LA DACIÓN EN PAGO, ¿ES REALMENTE LO QUE QUIEREN LOS DEUDORES?

serie: #NIdaciónNIpago

LA DACIÓN EN PAGO, ¿ES REALMENTE LO QUE QUIEREN LOS DEUDORES?

Uno de los argumentos empleados por los defensores de la dación en pago como solución a reivindicar por y para los deudores hipotecarios, es que es la solución que los propios deudores quieren. Hay que explicarles y demostrarles que esta afirmación es rotundamente falsa.

Lo habitual cuando un deudor hipotecario acude a algún asesor legal es que de buenas a primeras le suelte que él lo que quiere para solucionar su situación es la dación en pago. Esto parece dar la razón a los defensores de la dación respecto a la validez del argumento que se niega. Pero ya dice la sabiduría popular que las apariencias engañan.

Si el asesor legal le pregunta al deudor que le consulta, ¿no será que lo que realmente quieres es que en el caso de perder la vivienda no te quede deuda remanente? A lo que inmediatamente responde sí, efectivamente, eso es lo que quiero, que si pierdo la casa al menos se extinga definitivamente mi deuda y no deba más.

dacion-al-banco_web¡Acabáramos!, ¡Haber empezado por ahí! Entonces resulta que lo el deudor realmente quiere no es la dación en pago sino la responsabilidad limitada. Y si lo que los deudores realmente quieren es la responsabilidad limitada, ¿por qué no piden la responsabilidad limitada y en su lugar piden la dación en pago?

Es más que probable que sea así porque aunque los conceptos de dación en pago y responsabilidad limitada son bastante de sencillos de entender no dejan de pertenecer a la jerga jurídica, coloquialmente conocida como abogandés, que la mayoría desconoce, y por tanto, piden lo que les han aconsejado.

Pero entonces, ¿por qué muchos defensores de los deudores hipotecarios que les asesoran les aconsejan pedir la dación en pago en lugar de la responsabilidad limitada sabiendo que es esto último lo que realmente quieren?

Podrían aducir que en realidad solo cometen un error en la manera de expresarse, porque ellos lo que aconsejan es conseguir la responsabilidad limitada mediante la dación en pago. La dación en pago puede extinguir el total de la deuda o no, dejar una deuda remanente, esto último lo tienen bien claro los que firman daciones en pago con lo que coloquialmente denominamos mochilas. La primera sería una dación en pago con responsabilidad limitada y la segunda una dación en pago sin responsabilidad limitada. Los defensores de la dación en pago propugnan la primera y por tanto, están a favor de la responsabilidad limitada aunque no lo expliciten.

Pero en realidad aquí hay algo más que un defecto en la expresión. Pues si se opta por la dación en pago como el medio para conseguir la responsabilidad limitada se están descartando otros medios, que quizás pudieran ser más beneficioso para el deudor hipotecario y ya avanzo que lo son. Un deudor que tras pasar por un proceso de ejecución hipotecaria sale de él sin deuda, de la forma que sea porque hay varias, ¿no ha conseguido igualmente la responsabilidad limitada que es lo que el realmente quería? ¿Y no le reporta alguna ventaja respecto a la responsabilidad limitada obtenida mediante una dación en pago?

… “ o que es más importante, no se renuncia a la posibilidad de conservar definitivamente la vivienda. Posibilidad que no solo no es descabellada sino que legalmente debería darse de una manera sistemática”

Una muy evidente y que salta a la vista es todos los años de más que ha podido usar su vivienda. Aunque obviamente es variable, si se opta por la vía judicial razonablemente puede contarse con al menos cinco años de permanencia en la vivienda.

Dependiendo de la vicisitudes procesales y del éxito en la defensa frente a la reclamación del acreedor este plazo puede alargarse más o menos. Pero lo que es más importante, no se renuncia a la posibilidad de conservar definitivamente la vivienda. Posibilidad que no sólo no es descabellada sino que legalmente debería darse de una manera sistemática por aplicación de la prohibición de adjudicación a la acreedor del bien hipotecado establecida en el artículo 1859 CC que desgraciadamente todos los juzgados sistemáticamente violan.

