Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados

Mucho tendrían que cambiar las cosas para conseguir reformas en favor del derecho a la vivienda y de la gente. Porque muchas cosas necesarias para ello se hacen mal o lo que es peor, simplemente no se hacen. Uno ejemplo de esto, es luchar, no se lucha en absoluto para conseguir reformas que permitan que el derecho a la vivienda sea real. ¿Cómo se van a conseguir esas reformas si no se lucha por ellas?

Así, que al hablar de estos temas es difícil seleccionar el tema de que hablar, porque hay muchos y muy importantes. Desgraciadamente, hay que elegir uno, porque no sobra tiempo y no se pueden tocar todos. Ya veis que no me prodigo mucho a la hora de escribir por esa falta de tiempo.

Yo lo tengo claro, el tema más importante de todos los temas importantes, es desenmascarar a la PAH y descubrirle a la gente que no es más que una quinta columna de la Banca entre la gente.  Porque mientras haya gente que confíe en ellos, esta gente seguirá apartada de la lucha por la vivienda y favoreciendo a los intereses de la Banca y perjudicándose a sí mismo y perjudicando a la gente. Y aunque hay mucha gente que se ha desengañando de la PAH y descubierto por sí misma sus verdaderos propósitos, sigue siendo una minoría, la mayoría sigue percibiendo a la pah como el adalid de la lucha por el derecho a la vivienda y como protectora de los desvalidos. La gente tiene que descubrir la realidad, porque si no estamos perdidos, una vez más la Banca ganará, gracias a la inteligente estrategia de haber creado a la PAH y con ella dirigir a todas las víctimas de su estafa hacia el conformismo y la resignación, al aceptar precisamente que la Banca siempre gana.

Por ello, en esta entrada la dedicaré a comentar las respuestas contrarias a mi anterior entrada El TJUE le propina el enésimo varapalo a la PAH. No comentaré las que son favorables a mi entrada y seguiré el orden cronológico inverso, desde la más moderna hasta la más antigua.

Javier Brezmes dice que después de tres años en la PAH ahora se entera que está compinchada con la PAH. Pues bien más vale tarde que nunca. Y tampoco es extraño que hayas tardado tres años. Este  tipo de organizaciones se crean con el propósito que nadie se percate de sus verdaderas intenciones. El diablo se esconde detrás de la cruz, dice la sabiduría popular y la verdad es que sabe esconderse muy bien, porque de eso depende que no le descubran. Alegrate de haber tardado solo tres años en descubrirlo porque otros no lo descubrirán nunca y a otros les pondrán las evidencias en sus narices y aún así lo negarán. Yo mismo he colaborado con la PAH durante cuatro años y tardé dos años en en empezar a sospechar de sus verdaderos propósitos. Aunque siempre supe que la dación en pago era contraria al derecho a la vivienda y a los intereses de la gente, ¿cómo se puede decir que renunciar a la vivienda es luchar por el derecho a la vivienda? no se me ocurrió que tras esta reivindicación hubiera mala fe sino torpeza, consideraba que era un ejemplo más del principio de Hanlon.

En tu respuesta te preguntas, cuántas veces ha peleado la PAH en la calle y en los juzgados por el tema de la cláusulas abusivas dejando de la lado lo de la dación en pago y el alquiler social. Yo también me lo pregunto. ¡¿Cuántas veces ha hecho eso la PAH?! Que yo sepa ninguna. Las cláusulas abusivas han sido para la PAH un escollo, que ha sabido manejar bien para que la gente no se desviase de la dación en pago. Por eso mismo, a los propios abogados que colaborábamos con la PAH y a los que aún colaboran  los mantienen en el ostracismo o directamente les combate en una guerra secreta y sucia, porque no da buena imagen, para impedir que desvíen a la gente de la dación en pago, que no les metan en la cabeza la idea que deben luchar por conservar su vivienda.

Pero tu pregunta debería ser esta otra, ¿por qué la PAH se empeña en la dación en pago? ¿por qué la PAH se empeña en que la gente se quede sin casa? ¿por qué la PAH se empeña en que las casas se las quede la Banca para que después esta la venda a inmobiliarias buitre para que con ellas puedan explotar a la gente con alquileres desorbitados?

Por último dices que mi entrada no es crítica sino veneno. Pues bien, intenta serlo, no sé si lo consigo, porque mi objetivo es acabar con ese instrumento de la Banca que es la PAH.

Fran60 dice que este tipo de afirmaciones provienen de unos amargados. Me llama la atención que coincides con el argumento que machaconamente emplea ese profesional de la mentira que es Carlos Macías, el actual portavoz de la PAH, que ante las críticas o ataques contra la PAH siempre responde con la misma cantinela que provienen de amargados y resentidos por haber sido expulsados de la PAH.  Ambos deberías preguntaros, ¿por qué la PAH expulsa a tanta gente de sus filas? ¿Por qué tanta gente está resentida con la PAH? ¿Por qué tanta gente sale amargada de la PAH? Una organización que expulsa, amarga y resiente a tanta gente no merece confianza.

Acaba diciendo, flaco servicio a los afectados. Flaco servicio es convencer que regalen sus casas a la Banca con la dación en pago quedándose en la calle. Flaco servicio sería no advertirles del peligro que supone seguir los consejos de la PAH que no olvides que sirve a los intereses de la Banca porque fue creada por la Banca.

Daniel Estébanez dice que es un artículo que no se ajusta a la realidad porque se olvida de los acontecimientos cronológicos para después parar a explicarlos. Con la segunda parte en la explica esos hechos estoy de acuerdo, con la primera en la que afirmar sin argumentar que el artículo no se ajusta a la realidad evidentemente no estoy de acuerdo.

Él no menciona, quizás porque lo desconozca que en el año 2007 ya se sabía que la gente podía conservar las viviendas porque tenía el medio para impedir que la Banca que se la arrebatase y desde luego no tenía que ofrecerles la casa mediante la dación en pago para que les perdonaran la deuda remanente. A la PAH que nace dos años después en 2009, en ningún momento se le ocurre emplear este arma definitiva de defensa para lograr que la gente conserve su vivienda, por la sencilla razón que la PAH fue creada por la Banca precisamente para desviar la atención de la gente de ese arma y conducir a la gente hacia la falsa reivindicación de la dación en pago, que insisto una vez más, no es más que quitarle las casas a la gente para dárselas a la Banca.

Gladys insiste en atribuir las críticas y los ataques a la PAH a personas resentidas, amargadas y expulsadas de la PAH. Esto ya lo he contestado antes. También dice que estas críticas solo calarán en personas que no están empoderadas. ¿Están empoderadas las personas a las que la PAH lava el cerebro para acepten regalar su casa a la Banca? ¿Esta empoderados quienes no saben que pueden conservar su vivienda o más bien están desinformados? También dice que la bandera de la PAH es la solidaridad, la gratuitad y sin engaños. En eso tiene razón, eso forma parte de la bandera de la PAH. Por desgracia solo forma parte de su bandera, no de su práctica. No olvidéis que ya lo dice la sabiduría popular que el diablo se esconde detrás de la cruz. Para engañar a la gente y llevar al huerto, hay que esforzarse en aparentar la mejor de las intenciones. Y eso la PAH lo hace bastante bien. Para acabar reclama que no se saquen más artículos como este que hunden a la gente y que nos pongamos a trabajar. Pues eso hacemos, trabajar entre otras cosas en desenmascarar a ese troyano de la Banca que es la PAH. Porque mientras la gente no tenga claro que trabaja para la Banca, o siga con la política del avestruz de no querer afrontar la realidad, la PAH las seguirá manipulando y desviando del objetivo de conservar las viviendas.

Joan dice que las afirmaciones del artículo son falsas en su mayoría, pero a continuación se contradice y afirmar que la propia gente de la PAH no duda que hay cierto compinchamiento entre la élite de la PAH incluida Ada Colau y la Banca. Entonces en realidad estamos de acuerdo, porque mis comentarios se refieren a los que dirigen la PAH y no a las bases.

Con esto acaba la entrada de hoy sobre el que por desgracia habrá que volver a insistir, porque ya se sabe que mala hierba nunca muere y no hay peor hierba que la esta secta creada por la Banca que es la PAH.

Ojalá pronto podamos dejar de hablar de ella porque sea ya un mal superado y podamos hablar de lo que tenemos que hacer para garantizar el derecho a la vivienda, pues para ello hay mucho de que hablar y más que obrar.

