mencionan y que parece que deliberadamente ocultan: la dación en pago de bienes hipotecados está expresa, contundentemente y sin lugar a dudas prohibida en nuestro ordenamiento jurídico.

La norma del artículo 1859 CC que literalmente dice: El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas, prohíbe que los bancos se queden con las casas hipotecadas, ya sea mediante una dación en pago o mediante una ejecución hipotecaria o mediante cualquier otro medio.

Resulta muy extraño que prohibición de la dación en pago de bienes hipotecados sea sistemáticamente infringida con total naturalidad e impunidad y con la colaboración de notarios, registradores de la propiedad y jueces, como si en realidad no estuviera prohibida. De hecho, todos estos juristas niegan que tal prohibición exista con un cinismo que recuerda la historia del cuento de El traje del Emperador.
La única explicación plausible y posible es que esta sistemática violación de la prohibición de la dación en pago y el que se haga pasar por completamente lícito siendo claramente ilegal, es que interesa a los poderosos.

Y ciertamente, así es, beneficia a los bancos. Cuando está claro que el moroso deudor hipotecario ya no podrá hacer frente a sus obligaciones de pago lo que más conviene al banco es apropiarse de la vivienda lo más inmediatamente posible, eludiendo inclusive el largo, costoso y no exento de riesgos proceso judicial de la ejecución hipotecaria.

La prohibición de la apropiación de los bienes hipotecados es una medida protectora de los deudores frente a los abusos de los acreedores que surgió históricamente como reacción al pacto comisorio. De hecho, los que niegan la prohibición de la dación en pago de un bien hipotecado o la apropiación de bien hipotecado mediante la ejecución hipotecaria usan como falaz pretexto para intentar sostener su ridícula afirmación, que la norma del artículo 1859 CC solo prohíbe el pacto comisorio, aunque su propia literalidad deja claro que no es así, no es tan limitado sino más extenso, abarcando a cualquier tipo de apropiación por cualquier medio de bien hipotecado por parte del acreedor.

Por todo ello, resulta aún más extraño si cabe que lo que interesa y conviene a los bancos, que no dudan en usar su enorme poder para que se aplique, a pesar de estar claramente prohibido, pueda ser la reivindicación propuesta por los que dicen defender los derechos de los deudores hipotecarios.
Si en lugar de reclamar la dación en pago, hubieran exigido que se respetase la prohibición de apropiación del bien hipotecado por parte de los bancos acreedores hubieran conseguido que sus «defendidos» conservase su vivienda, porque dado que a las subastas de las ejecuciones hipotecarias quedan sistemáticamente desiertas al no comparece ningún postor porque sus condiciones económicas son peores que las del mercado, si los jueces respetasen tal norma todos los hipotecados seguirían siendo propietarios de sus viviendas. Todo ello lleva razonablemente a dudar de los verdaderos intereses de quienes dicen defender los dacionistas.
Es un hecho cierto que sus feligreses que consiguen el éxito que tanto anhelan todos ellos de la dación en pago, se quedan sin vivienda, en la calle por decirlo más coloquialmente, mientras que la más conocida gurú de esta religión por contra ha conseguido la alcaldía de Barcelona. El contraste es tremendo, unos en la calle, la otra en el ayuntamiento.
En las ejecuciones hipotecarias en las que yo defiendo al hipotecado siempre me opongo y recurro esta expoliación y todavía no he encontrado ningún abogado de banco o juez que sepa justificar o argumentar tal arbitrariedad. No es raro sino frecuente que los jueces digan que donde la ley dice digo en realidad dice diego y que además cuenten para sostener tal falacia jurisprudencia para apoyarla. En este caso no sucede, a lo que suelen recurrir es al «porque lo digo yo» acompañado de burdas descalificaciones de mi pretensión.

Los ciudadanos son conscientes de la parcialidad de los jueces y por ello en lugar de exigir que se cumpliera la ley y se impidiera que los bancos se apropiasen de sus casas renunciaron a ello para al menos salvarse de la deuda perpetua y ellos mismos reivindicaron las aceptasen en dación en pago.
Son muchas daciones en pago que se han firmado ante notario. ¿Qué han hecho los notarios respecto a la prohibición del artículo 1859 CC? Ignorarla olímpicamente. Los notarios fueron leales cómplices de los bancos durante la firma de los fraudulentos contratos hipotecarios y son ahora sus leales cómplices de los bancos en la fraudulentas daciones en pago.

Todas las viviendas de las que se han apropiado los banco tanto en las ejecuciones hipotecarias mediante los jueces y en las daciones en banco mediante los notarios son legalmente propiedad de los hipotecados. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

El Derecho español cuenta con la conocida Ley Azcárate, oficialmente Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura, que a pesar de sus años continua vigente aunque los jueces españoles no quieran darse por enterados. El artículo 1 de dicha ley establece la nulidad de los contratos con un interés usurario.
Los intereses de muchos de los contratos hipotecarios son usurarios, por ejemplo los que contienen una cláusula suelo o los que establecen como tipo el IRPH. Sin embargo, ho hay juez que se atreva a anularlos aplicando esta norma, es decir, los jueces españoles se niegan a aplicar el derecho español.

El artículo 1303 CC establece para los contratos nulos la mutua restitución de lo que los contratantes se haya dado, pero en los siguientes artículos 1305 y 1306 establece que sin la nulidad se debe a la actuación maliciosa de una de las partes, nada se le debe restituir a él. Si se aplicase estas normas al caso de los contratos hipotecarios nulos por intereses usurarios resultaría los hipotecados conservarían su vivienda y no habría de devolver el préstamo. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

Pero no solo son nulos los contratos que contienen intereses usurarios, sino que de acuerdo con los artículos 1300, 1261 y 1265 CC lo son todos porque contienen un vicio del consentimiento. Todos fueron contratos firmados a ciegas y en la confianza que el banquero no aprovecharía la ignorancia del hipotecado para abusar de él. La experiencia ha probado que en realidad fue todo lo contrario, abusaron masivamente de su ignorancia para explotarle al máximo mediante la hipoteca.

Por tanto, si se aplicase el Derecho español, todos los contratos hipotecarios serían nulos, los hipotecados seguirían siendo los propietarios de sus viviendas y no tendrían que devolver el préstamo. ¿No estaría mal que se aplicase el Derecho español?

Si Podemos llegase a gobernar ¿tendría la valentía de obligar a nuestros rebeldes jueces a cumplirlo? ¡Ojalá fuera así!

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF

+++ INFO relacionada




Titulización de créditos: tu hipoteca tiene vida propia en el Banco y en el más alla.

La titulización o venta de tu hipoteca por tu banco camufla 7 artimañas para crear y ganar mucho, muchísimo dinero.

Usted sabe muy poco acerca de lo que el banco hace con su hipoteca. Si llega al final de éste documento, se dará cuenta de la poca o más bien nula legitimidad que tienen las entidades financieras para apropiarse de las viviendas de los hipotecados, echarlos de su casa, poniéndole los muebles en las calle e invitarlos a vivir bajo un puente. Porqué en toda esta comedia que explicamos a continuación el objetivo último de todo el embrollo es enmascarar la apropiación por la banca de la única cosa que vale algo, la vivienda y sus tochos, con toda clase de triquiñuelas al más puro estilo de los trileros. En medio los incautos hipotecados que creen que tener vivienda no es un derecho sino un juego de mercado.

¿dónde salió el dinero de su préstamo hipotecario?

¿Está todavía su hipoteca en el balance del banco o la ha vendido?

¿su deuda, su hipoteca se puede vender?

 tu hipoteca tiene vida propia en el Banco y en el mas alla

ZONA CERO

Los Bancos fabrican dinero con su deuda

Vamos a hablar del epicentro de donde sale la masa de créditos con garantía hipotecaria concedidos en este país a lo largo de los últimos lustros. La deuda total española supera los 4,1 billones de euros (pública, privada y bancaria), de los que más de medio billón de euros son deuda hipotecaria. Si los depósitos monetarios en los bancos sólo suponen sólo 1,4 billones ¿ de dónde ha salido todo el otro dinero?

Lo “otro” es todo dinero financiero, creado de “la nada” por las entidades financieras. Bueno sí, creado con el crédito-deuda, o sea, con la promesa de los deudores de pagar en muchos años sus deudas. La oligarquía financiera, en su loca carrera por forrarse a niveles estratosféricos, nos ha inundado de deuda. Pero para que exista una deuda, debe de existir un deudor y en consecuencia un acreedor.

Digámoslo de otra manera: el acreedor, para poder esparcir toda aquella deuda debe de tener el dinero suficiente para poder prestarlo. Cómo no hay suficientes depósitos han tenido el permiso de fabricar dinero financiero o deuda-moneda.

¿Cómo pueden fabricar moneda si la facultad es exclusiva del Banco Central Europeo? La respuesta vuelve a ser de Perogrullo: de facto se les permite, y aunque no se le llame “fabricar moneda” tiene los mismos efectos. Fabrican emisiones de deuda, como los préstamos hipotecarios que “empaquetan” y los convierten en unos títulos que llaman “bonos” y tienen valor de 100.000€ cada uno y los venden en el mercado financiero. Esa fabricación de moneda se llama titulización, y si esa máquina de fabricar moneda no para de emitir bonos, la deuda se expande sobre la sociedad. Los efectos de este descontrol de la banca, por hacerse grandes y que las cúpulas recibieran comisiones super millonarias, nos ha llevado a donde estamos. Quienes tenían que supervisar que la codicia tuviera una contención no lo hicieron, ahora unos y otros se lavan las manos y los verdugos se disfrazan de víctimas y todo queda en que el populacho ha querido vivir por encima de sus posibilidades.

Los bancos no sacan de su caja fuerte el dinero que le han prestado ni siquiera miraban si tenían dinero en “la caja fuerte” en esos locos años que te enchufaban hipotecas preconcedidas. Sencillamente extienden un cheque, que quien lo recibe, para poderlo cobrar, lo tiene que ingresar en la cuenta que dispone en otro banco. Y al final todo acaba en apuntes contables que un banco le debe a otro cierta cantidad pero resulta que ese “otro banco” también le debe a él por similares operaciones, a lo que se unen otros y otros bancos por análogas operaciones. ¿Cómo acaba la película? Pues que se saldan a través de una cámara de compensación, intercambiando papelitos, los cheques emitidos, y como mucho se liquidan calderilla.

No sólo eso. La entidad financiera privada, que tiene derecho a crear moneda ( históricamente sólo un derecho reservado a los Estados), se enriquece cobrando un interés por el dinero y todos los beneficios de la intermediación bancaria que lleva adosados (seguros, intereses de demora, cuotas, recibos, etc)

CONCLUSIÓN: Hasta aquí el negocio es fantástico. Como se ha descrito el banco sin sacar un solo euro de su caja fuerte genera dinero simplemente porque alguién acepta la deuda hipotecaria, acepta pagar además intereses por el préstamo y pagar por todos los negocios de la intermediación bancaria y la fidelización esclavista del cliente-deudor.

Establecida esta ZONA ZERO vamos a seguir el recorrido de un préstamo con garantía hipotecaria otorgado por una entidad financiera por etapas.

PRIMERA ETAPA

la multiplicación de panes y peces con su hipoteca

Para poder explicar como los bancos crean dinero del crédito-deuda, conviene advertir que el desencadenante de este surgimiento dinerario es precisamente el uso contable que se hace de la garantía que ampara el préstamo. La garantía normalmente inmuebles propiedad del prestatario o terceros avalistas, en lugar de guardarla en un cajón-como figura en el contrato-, el banco la interpreta como un activo. En el pasivo surge el dinero de la nada que se materializa con la extensión de un cheque bancario que acabará en las cuentas de otro banco que remitirá a la cámara de compensación bancaria y se liquidará a través de un saldo entre los cheques emitidos y recibidos. Ese cheque paga el “supuesto valor” que un mercado hinchado por los propios bancos concede a la vivienda objeto de garantía. Pero en el activo el banco también suma la deuda hipotecaria (préstamo) que se reduce con el paso del tiempo mientras el deudor atiende sus obligaciones de pago (cuotas hipotecarias). Por esa razón, el banco anota aquellos pagos del hipotecado que devalúan el activo como entradas de pasivo. Es importante aclarar que estas anotaciones que figuran en el pasivo: no son exigibles, o sea, el dinero que se prestó por la garantia se creó de la nada.