Hay que remarcar e insistir mucho en ello, es que actualmente lo normal es salir de una ejecución hipotecaria sin deuda. Por tanto, cabe preguntarse ¿qué interés subyace en aconsejar conseguir la
responsabilidad limitada únicamente mediante la dación en pago ocultando la existencia de otros medios para conseguirlas más beneficiosos?

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF




¿por qué el banco no puede apropiarse de tu casa hipotecada y subastada?

El artículo 1859 del Código Civil protege la vivienda del deudor frente al banco

¿SABES QUE EL BANCO NO PUEDE APROPIARSE DE TU CASA HIPOTECADA?

Así es como está expresada tal prohibición en el artículo 1859 de Código Civil que literalmente dice: “El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas“.

tomar la prenda o la garantia hipotecaria

LA DACIÓN EN PAGO, PROHIBIDA POR LEY!

Es de vital importancia que usted, deudor o abogado defensor lea por si mismo la norma, porque enseguida van a intentar quitarle de la cabeza que lo que acaba de leer, diga lo que dice. Y además le prevenimos ya contra ello, ojo que no le vendan la moto, guíese por su propia lectura de la norma ya que los supuestos expertos, abogados, jueces, notarios y registradores de la propiedad sostienen interesadamente que ese artículo sólo prohíbe el pacto comisorio. ¿Dónde se lee en ese artículo que solo se prohíba el pacto comisorio?

En los países de influencia anglosajona la hipoteca se confunde con la prenda y el acreedor hipotecario primero, tiene la posesión del título de propiedad del inmueble hipotecado que hace suyo en caso de ejecución por falta de pago, a modo de comiso. Pero esta prohibida de modo expreso en el derecho español, estableciéndose un procedimiento de ejecución hipotecaria basado en subasta pública con libre concurrencia de compradores (artículos 1859 y 1884 del Código Civil).

A pesar de la claridad de la literalidad de las normas de los artículos 1859 CC y 671 LEC reforzaremos su significado aún más con otros argumentos. El artículo 1872 CC matiza la tajante prohibición del artículo 1859 CC para el caso de la prenda, pues establece que tras tres subastas desiertas el acreedor si podrá adjudicarse el bien pignorado. No existe para la hipoteca ninguna norma equivalente a la del vídeoartículo 1872 CC, lo que corrobora que la prohibición del artículo 1859 CC para el caso de la hipoteca es total. En caso de ejercer el acreedor la residual opción que el artículo 1872 CC le concede de apropiarse el bien pignorado, le obliga a conceder carta de pago del total de la deuda con independencia que sea cubierta en su totalidad o no con el valor de la prenda. Sin embargo, el artículo 671 LEC de ningún modo asegura que el deudor vea extinguida la totalidad de la deuda, por tanto, eso corrobora que no es aplicable al caso de las hipotecas, porque de serlo el Legislador hubiera previsto la extinción total de la deuda con mayor razón que en el caso de la prenda trantándose de cantidades mucho mayores. En este vídeo se encontrarás esta explicación más extensamente.

Esta prohibición implica que está prohibida la dación en pago y la venda al banco o a la inmobiliaria del banco de la vivienda hipotecada. Así que ni se lo proponga al banco. Esta norma existe para proteger al deudor de los abusos de los acreedores, así que es absurdo que los deudores pretendan saltársela cuando les defiende su vivienda frente a los abusos del acreedor. El resultado final es que el deudor tiene una deuda con la entidad financiera que deberá ir pagando según su capacidad económica. Pero seguro que vivirá holgadamente aunque sin estridencias. Vaya a esta entrada para calcular deudas.

También implica que el banco no puede adjudicarse la vivienda en una ejecución hipotecaria desierta. Las subastas de estos procesos tienen la finalidad que terceros ajenos a la hipoteca adquieran la vivienda para el pago de la deuda, no para que el banco con la complicidad de los jueces se salte la prohibición de apropiarse de la vivienda porque la subasta quedó desierta. Esto que sucede cotidianamente, al igual que las daciones en pago y las compraventas, debería ser denunciado públicamente para que todos conocieran el crimen que están perpetrando bancos, jueces, notarios y registradores de la propiedad del que son víctima los deudores.