JOSÉ ÁNGEL GALLEGOS (abogado)




El TJUE le propina el enésimo varapalo a la PAH

La Banca creó a la PAH en el año 2009 como una organización de bandera falsa con la misión de  ganarse la confianza de la gente y dirigirla hacia una falsa reivindicación, la dación en pago, para desviarla de la que debería haber sido la auténtica reivindicación, que la gente no perdiera su vivienda por la crisis.

Ha cumplido bastante bien su misión y hoy la mayoría de la gente pemanece engañada creyendo que la dación en pago, que no es más que quitarle las casas a la persona para servírselas en bandeja de plata a la Banca, es el máximo de los logros en la lucha por la vivienda.

Pero no todo le ha salido a pedir de boca. A partir de 2013 se cruzó en su camino el TJUE que desde entonces no ha dejado dictar sentencias que demostraban que las personas podían luchar por sus viviendas y no era necesario rendirse ignominiosamente a la Banca con la dación en pago como les propone la PAH.

Después de la primera STJUE del 14 de marzo de 2013 empezó un goteo de sobreseimientos de ejecuciones hipotecarias por anulación de la cláusula de vencimiento anticipado declarada abusiva. Tras el ATJUE de 11 de junio de 2015 el goteo devino chorro. Entonces quedó aún más claro lo absurdo de rendirse con una dación en pago cuando era probable ganar al banco. Ante esta tesitura la PAH optó por ocultar esta información para que la gente no se enterase y se le ocurriera la idea de quedarse con su vivienda sin pagar la ficticia deuda con la Banca y continuó insistiendo en la dación en pago.

El otro apoyo de la Banca, la Administración de Justicia, mediante la STS de 23 de diciembre de 2015 intentó taponar el escape proporcionando un falso pretexto para proseguir las ejecuciones hipotecarias a pesar de declararse abusiva la cláusula de vencimiento anticipado. Pero este truco lo ha atajado el TJUE con su sentencia de hoy. Si la cláusula de vencimiento anticipado es declarada nula la ejecución hipotecaria deberá archivarse.

La derrota de la PAH es tan evidente, que ha optado por cambiar de estrategia, ahora no oculta la información, sino que es la primera en airearla e hipócritamente hacerla suya. Pero en ningún momento dice que la rendición en forma de dación en pago vaya a dejar de ser su máxima aspiración. Mucho me temo que van a seguir con la táctica de siempre, de seguir disfrazando sus reveses de victoria para continuar lavando los cerebros de la gente con la dación en pago. Ahora dicen que las ejecuciones hipotecarias deben anularse. En eso estamos de acuerdo, pero creo que diferimos en el para qué, los que defiende el derecho a la vivienda lo pretendemos para que la gente se quede con sus casas, los que como la PAH sirven a los intereses de la Banca lo pretenden para que esta se quede con las casas de la gente mediante la dación en pago.

Me pregunto ¿qué deben pensar las personas que engañadas entregaron sus casas a la Banca mediante la dación en pago, cuando ven a otros como ellos que a pesar de los años transcurridos siguen disfrutando de sus casas? ¿Qué tiene que decirles la PAH hoy, que se ha publicado una nueva sentencia que hace más fuertes a la gente que lucha por su vivienda frente a la Banca, a estas personas a la que engañó miserablemente y que están sin casa y arruinados? En lugar de sacar inmerecidamente tanto pecho debería esconderse llena de vergüenza.




Perlas informativas

Desde hace años el periodista Pascual Serrano nos deleita con sus perlas informativas en la que nos descubre la manipulación de los medios informativos.

Entre sus perlas informativas del mes de enero de 2017 podría incluir la reciente noticia sobre la sentencia del Juzgado de lo Mercantil 10 de Barcelona de 7 de diciembre de 2016 que anula por abusiva la cláusula de responsabilidad ilimitada.

En la página del sitio de internet del despacho de abogados del demandante se explica bastante bien y queda claro que lo que se ha anulado es la cláusula de responsabilidad ilimitada. Esto es una gran noticia  que debería alegrarnos a todos, pues es una batalla ganada en la lucha por la responsabilidad limitada hipotecaria, un objetivo crucial para acabar con la estafa hipotecaria. También yo la comento en este vídeo dejando claro que lo que se ha anulado es la cláusula de responsabilidad limitada. No es la primera en este sentido, porque ya se consiguió con el auto de 5 de septiembre de 2013 del Juzgado de Primera Instancia 7 de Collado Villalba y el auto de 16 de enero de 2014 del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Azpeitia, pero desde entonces no habíamos tenido ninguna resolución más de este tipo. Es lógico, porque de plantearse en ejecución hipotecaria se ha de esperar a que se inicie la ejecución complementaria y esta tarda muchos años en llegar y en la mayoría de los casos los bancos deciden no instarla. Ha plantearla en un proceso declarativo se puede conseguir como en este caso avanzar la resolución.

Sin embargo, la misma noticia contada por El Economista y en la versión de Antena, dice que la sentencia concede la dación en pago. La realidad ha sido trastocada y la gente ha sido desinformada. Es otro caso de perla informativa.

¿Existe algún interés en que la gente no tenga conocimiento de la responsabilidad limitada? Desde luego desde que estalló la crisis hipotecaria apenas se ha mencionado a la muy deseable responsabilidad limitada hipotecaria y se ha machacado a la gente con la nefasta dación en pago. Y cuando aparece una noticia de una sentencia que concede la muy deseable responsabilidad limitada anulando por abusiva la cláusula de responsabilidad ilimitada, los medios tergiversan la noticia diciendo que la sentencia concede la nefasta dación en pago.

Esto es darle la vuelta a la noticia para conseguir el efecto contrario al lógico y previsible. Si la gente pudiera confiar en que los jueces anularían la cláusula de responsabilidad ilimitada no tendrían ninguna razón para solicitar la dación en pago y podrían afrontar las ejecuciones hipotecarias con la tranquilidad que no quedará deuda remanente, ganar todos los años que dura la ejecución, que son muchos, para mantener la posesión de la vivienda y optar aún resultado mejor como un sobreseimiento de la ejecución y al premio gordo que es quedarse la casa librándose de la deuda. Pero si lo que le cuentan es que esta sentencia concede la nefasta dación en pago, lo que harán es insistir en reclamar la dación en pago aportando esta sentencia como un argumento más, es decir, insistir en que el banco acepte el magnífico regalo de su casa renunciando a vivir todavía un buen número de años en ella y a posibilidades aún mejores.

En la tergiversación de Antena3 aparece el portavoz de la PAH que con su declaración contribuye a la mentira que supone hacer creer que esta sentencia concede la dación en pago, y con ello contribuye a desviar a la gente de la responsabilidad limitada y mantenerla encauzada hacia la dación en pago. Hace honor a su cargo de portavoz con un buen ejercicio de cinismo.

JOSÉ ÁNGEL GALLEGOS (abogado)




Más vale una mala ejecución hipotecaria que una buena dación en pago

La sabiduría popular dice que más vale un mal acuerdo que un buen pleito. Pero por lo que respecta a las hipotecas resulta ser justo lo contrario.

Con una buena dación en pago, esas en las que no queda deuda, el deudor se queda sin casa en el momento del acuerdo. Con una mala ejecución hipotecaria, esas en las que no se consigue el sobreseimiento, el deudor se queda sin casa al cabo de bastantes años y tampoco tiene que pagar ninguna deuda remanente, bien porque la casa cubría la deuda lo que sucede muy habitualmente, bien porque no se la reclaman y acaba prescribiendo lo que también sucede muy habitualmente, o bien porque no se declara que no es válida, pero con una buena defensa queda descartado por completo el tener que pagar una deuda remanente.

Por tanto, la mala ejecución hipotecaria es más beneficiosa que la buena dación en pago porque con ella se ganan todos esos años que dura su tramitación para usar la vivienda. Y además al final de la misma se abre la posibilidad de quedarse la vivienda definitivamente a través de su ocupación. El que lo logre se habrá librado de la deuda y se habrá quedado con la vivienda. Jugada maestra donde las haya.

Por eso, la sabiduría popular para ser correcta debería añadir a su repertorio de refranes para corregir al más vale un mal acuerdo que buen pleito, otro que dijera:

MÁS VALE UNA MALA EJECUCIÓN HIPOTECARIA QUE UNA BUENA DACIÓN EN PAGO

JOSÉ ÁNGEL GALLEGOS (abogado)




Dos ratones y dos hombres

En este vídeo podéis escuchar la historia de dos ratones con dos finales contrapuestos para cada uno de ellos, uno feliz y el otro trágico.