ACTIVO PASIVO CAJA
GARANTIA
(vivienda 1, avalista 2)
creación del
dinero del préstamo
talón de pago
préstamo hipotecario 1
reduciéndose (en riesgo)
pagos préstamo hipotecario 1
incrementándose

… y empaquetado en un Fondo de Titulización de Activos (FTA)

La entidades financieras acumulan esos préstamos hipotecarios y los empaquetan en una relación expuesta en un folleto con las condiciones que se ofrecen las miles de hipotecas que contiene. El folleto de emisión va dirigido a los inversores, sobre todo a los extranjeros, y se registra en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A partir de ese momento las hipotecas dejan de existir individualmente para convertirse en participaciones hipotecarias (trozos) del contenido de la emisión. La participación suele ser un bono de 100.000 euros y la emisión hasta 5.000 millones de euros. Un fondo de titulización puede contener más de una emisión. Es importante captar este asunto: lo que se coloca en el mercado financiero es una participación de la emisión por lo que un bono de 100.000 euros sería el 0,00002 del total. Al bono se le transmite un derecho sobre el principal del préstamo hipotecario y el interés pactado en el folleto, como ejemplo, Euribor + 0,25. Como se le transmite al bonista el riesgo de impago la ley española se pronuncia que también se debe de transmitir la garantía sujeta al préstamo hipotecario.

Quienes gestionarán ésta participación hipotecaria en el mercado financiero será un Fondo de Titulización, un ente sin personalidad jurídica creado por el propio banco. Lo más relevante de esta intermediación es la que permite al banco sacar de su balance contable estos préstamos como activo en riesgo y así poder soslayar las normas de Basilea III que especifican que los recursos propios tienen que estar por encima del 8% del riesgo. Es de destacar que esta operativa de quitar del balance contable estos préstamos susceptibles de impago, y con la aportación de una garantía también susceptible de perder valor ha sido el motivo del derrumbe de la banca española con el consecuente descalabro de la economía en general y el brutal incremento de la deuda soberana. Es decir, el mismo capital social ha mantenido un creciente endeudamiento que se ha ocultado sacándolo de la vista, al transferirlo, sin dejar constancia registral, al Fondo de Titulización. Es el Fondo de Titulización, que actúa en una estructura de neto patrimonial, (sin capital social, lo que tengo por lo que debo) quien recibe el importe de la colocación de los bonos y los traslada al cedente, que así se llama en el argot financiero al banco que ha suscrito los préstamos.

En esta comedia hay otro actor: la Sociedad de Gestión, controlada por el mismo banco o disfrazada para disimular, que es quien se encarga de colocar en el mercado financiero los bonos hipotecarios y deja muy claro, en el papeleo, que transmite el riesgo al bonista.

CONCLUSIÓN: Hasta aquí el negocio es fantástico. Como se ha descrito el banco sin abonar un solo euro de su caja fuerte ha ingresado el importe del préstamo otorgado al “venderlo” en el mercado financiero.

SEGUNDA ETAPA

El truco de la desaparición del riesgo crediticio

El banco transfiere los préstamos hipotecarios a un Fondo de Titulización de Activos (FTA), que tiene vida propia pero dentro de su estructura. El FTA actúa como neto patrimonial (sin capital social) y es la Sociedad Gestora del FTA quién coloca en el mercado financiero participaciones de una emisión concreta. Lo relevante de este cambalache es la desaparición de los préstamos otorgados del balance contable, lo que permitirá repetir una y otra vez la operación con el mismo capital social. En definitiva el banco elimina de su activo miles de préstamos con garantía hipotecaria y es el Fondo de Titulización quien los mantiene en su balance contable como si fuera otra entidad, pero sin serlo. Entonces es cuando el Fondo de Titulización Hipotecaria transforma miles de millones de euros de los préstamos hipotecarios (MBS en ingles) en diferentes bonos, participaciones y cédulas hipotecarias, emitidas en diversas emisiones y las vende a inversores, a fondos de pensiones, al Estado y al propio Banco Central europeo que acaba de anunciar una compra masiva de + de un billón de euros (Quantitative Easing-).

El objetivo es eliminar el riesgo del activo y cobrar del FTA el dinero correspondiente llenando sus arcas para reiniciar el circuito del crédito. Completando esta operación de titulización, el banco inicia una nueva concentración de préstamos hipotecarios en un “paquete” y repite el camino antes descrito.

Con este tipo de operaciones el banco deja de ser dueño del préstamo, ya que lo es el bonista y la entidad financiera asume el papel de gestor del cobro del nominal más los intereses pactados en el folleto de emisión (Una especie de cobrador del frac).

El truco del prestigitador: multiplicar beneficios a costa de todos.

El negocio del banco consiste en un diferencial entre el precio que cobra al deudor de la hipoteca y el que paga a su acreedor, el bonista, por cuota anual. El banco no cree tener suficiente con éste diferencial y se salta a la torera todo un lote de “prestaciones accesorias”, que se queda para sí, en contradicción con lo manifestado al bonista sobre el rendimiento que obtiene por el préstamo hipotecario.

Destacan en ese lote de apropiaciones que no le corresponden: los intereses de demora, recargos, comisiones por reclamación, prestaciones accesorias y toda clase de condiciones (nóminas, seguros, etc) que incrementan los beneficios de intermediación bancaria y fidelización. Se puede sostener que cuando un banco “vende sus hipotecas” y, al mismo tiempo, modifica las condiciones de la mismas (no permitiendo participar al cesionario de todas las comisiones e ingresos pactados, incluyendo las demoras), está haciendo una novación del contrato, según se desprende del código civil. Todos los contratos hipotecarios incluyen una renuncia (nula, por cierto) sobre la cesión del crédito (porque no es una cesión pura sino parcial o novativa). Cuando el banco cede un préstamo a un FTA, cede lo inscrito en el Registro de la Propiedad, (escritura del préstamo hipotecario) ya que la Ley no contempla la cesión de obligaciones puramente personales: forma de pago, bonificaciones de intereses, la obligación de contratar seguros del inmueble o de vida …….. ni los avales. La razón de no inscribirlo en el Registro de la propiedad sirve para ocultar que esa cesión es una novación. ¿Cuántos avalistas habrán sucumbido bajo este proceder?

CONCLUSIÓN: Hasta aquí el negocio continúa siendo fantástico. Como se ha descrito el banco, por segunda vez, sin abonar un solo euro de su caja de caudales ha ingresado el importe del préstamo otorgado y se lucra con su intermediación bancaria cuando no le correspondería.

TERCERA ETAPA

El Banco Central Europeo auxilia al pobre Banco

Adicionalmente, al trayecto recorrido por el préstamo hipotecario que se describe, el banco recibe el permiso del Banco Central Europeo para crear más dinero financiero al presentar como garantía esta hipoteca. Y con tipos de intereses próximos a cero. De nuevo el banco ingresará en su caja el importe de un paquete de hipotecas, y en esta ocasión, en su pasivo figurará como préstamo a devolver.

CONCLUSIÓN: Por tercera vez el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo inicial otorgado, obteniendo liquidez a un bajísimo tipo de interés.

CUARTA ETAPA

El moroso pierde la garantía que se la adjudica el Cobrador del Frac (Banco) y no el propietario del crédito hipotecario (bonista)

La entidad financiera no tiene ningún interés en llegar a la ejecución hipotecaria mientras pueda ordeñar al cliente, de manera que puede encarecer al máximo el proceso. Eso lo hace aplazando pagos, cobrando intereses de demora sobre intereses no cobrados y todo sin amortizar principal ni intereses ordinarios. ¿No es algo parecido al anatocismo?

El banco controla todo el proceso hasta que el deudor ya no da nada más de sí. Entonces procede a la vía judicial y a la ejecución hipotecaria (desde el 2013 se puede hacer a partir del tercer impago de recibo). Para saldar la deuda se subasta el bien inmueble que lo garantiza y, si no hay postores- que no los hay- el banco se la adjudica al 70% del valor de la tasación. El diferencial, entre el valor del inmueble y el importe de la deuda corre a cargo del hipotecado porqué no se acepta la dación en pago. Es decir, el banco se añade el valor del inmueble, en el activo, y la deuda restante se le adjudica al hipotecado. En el pasivo, ninguna anotación, ya que la operación se extrajo del balance contable. De ésta lucrativa operación por parte del banco sorprende que se pueda adjudicar la garantía vinculada al préstamo fallido, cuando tan solo es el gestor de cobro.

CONCLUSIÓN: Por cuarta vez, el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo pendiente al que se han añadido intereses moratorios y gastos de ejecución, para adjudicarse el bien inmueble y completado con la deuda adicional atribuida al hipotecado.

QUINTA ETAPA

El Banco Malo (Sareb) le compra el inmueble subastado al Banco

QUINTA ETAPA: En el activo del banco figura por una parte el valor del inmueble, y adicionalmente, el importe de la deuda adjudicada al hipotecado. Es entonces cuando interviene la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), que adquiere, con fondos públicos, el inmueble (la garantía) y de nuevo el oscurantismo impide ver el importe de la trasmisión. ¿Se debe suponer que la adjudicación ha sido por el valor en libros del préstamo? ¿Están ganando aún más dinero los bancos con el traspaso a la Sareb? ¿Están dosificando este ingreso para dar beneficios? Además, l’habitatge està com actiu al Fons de Titulització i a més s’està revenent als webs de la SAREB i els BANCS

¿Por qué, no obstante, no se rescata al deudor antes de la ejecución o en la subasta, quedándose la Sareb con el inmueble y salvando del desalojo al deudor?

CONCLUSIÓN: Por quinta vez el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo que figura en libros. A pesar del importe pagado por el Sareb el banco mantiene al hipotecado con deuda pendiente seguramente. Además, la vivienda está como activo en el Fons de Titulización i se está revendiendo a las webs de la SAREB y los BANCS

SEXTA ETAPA

Ordeñar al Estado y al deudor hasta la última gota

Todavía le queda al banco una operación con que lucrarse ya que todo lo legislado ha sido redactado por influyentes despachos de abogados al servicio de la banca y llevado al Congreso de los Diputados para ser sancionado en Ley. La negativa de la banca en aceptar la dación en pago no es solo por la deuda residual (una vez que se ha adjudicado la garantía) sino por lo que puede obtenerse de ella. Normalmente, los bancos ceden estas deudas a fondos especializados en el recobro, existen nacionales y potentes grupos extranjeros que se dedican con ahínco a este menester. La trasmisión de estas deudas se hace a precios de desguace (entre el 5 y 10%). Pero el banco tampoco pelea a brazo partido ya que el diferencial entre su valor en libros y el valor que se obtiene por la transmisión a estos fondos buitres es deducible del Impuesto de Sociedades. Es decir, el dinero público acaba en sus manos por la deducción fiscal.

CONCLUSIÓN: Por sexta vez el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo saldado por la cesión al Sareb del inmueble en cuestión. Pero a continuación la deuda pendiente la vende a un fondo de recuperación de deudas y finalmente se le faculta a deducir esa minusvalía fiscalmente, complementando la quintaesencia de la operativa bancaria.

CONCLUSIÓN FINAL

Tu hipoteca tiene vida propia en el más allá.

La expansión acelerada del universo de la banca proviene de la propensión a escabullirse de la reglamentación y normativa legislada adaptándola a su conveniencia. El aquelarre y desplome del sistema financiero español, se debe en buena parte, a la desactivación del mecanismo de seguridad que consistía en un equilibrio entre los activos en riesgo y el capital social de la entidad financiera. La manipulación fraudulenta del mecanismo de seguridad, consiste en burlar la información pública de la transmisión del crédito al no constar su inscripción. De ahí todo el carrusel de incidencias en que la entidad financiera se sitúa asumiendo el papel que le conviene en cada momento, desde ser el organizador, el distribuidor del fondo de titulización, el gestor del cobro, y por último el dueño del préstamo y su garantía. En cada uno de los papeles que interpreta se adjudica una minuta. Nada se deja al azar, lo que interesa es el oscurantismo que permita extraer del balance contable las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria y se transfiere a una emisión de un fondo de titulización cuya metodología elimina la relación directa con los préstamos hipotecarios que contiene. Esta desvinculación permite que los bonistas desconozcan la vida en el más allá que pueda llevar su inversión y a la vez no haya nadie a quien notificar que la entidad gestora de cobro (según las especificaciones del folleto de emisión) se adjudica el bien en garantía.