Que los bancos no puedan adjudicarse la vivienda en la ejecución hipotecaria es de una gran utilidad en la situación actual en la que no concurren pujadores a las subastas al no resultar atractivo dada la situación del mercado inmobiliario y las altas tasaciones para subasta. Al quedar estas desiertas, los deudores legalmente conservan la propiedad de la vivienda y por tanto pueden seguir haciendo uso de ella.
Obviamente en la ejecución hipotecaria cuando ilegalmente se adjudica al banco la vivienda deberían presentarse los recursos correspondientes hasta llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos ( TEDH).

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF

INFO relevante sobre el tema:

Os presentamos 5 documentos que expresan todo el proceso de oposición a la adjudicación de la vivienda usando la via del artículo 1859CC. Documentación para usar:

 




LA GRAN ESTAFA DE LA DACIÓN EN PAGO

#NIdaciónNIpago

LA GRAN ESTAFA DE LA DACIÓN EN PAGO

estafa-289x300Aquellos que se han arrogado el título de mesías salvadores de los pobres desheredados deudores morosos hipotecarios, han repetido machaconamente por doquier su mantra hasta convertirlo en la ideología hegemónica en el que la dación en pago es el maná salvador.

Este reivindicación resulta muy chocante y extraña por muchos aspectos, pero en este texto me centraré en uno de ellos que los practicantes de esta religión dacionista nunca mencionan y que parece que deliberadamente ocultan: la dación en pago de bienes hipotecados está expresa, contundentemente y sin lugar a dudas prohibida en nuestro ordenamiento jurídico.

La norma del artículo 1859 CC que literalmente dice: El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas, prohíbe que los bancos se queden con las casas hipotecadas, ya sea mediante una dación en pago o mediante una ejecución hipotecaria o mediante cualquier otro medio.

Resulta muy extraño que prohibición de la dación en pago de bienes hipotecados sea sistemáticamente infringida con total naturalidad e impunidad y con la colaboración de notarios, registradores de la propiedad y jueces, como si en realidad no estuviera prohibida. De hecho, todos estos juristas niegan que tal prohibición exista con un cinismo que recuerda la historia del cuento de El traje del Emperador.
La única explicación plausible y posible es que esta sistemática violación de la prohibición de la dación en pago y el que se haga pasar por completamente lícito siendo claramente ilegal, es que interesa a los poderosos.

Y ciertamente, así es, beneficia a los bancos. Cuando está claro que el moroso deudor hipotecario ya no podrá hacer frente a sus obligaciones de pago lo que más conviene al banco es apropiarse de la vivienda lo más inmediatamente posible, eludiendo inclusive el largo, costoso y no exento de riesgos proceso judicial de la ejecución hipotecaria.

La prohibición de la apropiación de los bienes hipotecados es una medida protectora de los deudores frente a los abusos de los acreedores que surgió históricamente como reacción al pacto comisorio. De hecho, los que niegan la prohibición de la dación en pago de un bien hipotecado o la apropiación de bien hipotecado mediante la ejecución hipotecaria usan como falaz pretexto para intentar sostener su ridícula afirmación, que la norma del artículo 1859 CC solo prohíbe el pacto comisorio, aunque su propia literalidad deja claro que no es así, no es tan limitado sino más extenso, abarcando a cualquier tipo de apropiación por cualquier medio de bien hipotecado por parte del acreedor.