En este otro enlace podéis leer la historia de dos hombres con dos finales contrapuestos para cada uno de ellos, uno feliz y el otro trágico.

En el tema de la vivienda y más concretamente en el de la hipoteca también se dan estos dos finales, el feliz y el trágico. Y por la misma razón. El trágico es el final de los que se sienten perdidos y se rinden y el feliz el de los que no se rinden y luchan porque a toda costa quieren ganar.

A todos los que como abogado me consultan sobre su problema hipotecario les digo lo mismo: Lo peor que les puede pasar es que de aquí varios años pierdan su casa, pero o no les quedará deuda o no la tendrán que pagar, ya que la deuda remanente es su gran temor. Con lo que habrán ganado esos años en que hayan mantenido la posesión de la vivienda. Por esto, lo peor que les puede pasar  si se enfrentan al banco ya es mejor que aceptar un acuerdo de dación en pago. Por contra les digo que lo mejor que pueden conseguir es conservar la vivienda y librarse de la deuda. Y solo por eso vale la pena luchar.

La gran mayoría de los que me consultan lo entienden, se animan y se deciden a luchar. El problema es que representan un número ridículo en comparación con el resto de deudores hipotecarios. Estos no reciben mensajes realistas ni alentadores sino todo lo contrario, se les desanima para que se sientan derrotados de antemano y entreguen sus casas sin la más mínima lucha. Incluso se llega al tremendo cinismo de disfrazar de triunfo, la vergonzosa y humillante derrota que es la dación en pago.

La PAH, adalid de este derrotismo, suele acusarnos a los que animamos a la lucha de propagar falsas esperanzas. Como además solemos ser abogados, aprovecha el merecido desprestigio de esta profesión tan corrupta, para atribuirnos únicamente un interés económico en ello.

He de reconocer que son muy hábiles en el aspecto comunicativo, y saben aprovechar muy bien las debilidades de quienes se les enfrentan. Pero parece que olvidan aquello de, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. El gremio de la PAH, el de las ONGs y similares, no es que esté precisamente libre de sospecha, porque ¿de cuántas ONGs y similares se ha descubierto que eran corruptas y que bajo la apariencia de una actividad bien intencionada se escondía una organización dedica a la estafa?

Siendo así, ¿por qué no podríamos desconfiar igualmente del mensaje derrotista de la PAH y acusarla de propagar falsas desesperanzas por puro interés propio?




EL MOVIMIENTO NI DACIÓN NI PAGO

Para explicar el incipiente movimiento ni dación ni pago previamente se ha de aclarar que es un movimiento político. Y lo mejor para ello es compararlo con el actor político por antonomasia en nuestros tiempos, el partido político, señalando la gran diferencia entre uno y otro. El partido político es una organización mientras que el movimiento no lo es. Eso no quiere decir que todos los actores políticos que no sean partidos políticos sean movimientos políticos, pues hay otras organizaciones políticas distintas a los partidos políticos, buen ejemplo de ello es la PAH, que es una organización política sin ser partido político. El movimiento político se distingue de la organización política por la independencia de sus miembros; ya que es un grupo de personas y entidades independientes con una acción política enfocada hacia un mismo objetivo.

Por tanto, las personas y entidades miembros del movimiento ni dación ni pago no se inscriben en ninguna organización, sino que simplemente actúan en pos de las reivindicaciones que el lema ni dación ni pago expresa y que a continuación se desgranan.

El primero de todos, es que todas las personas que debido a la crisis causada por la masiva estafa hipotecaria no han podido pagar sus préstamos hipotecarios no deben perder sus viviendas aunque no los paguen. Este debería haber sido la reivindicación desde el principio de la crisis, porque la lucha por la vivienda es la lucha por conservar la vivienda y no la lucha por entregar la vivienda a los banqueros. Llamar reivindicación a la dación en pago es una contradicción en los términos porque la dación en pago es la contrarreivindicación. Para estas personas el movimiento ni dación ni pago exige que conserven su vivienda aunque no puedan pagar el préstamo hipotecario. Por estas personas el movimiento clama: ¡NI DACIÓN NI PAGO!

El segundo de ellos está muy ligado al anterior. Es el objetivo que todos los prestatarios de todos tipo de préstamos dejen de pagarlos en solidaridad con los anteriores. Porque el dejar de pagar los préstamos es un arma poderosa frente a los banqueros. A partir de un determinado número de préstamos impagados que presumimos que no debería ser muy elevado, quizás baste con el 10%, 15%, 20% o el 25%, la Banca no podría resistir y tendría que claudicar aceptando que los deudores que no pueden pagar sus préstamos conserven sus viviendas.

El tercero y los siguientes son idénticos al anterior salvo por la razón. Se trata también que todos los prestatarios de cualquier tipo de préstamos no los paguen, pero en este caso es por la estafa que suponen los préstamos. Pensamos que los bancos prestan dinero pero la increíble y cruda realidad es que lo que nos prestan es dinero falso. Explicar esto merece un artículo o charla específicos, así que aquí y ahora nos contentaremos con un breve apunte mediante un enlace a la entrada creación del dinero de la wikipedia.

La razón del cuarto que también es dejar de pagar todos los préstamos, es exigir la recuperación de todos los derechos perdidos durante el actual régimen en materia laboral, de educación, sanidad, pensiones y redistribución y distribución de la riqueza. Es decir, el movimiento ni dación ni pago trasciende la lucha por el derecho a la vivienda para extenderse a la lucha por todos los derechos que nos han sido recortados.

Algunos nos acusan de pretender una revolución. Ojalá se tratase de una revolución, en realidad no es más que una rebelión.

José Ángel Gallegos (abogado)

 

PD: La imagen elegida para esta entrada es la de la Hidra de la Revolución y también merece una pequeña explicación. La Hidra es un ser de la mitología griega de múltiples cabezas que se reproducían también por múltiplos al ser cercenada. Por esta cualidad la formidable Hidra era invencible. La cultura de una sociedad es la cultura de la clase dominante y obedece a sus intereses, también en la antigua Grecia. La monstruosa y temible Hidra era la representación simbólica del inherente temor de todos los poderosos: la rebelión de la masa sometida. Por ello, la masa a la que desprecia y teme a la vez es dibujada como la monstruosa y fiera Hidra, y porque los sometidos somos una masa ingente que asusta comparándola con el reducido número de la élite, la Hidra tenía múltiples cabezas que reproducía por múltiplos cuando una de ellas era cortada. Por ello, para tranquilizar las conciencias de los aterrados aristócratas de la época, en esta historia mitológica aparece el héroe Hércules, cuyo equivalente actual podría ser el fantástico defensor del sistema actual que es Superman, que logra acabar con la Hidra cortándole todas las cabezas a la vez.  Es nuestro trabajo, probar que no pueden cortarnos la cabeza a todos a la vez.




LA TRAMPA DEL ALQUILER SOCIAL

Ese troyano de la Banca que es la PAH siempre ha reivindicado el alquiler social como corolario de su reivindicación estrella que es la dación en pago. Sin embargo, se ha “olvidado” de explicar a sus seguidores a los que miserablemente engaña, que el procedimiento de ejecución hipotecaria no permite desposeer al demandando que tras la subasta haya perdido la propiedad de su vivienda. Y que por tanto, el nuevo propietario de la vivienda habrá de instar otro proceso para proceder al desahucio.

alquilersocial1Actualmente un proceso de desahucio dura al menos tres años, es decir, desde que se recibe la demanda hasta que se fija una fecha para la entrega de la posesión y el lanzamiento, se pueden contar como seguros con tres años para usar la vivienda. Claro está que eso es así en el caso de defenderse en ese proceso, evidentemente si se renuncia a defenderse el proceso se acelera.
Con la actual ley de alquileres de viviendas instaurada por el gobierno del césar José María Aznar tras la reforma del gobierno de su delfín Mariano Rajoy, el inquilino solo tiene asegurado tres años.

Si se echan las cuentas, se percata que el alquiler social no merece la pena. Y no me refiero a la diferencia en el dinero entre el alquiler social y el mantener la posesión durante todo el tiempo que dure el proceso de desahucio. Porque a pesar de ser ese detalle muy importante hay otro que aún lo es más. Quien acepta el alquiler social acepta la pérdida de su vivienda. El alquiler social es la VASELINA que la Banca y su troyano la PAH proporcionan a los deudores para que acepten que les arrebaten la vivienda.