Nos tendría que sorprender que después de centenares de miles de ejecuciones hipotecarias vinculadas a los bonos hipotecarios titularizados, así como a la cédulas hipotecarias (estas no se han citado y si permanecen en el balance contable del banco) en manos de inversores internacionales, no eleven su grito al cielo reclamando su fallida inversión a los bancos españoles cedentes de este producto financiero, que han prescindido de las más elementales cautelas al estimar la solvencia del deudor. Es más que un indicio, que los inversores, sobre todo bancos franceses y alemanes, permanezcan en el más absoluto silencio. Lo que hace suponer que no tienen nada que reclamar. Deben de estar cobrando el rendimiento de sus bonos hipotecarios de acuerdo con las condiciones de la emisión. El dinero público supuestamente destinado a los bancos españoles, está sosteniendo el cumplimiento pactado con los inversores. También se puede decir que todo este tinglado ayuda a que los bancos extranjeros se mantienen en pie gracias a los contribuyentes españoles. Para algo PPsoe+CiU+PNV modificaron en 2011 la constitución española para poner por delante de cualquier cobro los bonos hipotecarios en manos de la Banca extranjera.

Mientras las ejecuciones hipotecarias se han convertido en una pandemia, donde el deudor tiene mermados sus derechos frente a una entidad financiera que tuvo su interés en otorgar el préstamo, ya que el sistema de crédito fraccionario con el que funciona la banca le permitió colocarse en la condición de acreedor sin que de su caja saliera dinero real. Este sistema fraccionario ha sido posible por la inestimable ayuda de toda la clase política durante decenios. Al tiempo provoca vergüenza el derecho institucional de la Banca a la puesta en práctica del milagro de la multiplicación de los panes y los peces de manera desaforada.

PostData: esta entrada es una adaptación más corta y con otros referentes a las otras realizadas por José Manuel Novoa, con su consentimiento, en su blog.

Información relevante obtenida de:

Enlaces de interés:

 




¿Para qué luchamos en 500×20-Prouespeculació?

La lucha por el derecho a la vivienda de las clases populares

Las organizaciones políticas son un hervidero de propuestas, a menudo precipitadas, y búsqueda de soluciones a un problema fundamental, desde el punto de vista social y económico, como es la vivienda. Las próximas elecciones municipales nos obligan a las organizaciones sociales que luchamos por el derecho a la vivienda a afinar nuestras propuestas en ese sentido.

Por tanto, primero debemos decir que entendemos la vivienda habitual como una necesidad vital incuestionable y por eso creemos que debe ser un bien que quede fuera del mercado y de la especulación. Para ello, se deben desarrollar políticas del bien común, entendiendo las instituciones y los ciudadanos como actores de la gestión de este «patrimonio de todas» a través del movimiento asociativo. Este desarrollo debe contemplar una implementación a corto y medio plazo así como una transparencia ejemplar.

Diferenciamos tres niveles en la coyuntura actual: estatal, autonómica y municipal, haciendo hincapié en la municipal ya que es el espacio donde finalmente se concretan estas políticas.

theme_header_townhall

Las PREMISAS que modulan nuestro discurso:

  • La presumible reducción de la población a medio plazo. La presumible reducción de creación de unidades familiares/año. El aumento de unidades familiares unipersonales o monoparentales.

  • El urbanismo debe entenderse como un proceso global y sostenible que adquiere dimensión de derecho a la ciudad a través de las políticas muncipales. Hablamos de un urbanismo denso y no extensivo que acabe con la destrucción ambiental del país bajo la bota del cemento. Por tanto, reivindicamos la recuperación de espacios naturales dentro de las ciudades y la huerta de proximidad.

  • La promoción de una cultura del derecho a la vivienda basada en la regulación financiera, la sostenibilidad y el decrecimiento.

  • La necesidad de conservación, rehabilitación y solo renovación del enorme parque de viviendas existente. La promoción de vivienda nueva solo en sustitución de edificios en mal estado o en caso de demanda no cubierta reconocible por la administración.

  • Apertura de una auditoría social, Juicio y Castigo, Reparación y no Repetición sobre la deuda hipotecaria en manos de tenedores nacionales e internacionales generada en torno a la burbuja inmobiliaria de las últimas décadas.

  • Iniciar un proceso consensuado y no traumático, con las autoridades monetarias europeas, de negociación de una quita de la deuda de las economías familiares, sociales y del Estado español.

Las medidas legislativas y el desarrollo de los reglamentos necesarios

Las siguientes son las principales herramientas legislativas que un poder popular debería implementar para asegurar el derecho universal a la vivienda. dada la emergencia habitacional que viven ciudades y pueblos del país. Hay que entenderlas como un conjunto de medidas de programa mínimo y máximo, pues algunas son hasta cierto punto contradictorias con otras aplicadas en el mismo espacio social y/o temporal. Igualmente hay medidas que no tienen total consenso pero las abrimos para generar debate que es lo más importante hoy.

[ (+) medidas con consenso. (?) medidas en discusión. ]

Hablamos de necesidades legislativas a nivel estatal

  1. (+) Proponemos la creación de un verdadero Parque Público de Vivienda.
    1. (?) sobre la base de la expropiación sin indemnización de las viviendas vacías de la banca, de la SAREB, de grandes constructoras y los fondos inmobiliarios.
    2. (+) Esos pisos rescatados a la Banca para Vivienda de Alquiler Público Asequible.
  2. En este punto se dan dos soluciones distintas al problema de las hipotecas sumergidas y la ampliación del Parque Público de Vivienda.
    1. (?) Proponemos la consolidación de ese Parque Público de Vivienda sobre la base de la dación de las viviendas principales hipotecadas al Estado por las familias que no deseen o no puedan asumir la hipoteca o el valor de la misma fuera desmesurado con respecto al mercado. La unidad familiar recibe el derecho de uso a cambio que el Estado asume la deuda hipotecaria ilegitima (deuda pública) para acabar con la impunidad financiera.
    2. (?) Elaboración de nueva ley hipotecaria. Esta ley debe comprender entre otras las siguientes medidas: Tasación al precio actual de las viviendas de 1ª residencia. A esta tasación será restado el principal ya devuelto, así como los intereses dolosos. La diferencia resultante se aplicará en cuotas que no superen el 25% de los ingresos de la unidad familiar. (?) En todo caso se contempla la dación en pago con derecho a alquiler social.
  3. (+) Apertura de una auditoría social sobre la deuda hipotecaria en manos de tenedores nacionales e internacionales en los términos expresados anteriormente y que son de consenso entre las organizaciones sociales.
  4. (?) Discusión y propuestas para que el suelo urbano pase a ser de dominio público y deje de ser un bien privado, especulativo y con derecho a herencia.
  5. (+) Ningún desahucio sin alternativa sobre viviendas principales.
    1. (?) Defendemos la limitación de la deuda hipotecaria a la cantidad que se obtenga por la subasta del inmueble hipotecado de tal modo que con ella quede saldada o en todo caso la dación en pago.
    2. (+) Derogación de la LAU, del desahucio-express y de las leyes hipotecarias regresivas.
  6. Fiscalidad y Régimen tributario. (+) Impuestos directos progresivos sobre Patrimonio y sobre IRPF en caso de vivienda en propiedad no principal.
  7. Impuesto Bienes Inmuebles (IBI). Se dan dos soluciones diferentes que se podrían sumar.
    1. (?) Derogación del IBI para viviendas principales con valores inferiores a 300.000 euros.
    2. (?) Confección de una tabla progresiva para el IBI en función valor del inmueble desde el 0,1%
      para los de menor valor al 1,2% para los de mayor valor.
  8. (+) Derogación de las figuras fiscales no progresivas como SICAV y SOCIMI.
  9. (?) Se buscarán, en las grandes y medianas ciudades, diferentes modalidades de esa fiscalidad directa gravosa sobre las viviendas en propiedad que no sean principales. Se ofrecerá a los pequeños propietarios o provenientes de herencias la dación a la Administración local, autonómica o estatal de los edificios en mal estado de conservación.
  10. (+) Banca pública para gestionar líneas de crédito directas a los ciudadanos para abordar la mejora y rehabilitación de viviendas y edificios.
  11. (+) Plan general de ahorro energético en edificios y desarrollo de infraestructuras de transporte colectivo.
  12. (+) Plan general de recuperación pública de espacios en las ciudades para las generaciones venideras y recuperación de las huertas de proximidad con apoyo administrativo.

Hablamos de necesidades legislativas a nivel municipal.

  1. (+) La vivienda y los servicios básicos serán un derecho ciudadano:
    1. el alquiler social universal será considerado como la prestación de un servicio público a la ciudadanía.
    2. el precio del alquiler nunca podrá superar el 20% de la renta familiar disponible.
    3. la renta de alquiler no estará, por tanto, indexada al coste de la vida sino a los ingresos familiares.
    4. Municipalización de los Servicios básicos que, por tanto, deben ser garantizados por parte de empresas públicas.
  2. (+) Garantizar un fondo de vivienda pública y social suficiente como para asegurar el alquiler social universal mediante:
    1. La conversión de vivienda VPO y con derecho de superficie vacías a alquiler público o derecho de uso.
    2. Paralización inmediata de cualquier proceso de privatización de la vivienda pública.
    3. Se ofrecerá a los pequeños propietarios la posibilidad de cesiones de uso de sus viviendas a la administración por 5 o 10 años a cambio del su reparación, mantenimiento y la asunción y/o execión de todos los impuestos.
    4. Actualización de padrones y Registros de la propiedad vinculados a los servicios de agua, gas y electricidad para conocer el uso de las viviendas. Campaña institucional por el uso social de la vivienda vacía y contra el acaparamiento.
    5. Se defenderán y firmaran acuerdos con todas las Administraciones, tanto de carácter legislativo, jurídico y económico para dar cobertura a las medidas anteriores
  3. (+) Adecuación de los requisitos económicos de acceso a la vivienda protegida al nivel de vida y escalas salariales actuales. Los alquileres sobre rentas familiares por debajo de la Renta Garantizada de Ciudadanía (664€) no superaran nunca los 100€ o el 10% de los ingresos por unidad familiar.
  4. (+) Patronatos Municipales de la Vivienda que gestionen, de manera transparente y paritaria, junto con los movimientos vecinales, asociaciones de inquilinos, el Parque de vivienda pública y social, su conservación y precio relacionado con la renta familiar. Para ello se crearán Mesas de Vivienda paritarias que por acuerdo decidirán por consenso o por mayorías y la Administración ejecutará.
  5. (+) El papel de las Oficinas de Vivienda y del Registro Único de Solicitantes de Vivienda pública.
    1. El Registro Único de Solicitantes de Vivienda Pública estará abierto a la inscripción exclusivamente personal. Trabajará con la lógica del alquiler social universal y no del reparto “esto es lo que hay”. Los requisitos deberán ser exclusivamente el empadronamiento y no poseer ninguna vivienda de propiedad en el territorio del Estado.
    2. Toda la vivienda pública y social se acogerá a la normativa de este Registro, independientemente de la fecha de calificación del inmueble, para evitar distorsiones en la adjudicación.
    3. En las grandes ciudades y pueblos reservar un cupo de hasta un 25% para vecinos del barrio y/o Distrito empadronados más de 2 años a fin de agilizar el proceso de adjudicación y que un menor porcentaje renuncie al piso adjudicado.
    4. Promover la diversidad social mediante políticas de asignación de vivienda pública por tramos de uso, edades, barrios, etc. (No a la creación de guetos)
    5. Municipalización de las Oficinas de Vivienda. Será un servicio gestionado totalmente por trabajadores públicos. Garantizaran el acceso de los ciudadanos al derecho a la vivienda en colaboración con los Servicios Sociales para los casos de emergencia habitacional. Potenciación de la labor fiscalizadora del parque de viviendas de cada distrito o barrio de la ciudad y por lo tanto del mapeado de la propiedad y uso de las viviendas correspondientes a su jurisdicción.
  6. (+) Ningún desahucio sin alternativa! Medidas ante la emergencia habitacional.
    1. Estudio pormenorizado a través de Servicios sociales de las familias tanto en proceso o riesgo de desahucio. Debería acompañarse de una campaña de comunicación y un protocolo de actuación transparente.
    2. Las entidades financieras, inmobiliarias y fondos de inversión mantendrán los contratos de alquiler adecuándolos a la anterior normativa. Los desahucios de pequeños propietarios se asegurará una alternativa y un protocolo entre las partes, los Servicios Sociales y las Oficinas de Vivienda del municipio.
    3. En el parque público y social se firmaran contratos de alquiler por tres años renovables indefinidamente. También de derecho de uso para aquellas unidades familiares que así lo soliciten a cambio de compartir gastos de mantenimiento. En todos los contratos las partes podrán revisar las condiciones de acceso a la vivienda, las rentas o los posibles derechos de propiedad sobrevenidos.
    4. Todos los ciudadanos sin techo y en situación de exclusión social tendrán preferencia siguiendo las recomendaciones y baremos de los Servicios Sociales. Regularización de la ocupación por necesidad
  7. (+) Derecho a la ciudad, a un urbanismo sostenible y consensuado.
    1. En el parque público de viviendas municipales, el ayuntamiento debe ser titular no solo del suelo sino también del derecho de superficie.
    2. Moratoria general de planes urbanísticos e infraestructuras que tengan oposición general comprobable de los movimientos sociales.
    3. Moratoria de licencias de obras a promociones de vivienda en propiedad.
    4. Estudio de la cesión de suelo y edificios a la gestión en régimen de cooperativas de usuarios.
    5. Impulso del cooperativismo para la reparación, rehabilitación de edificios, ahorro energético y climatización sostenible.