Por todo ello, resulta aún más extraño si cabe que lo que interesa y conviene a los bancos, que no dudan en usar su enorme poder para que se aplique, a pesar de estar claramente prohibido, pueda ser la reivindicación propuesta por los que dicen defender los derechos de los deudores hipotecarios.
Si en lugar de reclamar la dación en pago, hubieran exigido que se respetase la prohibición de apropiación del bien hipotecado por parte de los bancos acreedores hubieran conseguido que sus «defendidos» conservase su vivienda, porque dado que a las subastas de las ejecuciones hipotecarias quedan sistemáticamente desiertas al no comparece ningún postor porque sus condiciones económicas son peores que las del mercado, si los jueces respetasen tal norma todos los hipotecados seguirían siendo propietarios de sus viviendas. Todo ello lleva razonablemente a dudar de los verdaderos intereses de quienes dicen defender los dacionistas.
Es un hecho cierto que sus feligreses que consiguen el éxito que tanto anhelan todos ellos de la dación en pago, se quedan sin vivienda, en la calle por decirlo más coloquialmente, mientras que la más conocida gurú de esta religión por contra ha conseguido la alcaldía de Barcelona. El contraste es tremendo, unos en la calle, la otra en el ayuntamiento.
En las ejecuciones hipotecarias en las que yo defiendo al hipotecado siempre me opongo y recurro esta expoliación y todavía no he encontrado ningún abogado de banco o juez que sepa justificar o argumentar tal arbitrariedad. No es raro sino frecuente que los jueces digan que donde la ley dice digo en realidad dice diego y que además cuenten para sostener tal falacia jurisprudencia para apoyarla. En este caso no sucede, a lo que suelen recurrir es al «porque lo digo yo» acompañado de burdas descalificaciones de mi pretensión.

Los ciudadanos son conscientes de la parcialidad de los jueces y por ello en lugar de exigir que se cumpliera la ley y se impidiera que los bancos se apropiasen de sus casas renunciaron a ello para al menos salvarse de la deuda perpetua y ellos mismos reivindicaron las aceptasen en dación en pago.
Son muchas daciones en pago que se han firmado ante notario. ¿Qué han hecho los notarios respecto a la prohibición del artículo 1859 CC? Ignorarla olímpicamente. Los notarios fueron leales cómplices de los bancos durante la firma de los fraudulentos contratos hipotecarios y son ahora sus leales cómplices de los bancos en la fraudulentas daciones en pago.

Todas las viviendas de las que se han apropiado los banco tanto en las ejecuciones hipotecarias mediante los jueces y en las daciones en banco mediante los notarios son legalmente propiedad de los hipotecados. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

El Derecho español cuenta con la conocida Ley Azcárate, oficialmente Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura, que a pesar de sus años continua vigente aunque los jueces españoles no quieran darse por enterados. El artículo 1 de dicha ley establece la nulidad de los contratos con un interés usurario.
Los intereses de muchos de los contratos hipotecarios son usurarios, por ejemplo los que contienen una cláusula suelo o los que establecen como tipo el IRPH. Sin embargo, ho hay juez que se atreva a anularlos aplicando esta norma, es decir, los jueces españoles se niegan a aplicar el derecho español.

El artículo 1303 CC establece para los contratos nulos la mutua restitución de lo que los contratantes se haya dado, pero en los siguientes artículos 1305 y 1306 establece que sin la nulidad se debe a la actuación maliciosa de una de las partes, nada se le debe restituir a él. Si se aplicase estas normas al caso de los contratos hipotecarios nulos por intereses usurarios resultaría los hipotecados conservarían su vivienda y no habría de devolver el préstamo. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

Pero no solo son nulos los contratos que contienen intereses usurarios, sino que de acuerdo con los artículos 1300, 1261 y 1265 CC lo son todos porque contienen un vicio del consentimiento. Todos fueron contratos firmados a ciegas y en la confianza que el banquero no aprovecharía la ignorancia del hipotecado para abusar de él. La experiencia ha probado que en realidad fue todo lo contrario, abusaron masivamente de su ignorancia para explotarle al máximo mediante la hipoteca.

Por tanto, si se aplicase el Derecho español, todos los contratos hipotecarios serían nulos, los hipotecados seguirían siendo los propietarios de sus viviendas y no tendrían que devolver el préstamo. ¿No estaría mal que se aplicase el Derecho español?

Si Podemos llegase a gobernar ¿tendría la valentía de obligar a nuestros rebeldes jueces a cumplirlo? ¡Ojalá fuera así!

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF

+++ INFO relacionada




Apuntes sobre el programa electoral de vivienda de Podemos.