Algo de lo dicho en el primer párrafo seguramente os habrá causado incredulidad, que el procedimiento de ejecución hipotecaria no permite desposeer ni lanzar al demandado que tras la subasta ha perdido la propiedad de su vivienda. Porque es un hecho público y notorio que la Administración de Justicia sistemáticamente procede a desposeer y lanzar en los procesos de ejecución hipotecaria a los demandados que tras la subasta han perdido la propiedad de su vivienda. La razón de la contradicción es simple, entre la Ley y la aplicación de la Ley suele haber un abismo. Es decir, la Administración de Justicia en general y en particular en este caso concreto de la desposesión del demandado en una ejecución hipotecaria que tras la subasta pierde la propiedad de la vivienda,  infringe consciente y voluntariamente la Ley. Este indignante hecho es denunciable públicamente y debería haber sido denunciado por la PAH, y habría sido denunciado públicamente por la PAH si la PAH fuera lo que dice ser y no un troyano de la Banca. Pero la PAH se lo ha callado porque le convenía para su estrategia de endosarnos el venenoso regalo del alquiler social, su trampa para que aceptemos que la Banca nos arrebate nuestras viviendas. No solo no lo ha denunciado sino que nos ha hecho creer que el problema era solo que las leyes era injustas y que los jueces no podían hacer otra cosa porque no tienen más remedio que aplicar, cuando la realidad es que los jueces están violando sistemáticamente el procedimiento de ejecución hipotecaria desde que se inicia hasta que finaliza cada proceso. De eso no nos ha dicho nada. No le interesaba que lo supiéramos.

José Angel GALLEGOS

+++ Info relacionada




LA DACIÓN EN PAGO, ¿ES REALMENTE LO QUE QUIEREN LOS DEUDORES?

serie: #NIdaciónNIpago

LA DACIÓN EN PAGO, ¿ES REALMENTE LO QUE QUIEREN LOS DEUDORES?

Uno de los argumentos empleados por los defensores de la dación en pago como solución a reivindicar por y para los deudores hipotecarios, es que es la solución que los propios deudores quieren. Hay que explicarles y demostrarles que esta afirmación es rotundamente falsa.

Lo habitual cuando un deudor hipotecario acude a algún asesor legal es que de buenas a primeras le suelte que él lo que quiere para solucionar su situación es la dación en pago. Esto parece dar la razón a los defensores de la dación respecto a la validez del argumento que se niega. Pero ya dice la sabiduría popular que las apariencias engañan.

Si el asesor legal le pregunta al deudor que le consulta, ¿no será que lo que realmente quieres es que en el caso de perder la vivienda no te quede deuda remanente? A lo que inmediatamente responde sí, efectivamente, eso es lo que quiero, que si pierdo la casa al menos se extinga definitivamente mi deuda y no deba más.

dacion-al-banco_web¡Acabáramos!, ¡Haber empezado por ahí! Entonces resulta que lo el deudor realmente quiere no es la dación en pago sino la responsabilidad limitada. Y si lo que los deudores realmente quieren es la responsabilidad limitada, ¿por qué no piden la responsabilidad limitada y en su lugar piden la dación en pago?

Es más que probable que sea así porque aunque los conceptos de dación en pago y responsabilidad limitada son bastante de sencillos de entender no dejan de pertenecer a la jerga jurídica, coloquialmente conocida como abogandés, que la mayoría desconoce, y por tanto, piden lo que les han aconsejado.

Pero entonces, ¿por qué muchos defensores de los deudores hipotecarios que les asesoran les aconsejan pedir la dación en pago en lugar de la responsabilidad limitada sabiendo que es esto último lo que realmente quieren?

Podrían aducir que en realidad solo cometen un error en la manera de expresarse, porque ellos lo que aconsejan es conseguir la responsabilidad limitada mediante la dación en pago. La dación en pago puede extinguir el total de la deuda o no, dejar una deuda remanente, esto último lo tienen bien claro los que firman daciones en pago con lo que coloquialmente denominamos mochilas. La primera sería una dación en pago con responsabilidad limitada y la segunda una dación en pago sin responsabilidad limitada. Los defensores de la dación en pago propugnan la primera y por tanto, están a favor de la responsabilidad limitada aunque no lo expliciten.

Pero en realidad aquí hay algo más que un defecto en la expresión. Pues si se opta por la dación en pago como el medio para conseguir la responsabilidad limitada se están descartando otros medios, que quizás pudieran ser más beneficioso para el deudor hipotecario y ya avanzo que lo son. Un deudor que tras pasar por un proceso de ejecución hipotecaria sale de él sin deuda, de la forma que sea porque hay varias, ¿no ha conseguido igualmente la responsabilidad limitada que es lo que el realmente quería? ¿Y no le reporta alguna ventaja respecto a la responsabilidad limitada obtenida mediante una dación en pago?

… “ o que es más importante, no se renuncia a la posibilidad de conservar definitivamente la vivienda. Posibilidad que no solo no es descabellada sino que legalmente debería darse de una manera sistemática”

Una muy evidente y que salta a la vista es todos los años de más que ha podido usar su vivienda. Aunque obviamente es variable, si se opta por la vía judicial razonablemente puede contarse con al menos cinco años de permanencia en la vivienda.

Dependiendo de la vicisitudes procesales y del éxito en la defensa frente a la reclamación del acreedor este plazo puede alargarse más o menos. Pero lo que es más importante, no se renuncia a la posibilidad de conservar definitivamente la vivienda. Posibilidad que no sólo no es descabellada sino que legalmente debería darse de una manera sistemática por aplicación de la prohibición de adjudicación a la acreedor del bien hipotecado establecida en el artículo 1859 CC que desgraciadamente todos los juzgados sistemáticamente violan.

Hay que remarcar e insistir mucho en ello, es que actualmente lo normal es salir de una ejecución hipotecaria sin deuda. Por tanto, cabe preguntarse ¿qué interés subyace en aconsejar conseguir la
responsabilidad limitada únicamente mediante la dación en pago ocultando la existencia de otros medios para conseguirlas más beneficiosos?

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF




LAS CINCO DE LA PAH Y LOS OTROS MOVIMIENTOS.

serie: #NIdaciónNIpago
esto es una estafaLa peor complicidad es aquella que en tiempos de crisis pretende mantenerse equidistante o cubrirse de neutralidad, al abrigo de la ley. Unos alegan que el Estado de Derecho nos protege, a todos los ciudadanos, otros que la democracia acaba siempre imponiéndose, los más te dicen que si no haces política, otros la harán por ti.  Hay que preguntarse quién saca beneficio de todo esto.

Estamos hablando de los desahucios!

Todos los movimientos sociales están de acuerdo en la gravedad del problema y además hablamos de crisis económica, de mala praxis bancaria, de coyuntura global, de necesidades básicas humanas, de bienestar económico social (buen vivir). Hasta se habla de reconocimientos de nuestros derechos ciudadanos, aunque, con demasiada facilidad se pasen por alto.

O se confunden los conceptos, o no se entienden!

Un desahucio, una dación, o incluso abandonar tu vivienda para empezar otra vez de nuevo en otra ciudad o país, no deja de ser una renuncia, aceptando que la culpa es nuestra y por eso claudicamos como perdedores convirtiendo la entrega de la vivienda en una rendición incondicional. Ni tan siquiera la gente conoce que vendieron sus deudas a terceros y que se entrega la vivienda a unos estafadores (titulizacion). La clase política legisló, por imposición de las élites financieras, que la gente no debería saber varias cosas esenciales de las hipotecas que conceden la Banca. Primero que el montante de la hipoteca se creó en el momento de la firma del deudor, ese dinero no existía antes. Segundo que luego de hacer aflorar el dinero en la pantalla de un ordenador se vendió la deuda a un tercero (titulización) por lo que recuperó el dinero que supuestamente había prestado. Luego la ignorancia, de ese proceso, es la que permite que la gente entregue su vivienda de manera sumisa y culpabilizada a la Banca cuando ya no puede hacer frente a la hipoteca. Con ello,  el banco vuelve a cobrar por segunda vez. Pero además ya cobró enormes sumas de dinero de intereses y amortización e incluso puede quedarse con la vivienda de los avalistas. Querer esconder o ignorar estos métodos de extorsión es muy peligroso socialmente.

Unos pierden y otros ganan!