Apuntes sobre el programa electoral de vivienda de Podemos.

TAMBIÉN EL DERECHO ESPAÑOL SE HA DE CUMPLIR

Ayer tuve la ocasión de ver la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias emitida el domingo noche. Al principio de ella Ana le preguntó cuál sería la primera medida que tomaría como presidente de gobierno. La respuesta de Pablo fue de mi total agrado: parar los desahucios.

A continuación Ana le preguntó cómo. En toda la entrevista Ana quiso transmitir la impresión que la promesas electorales de Podemos no eran más que castillos en el aire, que no son aplicables, que es cierta la acusación de populismo que se le hace, también con esta. Pablo respondió aplicando el Derecho europeo.

jueces y abogados

También fue de mi completo agrado esta respuesta. Porque los jueces no están aplicando el derecho europeo, lo que bastaría para solucionar el problema porque los contratos hipotecarios están plagados de cláusulas abusivas, en realidad son en su totalidad un puro abuso.

Los jueces españoles están en rebeldía respecto con el Derecho europeo, se niegan sistemáticamente a aplicarlo y a regañadientes simplemente están anulando las cláusulas de intereses de demora y en ocasiones la cláusula suelo.

Pero incluso cuando anulan los intereses de demora abusivos no cumple con el Derecho europeo pues en realidad no los anulan sino que los moderan. Tampoco es ninguna sorpresa esta actuación de los jueces españoles pues ellos, que también son casta, no están en su puesto para que se apliquen las leyes y muchos que se haga justicia sino para defender los intereses de la oligarquía, en este caso bancaria. Y para defender estos intereses no les duelen prendas saltar las normas, no solo las europeas sino también las españolas, de hecho es lo normal, sucede sistemáticamente. Los que como yo que soy abogado contemplamos continuamente su trabajo lo observamos a diario y lo tenemos asumido. El orden jurisdiccional penal es famoso precisamente por no respetar el Derecho penal, pero también sucede en civil y el contencioso-administrativo, quizás el único que se salve sea el laboral.

Si los jueces españoles respetasen y aplicasen el Derecho civil también los hipotecados tendrían resuelto su problema aunque no existiese de Derecho europeo. Por eso la buen respuesta de Pablo a Ana hubiera sido óptima si hubiera dicho aplicando el Derecho español.

El artículo 1859 CC que literalmente dice: El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas , prohíbe que los bancos se queden con las casas hipotecadas, que es precisamente lo que sistemáticamente está sucediendo con la inestimable cooperación necesaria de los jueces de primera instancia.

Dado que a las subastas de las ejecuciones hipotecarias no comparece ningún postor porque sus condiciones económicas son peores que las del mercado, si los jueces respetasen tal norma todos los hipotecados seguirían siendo propietarios de sus viviendas. Lo que está sucediendo es un expolio masivo con la complicidad de los jueces.

… Tampoco es ninguna sorpresa esta actuación de los jueces españoles pues ellos, que también son casta, no están en su puesto para que se apliquen las leyes y muchos que se haga justicia sino para defender los intereses de la oligarquía, en este caso bancaria.

En las ejecuciones hipotecarias en las que yo defiendo al hipotecado siempre me opongo y recurro esta expoliación y todavía no he encontrado ningún abogado de banco o juez que sepa justificar o argumentar tal arbitrariedad. No es raro sino frecuente que los jueces digan que donde la ley dice digo en realidad dice diego y que además cuenten para sostener tal falacia jurisprudencia para apoyarla. En este caso no sucede, a lo que suelen recurrir es al «porque lo digo yo» acompañado de burdas descalificaciones de mi pretensión.

Los ciudadanos son conscientes de la parcialidad de los jueces y por ello en lugar de exigir que se cumpliera la ley y se impidiera que los bancos se apropiasen de sus casas renunciaron a ello para al menos salvarse de la deuda perpetua y ellos mismos reivindicaron las aceptasen en dación en pago.

Son muchas daciones en pago que se han firmado ante notario. ¿Qué han hecho los notarios respecto a la prohibición del artículo 1859 CC? Ignorarla olímpicamente. Los notarios fueron leales cómplices de los bancos durante la firma de los fraudulentos contratos hipotecarios y son ahora sus leales cómplices de los bancos en la fraudulentas daciones en pago.

Todas las viviendas de las que se han apropiado los banco tanto en las ejecuciones hipotecarias mediante los jueces y en las daciones en banco mediante los notarios son legalmente propiedad de los hipotecados. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

El Derecho español cuenta con la conocida Ley Azcárate, oficialmente Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura, que a pesar de sus años continua vigente aunque los jueces españoles no quieran darse por enterados. El artículo 1 de dicha ley establece la nulidad de los contratos con un interés usurario.

Los intereses de muchos de los contratos hipotecarios son usurarios, por ejemplo los que contienen una cláusula suelo o los que establecen como tipo el IRPH. Sin embargo, ho hay juez que se atreva a anularlos aplicando esta norma, es decir, los jueces españoles se niegan a aplicar el derecho español.

El artículo 1303 CC establece para los contratos nulos la mutua restitución de lo que los contratantes se haya dado, pero en los siguientes artículos 1305 y 1306 establece que sin la nulidad se debe a la actuación maliciosa de una de las partes, nada se le debe restituir a él. Si se aplicase estas normas al caso de los contratos hipotecarios nulos por intereses usurarios resultaría los hipotecados conservarían su vivienda y no habría de devolver el préstamo. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

Pero no solo son nulos los contratos que contienen intereses usurarios, sino que de acuerdo con los artículos 1300, 1261 y 1265 CC lo son todos porque contienen un vicio del consentimiento. Todos fueron contratos firmados a ciegas y en la confianza que el banquero no aprovecharía la ignorancia del hipotecado para abusar de él. La experiencia ha probado que en realidad fue todo lo contrario, abusaron masivamente de su ignorancia para explotarle al máximo mediante la hipoteca.

Por tanto, si se aplicase el Derecho español, todos los contratos hipotecarios serían nulos, los hipotecados seguirían siendo los propietarios de sus viviendas y no tendrían que devolver el préstamo. ¿No estaría mal que se aplicase el Derecho español?

Si Podemos llegase a gobernar ¿tendría la valentía de obligar a nuestros rebeldes jueces a cumplirlo? ¡Ojalá fuera así!

José Angel GALLEGOS, abogado




Precarios: de la esclavitud de la hipoteca a la dictadura del alquiler.

Una perspectiva económica, política y social de la crisis inmobiliaria española.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
DOCUMENTO PARA IMPRIMIR
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Una perspectiva política, económica y social de la crisis inmobiliaria española.

I. Precarios en la esclavitud de la hipoteca.

En el capitalismo para tener derecho a la vivienda hay que tener dinero para pagarlo. No importa si vives en propiedad o en alquiler. De hecho, el arrendamiento de “todo” está de moda. Le llaman leasing. Desde el coche, a la impresora y pasando por la casa. El mayor banco español, el Santander, vive de alquiler en sus oficinas después de vender casi todo su patrimonio inmobiliario en el 2007. Con la crisis los propietarios se rifan los “buenos inquilinos”, los cuales presionan a la baja los alquileres para pagar menos. Libre de las ataduras de la propiedad puedes ir al lugar dónde más se pague la hora trabajada. Marx aconsejaba a los obreros no dejarse atar por la vivienda.
Por Carlos Marx también sabemos que el capitalismo, por un lado, debe sacar la máxima plusvalía del asalariado, incrementando el beneficio, y que por otro lado, está obligado a reinvertir esos beneficios en más máquinas, fábricas y tecnología pero también en la urbanización a través de infraestructuras o viviendas. Por eso, como desde hace décadas la capacidad productiva de la humanidad está sobredimensionada, buena parte de esos excedentes financieros, en su deseo irrefrenable de rentabilidad, se han invertido en la urbanización como válvula de escape (1).
Hoy, la población no tiene capacidad adquisitiva para consumir toda la producción mundial. Los economistas lo explican como una crisis de sobreproducción y subconsumo mundial. Un cuello de botella para el capital ya que está obligado a vender para obtener el beneficio que necesita para seguir creciendo. El capital financiero ensaya la salida a ese dilema desde los años 70 atacando con políticas neoliberales las condiciones de vida de las clases populares, el Estado del bienestar y el medioambiente. En esta ruptura del pacto social de postguerra están conchabados desde Wall Street hasta Bruselas y en España la mayoría de partidos parlamentarios. Es una lucha de clases, que están ganando desde hace décadas, que les ha permitido apropiarse de grandes riquezas reduciendo salarios y privatizando los servicios públicos. Con ese dinero se sostienen las ingentes fortunas que se revalorizan en un sistema financiero concentrado en pocas manos.
La brecha entre lo que los trabajadores ganaban y la sobreproducción mundial que debían consumir se cerró con la aparición de la deuda que anestesió las penurias de las clases populares. Liberados del corsé del patrón oro, los bancos centrales se han lanzado a una loca carrera creando dinero en base a esa deuda, para así auxiliar al capital con una larga etapa de crédito barato canalizada con vehículos monetarios y financieros (tarjetas de crédito y facilidades para endeudar a las clases populares). En palabras llanas, la gente cobraba cada vez menos en proporción, pero el crédito generaba esa ficción de riqueza que financiaba el consumo milagrosamente.
En el centro de ese milagro se sitúa la vivienda que se convierte en una especie de gallina de los huevos de oro. Vamos, que la gente consumía vorazmente de todo, no porqué comprara con los ahorros, sino porqué financiaba el consumo suponiendo que su casa, la acción, etc siempre aumentaría de valor. El resultado ha sido que se constituyeron el doble de hipotecas que casas nuevas construidas (2).
El sector inmobiliario, y toda la economía que arrastra, se convierte en la válvula de escape del capital financiero para mantener los beneficios. Le llaman burbujas patrimoniales. Es la vieja quimera del capitalismo popular que se ensaya cada X años porqué la gente pierde la memoria generacional(3).