TAMBIÉN EL DERECHO ESPAÑOL SE HA DE CUMPLIR

Ayer tuve la ocasión de ver la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias emitida el domingo noche. Al principio de ella Ana le preguntó cuál sería la primera medida que tomaría como presidente de gobierno. La respuesta de Pablo fue de mi total agrado: parar los desahucios.

A continuación Ana le preguntó cómo. En toda la entrevista Ana quiso transmitir la impresión que la promesas electorales de Podemos no eran más que castillos en el aire, que no son aplicables, que es cierta la acusación de populismo que se le hace, también con esta. Pablo respondió aplicando el Derecho europeo.

jueces y abogados

También fue de mi completo agrado esta respuesta. Porque los jueces no están aplicando el derecho europeo, lo que bastaría para solucionar el problema porque los contratos hipotecarios están plagados de cláusulas abusivas, en realidad son en su totalidad un puro abuso.

Los jueces españoles están en rebeldía respecto con el Derecho europeo, se niegan sistemáticamente a aplicarlo y a regañadientes simplemente están anulando las cláusulas de intereses de demora y en ocasiones la cláusula suelo.

Pero incluso cuando anulan los intereses de demora abusivos no cumple con el Derecho europeo pues en realidad no los anulan sino que los moderan. Tampoco es ninguna sorpresa esta actuación de los jueces españoles pues ellos, que también son casta, no están en su puesto para que se apliquen las leyes y muchos que se haga justicia sino para defender los intereses de la oligarquía, en este caso bancaria. Y para defender estos intereses no les duelen prendas saltar las normas, no solo las europeas sino también las españolas, de hecho es lo normal, sucede sistemáticamente. Los que como yo que soy abogado contemplamos continuamente su trabajo lo observamos a diario y lo tenemos asumido. El orden jurisdiccional penal es famoso precisamente por no respetar el Derecho penal, pero también sucede en civil y el contencioso-administrativo, quizás el único que se salve sea el laboral.

Si los jueces españoles respetasen y aplicasen el Derecho civil también los hipotecados tendrían resuelto su problema aunque no existiese de Derecho europeo. Por eso la buen respuesta de Pablo a Ana hubiera sido óptima si hubiera dicho aplicando el Derecho español.

El artículo 1859 CC que literalmente dice: El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas , prohíbe que los bancos se queden con las casas hipotecadas, que es precisamente lo que sistemáticamente está sucediendo con la inestimable cooperación necesaria de los jueces de primera instancia.

Dado que a las subastas de las ejecuciones hipotecarias no comparece ningún postor porque sus condiciones económicas son peores que las del mercado, si los jueces respetasen tal norma todos los hipotecados seguirían siendo propietarios de sus viviendas. Lo que está sucediendo es un expolio masivo con la complicidad de los jueces.

… Tampoco es ninguna sorpresa esta actuación de los jueces españoles pues ellos, que también son casta, no están en su puesto para que se apliquen las leyes y muchos que se haga justicia sino para defender los intereses de la oligarquía, en este caso bancaria.

En las ejecuciones hipotecarias en las que yo defiendo al hipotecado siempre me opongo y recurro esta expoliación y todavía no he encontrado ningún abogado de banco o juez que sepa justificar o argumentar tal arbitrariedad. No es raro sino frecuente que los jueces digan que donde la ley dice digo en realidad dice diego y que además cuenten para sostener tal falacia jurisprudencia para apoyarla. En este caso no sucede, a lo que suelen recurrir es al «porque lo digo yo» acompañado de burdas descalificaciones de mi pretensión.

Los ciudadanos son conscientes de la parcialidad de los jueces y por ello en lugar de exigir que se cumpliera la ley y se impidiera que los bancos se apropiasen de sus casas renunciaron a ello para al menos salvarse de la deuda perpetua y ellos mismos reivindicaron las aceptasen en dación en pago.

Son muchas daciones en pago que se han firmado ante notario. ¿Qué han hecho los notarios respecto a la prohibición del artículo 1859 CC? Ignorarla olímpicamente. Los notarios fueron leales cómplices de los bancos durante la firma de los fraudulentos contratos hipotecarios y son ahora sus leales cómplices de los bancos en la fraudulentas daciones en pago.

Todas las viviendas de las que se han apropiado los banco tanto en las ejecuciones hipotecarias mediante los jueces y en las daciones en banco mediante los notarios son legalmente propiedad de los hipotecados. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

El Derecho español cuenta con la conocida Ley Azcárate, oficialmente Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura, que a pesar de sus años continua vigente aunque los jueces españoles no quieran darse por enterados. El artículo 1 de dicha ley establece la nulidad de los contratos con un interés usurario.

Los intereses de muchos de los contratos hipotecarios son usurarios, por ejemplo los que contienen una cláusula suelo o los que establecen como tipo el IRPH. Sin embargo, ho hay juez que se atreva a anularlos aplicando esta norma, es decir, los jueces españoles se niegan a aplicar el derecho español.

El artículo 1303 CC establece para los contratos nulos la mutua restitución de lo que los contratantes se haya dado, pero en los siguientes artículos 1305 y 1306 establece que sin la nulidad se debe a la actuación maliciosa de una de las partes, nada se le debe restituir a él. Si se aplicase estas normas al caso de los contratos hipotecarios nulos por intereses usurarios resultaría los hipotecados conservarían su vivienda y no habría de devolver el préstamo. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

Pero no solo son nulos los contratos que contienen intereses usurarios, sino que de acuerdo con los artículos 1300, 1261 y 1265 CC lo son todos porque contienen un vicio del consentimiento. Todos fueron contratos firmados a ciegas y en la confianza que el banquero no aprovecharía la ignorancia del hipotecado para abusar de él. La experiencia ha probado que en realidad fue todo lo contrario, abusaron masivamente de su ignorancia para explotarle al máximo mediante la hipoteca.

Por tanto, si se aplicase el Derecho español, todos los contratos hipotecarios serían nulos, los hipotecados seguirían siendo los propietarios de sus viviendas y no tendrían que devolver el préstamo. ¿No estaría mal que se aplicase el Derecho español?

Si Podemos llegase a gobernar ¿tendría la valentía de obligar a nuestros rebeldes jueces a cumplirlo? ¡Ojalá fuera así!

José Angel GALLEGOS, abogado




Documento: de la dación hipotecaria al parque público de alquiler

>>>Bájate todo el documento en PDF<<<

>>>Bájate todo el documento en OPEN-OFFICE <<<


el alquiler 100% público y asequible
un documento que analiza el estado actual de las luchas por la vivienda, la crisis del modelo de económico español basado en el ladrillo y explica las soluciones anticapitalistas que propone la Asociación 500×20-Prouespeculació.


 