Ya saben, la banca siempre gana, los políticos elección tras elección también ganan, sea en intención de voto, en nº de votos, en escaños, etc., la justicia no puede perder, está en el centro de la balanza, el estado garantiza la seguridad, el orden y el control de todo, y hasta eso lo tiene ganado. Deberíamos los ciudadanos exigir, junto con los movimientos sociales, que se nos tenga más en cuenta, a los otros movimientos sociales también.

Hablemos de exigencias, ….

la Pah habla de CIN-CO,…no se entiende bien, se confunden,…el orden es importante.

Primero, ante todo, deberíamos exigirnos:  STOP DESAHUCIOS, así continuaríamos viviendo en nuestras casas, es un DERECHO.
Segundo, se nos deberían garantizar los SUMINISTROS BÁSICOS, agua, luz, gas, electricidad, porque también, es un DERECHO.
Tercero, los desahuciados, facilitarles acceso a VIVIENDA PÚBLICA Y SOCIAL, son más de seiscientos mil desde el 2007, eso es un DERECHO.
Cuarto, garantizándoles a las familias, un ALQUILER ASEQUIBLE, y es un DERECHO,….solo CUATRO, pero…

PEDIMOS a los partidos políticos, a nuestros representantes, alcaldesas incluidas, que la DACIÓN sea una EXIGENCIA?, La dación no puede ser una exigencia. En todo caso una opción, que por cierto esta prohibida por el Código Civil (artículo 1859)

¡No! no puede ser una exigencia. Si se cumplieran las cuatro primeras, son CUATRO, serían más justas, necesarias pues las personas no entregarían como corderos su vivienda.

Ha empezado la campaña electoral pero también dentro de los movimientos sociales hay otras opciones.

DICIEMBRE 2015

Pere Julià

+++ INFO sobre #NIdaciónNIpago




¿por qué el banco no puede apropiarse de tu casa hipotecada y subastada?

El artículo 1859 del Código Civil protege la vivienda del deudor frente al banco

¿SABES QUE EL BANCO NO PUEDE APROPIARSE DE TU CASA HIPOTECADA?

Así es como está expresada tal prohibición en el artículo 1859 de Código Civil que literalmente dice: “El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas“.

LA DACIÓN EN PAGO, PROHIBIDA POR LEY!

Es de vital importancia que usted, deudor o abogado defensor lea por si mismo la norma, porque enseguida van a intentar quitarle de la cabeza que lo que acaba de leer, diga lo que dice. Y además le prevenimos ya contra ello, ojo que no le vendan la moto, guíese por su propia lectura de la norma ya que los supuestos expertos, abogados, jueces, notarios y registradores de la propiedad sostienen interesadamente que ese artículo sólo prohíbe el pacto comisorio. ¿Dónde se lee en ese artículo que solo se prohíba el pacto comisorio?

En los países de influencia anglosajona la hipoteca se confunde con la prenda y el acreedor hipotecario primero, tiene la posesión del título de propiedad del inmueble hipotecado que hace suyo en caso de ejecución por falta de pago, a modo de comiso. Pero esta prohibida de modo expreso en el derecho español, estableciéndose un procedimiento de ejecución hipotecaria basado en subasta pública con libre concurrencia de compradores (artículos 1859 y 1884 del Código Civil).

A pesar de la claridad de la literalidad de las normas de los artículos 1859 CC y 671 LEC reforzaremos su significado aún más con otros argumentos. El artículo 1872 CC matiza la tajante prohibición del artículo 1859 CC para el caso de la prenda, pues establece que tras tres subastas desiertas el acreedor si podrá adjudicarse el bien pignorado. No existe para la hipoteca ninguna norma equivalente a la del vídeoartículo 1872 CC, lo que corrobora que la prohibición del artículo 1859 CC para el caso de la hipoteca es total. En caso de ejercer el acreedor la residual opción que el artículo 1872 CC le concede de apropiarse el bien pignorado, le obliga a conceder carta de pago del total de la deuda con independencia que sea cubierta en su totalidad o no con el valor de la prenda. Sin embargo, el artículo 671 LEC de ningún modo asegura que el deudor vea extinguida la totalidad de la deuda, por tanto, eso corrobora que no es aplicable al caso de las hipotecas, porque de serlo el Legislador hubiera previsto la extinción total de la deuda con mayor razón que en el caso de la prenda trantándose de cantidades mucho mayores. En este vídeo se encontrarás esta explicación más extensamente.

Esta prohibición implica que está prohibida la dación en pago y la venda al banco o a la inmobiliaria del banco de la vivienda hipotecada. Así que ni se lo proponga al banco. Esta norma existe para proteger al deudor de los abusos de los acreedores, así que es absurdo que los deudores pretendan saltársela cuando les defiende su vivienda frente a los abusos del acreedor. El resultado final es que el deudor tiene una deuda con la entidad financiera que deberá ir pagando según su capacidad económica. Pero seguro que vivirá holgadamente aunque sin estridencias. Vaya a esta entrada para calcular deudas.

También implica que el banco no puede adjudicarse la vivienda en una ejecución hipotecaria desierta. Las subastas de estos procesos tienen la finalidad que terceros ajenos a la hipoteca adquieran la vivienda para el pago de la deuda, no para que el banco con la complicidad de los jueces se salte la prohibición de apropiarse de la vivienda porque la subasta quedó desierta. Esto que sucede cotidianamente, al igual que las daciones en pago y las compraventas, debería ser denunciado públicamente para que todos conocieran el crimen que están perpetrando bancos, jueces, notarios y registradores de la propiedad del que son víctima los deudores.

Que los bancos no puedan adjudicarse la vivienda en la ejecución hipotecaria es de una gran utilidad en la situación actual en la que no concurren pujadores a las subastas al no resultar atractivo dada la situación del mercado inmobiliario y las altas tasaciones para subasta. Al quedar estas desiertas, los deudores legalmente conservan la propiedad de la vivienda y por tanto pueden seguir haciendo uso de ella.
Obviamente en la ejecución hipotecaria cuando ilegalmente se adjudica al banco la vivienda deberían presentarse los recursos correspondientes hasta llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos ( TEDH).

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF

INFO relevante sobre el tema:

Os presentamos 5 documentos que expresan todo el proceso de oposición a la adjudicación de la vivienda usando la via del artículo 1859CC. Documentación para usar:

 




LA GRAN ESTAFA DE LA DACIÓN EN PAGO

#NIdaciónNIpago

LA GRAN ESTAFA DE LA DACIÓN EN PAGO

estafa-289x300Aquellos que se han arrogado el título de mesías salvadores de los pobres desheredados deudores morosos hipotecarios, han repetido machaconamente por doquier su mantra hasta convertirlo en la ideología hegemónica en el que la dación en pago es el maná salvador.

Este reivindicación resulta muy chocante y extraña por muchos aspectos, pero en este texto me centraré en uno de ellos que los practicantes de esta religión dacionista nunca mencionan y que parece que deliberadamente ocultan: la dación en pago de bienes hipotecados está expresa, contundentemente y sin lugar a dudas prohibida en nuestro ordenamiento jurídico.

La norma del artículo 1859 CC que literalmente dice: El acreedor no puede apropiarse las cosas dadas en prenda o hipoteca, ni disponer de ellas, prohíbe que los bancos se queden con las casas hipotecadas, ya sea mediante una dación en pago o mediante una ejecución hipotecaria o mediante cualquier otro medio.

Resulta muy extraño que prohibición de la dación en pago de bienes hipotecados sea sistemáticamente infringida con total naturalidad e impunidad y con la colaboración de notarios, registradores de la propiedad y jueces, como si en realidad no estuviera prohibida. De hecho, todos estos juristas niegan que tal prohibición exista con un cinismo que recuerda la historia del cuento de El traje del Emperador.
La única explicación plausible y posible es que esta sistemática violación de la prohibición de la dación en pago y el que se haga pasar por completamente lícito siendo claramente ilegal, es que interesa a los poderosos.

Y ciertamente, así es, beneficia a los bancos. Cuando está claro que el moroso deudor hipotecario ya no podrá hacer frente a sus obligaciones de pago lo que más conviene al banco es apropiarse de la vivienda lo más inmediatamente posible, eludiendo inclusive el largo, costoso y no exento de riesgos proceso judicial de la ejecución hipotecaria.

La prohibición de la apropiación de los bienes hipotecados es una medida protectora de los deudores frente a los abusos de los acreedores que surgió históricamente como reacción al pacto comisorio. De hecho, los que niegan la prohibición de la dación en pago de un bien hipotecado o la apropiación de bien hipotecado mediante la ejecución hipotecaria usan como falaz pretexto para intentar sostener su ridícula afirmación, que la norma del artículo 1859 CC solo prohíbe el pacto comisorio, aunque su propia literalidad deja claro que no es así, no es tan limitado sino más extenso, abarcando a cualquier tipo de apropiación por cualquier medio de bien hipotecado por parte del acreedor.