La memoria histórica para entender el presente

Cuando en 1957, el entonces ministro falangista de Vivienda, José Luís ARRESE sentenció: “queremos una patria de propietarios no de proletarios“ no estaba inventando nada nuevo. EE.UU, que pronto acudió al rescate de esa dictadura, vivía desde la segunda contienda mundial una década de boom inmobiliario basada en el sueño americano de la vivienda en propiedad. Como dicen por allí, cuando el gigante americano está en crisis construye casas y las llena de cosas. En el 2004 el 70% de los estadounidenses vivían en propiedad. En el 2006 en nuestro país el sueño americano del franquista ARRESE batía el récord planetario con un 90’1% de propietarios (4).
En ese 2006 el Ministro socialista Pedro SOLBES repetía como un mantra lo de la riqueza patrimonial de las familias españolas y el aterrizaje suave de la economía y bla, bla, bla…. Pero los datos de la Contabilidad Nacional del INE indicaban que todo el país había entrado en una “pirámide de Ponzi” pues el 43’5% del empleo total estaba generado en torno al ciclo inmobiliario, industrias y sectores afines. Fueron bonitos esos 12 años de capitalismo “popular” desde Aznar, que en el 96 desbancó al último Gobierno de Felipe González, hasta bien entrado el 2008 cuando la onda expansiva de las hipotecas tóxicas americanas llegó aquí. El 2012, con cerca de 6 millones de parados contabilizados, devolvió a la realidad a una generación de precarios que habían olvidado las crisis y una generación de jóvenes que creían que eran cuentos que explicaban los abuelos.
Con el desarrollismo franquista y después con la entrada en el euro nuestro país se “benefició” de la entrada masiva de ese fetiche llamado dinero prestado. Sol, playa, grandes proyectos de transporte (AVE, aeropuertos, carreteras, …) para atraer millones de turistas y, por supuesto, la construcción de millones de viviendas, hoteles, etc. Una orgía en manos de nuestra oligarquía financiero – turístico – constructora que hunde sus raíces en el régimen franquista y llega hasta esta democracia secuestrada sin haber dejado nunca de vivir del papá Estado. Un cocktail para la aparición de los miles de casos de corrupción donde se solapa la codicia, los negocios, la política y la institución monárquica, piedra angular de la Transición.

..Una burbuja patrimonial que permitió la mayor expropiación de riqueza de las clases populares que se adhirieron a ese paradigma con ilusión e ignorancia histórica.

Hasta aquí nuestro discurso es un poco histórico, épico y hasta socarrón pero era preciso recordar que estamos llegando al final de un ciclo histórico. Durante décadas los ciudadanos de este país han estado pagando un sobreprecio por comprar una vivienda en el mercado controlado por esos oligarcas. Una burbuja patrimonial que permitió la mayor expropiación de riqueza de las clases populares que se adhirieron a ese paradigma con ilusión e ignorancia histórica. Tal como entendieron varias generaciones el derecho a una vivienda digna está hoy en crisis porqué 2 de cada 3 hogares españoles no tienen dinero ni crédito para comprar una vivienda. Este junio del 2013 se llegó al mínimo histórico de hipotecas constituidas. Ahora que la casa está más barata que nunca, y los fondos internacionales anglosajones y los magnates rusos vienen a comprar las gangas, ironías de la vida, una mayoría de hogares no tienen la solvencia financiera para “comprar una casa” en ese mercado. ¡Este modelo se hunde!

La crisis habitacional: desalojos, resistencias y alquiler social de los banqueros

La crisis, el paro y el desplome de los salarios han hecho emerger los desahucios de viviendas habituales que muestran el lado más violento del “mercado de desposesión” de los hogares humildes. La explosión de la burbuja inmobiliaria y los desalojos han dado empuje a las resistencias encabezadas por la PAH que ha abierto diferentes frentes de lucha legislativos, jurídicos y en la calle creando expectativas de solución. Esta lucha contra los desahucios, en paralelo a las de otros colectivos, ha quedado fijada en el imaginario popular. La gente se ha empoderado justificando la defensa del hogar en propiedad ante los desalojos (aunque en verdad sólo era propietario de una deuda).
El propio gobierno de Rajoy ante la presión de la calle legisló una moratoria de desahucios de 2 años, a través del Decreto-Ley -el 27/2012, pero exclusivamente para hogares “hipotecados”. Esta distinción que hizo el ejecutivo de Rajoy es interesada e importante pues categoriza los desahucios en hipotecarios y los otros. Los otros son los hogares que viven sobre todo en alquiler (libre, de renta antigua sufriendo mobbing, realquilados y ocupaciones), que son tanto o más vulnerables no sólo desde el punto de vista jurídico sino también porqué tras el desalojo del inquilino ni Estado, ni Ayuntamientos ni Servicios Sociales ofrecen alternativas. Incluso el miserable Fondo Social de viviendas de la Banca del citado Decreto, de unos 6000 pisos, sólo es para alojar familias víctimas de procesos de ejecución hipotecaria o daciones en pago, el llamado “alquiler social de los banqueros”. Este alquiler social se debe entender como una concesión, una limosna.
Así el triunfo de la propiedad sobre cualquier otra tenencia de vivienda se ha agravado con la crisis porqué se convierte aún más en la única opción estable de vivienda. Pero ni de lejos los hogares hipotecados son el colectivo que más ha sufrido los desalojos. Sí son quienes más han luchado por su vivienda y más adhesión social han tenido por la responsabilidad de las entidades financieras en la gestación de la crisis.(5)

La sociedad de propietarios en el imaginario colectivo.

Ante la pregunta: si tuvieras dinero, ¿vivirías de alquiler o comprarías?, la mayoría de hipotecados y desahuciados continua respondiendo que compraría la casa. Así pues, el concepto de vivienda en propiedad ha sido gravado a fuego en el imaginario colectivo a través de los medios de comunicación y las políticas gubernamentales. Subjetivamente, la vivienda representa en España el principal medio de adhesión a “la clase media”, la principal riqueza de “la familia” para acceder al consumo, un seguro en la vejez y la herencia que convierte a los hijos en pequeños arrendadores (objetivo de propaganda reaccionaria contra el alquiler). En otras palabras, el triunfo franquista sobre las clases populares del 36, generó un raquítico estado del bienestar, que permitió ensayar con la vivienda un instrumento de domesticación y desproletarización muy sofisticado. Los americanos hicieron buena pedagogía.
El actual colapso de aquella “sociedad de propietarios del franquista Arrese” se sitúa en el epicentro de un seísmo que sacude a las clases populares. Un fin de época que hace aflorar una precariedad que supura por todos los rincones del país. El último informe de condiciones de vida en España indica que un 40% de los hogares tienen muy serias dificultades en afrontar los pagos de la vivienda y los servicios básicos. Hay 2 millones de hogares con todos sus miembros en paro y etc, etc. Este panorama ha hecho que los impagos de hipotecas aún no dejando de crecer supongan sólo el 4% del total. En 2012 se registraron 38.976 adjudicaciones a la banca por ejecución de hipoteca sobre vivienda sobre un total de 6,1 millones de viviendas hipotecadas. Estas ejecuciones se hacen sobre personas físicas en vivienda habitual, segundas residencias o inversores privados(6). Son el 0,5% del total de hogares hipotecados lo que da a entender que la cuota hipotecaria se paga religiosamente, gracias también a un colchón familiar que amortigua la caída, y que a pesar de las penurias esas deudas disciplinan y acobardan a los ciudadanos(7).
De aquellas adjudicaciones la banca aceptó 14.229 daciones en pago que permitió liberar de la deuda a esos hogares, pero asimismo suponen la pérdida de todos los ahorros personales. Es una transferencia enorme de riqueza al capital financiero. La dación en pago en EE.UU no ha evitado la distorsión del mercado inmobiliario pues millones de familias entregan la casa para ir a vivir a barrios de roulotes porqué acaban como morosos financieros.
Obama propusó que el Estado pagara las cuotas hipotecarias para que la clase media no perdiera la vivienda. El conflicto moral era que si se ayudaba al capital financiero también había que ayudar a las familias. Es mejor que nada pero al final toda la riqueza acaba en manos de la Banca. No es una solución socialmente progresiva porque ayudar a la “clase media propietaria” implica un agravio comparativo con las clases populares que no lo son.
En España, con el récord planetario de propietarios, lo de Obama hubiera tenido adhesión nacional si a algún político o banquero se le hubiera ocurrido proponerlo. Pero, ni controlamos el pasivo hipotecario que está en manos extranjeras y a un interés que determina Frankfurt, ni podemos emitir moneda al estar adheridos al euro. Pero ensayamos con éxito la creación de una clase media propietaria con la VPO de compra (8) y con las desgravaciones fiscales, que han sido una transferencia encubierta de riqueza a nuestros amos.

La gente no vive en cédulas hipotecarias!

Medidas progresivas frente al pasivo hipotecario.

A la gran mentira nacional ayudaron el ministro Pedro Solbes en el 2006 y la Champions League en el 2010 de Zapatero que aún nos provoca vergüenza ajena. En cuanto en 2008 dejó de fluir el crédito exterior, los precios inmobiliarios se hundieron y tras cinco años de caída de ventas e hipotecas los sacrosantos mercados no saben cuanto vale la propiedad inmobiliaria. ¡Sólo funcionan cuando hay espuma!
Las deudas de 375.000 millones de las promociones invendidas y los campos de patatas convertidos en suelo urbanizable se han saldado con quitas y daciones en pago a la Banca convertida en la principal inmobiliaria europea con más de un millón de pisos. Dentro de la predación capitalista la solidaridad entre el magnate Botín y los caciques Bañuelos o Florentinos aún existe. Ese agujero de la envidiada Banca española de Zapatero ha necesitado de más de 200.000 millones de dinero público y un terrible plan de ajuste de la Troika comunitaria que ha hecho retroceder décadas a las clases populares que aún no han despertado del sueño del “capitalismo popular”.
La clase política no sólo ha renunciado a crear una Banca pública competitiva sino también a ejercer como el verdadero propietario que es de los pisos de la Sareb y crear un pequeño parque de vivienda pública de alquiler.
A falta de una revolución democrática ciudadana, la gran banca ha recibido una enorme transferencia de riqueza y poder: la entrega del sistema de Cajas de Ahorro, sus carteras industriales y propiedades inmobiliarias y la eliminación de la competencia. Si en el 2008 se decía que no podían haber entidades sistémicas, hoy en nuestro país, los siete grandes Bancos son más sistémicos que nunca. Pero esa socialización de pérdidas no funciona cuando se trata de un hogar. Los más de 6 millones de hogares hipotecados que deben 700.000 millones de capital más los intereses que pagarán durante décadas, no tienen el mismo trato de favor.
El cierre del mercado interbancario después de Lehmann Brothers en 2008 supuso el fin de las Cajas pero, los grandes bancos españoles aún tienen un gazapo escondido: las cédulas hipotecarias. (9)
Los millones de hogares hipotecados no saben que nuestros bancos, sobre todo Santander y Caixa Bank, se han lanzado a vender sus hipotecas en forma de cédulas hipotecarias para obtener liquidez en un mercado de capitales seco. Para los banqueros los deudores son como vacas a las que ordeñan sin parar. La vivienda que debería ser un derecho universal, se convierte por un lado, en una deuda hipotecaria y, por un lado, las revenden como cédulas por valor de hasta 450.000 millones ( ¡OJO! Son las 2/3 partes del saldo hipotecario español) De este modo pueden obtener liquidez al depositar ese monto de cédulas como contravalor de los préstamos que obtienen al 0,5% del Banco Central Europeo. Con ese dinero compran deuda del Estado que les renta hasta el 7’5% en un país que se hunde en la depresión. ¡Qué chollo!
Pero la vaca lechera continua con la reventa de esas cédulas a los fondos de pensiones, la Seguridad Social, etc. Le llaman renta fija porque dicen que son seguras gracias al trasfondo de la sacrosanta ley hipotecaria. Son seguras hasta que la familia deja de pagar. Entonces son ya dudosas y se juntan con otras hipotecas y créditos al consumo morosos que se revenden con descuento. Ni las deudas se desperdician en este macabro monopoly de vender y comprar papel, de cosas artificiales, cuyos valores dependen de que unos cuantos millones de familias paguen religiosamente su cuota hipotecaria para formar parte de la quimera de la “sociedad de los propietarios”. (10)
Esta dictadura hipotecaria va a salir muy cara. Por eso una salida socialmente progresiva sería por un lado, una rebelión de los hogares bajo la bandera del “no debemos, no pagamos”. Y, por otro, el auxilio del Estado a esa rebelión imponiendo una quita generalizada a los tenedores propios y extranjeros de deudas, como contraprestación de todas las ayudas regaladas a la Banca, cuyos accionistas asumirían las pérdidas. La adhesión de las familias a esta quita, por cesión o dación en pago, las liberaría de la deuda pero también de la propiedad jurídica de la vivienda que quedaría en manos del Estado. A cambio podrían vivir en régimen de alquiler indefinido, un derecho de superficie pero sin poder comerciar con él.
Sería sin duda un gran acto de soberanía nacional frente al capital financiero nacional e internacional. Sería un atajo rápido para crear un parque público de viviendas que, aunque disperso, mejoraría la movilidad de las clases populares. Este escenario sería posible si el país se acercara a la suspensión de pagos. Pero es dudoso, que los hipotecados, que aún pagan sus cuotas, puedan liberarse del sueño de la vivienda como activo financiero.