De la dación hipotecaria al parque publico de alquiler de viviendas

Hundir la banca para salvar el país

un debate inmobiliario-financiero para las universidades indignadas del 2011

Han transcurrido cuatro años de una crisis económica que para las clases populares de nuestro país está adquiriendo tintes dramáticos. Hemos pasado del sistema bancario más solvente del mundo a salvarlo con préstamos, avales y privatizaciones de las cajas de ahorros. Pasamos de los brotes verdes a cinco millones de parados y recortes sociales históricos que desmantelan el raquítico Estado del Bienestar español disolviendo el sueño de “la sociedad de los propietarios” en que dormitaban las clases medias.
Hay que decirlo. El 15M y el movimiento de indignados ha demostrado que las clases populares están perdiendo la esperanza en un futuro económico mejor en el marco de este sistema tan injusto. Al grito de “que no nos representan” miles de personas han perdido el respeto a las reglas de juego, que habían aceptado sumisamente durante décadas, impuestas por esa oligarquía financiera en connivencia con las grandes empresas, los medios de comunicación, la judicatura y una partitocracia unida a una burocracia sindical a medida de esos intereses espurios aliñados en la corrupción generalizada.
Le llaman “capitalismo para los pobres” a esa larga lista de fracturas sociales, dramas personales y familiares que sirven para constatar que el 10% más rico de España acapara una riqueza y un poder como nunca en la historia, el mal llamado “socialismo de los ricos del IBEX35”, Ricas familias con solera franquista que nunca llegaron a perder nada. Es en esa inmoralidad de las clases más pudientes, de los políticos embusteros y de los lujos desenfrenados de los yuppies financieros que se explican los saqueos en la City londinense y que en un acto de sana indignación política la ciudadanía sitie e increpe a los diputados de la Generalitat de Catalunya dispuestos a aprobar aún más sacrificios a las clases populares.
En esta crisis se han traspasado muchas líneas rojas en la defensa de los intereses de los más poderosos. Las decenas de miles de desahucios, cerca de 400.000 afectando a 1 millón de personas, han sido una de esas líneas rojas que han levantado la ira popular que se ha tornado una defensa airada de las familias que son abandonadas en la calle. Una línea roja justamente indignante en este país que tiene el mérito de tener 3 millones de viviendas vacías y 5 millones infrautilizadas. A las plataformas de afectados por las hipotecas y otras organizaciones populares en defensa de la vivienda digna se han unido las asambleas de indignados de las plazas que han levantado incluso la simpatía internacional por este movimiento ciudadano. Las barreras de ciudadanos, protegiendo una puerta, defendiendo el derecho a techo se ha convertido en un símbolo de la resistencia contra el sistema y reciben el aplauso de la mayoría de la población a cada nueva victoria.

Pero no nos engañemos hemos tocado fuego…

Los intereses cruzados del lobby del sector del ladrillo, las infraestructuras y la banca en este país van a usar todo su enorme poder para doblegar política, judicial y policialmente esa resistencia. Ya en mayo el PP valenciano a través de una ONG fantasma obstaculizó la presentación de la ILP sobre la dación en pago hipotecaria de las principales organizaciones que la apoyaban (PAH, UGT, CCOO, etc desde Catalunya). La Comisión parlamentaria que debía discutirla se ha disuelto como un azucarillo con el adelanto de las elecciones y es que el derecho a la vivienda no cabe en las cuatro paredes de ese Parlamento No hay ninguna voluntad política ni garantía de que sea discutida en un nuevo Parlamento que legitimará seguramente a los más directos representantes de esos lobbies. ¡Y sólo es una ILP… alguien recuerda algo de las otras 9 que se recogieron desde el 1978!

Mientras en julio del 2011 transcurría ese galimatías político, las otras dos patas del Estado, jueces y policía, demostraban sus verdaderas intenciones. La resistencia a los desahucios viró a derrota el pasado día 25 de julio del 2011 en el barrio del Clot-Barcelona. Un helicóptero y más de cien policías en 12 furgonetas asaltaban literalmente con escaleras un piso en proceso de desahucio defendido por dos o tres centenares de ciudadanos convencidos que la familia, al corriente de pago del alquiler, había sido injustamente tratada por la justicia en un claro caso de mobbing inmobiliario (1). Y otros casos similares se resolvían de modo parecido en diferentes ciudades españolas.

Es una lucha desigual de unos miles de ciudadanos que gozan de la simpatía de la opinión pública frente al núcleo fundamental del modelo económico español que ha funcionado durante medio siglo modelando el acceso a la vivienda y la forma y vida de las ciudades. No es posible un cambio de modelo económico ni de políticas de vivienda realmente públicas sin romper el espinazo a este sector económico que directa o indirectamente mueve como mínimo 2 de cada 4 euros del PIB. Y no dudaran en defender sus intereses sacando en tromba en los próximos meses a una legión de políticos, jueces, abogados, periodistas, economistas y los cuerpos de policía del estado.

Por ello este documento (2) pretende explicar que el derecho a la ciudad y a la vivienda es un derecho imprescindible en la configuración de la vida de las personas y su conquista en el Estado español será para la ciudadanía y los indignados/as una de las luchas económicas más importantes contra la dictadura de las finanzas y los rentistas porque estamos golpeando el núcleo duro del sistema.