Por todo ello, resulta aún más extraño si cabe que lo que interesa y conviene a los bancos, que no dudan en usar su enorme poder para que se aplique, a pesar de estar claramente prohibido, pueda ser la reivindicación propuesta por los que dicen defender los derechos de los deudores hipotecarios.
Si en lugar de reclamar la dación en pago, hubieran exigido que se respetase la prohibición de apropiación del bien hipotecado por parte de los bancos acreedores hubieran conseguido que sus «defendidos» conservase su vivienda, porque dado que a las subastas de las ejecuciones hipotecarias quedan sistemáticamente desiertas al no comparece ningún postor porque sus condiciones económicas son peores que las del mercado, si los jueces respetasen tal norma todos los hipotecados seguirían siendo propietarios de sus viviendas. Todo ello lleva razonablemente a dudar de los verdaderos intereses de quienes dicen defender los dacionistas.
Es un hecho cierto que sus feligreses que consiguen el éxito que tanto anhelan todos ellos de la dación en pago, se quedan sin vivienda, en la calle por decirlo más coloquialmente, mientras que la más conocida gurú de esta religión por contra ha conseguido la alcaldía de Barcelona. El contraste es tremendo, unos en la calle, la otra en el ayuntamiento.
En las ejecuciones hipotecarias en las que yo defiendo al hipotecado siempre me opongo y recurro esta expoliación y todavía no he encontrado ningún abogado de banco o juez que sepa justificar o argumentar tal arbitrariedad. No es raro sino frecuente que los jueces digan que donde la ley dice digo en realidad dice diego y que además cuenten para sostener tal falacia jurisprudencia para apoyarla. En este caso no sucede, a lo que suelen recurrir es al «porque lo digo yo» acompañado de burdas descalificaciones de mi pretensión.

Los ciudadanos son conscientes de la parcialidad de los jueces y por ello en lugar de exigir que se cumpliera la ley y se impidiera que los bancos se apropiasen de sus casas renunciaron a ello para al menos salvarse de la deuda perpetua y ellos mismos reivindicaron las aceptasen en dación en pago.
Son muchas daciones en pago que se han firmado ante notario. ¿Qué han hecho los notarios respecto a la prohibición del artículo 1859 CC? Ignorarla olímpicamente. Los notarios fueron leales cómplices de los bancos durante la firma de los fraudulentos contratos hipotecarios y son ahora sus leales cómplices de los bancos en la fraudulentas daciones en pago.

Todas las viviendas de las que se han apropiado los banco tanto en las ejecuciones hipotecarias mediante los jueces y en las daciones en banco mediante los notarios son legalmente propiedad de los hipotecados. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

El Derecho español cuenta con la conocida Ley Azcárate, oficialmente Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura, que a pesar de sus años continua vigente aunque los jueces españoles no quieran darse por enterados. El artículo 1 de dicha ley establece la nulidad de los contratos con un interés usurario.
Los intereses de muchos de los contratos hipotecarios son usurarios, por ejemplo los que contienen una cláusula suelo o los que establecen como tipo el IRPH. Sin embargo, ho hay juez que se atreva a anularlos aplicando esta norma, es decir, los jueces españoles se niegan a aplicar el derecho español.

El artículo 1303 CC establece para los contratos nulos la mutua restitución de lo que los contratantes se haya dado, pero en los siguientes artículos 1305 y 1306 establece que sin la nulidad se debe a la actuación maliciosa de una de las partes, nada se le debe restituir a él. Si se aplicase estas normas al caso de los contratos hipotecarios nulos por intereses usurarios resultaría los hipotecados conservarían su vivienda y no habría de devolver el préstamo. ¿No estaría bien que se respetase y aplicase el Derecho español?

Pero no solo son nulos los contratos que contienen intereses usurarios, sino que de acuerdo con los artículos 1300, 1261 y 1265 CC lo son todos porque contienen un vicio del consentimiento. Todos fueron contratos firmados a ciegas y en la confianza que el banquero no aprovecharía la ignorancia del hipotecado para abusar de él. La experiencia ha probado que en realidad fue todo lo contrario, abusaron masivamente de su ignorancia para explotarle al máximo mediante la hipoteca.

Por tanto, si se aplicase el Derecho español, todos los contratos hipotecarios serían nulos, los hipotecados seguirían siendo los propietarios de sus viviendas y no tendrían que devolver el préstamo. ¿No estaría mal que se aplicase el Derecho español?

Si Podemos llegase a gobernar ¿tendría la valentía de obligar a nuestros rebeldes jueces a cumplirlo? ¡Ojalá fuera así!

José Ángel Gallegos Gómez
Abogado 2179 ICASF

+++ INFO relacionada




Titulización de créditos: tu hipoteca tiene vida propia en el Banco y en el más alla.

La titulización o venta de tu hipoteca por tu banco camufla 7 artimañas para crear y ganar mucho, muchísimo dinero.

Usted sabe muy poco acerca de lo que el banco hace con su hipoteca. Si llega al final de éste documento, se dará cuenta de la poca o más bien nula legitimidad que tienen las entidades financieras para apropiarse de las viviendas de los hipotecados, echarlos de su casa, poniéndole los muebles en las calle e invitarlos a vivir bajo un puente. Porqué en toda esta comedia que explicamos a continuación el objetivo último de todo el embrollo es enmascarar la apropiación por la banca de la única cosa que vale algo, la vivienda y sus tochos, con toda clase de triquiñuelas al más puro estilo de los trileros. En medio los incautos hipotecados que creen que tener vivienda no es un derecho sino un juego de mercado.

¿dónde salió el dinero de su préstamo hipotecario?

¿Está todavía su hipoteca en el balance del banco o la ha vendido?

¿su deuda, su hipoteca se puede vender?

 tu hipoteca tiene vida propia en el Banco y en el mas alla

ZONA CERO

Los Bancos fabrican dinero con su deuda

Vamos a hablar del epicentro de donde sale la masa de créditos con garantía hipotecaria concedidos en este país a lo largo de los últimos lustros. La deuda total española supera los 4,1 billones de euros (pública, privada y bancaria), de los que más de medio billón de euros son deuda hipotecaria. Si los depósitos monetarios en los bancos sólo suponen sólo 1,4 billones ¿ de dónde ha salido todo el otro dinero?

Lo “otro” es todo dinero financiero, creado de “la nada” por las entidades financieras. Bueno sí, creado con el crédito-deuda, o sea, con la promesa de los deudores de pagar en muchos años sus deudas. La oligarquía financiera, en su loca carrera por forrarse a niveles estratosféricos, nos ha inundado de deuda. Pero para que exista una deuda, debe de existir un deudor y en consecuencia un acreedor.

Digámoslo de otra manera: el acreedor, para poder esparcir toda aquella deuda debe de tener el dinero suficiente para poder prestarlo. Cómo no hay suficientes depósitos han tenido el permiso de fabricar dinero financiero o deuda-moneda.

¿Cómo pueden fabricar moneda si la facultad es exclusiva del Banco Central Europeo? La respuesta vuelve a ser de Perogrullo: de facto se les permite, y aunque no se le llame “fabricar moneda” tiene los mismos efectos. Fabrican emisiones de deuda, como los préstamos hipotecarios que “empaquetan” y los convierten en unos títulos que llaman “bonos” y tienen valor de 100.000€ cada uno y los venden en el mercado financiero. Esa fabricación de moneda se llama titulización, y si esa máquina de fabricar moneda no para de emitir bonos, la deuda se expande sobre la sociedad. Los efectos de este descontrol de la banca, por hacerse grandes y que las cúpulas recibieran comisiones super millonarias, nos ha llevado a donde estamos. Quienes tenían que supervisar que la codicia tuviera una contención no lo hicieron, ahora unos y otros se lavan las manos y los verdugos se disfrazan de víctimas y todo queda en que el populacho ha querido vivir por encima de sus posibilidades.