…Para los banqueros los deudores son como vacas a las que ordeñan sin parar.

En la desesperación, muchos hipotecados han tomado medidas excepcionalmente reaccionarias para evitar el impago de la cuota. Ir a vivir a casa de los padres o a un piso alquilado barato mientras la carga financiera del suyo intentaban pagarla alquilándolo más caro a otra familia. Hay centenares de desalojos, en que los desahuciados, que pagaban religiosamente su alquiler, se han enterado que vivían en un piso subastado, donde por supuesto no mediaba ni contrato ni se pagaban impuestos ni gastos de escalera.
Muchos propietarios colaboran con los bancos llamando a la polícia cuando detectan una ocupación. Las ocupaciones devalúan su propiedad. ¡Con el dinero que me ha costado el piso y ese vive sin pagar! Los edificios y barrios con ocupas hacen perder dinero a la “sociedad de los propietarios”. Y los que tienen más dificultades para pagar las cuotas hipotecarias suelen ser los más beligerantes. Todo es muy perverso. Pobres, pero mini-propietarios con todas las consecuencias.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
II. Precarios en la dictadura del alquiler.

El 12% del parque inmobiliario en alquiler, sufre el grueso de desalojos

Lejos de la sociedad de propietarios viven los 2,5 millones de hogares en alquiler y un millón más seguramente realquilado. La mayoría son viviendas de más de 20 años y que necesitan rehabilitación. Se concentran en las grandes ciudades y la mayoría los ocupan personas con bajo poder adquisitivo, rentas antiguas, jóvenes y la inmigración que en un 70% vive en alquiler o en habitaciones. Incluso hay muchos desalojos por impago de alquileres sociales en la poca vivienda pública que hay en las ciudades importantes. Desahucios instigados por la propia Administración contra hogares en precario aplicando una gran brutalidad como ha sucedido en Madrid.
Es un 12% del parque inmobiliario nacional pero que concentra más de la mitad de los desalojos(11). En el año 2012 se han ejecutado 54.718 desalojos de inquilinos según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Suponen más del 2% sobre el total de hogares en alquiler en España. La mayoría son sobre vivienda habitual y una minoría sobre comercios. En ciudades como Barcelona donde el alquiler supone el 30% de las primeras residencias, los desahucios por impago de alquiler suponen el 95% según el Decanato de los Juzgados de la Ciudad Condal, datos corroborados por el propio Ayuntamiento para el 2012(12).

..El un 12% del parque inmobiliario nacional en alquiler concentra más de la mitad de los desalojos.

Los desahucios de inquilinos por causas económicas han caído como una tromba sobre los hogares más precarios de los barrios populares en las principales ciudades. Son morosos porqué son pobres, excluidos, precarios o ni siquiera tienen un colchón familiar en el que apoyarse. Los desahucios de alquiler pasan desapercibidos, casi sin focos ni apoyo social. Tal vez los inquilinos no saben defender su derecho a techo como los hipotecados (por el fetiche de la propiedad). Pero en los años 20 del siglo pasado las asociaciones de vecinos nacieron al calor de las huelgas de alquileres a las que se adhirieron centenares de miles de familias y que se alargaron hasta bien entrada la guerra civil en las grandes ciudades(13).

Los inquilinos y pequeños propietarios cautivos del gran capital

Los desahucios de alquiler no sólo existen por las penurias económicas actuales, sino también porqué en este país rige una de las leyes más regresivas de Europa con el objetivo deliberado de que, el alquiler marginal, sin derechos, sería la pieza clave de la burbuja inmobiliaria. Desde la ley de Arrendamientos Urbanos de 1985 del ministro socialista Boyer hasta los cambios legislativos de los últimos gobiernos de Zapatero y Rajoy se han triturado los derechos de los inquilinos, haciendo inviable cualquier proyecto de vida: con 3 años de contrato, el desahucio express al dejar de pagar una sola cuota por un percance económico y la inclusión en una culpabilizadora lista de morosos creada por el Gobierno de Rajoy, dando a entender que todo aquel que no paga lo hace por mala fe. Pero le podemos dar la vuelta a ese argumento ¿por qué el Estado carga sobre los pequeños propietarios la responsabilidad de proporcionar vivienda a las familias pobres y no la asume él?
El Gobierno central, los autonómicos y los Ayuntamientos se han desentendido de este problema esgrimiendo la defensa de los pequeños propietarios. En los foros económicos y mediáticos hay un run-run de una “caverna reaccionaria” especializada en descalificaciones tipo: “los inquilinos llevan un año sin pagar mientras que el propietario paga la hipoteca y luego le dejaran el piso destrozado”. Pero en realidad la propiedad inmobiliaria en este país está ahora más concentrada que en otras épocas. No hablamos de las primeras residencias donde viven los 17’5 millones de hogares españoles, no!, hablamos de los otros 8 millones de viviendas, de las segundas residencias pero sobre todo de las viviendas vacías. ¿Por qué?
Porqué los pisos vacíos, en venta o alquiler, son los que fijan el precio en el mercado y precisamente porqué están vacíos. Según la Junta de Andalucía, del millón de pisos vacíos de su comunidad, un 60% está en manos de personas jurídicas. Sabemos que la Banca española concentra más de un millón de pisos nuevos y de segunda mano. Sin datos fiables, los estudios de José Manuel Naredo nos permiten afirmar que las viviendas vacías en alquiler o venta pertenecen en un 70% a personas jurídicas, bancos, inmobiliarias y a la Iglesia católica que también participa en sociedades de gestión patrimonial como Renta Corporación.
Esta oligarquía tiene cautivo el mercado de la vivienda, porqué controla el crédito hipotecario concediendo hipotecas sólo para sus pisos, de manera que arruinan a los pequeños propietarios y constructoras que intentan vender los suyos en un mercado saturado.
Esta oligarquía tiene cautivo el mercado de alquiler, porqué tiene un ejército de abogados capaz de maniobrar y presionar para agilizar los procesos de desalojo por impago de alquileres, lo que no está al alcance de los pequeños propietarios.
También porqué todo el dinero que ganaron expropiando las viviendas de segunda mano a familias pobres, vía ejecuciones hipotecarias, les permite ahora aplicar una agresiva política de rentas de alquiler frente a los pequeños propietarios. Los mini-propietarios se van a comer “sus pisos con patatas” porqué no pueden competir con lo que ofertan los banqueros que tienen línea directa con el “buen inquilino” ya que conocen su estado financiero a través de nóminas y tarjetas de crédito.
Además, el aterrizaje reciente de agresivos fondos de inversión, comprando las sociedades de gestión del patrimonio inmobiliario de la Banca, ayudará a ésta a enmascarar jurídicamente su responsabilidad futura en la avalancha de desahucios de alquiler.
Y finalmente, las políticas fiscales para las grandes fortunas y los fondos inmobiliarios especulativos, como las SICAV y las SOCIMI, supone otra ventaja más sobre los pequeños propietarios.
Esto no es una defensa del pequeño inversor que quiere ganar dinero en un mercado cuyas variables no controla. A pesar de ser maltratados, son el granero de votos de la mayoría absoluta del PP y se conforman con las migajas que reciben. La derecha española, con Rajoy a la cabeza de los registradores de la propiedad inmobiliaria, mira hacía el otro lado ante la histórica bolsa de fraude fiscal en las declaraciones de las rentas de alquiler, que año tras año, denuncian los inspectores de Hacienda. Y eso que desgravan entre el 70 al 100% en el IRPF. Ninguna nómina tiene ese trato fiscal.
¡Tan larga lectura nos acerca ya a la tesis final! ¿Por qué razón algunas organizaciones sociales y sectores de la izquierda renuncian a defender a los inquilinos frente a los pequeños propietarios? ¿Están atrapados en el argumentario reaccionario del conflicto entre propietarios e inquilinos? ¿Prefieren que la caridad de Cáritas pague las rentas de alquiler? O ¿ aceptan que esos hogares sean desahuciados porqué no tuvieron a bien hipotecarse en su momento?
No discutimos el derecho del pequeño propietario a recuperar su propiedad (que devolverá a la ley de la selva del mercado al que tanto ama). En cambio exigimos la aplicación del artículo 47 de la constitución y la reciente sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para que el Estado español, a través de sus Administraciones, GARANTIZE A LOS CIUDADANOS UNA VIVIENDA DIGNA ALTERNATIVA ANTE EL DESAHUCIO por impagos de alquiler. Si tenemos más de 3 millones de viviendas vacías en manos de la oligarquía ¿qué problema hay?
Es una medida socialmente progresiva porqué traslada la responsabilidad de tener vivienda pública a la Administración. Se convierte en un derecho humano exigible y, por la ausencia histórica de un verdadero parque de vivienda pública en España, sería un reclamo a la expropiación de los pisos vacíos propiedad de esa oligarquía financiera, rentista y reaccionaria. Pero hay que organizar a los inquilinos en esa lucha para llevarla lo más lejos posible.

… Las Administraciones deben garantizar a los ciudadanos una vivienda alternativa ante el desahucio por impagos de alquiler

¿Por que hablamos de disputa? Porqué es una pelea de las clases populares para reducir las rentas de alquiler y así tener dinero para el consumo básico. Y ese consumo está ligado a la producción de comida y cosas útiles. La reducción de la riqueza de los rentistas cortocircuitaría la economía especulativa inmobiliaria facilitando otro modelo económico.
Las ayudas públicas al pago de alquileres o de entidades como Cáritas Diocesana o Cruz Roja no son una solución a esa disputa. No se pueden mantener artificialmente las rentas de alquiler en un país que sufre una auténtica deflación de precios y salarios. Lo único que consiguen es, incrementar el poder de los propietarios y sumir a los inquilinos en una caridad paralizante.
Pero todo esto es palabrería en un mercado de alquiler libre donde impera la ley de la selva. Un mercado donde miles de hogares, sin ingresos regulares, se ven abocados a sobrevivir con la angustia de perder la vivienda ante cualquier vicisitud económica. El precariado está transitando de la esclavitud de la hipoteca a la dictadura del alquiler. Por eso creemos que esos millones de hogares, que viven en el salvaje mercado del alquiler, se acabaran convirtiendo en sujeto político de las reivindicaciones más progresivas de tenencia y uso de la vivienda en este país.

… exigirla reconversión de las actuales Oficinas de Vivienda en un verdadero Servicio Público de Vivienda, lejos del papel burocrático que ahora cumplen

Resistencias actuales y medidas para después.

Las ocupaciones silenciosas de viviendas propiedad de la Banca se han generalizado como medida desesperada de muchas familias(14). Pero la primera ocupación de un edificio de la Banca en el 2011 en Barcelona por la Asociación 500×20 y el reciente éxito del edificio conocido como @blogSALT de la PAH han puesto sobre la mesa que el derecho a la vivienda a de ser exigible al Estado.
Estas ocupaciones viven en una precariedad jurídica que obliga a la lucha para su legalización. El sujeto de este proceso debería ser cualquier Administración. Desde el Ministerio hasta el Ayuntamiento y, como no, la SAREB. La presión social no se ha hecho esperar pues no es difícil identificar la responsabilidad de la casta política en la crisis habitacional. Ocupaciones de las Oficinas de Vivienda de cualquier Administración exigiendo soluciones, las ha habido en Madrid Barcelona, Andalucia… Es una estrategia de la Asociación 500×20 de Barcelona utilizada para exigir la reconversión de las actuales Oficinas de Vivienda en un verdadero Servicio Público de Vivienda, lejos del papel burocrático que ahora cumplen. Estas Oficinas, que pagamos entre todos, son una gestora de inmobiliarias y Bancos a los que les salen gratis los trámites y encima les garantizan las rentas de alquiler con un seguro, que también pagamos entre todos. Negocio seguro, externalización de costes… y ¡alfombra roja!
Por contra, los Ayuntamientos responden a los desahucios, sólo si se les presiona, pagando la pensión por unos días (después del desalojo) o bien otorgando los pocos “pisos de alquiler social de los banqueros” y las pocas viviendas de emergencia de que disponen. La gestión de estas medidas de gracia o beneficencia social las hacen las Oficinas de Vivienda con los informes de los Servicios Sociales. Se trata de la resolución individual y burocrática de cada caso pero nunca un derecho exigible.
La Administración se escuda en que no hay un parque de pisos de alquiler público, un objetivo que siempre aparece a muy largo plazo y bla, bla, bla. (15). La casta política que nos gobierna, que son pantalla de los magnates, caciques y oligarcas de este país, sólo entienden la vivienda más que como un negocio.
Este país necesita una auténtica revolución democrática para sacar la vivienda del mercado y de la sociedad de los propietarios. Por ello, necesitamos la expropiación forzosa o negociada de las viviendas vacías de la oligarquía inmobiliaria (16). Mientras eso no sea posible: multas (por incremento de IBI) a los pisos vacíos de los oligarcas del ladrillo y las finanzas; alquiler público acorde con la capacidad adquisitiva de la unidad familiar; moratoria generalizada de construcción de viviendas. Nos urge racionalizar el enorme parque de viviendas existente (17), para acabar con las agresiones urbanizadoras sobre la tierra y las costas.

… Este país necesita una auténtica revolución democrática para sacar la vivienda del mercado y de la sociedad de los propietarios. Por ello, necesitamos la expropiación forzosa o negociada de las viviendas vacías de la oligarquía inmobiliaria

Pero hoy nos encontramos en una situación de impasse. Las resistencias no son capaces de convertir en leyes el derecho a la vivienda y la oligarquía está esperando un momento propicio para pasar al contraataque en cuando se despeje la incertidumbre sobre la Banca española.
Todas esas medidas socialmente progresivas necesitan una gran mayoría social para implementarlas. Cuanto más mayoría seamos más profundos serán los cambios. Pero por encima de todo la solidaridad y la organización del precariado es lo que permitirá un salto cualitativo en el derecho a la vivienda y un cambio legislativo profundo. En eso hay luz al final del túnel.
Recientemente en Madrid, Sevilla, Zaragoza y Barcelona los inquilinos del pequeño parque de vivienda pública se están organizando para exigir una reducción de los alquileres acorde a los salarios y luchar contra los desahucios. Una vieja reivindicación del movimiento obrero del siglo pasado. Las rentas de alquiler que les cobra el Ayuntamiento incluso superan a las del mercado libre. 700 euros no es un alquiler público. Cientos de familias ya no pueden pagar esos abusos de la época de la burbuja inmobiliaria y preparan estrategias de lucha. La implicación del movimiento vecinal y el 15M junto a las organizaciones de defensa de la vivienda digna también han permitido una mayor presión sobre la Administración. Esas tímidas respuestas permiten albergar esperanzas de más casos en toda la geografía urbana.
La Asociación 500×20 de Barcelona está recibiendo demandas de ayuda de inquilinos en situación límite del área metropolitana. En el distrito de Nou Barris, con el apoyo del movimiento vecinal y el 15-M, 500×20 ha conseguido paralizar todos los desahucios “conocidos” de alquiler e hipoteca. Más de cien en poco más de dos años. La familia no abandona la vivienda alquilada hasta que tiene una solución alternativa. La movilización de hipotecados, inquilinos y ocupas ha obligado al Ayuntamiento a poner vivienda pública y de la banca, en alquileres que van de los 100 a 200 euros, para alojar a las familias que abandonan sus pisos ya sea por dación, ya sea por impagos de alquiler e incluso en ocupaciones de pisos públicos. Un delegado de Vivienda del distrito intermedia para negociar. La Asociación 500×20, llevó a cabo en octubre del 2011 la ocupación (dentro del Estado español) de un edificio vacío propiedad de un banco alojando 11 familias (1). Fue la primera que se hizo en el estado español. Esta Asociación con el apoyo de la Asociación de Vecinos de Ciutat Meridiana puso sobre el mapa la calle con más desahucios del país en VillaDesahucio. Y esta marea reivindicativa ha hecho que sea el distrito de Barcelona en el que más familias se lanzan a ocupar pisos de los bancos, crean bancos de alimentos, exigiendo una renta básica garantizada o trabajo comunitario.
La lucha de los colectivos por el derecho a la vivienda ha permitido aislar la xenofobia en los lugares donde se combina con un trabajo territorial con el 15-M o Asociaciones de Vecinos. El discurso de “los de aquí y los de fuera”, ha sido arrinconado por la solidaridad contra los desahucios. Pero hay peligros latentes. Cuando en Ciutat Meridiana hay quién culpa a la Asociación de Vecinos que su barrio se llame Villadesahucio expresan su temor a la pérdida de valor de su “propiedad inmobiliaria”. Cuando algunos desaprueban que los “morenos” del edificio de Salt puedan vivir del “cuento” mientras el paga su hipoteca o los ocupas molestan a los vecinos o pinchan la corriente… supura la “sociedad de los propietarios”. Esos peligros latentes deben recordarnos que el aislamiento de las luchas puede favorecer su reaparición.

¡Sin lucha y unidad no hay futuro!
Salva TORRES, activista de 500×20
20-10-2013

Notas:

1.- David HARVEY, El enigma del capital y las crisis del capitalismo, Akal 2012

2.- En Barcelona se construyeron en la década 2001-11 poco más de 30.000 viviendas mientras que las compra-ventas sextuplicaron ese número.

3.- Los datos del titanic inmobiliario español. Desde el año 2000 hasta hoy se construyeron 6 millones de viviendas que generaron una burbuja engordada con 9 millones de compraventas y 11 millones de hipotecas constituidas. Una locura para sólo 45 millones de habitantes y 17’5 millones de hogares. El pasivo hipotecario alcanzó el billón de euros, igual al PIB español, de los que 700.000 millones correspondería a familias y los otros 375.000 millones a viviendas y suelo de los promotores inmobiliarios. Estamos hablando de deuda, intereses aparte. Citado en “Las ocupaciones de viviendas: creando riqueza frente a la estrategia de expolio financiero del Banco Malo de Rajoy” en prouespeculacio.org

4.- citado en pg 238 por Isidro López y Emmanuel Rodríguez. Fin de ciclo: Financierización, territorio y sociedad de propietarios en la onda larga del capitalismo hispano. Traficantes de sueños

5.- prouespeculacio.org, De la esclavización hipotecaria a la dictadura del alquiler, 5 junio, 2012

6.- Fuente Asociación Hipotecaria Española (AHE). También Panorama Registral de Impagos de Hipotecas de vivienda en 2012, >www.registradores.org

7.- El Confidencial “Medio millón de viviendas en España valen menos ya que sus hipotecas” y aún así las pagan

8.- La Vivienda de protección Oficial de compra (VPO) se ensayó como una auténtica incubadora de propietarios que ayudó a inchar aún más la burbuja por el lado de las políticas gubernamentales. Hoy aún muchos pisos en alquiler siempre añaden la coletilla “con opción a compra”. Realmente la gente es muy crédula y no hace números.

9.- Cualquier búsqueda por Internet ofrece buenas explicaciones de la naturaleza de las cédulas hipotecarias y sus implicaciones económicas y políticas.

10.- http://lamiradarevoltosa.blogspot.de/2013/07/la-gente-no-vive-en-cedulas-hipotecarias.html

11.- Fuente: Prouespeculacio.org – “2,5 millones de hogares en alquiler sufren el grueso de los desahucios

12.- Fuente : BarcelonaTelevisio – “los alquileres impagados copan el 95% de los desahucios de Barcelona

13.- Fuente: Prouespeculacio.org – “huelga de alquileres: ayer y hoy en España

14 – Fuente: Prouespeculacio.org, Las ocupaciones de viviendas: creando riqueza frente a la estrategia de expolio financiero del Banco Malo de Rajoy, http://prouespeculacio.org/ocupaciones-de-viviendas-creando-riqueza-frente-al-expolio-financiero-del-banco-malo-de-rajoy

15 – En Barcelona hay casi 90.000 pisos vacios según el web del Ayuntamiento. Un 12% del parque inmobiliario. Cuando se increpa a un político siempre dice que son cifras. Pero el propio Ayuntamiento certifica que en el 2012 se realizaron + de 50.000 contratos de alquiler. No se puede alquilar si el piso no está vacío. Fuente: prouespeculacio.org- http://prouespeculacio.org/?p=3745

16.- Como el reciente decreto del gobierno andaluz.

17.- Tenemos la tasa más lata de viviendas por habitante del mundo: 1’2 viviendas por cada dos ciudadanos

18.- Asociación 500×20 “Por el Alquiler Público y Asequible” http://500×20.prouespeculacio.org/

Llicència de Creative Commons
Precarios: de la esclavitud de la hipoteca a la dictadura del alquiler de Salva TORRES està subjecta a una llicència de Reconeixement-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Espanya de Creative Commons
Creat a partir d’una obra disponible a http://prouespeculacio.org/2013/10/24/precarios-de-la-esclavitud-de-la-hipoteca-a-la-dictadura-del-alquiler.html




2,5 millones de hogares en alquiler sufren el grueso de los desahucios

El 10% del parque inmobiliario, en alquiler, sufre el grueso de desalojos

Desde 1985 (Boyer) los derechos de los inquilinos han sido triturados

Un alquiler marginal, sin derechos, pieza clave de la burbuja inmobiliaria

<< El documento entero para imprimir >>

Los grandes ignorados de Rajoy: los hogares en alquiler sin recursos y los ocupados.

Hoy en nuestro país hay un clamor general para dar una segunda oportunidad a los ciudadanos sobreendeudados por la hipoteca y las clausulas abusivas. Los desahucios en España se han convertido en un hecho mediático. Las Plataformas de Afectados por las Hipotecas al frente y otras muchas asociaciones, como la nuestra 500×20 y Prouespeculació.org, han liderado un proceso de denuncia social que ha permitido defenderse a muchos hogares afectados.

Por eso, el Gobierno de Rajoy se vio obligado a mover ficha. Pero su Decreto de moratoria de desahucios para ciudadanos con deudas hipotecarias se ha quedado corto y sólo beneficia a la banca. Un amplio análisis de ese decreto lo hemos hecho aquí. Los desalojos de viviendas, de familias humildes, en el país con más pisos vacíos del mundo, se ha convertido en un problema que ha sensibilizado a todo el país y trascendido nuestras fronteras.

Pero el Gobierno de Rajoy y los medios de comunicación generalistas han ignorado a sabiendas a los inquilinos. Hablamos de las familias en alquiler que sin recursos se les aplica el desalojo por la vía rápida, usando las recientes modificaciones del desahucio express aprobadas por PP, PSOE, CiU i PNV. Nuestra Asociación quiere citar también a miles de hogares, ante la desesperación de verse en la calle, han ocupado viviendas vacías sin cobertura legal y en la más absoluta precariedad.

Es cuando menos un contrasentido que aquel que no pudo o no quiso aspirar a una vivienda en propiedad, cuando los bancos ponían alfombra roja en la sucursal, no reciba el mismo trato del Gobierno y además sea ignorado por los medios de comunicación. Cuando llega el desahucio un inquilino lo sufre como cualquier otro y su nombre pasa a una lista FIM de morosos. Igual que  a los deudores hipotecarios les será harto difícil volver a alquilar.

Según el Decanado de los Juzgados de Barcelona el 95% de los desahucios en la ciudad son a causa de impagos de alquiler.

Tu desahucio ¿será de primera o segunda categoria?

Las viviendas en alquiler soportan el grueso de los desalojos. Lo dice la Asociación 500×20 “el Alquiler Público y Asequible” pero también el Consejo general del Poder Judicial, Cáritas y lo confirman las Oficinas de Vivienda en los Ayuntamientos.
El juez de Instrucción José Antonio Vázquez Taín, de A coruña, afirmaba que se otorga mayor presencia mediática a los impagos de hipotecas, pero “la mayoría de los casos de desahucio de viviendas se debe al impago de los alquileres mensuales“. El juez advirtio que la “corriente mediática” de estos días tiende a hablar sólo de los desalojos por impago de hipotecas, lo que según él “puede dar origen a una actuación injusta, pues instaurará los desalojos de primera y de segunda”. Y lo ejemplificó: “se puede dar el caso en un mismo edificio de un desalojado por impago de alquiler al que nadie tendrá en cuenta y otro que será hipotecario y que tendrá ahí todos los focos y apoyo social

Se puede dar el caso en un mismo edificio de un desalojado por impago de alquiler que nadie tendrá en cuenta y otro que será hipotecario y que tendrá ahí todos los focos y apoyo social.

Los inquilinos se defienden mucho menos que los hipotecados

Cerca de 2’5 millones de hogares viven de alquiler y un millón más seguramente realquilado. Se concentran en las grandes ciudades y la mayoría los ocupan personas de bajo poder adquisitivo, rentas antiguas, jóvenes y la inmigración que en un 70% vive en alquiler o en habitaciones. Un 10% del parque inmobiliario nacional pero que concentra más de la mitad de los desalojos.

Tal vez por el éxito merecido de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca, los hipotecados tienden a defender más su propiedad (+ jurídica que real) que los inquilinos sus derechos. Aunque las PAH no suelen atender a inquilinos estos tienen otras muchas entidades sociales y vecinales adonde acudir para defenderse, como la nuestra 500×20, pero aún así los inquilinos casi no defienden su derecho constitucional, tal vez, por el fetichismo cultural de la propiedad.

En poco más de medio siglo nuestro país ha pasado de ser un país de inquilinos al que tiene mayor número de propietarios del mundo. Alquilar es tirar el dinero se repetía machaconamente. Ese capitalismo popular español, azuzado por los poderes políticos y financieros, llevó a constituir en una década 11 millones de hipotecas para comprar una vivienda, como la VPO que se empleó como “incubadora de propietarios” contra el alquiler. Pero también a miles de pequeños ahorradores a comprar pisos que se pagaban alquilándolos a precios abusivos, de los más caros de Europa. Pero también hay miles de propietarios sobrevenidos por las herencias familiares, etc.

Un alquiler marginal, sin derechos, fue la pieza clave de la burbuja inmobiliaria. Y bajo la bandera de defender a esos pequeños propietarios desde la LAU de Boyer de 1985 todos los derechos de los inquilinos han sido triturados. Y como fondo una intensa campaña mediática caricaturizaba a los inquilinos como salvajes que destrozaban pisos.

El PPSOE está lleno de agentes del lobby inmobiliario que defienden a los suyos y a la banca

El gobierno de Rajoy nunca legislará contra los suyos. Tiene un núcleo duro de miles de pequeños inversores inmobiliarios que son granero de votos de la derecha más rancia. Pero el capitalismo inmobiliario popular español alarga sus tentáculos hasta la izquierda… ¿Qué cargo político que se precie no tiene unos pisitos alquilados? La ministra socialista de Vivienda Carme Chacón preparó los cambios legislativos del desahucio express que aprobó Zapatero en 2010.

La ministra socialista de Vivienda Carme Chacón preparó los cambios legislativos del desahucio express que aprobó Zapatero en 2010.

Como no podía ser menos la corrupción fiscal en ese campo es impresionante y consentida por la casta política. La práctica común entre los que jalean en los foros contra los inquilinos morosos son pequeños propietarios que esconden los alquileres al fisco. En cambio, los grandes propietarios, los fondos de inversión y la Banca prefieren legalmente utilizar vehículos financieros como las SICAV y las SOCIMI para no pagar. Ghesta, la Asociación Nacional de Técnicos de Hacienda, cifró el fraude entorno al 60% del parque de alquileres (1’5 millones de pisos alquilados no se declaran al fisco).

Cuando el ladrillo subía como la espuma todo eran días de vino y rosas. Pero con la crisis son los pequeños propietarios los que van a perder desvaneciendo los sueños de cualquier pequeño rentista. Con los precios inmobiliarios cayendo en barrena los pequeños patrimonios tienen un futuro de onerosas propiedades vacías que no reportaran más que gastos en un horizonte con más de seis millones de viviendas vacías. Y la competencia de los grandes con muchos más recursos jurídicos, fiscales y legislativos hará inviable pagar hipotecas sobre pisos vacíos o ocasionalmente ocupados degradándose en el tiempo por falta de mantenimiento. La emigración, la caída demográfica y el envejecimiento harán el resto.

Se adivina porque cada día los principales portales inmobiliarios suman centenares de pisos que desploman los precios tanto como se reducen los salarios. Y la salvaje ley hipotecaria española añade, por efecto del paro, los pisos desahuciados de los morosos hipotecarios. En pocos años la Banca y los grandes fondos inmobiliarios de aquí y de fuera concentraran la mayoría de activos inmobiliarios. A ellos estaban dirigidos los enormes cambios legislativos y jurídicos que se han aprobado en materia de alquileres en estas décadas, en un plan que fue concebido a largo plazo

Los pequeños patrimonios inmobiliarios tienen un futuro de propiedades vacías onerosas que no reportaran más que gastos en un horizonte de más 6 millones de viviendas vacías.

Sólo la nacionalización del banco malo (Sareb) nos acercará al derecho a la vivienda.

La Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria), el banco malo de la Banca, es un revolución conservadora que pretende optimizar los activos inmobiliarios tomados al asalto durante estos años a las clases populares con las herramientas del desahucio express y la Ley Hipotecaria. Los bancos y cajas le entregan sus pisos a cambio de un “justi-precio” para poder recapitalizarse.

El gobierno de Rajoy ha reservado tres privilegios más a lo que ha quedado de la Banca española. 1.- La Banca privada será el accionista mayoritario de la Sareb para poder moldear su destino dependiendo de sus intereses. 2.- Las posibles pérdidas futuras se las endosará al accionista minoritario que es el Estado. 3.- Y como posee la mayoría de viviendas en venta podrá moldear su precio, pues son las viviendas vacías las que determinan el precio de mercado incluso de las ocupadas.

Pero el Banco Malo tiene también otra función importante. Divide a las viviendas en dos categorías:  las vendibles en los próximos años por encima de 100.000 euros y las otras, la morralla, que  formarán lo que Rajoy llama parque de alquiler social de la Banca. Las circulares internas de los bancos ya llevan las instrucciones para gestionar estas últimas. Este parque de viviendas de segunda mano, mal situadas o en peor estado se revenderán o alquilaran externalizando su gestión a través de redes secundarias de inmobiliarias de barrio o pueblo. Un negocio redondo, sin riesgos, que hundirá cualquier competencia.

En estas condiciones los pequeños patrimonios, inversores y propietarios inmobiliarios no podrán competir en precios ni en condiciones. Con ello, se enterrará lo que conocimos como capitalismo popular inmobiliario español hasta que la memoria histórica permita a nuevas generaciones caer en los mismos errores.

Con la entrada, en los próximos meses, de la Iniciativa Legislativa Popular por la dación en pago retroactiva y el alquiler social en el Parlamento español tenemos una oportunidad de ganar una batalla en la guerra por el derecho al alquiler social universal. El PP no va a ceder en la dación en pago y aún menos con carácter retroactivo y tiene la mayoría absoluta de la Camara. PSOE, CiU y PNV que tuvieron mayoría en otras épocas no movieron un dedo. Ahora que están en la oposición se muestran favorables porque saben que sus votos no son decisivos. En cuanto al alquiler social todos sabemos lo que significa para esos partidos de orden. Que los bancos alquilen los mismos pisos que expropiaron a las familias a un precio sólo un poco por debajo del mercado. Y si las familias fallan en sus pagos mensuales le aplicaran el desahucio express en donde PSOE, PP, PNV y CiU si se pusieron de acuerdo.

Por eso, reivindicamos la nacionalización sin indemnización de los pisos de la Sareb que permitirá después de décadas tener un parque de vivienda pública y asequible medianamente decente.




La opinión de 500×20 sobre el Decreto de paralización de desalojos

Declaración de 500×20 sobre el Decreto del Gobierno

Moratoria Hipotecaria v2.0:

de la esclavización hipotecaria a la dictadura del alquiler

BAJAR PDF (230 kb.)

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

¡Aumentará la deuda y encima se pagará un alquiler al Banco!

¡Menudo negocio este Decreto!

El reciente decreto del Gobierno de Rajoy declarando una moratoria de desahucios en los casos de familias más vulnerables sólo ha gustado a la Asociación Española de la Banca (AEB). La nueva versión del “esfuerzo gubernamental” por salvar a los desahuciados, después del decreto de Buenas Prácticas Bancarias de De Guindos, no ha hecho más que enfurecer a la mayoría de entidades y asociaciones que defendemos el derecho a la vivienda digna.
El Gobierno de Mariano Rajoy y el mismo PSOE, que nunca hizo nada serio, se vieron obligados a mover ficha ante la enorme presión social y mediática. La opinión pública, que fue moldeada durante medio siglo entorno a la importancia vital de la posesión de la vivienda en propiedad, ha dicho basta. Hoy aquella arma de domesticación ideológica se ha vuelto contra los partidos que la usaron durante décadas. Hoy es evidente una mayoría social contra la tragedia del desahucio y el uso de la policía y de los jueces para defender los intereses de los banqueros y del mundo financiero.
Las Plataformas de Afectados por las Hipotecas al frente y otras muchas asociaciones, como la nuestra 500×20, han liderado un proceso de denuncia social y reivindicación que ha obligado a mover ficha al Gobierno que dice que “no hay alternativas”. Alternativas sí las hay, y cuando a estas se suman la gente corriente, jueces, partidos, sindicatos, etc… se demuestra que esta lucha aún puede ir mucho más lejos que ese Decreto que nace mutilado. El Decreto es una chapuza legislativa pero es una pequeña victoria en el camino del derecho a la vivienda.

Nadie sabe a ciencia cierta cual será el alcance de la principal medida: la moratoria de desahucios. Ni Rajoy da cifras de cuantas familias se podrán acoger a esta nueva versión de Real Decreto anti-desalojos ni nunca  las dieron de las familias que se beneficiaron de la versión anterior del de De Guindos. Los únicos datos fiables y bien custodiados los tiene la banca que sabe las familias que no pagan
Si quieres leer el texto del Decreto del Gobierno puedes bajartelo desde AQUÍ. Es cortito 4 páginas en pdf.


Un decreto a medida de los banqueros pero una pequeña victoria del pueblo

El Gobierno y la banca saben que el Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios no responde a las expectativas de millones de familias agobiadas por las deudas. Por ello, trivializan la gravedad de la situación con datos que nadie sabe  de dónde han salido. Tanto el ministro De Guindos como el presidente de la patronal bancaria-Miguel Martín- se justifican argumentando que sólo entre 4000 y 15000 familias han sido desalojadas de sus viviendas desde el inicio de la crisis. No es creíble pues la misma AEB ejemplifica su buen hacer al haber refinanciado más de 400.000 hipotecas desde el 2009. Y los datos del Consejo General del Poder Judicial- CGPJ- que hablan de 57.000 desalojos sólo este año tampoco dan veracidad a las palabras del Gobierno.

leer todo nuestro documento en pdf (230 kb.)




José COY – PAH murcia- gana a CajaMar con una huelga de hambre

 jose coy inicia la huelga de hambre para defender su casa

La PAH Murcia obtiene una victoria importante frente a CajaMar

José Coy lideró a finales del 2010 la paralización de uno de los primeros desahucios en españa. Tras declararse en huelga de hambre y sufrir una hemorragia ha salido del hospital tras quince días en huelga de hambre y con su cuerpo castigado. Ha logrado un acuerdo con la entidad bancaria. Ahora queda por delante la continuación de la lucha para cientos de personas que están en la lista de espera del desahucio. Esperemos que este sacrificio de José Coy sirva para algo y que esta huelga haya hecho reflexionar a los responsables de las entidades bancarias.

Estas semanas ha recibido el apoyo de centenares de entidades, personas, partidos y de Prouespeculació y 500×20




video: desahuciados – solidaridad o indiferencia

junio del 2012. Plaza Roquetes

Fiesta Mayor del popular barrio de Roquetes – BCN

compañia Teatro La XIXA

obra: DESNONATS

(¡desahuciados!)

organiza: Avv.Roquetes, Associació 500×20

Durante la obra se hizo recogida de firmas por la ILP de la dación en pago auspiciada por las Plataformas Afectados Hipoteca




@LA_PAH mejor iniciativa solidaria #cataladelany. El discurso que tv3 no emitió

Desde Prouespeculació felicitaciones a Ada COLAU y a la PAH por la lucha en que todos estamos metidos.