…………

>>>Bájate todo el documento en PDF o en OPEN-OFFICE <<<




EL ERROR DE REIVINDICAR sólo LA DACIÓN EN PAGO

“… el banco además de quedarse con el inmueble se apropia de todo lo que se haya devuelto por el préstamo, supone más que un negocio redondo un negocio usurero…”

La obligación garantizada por hipoteca voluntaria deberia hacerse efectiva sólo sobre los bienes hipotecados

EL ERROR DE REIVINDICAR LA DACIÓN EN PAGO

La enorme satisfacción de contemplar como la noble lucha de resistencia a la estafa masiva de los bancos a la clase trabajadora por medio de las hipotecas, va calando y extendiéndose cada vez más, se ve tristemente ensombrecida al escuchar la principal reivindicación de este admirable movimiento: ¡dación en pago!

Este lema trae a la cabeza los regateos a los que los asaltados por el bandido Fendetestas le sometían con muy buenos resultados, ya que siempre conseguían que renunciara a parte del botín. Dejando a un lado que es muy dudoso que los bancos sean tan fáciles de convencer, no se entiende porque la máxima aspiración sea que los bancos roben con las hipotecas alguno menos de lo que están robando ahora mismo, que es de lo que al final se trata cuando se habla de dación en pago, en lugar de exigir que dejen de robar.
Cancelar la deuda hipotecaria con una dación en pago, al menos en los términos en que se plantea, en el que el banco además de quedarse con el inmueble se apropia de todo lo que se haya devuelto por el préstamo, supone más que un negocio redondo un negocio usurario.

Precisamente para impedir esta usura se estableció el artículo 1859 del Código Civil que textualmente dice: El acreedor no puede apropiarse de las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas. Norma que debería ser derogada para permitir la dación en pago con lo que sería peor el remedio que la enfermedad, pues se eliminaría una protección frente a la usura dejando a la gente más expuesta a ella.

Lo que se pretende con esta reivindicación es limitar la responsabilidad del deudor hipotecario, pero para ello no es necesaria la dación en pago ni cargarse una norma tan adecuada y beneficiosa como la del artículo 1859 CC, sino todo lo contrario exigir que se cumpla. Pues como es de dominio público los bancos se están apropiando de los inmuebles hipotecados con la connivencia de los juzgados que son quienes se los están sirviendo en bandeja. Si esta norma se respetase y los bancos fueran conscientes de que de ningún modo se van apropiar del inmueble hipotecado sino del precio obtenido por él en la subasta judicial, sin duda no acabarían sin pujas. Este sorprendente desinterés por los inmuebles subastados sólo se explica porque los bancos sabedores de que se aplica indebidamente la norma del artículo 671 LEC que no corresponde por ser la otra más especifica, si no se adjudica en la subasta ellos se lo apropiarán por el cincuenta por ciento de su precio, impiden no sabemos con que medios que se concurra a ellas.

Para limitar la responsabilidad al máximo y sin efectos secundarios adversos, es más adecuado lo indicado por la norma del artículo 140 de la Ley Hipotecaria:

No obstante lo dispuesto en el artículo 105, podrá válidamente pactarse en la escritura de constitución de la hipoteca voluntaria que la obligación garantizada se haga solamente efectiva sobre los bienes hipotecados.
Pero para que todos puedan aprovecharse de esta posibilidad debería pasar de facultativa a obligatoria, reformando el redactado tal que así:

La obligación garantizada por hipoteca voluntaria se hará efectiva sólo sobre los bienes hipotecados.

Esta reforma de la ley además de ser más pequeña que la de la dación en pago, tiene la ventaja sobre aquélla la de no ir en contra de los principios de nuestro ordenamiento jurídico sino a favor; ya que uno de los más importantes consecuencia del derecho fundamental a la igualdad es que los contratos en los que una de las partes no tiene poder real de negociación y no puede más que adherirse al propuesto por la otra, como estos de los préstamos hipotecarios entre bancos y simples trabajadores, deben estar regulados por el estado de modo que se proteja a la parte débil de la otra, lo que evidentemente en este caso no se ha hecho hasta ahora y debería hacerse en adelante.

Por ello, a la conservadora reivindicación de la dación en pago, proponemos como alternativa la más justa de la limitación de la responsabilidad.

hipoteca, No gracias