Los bancos no sacan de su caja fuerte el dinero que le han prestado ni siquiera miraban si tenían dinero en “la caja fuerte” en esos locos años que te enchufaban hipotecas preconcedidas. Sencillamente extienden un cheque, que quien lo recibe, para poderlo cobrar, lo tiene que ingresar en la cuenta que dispone en otro banco. Y al final todo acaba en apuntes contables que un banco le debe a otro cierta cantidad pero resulta que ese “otro banco” también le debe a él por similares operaciones, a lo que se unen otros y otros bancos por análogas operaciones. ¿Cómo acaba la película? Pues que se saldan a través de una cámara de compensación, intercambiando papelitos, los cheques emitidos, y como mucho se liquidan calderilla.

No sólo eso. La entidad financiera privada, que tiene derecho a crear moneda ( históricamente sólo un derecho reservado a los Estados), se enriquece cobrando un interés por el dinero y todos los beneficios de la intermediación bancaria que lleva adosados (seguros, intereses de demora, cuotas, recibos, etc)

CONCLUSIÓN: Hasta aquí el negocio es fantástico. Como se ha descrito el banco sin sacar un solo euro de su caja fuerte genera dinero simplemente porque alguién acepta la deuda hipotecaria, acepta pagar además intereses por el préstamo y pagar por todos los negocios de la intermediación bancaria y la fidelización esclavista del cliente-deudor.

Establecida esta ZONA ZERO vamos a seguir el recorrido de un préstamo con garantía hipotecaria otorgado por una entidad financiera por etapas.

PRIMERA ETAPA

la multiplicación de panes y peces con su hipoteca

Para poder explicar como los bancos crean dinero del crédito-deuda, conviene advertir que el desencadenante de este surgimiento dinerario es precisamente el uso contable que se hace de la garantía que ampara el préstamo. La garantía normalmente inmuebles propiedad del prestatario o terceros avalistas, en lugar de guardarla en un cajón-como figura en el contrato-, el banco la interpreta como un activo. En el pasivo surge el dinero de la nada que se materializa con la extensión de un cheque bancario que acabará en las cuentas de otro banco que remitirá a la cámara de compensación bancaria y se liquidará a través de un saldo entre los cheques emitidos y recibidos. Ese cheque paga el “supuesto valor” que un mercado hinchado por los propios bancos concede a la vivienda objeto de garantía. Pero en el activo el banco también suma la deuda hipotecaria (préstamo) que se reduce con el paso del tiempo mientras el deudor atiende sus obligaciones de pago (cuotas hipotecarias). Por esa razón, el banco anota aquellos pagos del hipotecado que devalúan el activo como entradas de pasivo. Es importante aclarar que estas anotaciones que figuran en el pasivo: no son exigibles, o sea, el dinero que se prestó por la garantia se creó de la nada.

ACTIVO PASIVO CAJA
GARANTIA
(vivienda 1, avalista 2)
creación del
dinero del préstamo
talón de pago
préstamo hipotecario 1
reduciéndose (en riesgo)
pagos préstamo hipotecario 1
incrementándose

… y empaquetado en un Fondo de Titulización de Activos (FTA)

La entidades financieras acumulan esos préstamos hipotecarios y los empaquetan en una relación expuesta en un folleto con las condiciones que se ofrecen las miles de hipotecas que contiene. El folleto de emisión va dirigido a los inversores, sobre todo a los extranjeros, y se registra en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A partir de ese momento las hipotecas dejan de existir individualmente para convertirse en participaciones hipotecarias (trozos) del contenido de la emisión. La participación suele ser un bono de 100.000 euros y la emisión hasta 5.000 millones de euros. Un fondo de titulización puede contener más de una emisión. Es importante captar este asunto: lo que se coloca en el mercado financiero es una participación de la emisión por lo que un bono de 100.000 euros sería el 0,00002 del total. Al bono se le transmite un derecho sobre el principal del préstamo hipotecario y el interés pactado en el folleto, como ejemplo, Euribor + 0,25. Como se le transmite al bonista el riesgo de impago la ley española se pronuncia que también se debe de transmitir la garantía sujeta al préstamo hipotecario.

Quienes gestionarán ésta participación hipotecaria en el mercado financiero será un Fondo de Titulización, un ente sin personalidad jurídica creado por el propio banco. Lo más relevante de esta intermediación es la que permite al banco sacar de su balance contable estos préstamos como activo en riesgo y así poder soslayar las normas de Basilea III que especifican que los recursos propios tienen que estar por encima del 8% del riesgo. Es de destacar que esta operativa de quitar del balance contable estos préstamos susceptibles de impago, y con la aportación de una garantía también susceptible de perder valor ha sido el motivo del derrumbe de la banca española con el consecuente descalabro de la economía en general y el brutal incremento de la deuda soberana. Es decir, el mismo capital social ha mantenido un creciente endeudamiento que se ha ocultado sacándolo de la vista, al transferirlo, sin dejar constancia registral, al Fondo de Titulización. Es el Fondo de Titulización, que actúa en una estructura de neto patrimonial, (sin capital social, lo que tengo por lo que debo) quien recibe el importe de la colocación de los bonos y los traslada al cedente, que así se llama en el argot financiero al banco que ha suscrito los préstamos.

En esta comedia hay otro actor: la Sociedad de Gestión, controlada por el mismo banco o disfrazada para disimular, que es quien se encarga de colocar en el mercado financiero los bonos hipotecarios y deja muy claro, en el papeleo, que transmite el riesgo al bonista.

CONCLUSIÓN: Hasta aquí el negocio es fantástico. Como se ha descrito el banco sin abonar un solo euro de su caja fuerte ha ingresado el importe del préstamo otorgado al “venderlo” en el mercado financiero.

SEGUNDA ETAPA

El truco de la desaparición del riesgo crediticio

El banco transfiere los préstamos hipotecarios a un Fondo de Titulización de Activos (FTA), que tiene vida propia pero dentro de su estructura. El FTA actúa como neto patrimonial (sin capital social) y es la Sociedad Gestora del FTA quién coloca en el mercado financiero participaciones de una emisión concreta. Lo relevante de este cambalache es la desaparición de los préstamos otorgados del balance contable, lo que permitirá repetir una y otra vez la operación con el mismo capital social. En definitiva el banco elimina de su activo miles de préstamos con garantía hipotecaria y es el Fondo de Titulización quien los mantiene en su balance contable como si fuera otra entidad, pero sin serlo. Entonces es cuando el Fondo de Titulización Hipotecaria transforma miles de millones de euros de los préstamos hipotecarios (MBS en ingles) en diferentes bonos, participaciones y cédulas hipotecarias, emitidas en diversas emisiones y las vende a inversores, a fondos de pensiones, al Estado y al propio Banco Central europeo que acaba de anunciar una compra masiva de + de un billón de euros (Quantitative Easing-).

El objetivo es eliminar el riesgo del activo y cobrar del FTA el dinero correspondiente llenando sus arcas para reiniciar el circuito del crédito. Completando esta operación de titulización, el banco inicia una nueva concentración de préstamos hipotecarios en un “paquete” y repite el camino antes descrito.

Con este tipo de operaciones el banco deja de ser dueño del préstamo, ya que lo es el bonista y la entidad financiera asume el papel de gestor del cobro del nominal más los intereses pactados en el folleto de emisión (Una especie de cobrador del frac).

El truco del prestigitador: multiplicar beneficios a costa de todos.

El negocio del banco consiste en un diferencial entre el precio que cobra al deudor de la hipoteca y el que paga a su acreedor, el bonista, por cuota anual. El banco no cree tener suficiente con éste diferencial y se salta a la torera todo un lote de “prestaciones accesorias”, que se queda para sí, en contradicción con lo manifestado al bonista sobre el rendimiento que obtiene por el préstamo hipotecario.

Destacan en ese lote de apropiaciones que no le corresponden: los intereses de demora, recargos, comisiones por reclamación, prestaciones accesorias y toda clase de condiciones (nóminas, seguros, etc) que incrementan los beneficios de intermediación bancaria y fidelización. Se puede sostener que cuando un banco “vende sus hipotecas” y, al mismo tiempo, modifica las condiciones de la mismas (no permitiendo participar al cesionario de todas las comisiones e ingresos pactados, incluyendo las demoras), está haciendo una novación del contrato, según se desprende del código civil. Todos los contratos hipotecarios incluyen una renuncia (nula, por cierto) sobre la cesión del crédito (porque no es una cesión pura sino parcial o novativa). Cuando el banco cede un préstamo a un FTA, cede lo inscrito en el Registro de la Propiedad, (escritura del préstamo hipotecario) ya que la Ley no contempla la cesión de obligaciones puramente personales: forma de pago, bonificaciones de intereses, la obligación de contratar seguros del inmueble o de vida …….. ni los avales. La razón de no inscribirlo en el Registro de la propiedad sirve para ocultar que esa cesión es una novación. ¿Cuántos avalistas habrán sucumbido bajo este proceder?

CONCLUSIÓN: Hasta aquí el negocio continúa siendo fantástico. Como se ha descrito el banco, por segunda vez, sin abonar un solo euro de su caja de caudales ha ingresado el importe del préstamo otorgado y se lucra con su intermediación bancaria cuando no le correspondería.

TERCERA ETAPA

El Banco Central Europeo auxilia al pobre Banco

Adicionalmente, al trayecto recorrido por el préstamo hipotecario que se describe, el banco recibe el permiso del Banco Central Europeo para crear más dinero financiero al presentar como garantía esta hipoteca. Y con tipos de intereses próximos a cero. De nuevo el banco ingresará en su caja el importe de un paquete de hipotecas, y en esta ocasión, en su pasivo figurará como préstamo a devolver.

CONCLUSIÓN: Por tercera vez el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo inicial otorgado, obteniendo liquidez a un bajísimo tipo de interés.

CUARTA ETAPA

El moroso pierde la garantía que se la adjudica el Cobrador del Frac (Banco) y no el propietario del crédito hipotecario (bonista)

La entidad financiera no tiene ningún interés en llegar a la ejecución hipotecaria mientras pueda ordeñar al cliente, de manera que puede encarecer al máximo el proceso. Eso lo hace aplazando pagos, cobrando intereses de demora sobre intereses no cobrados y todo sin amortizar principal ni intereses ordinarios. ¿No es algo parecido al anatocismo?

El banco controla todo el proceso hasta que el deudor ya no da nada más de sí. Entonces procede a la vía judicial y a la ejecución hipotecaria (desde el 2013 se puede hacer a partir del tercer impago de recibo). Para saldar la deuda se subasta el bien inmueble que lo garantiza y, si no hay postores- que no los hay- el banco se la adjudica al 70% del valor de la tasación. El diferencial, entre el valor del inmueble y el importe de la deuda corre a cargo del hipotecado porqué no se acepta la dación en pago. Es decir, el banco se añade el valor del inmueble, en el activo, y la deuda restante se le adjudica al hipotecado. En el pasivo, ninguna anotación, ya que la operación se extrajo del balance contable. De ésta lucrativa operación por parte del banco sorprende que se pueda adjudicar la garantía vinculada al préstamo fallido, cuando tan solo es el gestor de cobro.

CONCLUSIÓN: Por cuarta vez, el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo pendiente al que se han añadido intereses moratorios y gastos de ejecución, para adjudicarse el bien inmueble y completado con la deuda adicional atribuida al hipotecado.

QUINTA ETAPA

El Banco Malo (Sareb) le compra el inmueble subastado al Banco

QUINTA ETAPA: En el activo del banco figura por una parte el valor del inmueble, y adicionalmente, el importe de la deuda adjudicada al hipotecado. Es entonces cuando interviene la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), que adquiere, con fondos públicos, el inmueble (la garantía) y de nuevo el oscurantismo impide ver el importe de la trasmisión. ¿Se debe suponer que la adjudicación ha sido por el valor en libros del préstamo? ¿Están ganando aún más dinero los bancos con el traspaso a la Sareb? ¿Están dosificando este ingreso para dar beneficios? Además, l’habitatge està com actiu al Fons de Titulització i a més s’està revenent als webs de la SAREB i els BANCS

¿Por qué, no obstante, no se rescata al deudor antes de la ejecución o en la subasta, quedándose la Sareb con el inmueble y salvando del desalojo al deudor?

CONCLUSIÓN: Por quinta vez el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo que figura en libros. A pesar del importe pagado por el Sareb el banco mantiene al hipotecado con deuda pendiente seguramente. Además, la vivienda está como activo en el Fons de Titulización i se está revendiendo a las webs de la SAREB y los BANCS

SEXTA ETAPA

Ordeñar al Estado y al deudor hasta la última gota

Todavía le queda al banco una operación con que lucrarse ya que todo lo legislado ha sido redactado por influyentes despachos de abogados al servicio de la banca y llevado al Congreso de los Diputados para ser sancionado en Ley. La negativa de la banca en aceptar la dación en pago no es solo por la deuda residual (una vez que se ha adjudicado la garantía) sino por lo que puede obtenerse de ella. Normalmente, los bancos ceden estas deudas a fondos especializados en el recobro, existen nacionales y potentes grupos extranjeros que se dedican con ahínco a este menester. La trasmisión de estas deudas se hace a precios de desguace (entre el 5 y 10%). Pero el banco tampoco pelea a brazo partido ya que el diferencial entre su valor en libros y el valor que se obtiene por la transmisión a estos fondos buitres es deducible del Impuesto de Sociedades. Es decir, el dinero público acaba en sus manos por la deducción fiscal.

CONCLUSIÓN: Por sexta vez el banco, sin abonar un solo euro de su caja de caudales, ha ingresado el importe del préstamo saldado por la cesión al Sareb del inmueble en cuestión. Pero a continuación la deuda pendiente la vende a un fondo de recuperación de deudas y finalmente se le faculta a deducir esa minusvalía fiscalmente, complementando la quintaesencia de la operativa bancaria.

CONCLUSIÓN FINAL

Tu hipoteca tiene vida propia en el más allá.

La expansión acelerada del universo de la banca proviene de la propensión a escabullirse de la reglamentación y normativa legislada adaptándola a su conveniencia. El aquelarre y desplome del sistema financiero español, se debe en buena parte, a la desactivación del mecanismo de seguridad que consistía en un equilibrio entre los activos en riesgo y el capital social de la entidad financiera. La manipulación fraudulenta del mecanismo de seguridad, consiste en burlar la información pública de la transmisión del crédito al no constar su inscripción. De ahí todo el carrusel de incidencias en que la entidad financiera se sitúa asumiendo el papel que le conviene en cada momento, desde ser el organizador, el distribuidor del fondo de titulización, el gestor del cobro, y por último el dueño del préstamo y su garantía. En cada uno de los papeles que interpreta se adjudica una minuta. Nada se deja al azar, lo que interesa es el oscurantismo que permita extraer del balance contable las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria y se transfiere a una emisión de un fondo de titulización cuya metodología elimina la relación directa con los préstamos hipotecarios que contiene. Esta desvinculación permite que los bonistas desconozcan la vida en el más allá que pueda llevar su inversión y a la vez no haya nadie a quien notificar que la entidad gestora de cobro (según las especificaciones del folleto de emisión) se adjudica el bien en garantía.

Nos tendría que sorprender que después de centenares de miles de ejecuciones hipotecarias vinculadas a los bonos hipotecarios titularizados, así como a la cédulas hipotecarias (estas no se han citado y si permanecen en el balance contable del banco) en manos de inversores internacionales, no eleven su grito al cielo reclamando su fallida inversión a los bancos españoles cedentes de este producto financiero, que han prescindido de las más elementales cautelas al estimar la solvencia del deudor. Es más que un indicio, que los inversores, sobre todo bancos franceses y alemanes, permanezcan en el más absoluto silencio. Lo que hace suponer que no tienen nada que reclamar. Deben de estar cobrando el rendimiento de sus bonos hipotecarios de acuerdo con las condiciones de la emisión. El dinero público supuestamente destinado a los bancos españoles, está sosteniendo el cumplimiento pactado con los inversores. También se puede decir que todo este tinglado ayuda a que los bancos extranjeros se mantienen en pie gracias a los contribuyentes españoles. Para algo PPsoe+CiU+PNV modificaron en 2011 la constitución española para poner por delante de cualquier cobro los bonos hipotecarios en manos de la Banca extranjera.

Mientras las ejecuciones hipotecarias se han convertido en una pandemia, donde el deudor tiene mermados sus derechos frente a una entidad financiera que tuvo su interés en otorgar el préstamo, ya que el sistema de crédito fraccionario con el que funciona la banca le permitió colocarse en la condición de acreedor sin que de su caja saliera dinero real. Este sistema fraccionario ha sido posible por la inestimable ayuda de toda la clase política durante decenios. Al tiempo provoca vergüenza el derecho institucional de la Banca a la puesta en práctica del milagro de la multiplicación de los panes y los peces de manera desaforada.

PostData: esta entrada es una adaptación más corta y con otros referentes a las otras realizadas por José Manuel Novoa, con su consentimiento, en su blog.

Información relevante obtenida de:

Enlaces de interés: