Sentencia firme: La Audiencia de Bilbao obliga al banco a usar el juzgado especializado para hipotecario y no el que le venga en gana.

En junio del 2017, ante la carga de trabajo proveniente de las reclamaciones por las cláusulas suelo y otras, el Gobierno de Rajoy puso en marcha los juzgados especializados, uno por provincia, para atender la avalancha de demandas. Eso en lugar de agilizar las mismas, ha hecho que en provincias como Madrid y Barcelona, la espera de las familias para tener una sentencia es de dos años. Y no hablemos de cobrar la indemnización del banco pues el 97% de las sentencias son favorables al cliente.

Así, las familias se veían obligadas a usar esos juzgados y muchas se debían trasladar a la capital de provincia con los gastos que eso supone. En cambio, los bancos permanecieron con su derecho de recurrir un incumplimiento de pago hipotecario en cualquier juzgado. Por ejemplo, nuestra web descubrió como las entidades financieras ante los problemas que les causaban las cláusulas abusivas al anular los juzgados muchas demandas decidieron ir por el juicio declarativo. La normativa del Partido Popular, apoyada por Ciudadanos, convirtió ese reglamento de los juzgados especializados en un privilegio para el banco que podía usar el procedimiento y el juzgado que le venía en gana. Así para realizar una ejecución hipotecaria no debía esperar hasta 2 años como sus clientes.

La Audiencia provincial de Bilbao ha acabado con ese privilegio. Uno de los abogados colaboradores de nuestra asociación ha conseguido unificar las dos demandas separadas de cláusulas abusivas y otra del banco de ejecución hipotecaria exclusivamente en el juzgado especializado. El banco se pone en la cola como todo dios. Os reproducimos la noticia de la web del abogado.


BANCOS Y FAMILIAS EN IGUALDAD DE CONDICIONES.

Así es, en los Juzgados especializados también deberán de hacerse cargo de todas las consecuencias de los juicios por ejecución hipotecaria. Y es que acabamos de recibir una resolución de la Audiencia Provincial de Bilbao en la que se sostiene que la demanda que hemos presentado por cláusulas abusivas y las consecuencias de un juicio por ejecución hipotecaria de antes del año del 2013 es correcta.

En un articulo anterior en esta misma web, explicamos qué es lo que sucedía en las tan llamativas ejecuciones hipotecarias anteriores al 2013.
Aquí os dejamos el enlace a la noticia del pasado abril.

Nos devuelven el dinero por daños y perjuicios en una EJECUCIÓN HIPOTECARIA.

Reclamación por daños y perjuicios.

Para que se entienda, nosotros presentamos una demanda con todas las cláusulas abusivas al Juzgado Especializado de Bilbao, y además incorporamos los daños y perjuicios que sufrió nuestro cliente por haber tenido una ejecución hipotecaria anterior al 2013, que es cuando los Juzgados no aceptaban el debatir las tan famosas CLAUSULAS ABUSIVAS.

Una vez admitida la demanda por el Juzgado de Bilbao, éste determinó que los daños y perjuicios debían de Juzgarse en Getxo que es de dónde se Juzgó la ejecución hipotecaria.

Tanto nosotros como los Juzgados de Getxo se opusieron a desdoblar la demanda.

En otras palabras, se opusieron a que hubiese dos demandas en lugar de una sola. Este tema llegó hasta la Audiencia Provincial de Bilbao, la cual como se ve en la parte dispositiva del fallo, donde determinó que los Juzgados Especializados han de entender de todo lo relativo a préstamos hipotecarios firmados entre consumidores y profesionales.

Esta cuestión que hemos logrado, abre la vía para que cuando las entidades financieras hagan juicio a las familias que no puedan hacer frente al pago de la hipoteca, éstos bancos no tengan acceso a cualquier juzgado, evitando de ésta forma el colapso de los Juzgados Especializados.

Es decir, si una familia quiere reclamar cláusulas abusivas, tiene una espera de promedio en Barcelona o Madrid de más de dos años. En cambio si un banco demanda a una familia por no pagar la hipoteca en seis meses como mucho puede incluso tener la sentencia en la mano.

Con esta resolución de la Audiencia Provincial de Bilbao hemos logrado poner en igualdad de condiciones a los particulares y a los bancos.

Andres Giordana, ICAB 42861

La notícia en la web: abogadoslowcostag.


Las familias que perdieron su vivienda antes del 03/04/2013 podrán revocar la sentencia y reclamar daños al Banco y al Estado


SEGURO QUE TAMBIÉN LE INTERESARÁ:




Sobre el dinero III- Curanderos monetarios: excéntricos y herejes

Sobre el dinero (III)

Curanderos monetarios: excéntricos y herejes

Si nos vemos tentados de asegurar que el dinero es el tónico que incita la actividad del sistema económico, debemos recordar que el vino se puede caer entre la copa y la boca

John Maynard Keynes

Los excéntricos del dinero “seguro”

“Si tuviéramos un sistema de ‘dinero seguro’ no habría crisis financieras”. ¡Bum! Miguel Ángel Fernández Ordóñez, alias MAFO,  nada menos que gobernador del Banco de España desde 2006 a 2012, precisamente los años horribilis de la crisis global, revela la piedra filosofal de la estabilidad financiera que evitaría los catastróficos, y cada vez más frecuentes, cracks de las finanzas mundiales.

El eximio personaje, ya jubilado y dedicado, en piadoso propósito de enmienda, a la loable tarea de “corregir los defectos del sistema que nos llevó a la catástrofe”, argüía, en un reciente foro de economía monetaria crítica, que la solución a la recurrencia de las crisis financieras sería, ni más ni menos que prohibir a los bancos privados captar depósitos del público y facilitar el acceso de los ciudadanos a cuentas en el banco central. Cual bálsamo de Fierabrás, la genial propuesta del arrepentido exbanquero lograría, como por ensalmo, la desaparición de los riesgos sistémicos generados por la inestabilidad financiera: “Y este cambio tiene unas ventajas muy importantes pues, mientras el dinero actual es frágil e inseguro, ya que depende del éxito o fracaso de las inversiones de los bancos, pasaríamos a tener un dinero totalmente seguro e independiente de los azares del mercado de préstamos porque el banco central no prestaría el dinero depositado en el mismo. Con ello desaparecerían las crisis bancarias con los costes monstruosos que hemos sufrido”. ¡Albricias! La revolucionaria propuesta de MAFO se inspira en la organización británica Positive Money, colectivo activista en lucha incansable en pos del dinero soberano. Su postulado central es realmente subversivo: separar el dinero del público de los créditos bancarios, impidiendo asimismo a la banca privada crear, a través de la concesión de préstamos, el dinero circulante ‘del mismo aire’, que actualmente representa el 97% del flujo de liquidez de la economía. Al tener los ciudadanos su dinero seguro en depósitos en el banco central, los bancos asumirían los riesgos de sus préstamos erróneos o especulativos, sin arrastrar en su quiebra los ahorros del desvalido público. A través de esta cirugía de caballo se evita el riesgo de colapso del sistema y los costosísimos rescates de la banca con dinero público. Quedarían así radicalmente separadas las dos esferas financieras: el dinero del público–a buen recaudo en el banco central- y el crédito bancario -actuando únicamente como intermediario entre ahorristas y prestatarios-. En esta Arcadia feliz del dinero soberano –de ahí su sobrenombre de ‘excéntricos del dinero libre de deudas’-, las hipotéticas crisis financieras y las quiebras bancarias acabarían con los malos gestores –como en cualquier otro sector económico en el edén de la libre competencia- evitando el “riesgo moral” de que la asunción de riesgos excesivos por parte del casino financiero sea propulsada por la seguridad del rescate del Estado en caso de derrumbe del castillo de naipes. El manifiesto fundacional del lobby del dinero ‘positivo’ enuncia su propuesta principal, parcialmente coincidente, dicho sea de paso, con la ortodoxia neoclásica de todos los manuales convencionales: “este documento presenta una reforma del sistema bancario que quitar a los bancos la capacidad de crear dinero, en forma de depósitos bancarios, cuando conceden prestamos”. ¿Y qué harían los mutilados bancos comerciales en este idílico cuadro de dinero seguro? Lo cierto es que sus, ahora todopoderosas, funciones quedarían bastante laminadas, reducidas a administrar pagos y a actuar como intermediarios financieros puros. Ni más ni menos que el fulcro que sostiene la menguante rentabilidad del capital en la fase neoliberal –la generación de actividad económica a través del dinero-deuda creado por la banca privada- suprimido de raíz. Los dos pilares en los que se sustenta el modo de producción y circulación del dinero moderno, la banca central independiente –capo di tutti capi del sistema financiero global- y la generación de colosales niveles de deuda bancaria hacia las burbujas de activos financieros e inmobiliarios, fulminados por decreto. Los castillos de naipes de derivados, titulizaciones y demás entelequias financieras que propulsan los flujos de liquidez que recorren los circuitos financieros mundiales de la denominada banca en la sombra, derribados de un plumazo. ¡Qué sencillo resulta refundar el capitalismo! Sólo hay que extirpar de raíz su tumoral apéndice financiero-especulativo y asunto resuelto. Más allá de su utopismo anacrónico y su barniz populista, tales ocurrencias se inspiran en teorías profundamente enraizadas en la ortodoxia monetaria. Aunque los excéntricos del dinero ‘libre de deuda’ se sitúen entre las fuerzas progresistas, lo cierto es que tienen notables coincidencias con teóricos del otro extremo del espectro ideológico. Como refiere Alejandro Nadal: “Muchos de los análisis de los movimientos civiles sobre reforma monetaria carecen de solidez teórica. En algunos planteamientos sobre la inflación se acercan a las posturas del monetarismo más añejo. Ignoran, casi por completo, el papel de los bancos sombras y tampoco acaban de entender la relación que existe entre inversión y ahorro: con frecuencia afirman que la inversión sólo puede provenir del ahorro”. Afirman inspirarse en las ideas de David Ricardo, Irving Fischer e incluso el ultra monetarista Friedman, todos obsesionados con el peligro inflacionario y el control estricto de la oferta monetaria pública y del crédito bancario. Incluso los economistas del FMI exploran la revolucionaria medida de “prohibir a los bancos la creación de dinero”. La retrógrada ocurrencia implica asimismo un retroceso a la prehistoria monetaria. La ley Peel, el acta bancaria inglesa de 1844, fue el canto del cisne del intento de detener la expansión de la deuda sin respaldo y la creación de dinero por parte de la banca privada, rasgos sustanciales de la progresiva apertura de compuertas a los crecientes flujos de dinero-deuda hacia la financiación del circuito financiero de producción en la historia reciente del capitalismo. Incluso Friedrich Hayek, el gran pope del libertarianismo thatcheriano, suscribiría la propuesta de los paladines de la regeneración financiera: “los bancos deben erigirse en la conciencia de la colectividad rehusando prestar crédito puro”.

Sigue leyendo




El fraude de las fianzas de alquiler muestra que la Comunidad de Madrid es colaboradora necesaria – también- en el fraude fiscal

El necesario apagón estadístico sobre el fraude de los caseros de la Comunidad de Madrid

Es curioso la manera en cómo sucesos significativos de la vida diaria de millones de personas son ignorados, por lo tanto, no hay datos, por lo que no existen aunque sucedan. Es sospechoso que la clase política preste tan poca atención a la ausencia de datos estadísticos fiables, exhaustivos, sobre la vivienda que, en la España actual, se ha convertido en “LA INVERSIÓN” por los pingües que ofrece. A no ser que esa clase política sea colaboradora necesaria en ocultar a la población esos beneficios de unos pocos, ellos incluidos, en una comunidad autónoma, y sobre todo en Madrid, capital del Reino, tristemente famosa por el “Tamayazo”. No es una casualidad.

El caso es que el Confidencial ha publicado un buen documento de investigación, del periodista David Fernández, sobre la situación de las fianzas de contratos de alquiler depositadas en la Agencia de Vivienda Social – AVS -de la Comunidad de Madrid y el número total de viviendas en alquiler. Y dice: “No hay una estadística fiable. El INE señala que el 24,3% de los hogares madrileños vive de alquiler, es decir, 623.000 de los 2.564.100 que hay en la comunidad autónoma(*1).

El periodista lo hace a partir de las afirmaciones del diputado José Manuel López de Podemos que no entiende el desfase entre las fianzas depositadas en la AVS y el número de viviendas alquiladas a pesar que los hogares en alquiler se han incrementado en número y en proporción. El diputado señala que no ha habido un aumento de población sino que los hogares son ahora diferentes: “Hay parejas separadas, adultos que conviven temporalmente… lo que implica más necesidad de vivienda para la misma población

En la gráfica anterior se indica que en la Comunidad de Madrid, hay casi 2,9 millones de viviendas del censo del 2011 y que en la Encuesta de Condiciones de Vida de los Hogares del INE del 2017 se habían constituido 2,5 millones de hogares que se corresponden con las viviendas principales, donde esta empadronado la gente. De esos 2,5 millones 622.200 hogares viven de alquiler lo que representa un 24,3% (*2).

La ley obliga a que la fianza que el inquilino entrega al arrendador sea depositada en la Agencia de Vivienda Social (AVS). Según los últimos datos que maneja este organismo a 30 de noviembre de este año la AVS gestionaba 310.461 depósitos vivos, es decir, fianzas cuyos contratos de alquiler están vigentes. Cruzando estos datos con el INE la conclusión es sencilla: 623.000 hogares en alquiler menos 310.461 fianzas depositadas suponen 312.000 (52%) alquileres que en principio no están cumpliendo la ley. Los datos de la AVS incluyen pisos y locales comerciales, los del INE solo viviendas. Como esas fianzas depositadas son sobre locales y viviendas, quiere decir que:

  • en la Comunidad de Madrid, muchos locales, no tienen depositada la fianza.
  • en la Comunidad de Madrid, las viviendas, en situación legal, son muchas menos que 52%. Podríamos estar hablando entorno al 30%.
  • Como las fianzas que si están depositadas de locales y viviendas representan 109,6 millones de euros, el gobierno del Partido Popular renuncia a otros más 150 millones para su cometido legislado: “mientras gestiona ese dinero, la administración debe destinarlos a la promoción pública de viviendas y a obras de rehabilitación y remodelación de las zonas más desprotegidas“.

Para la directora-gerente de la AVS de la Comunidad de Madrid, Isabel PINILLA, gobernada por el PP con el apoyo de Ciudadanos,que seguramente el 65% de los contratos de alquiler de viviendas y locales no depositen la fianza no es ni fraude ni irregularidad, solo es una falta administrativa. La fianza es una garantía que el inquilino entrega al arrendador para garantizar el cumplimiento de las condiciones pactadas en el contrato. El depósito de esta fianza es obligatorio y gratuito. Y debe hacerla el arrendador. Si no lo hace es que se ha quedado la fianza en su bolsillo.

La Comunidad de Madrid realizó 426 inspecciones en 2017, que acabaron en 275 expedientes sancionadores y una recaudación de 116.256 euros. Por el volumen de fianzas fuera de ley se puede concluir que el Gobierno del Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos no tiene mucho interés en destapar un fraude. Y eso, que saben que el arrendador que oculta la fianza a la administración quiere decir que, también oculta, defrauda a la Hacienda Pública.

¿Qué arrendadores defraudan en las fianzas y seguramente al fisco?

Si ante el fraude que denuncia Podemos en Madrid, la Administración de la derecha madrileña se inhibe quiere decir que hay poderosos intereses detrás. El inmobiliario es hoy de los pocos sectores económicos que muestran un vigor impresionante y unas rentabilidades por las nubes que el mismo Banco de España sitúa en el 11%. Hay mucho fraude en el alquiler, mucho dinero negro denunciado por GESTHA, los inspectores de Hacienda, y por el propio diputado López. Hablamos de muchos millones de euros si consideramos el incremento en el volumen de viviendas en alquiler en Madrid, 98.500 en 5 años, por los precios desorbitados de la burbuja, por las rentabilidades de dos dígitos y por el bien de perseguir el fraude fiscal de una Hacienda pública esquelética. ¿ Cúales son los caseros a los que PP y Ciudadanos no quieren ni investigar ni sancionar?

El rotativo del que analizamos la noticia – El Confidencial – afirma con datos que son los pequeños propietarios donde se condensa el fraude (*3). Dice que las grandes empresas: fondos de inversión, Socimi, grandes inmobiliarias y banca poseen un pequeño porcentaje de viviendas en alquiler y no suelen tener su negocio fuera del marco legal. Les basta con los enormes incentivos fiscales para practicar el llamado “alquiler profesional” (*4).

España es un país de muchos “pequeños propietarios que no de proletarios” como impuso el franquismo en 1959 y que explicamos muy bien nosotros en este reciente artículo: El incremento de los desahucios de alquiler y ocupaciones tienen su raíz y causa en la estructura franquista del Estado español. La sociedad de los propietarios iniciada en el franquismo y alimentada por el régimen del 78 ha creado una enorme base de pequeños propietarios que es el substrato social conservador y reaccionario cautivo de los partidos constitucionales. Esos son los arrendadores que no quieren vigilar el PP ni Ciudadanos, con la vista gorda del PSOE, es el voto cautivo castizo que les ha mantenido en el poder desde el 2003 con el tamayazo. Como reconoce GHESTA en las grandes ciudades hay muchas sociedades patrimoniales, familiares, de uno a varios millones de euros. Los datos revelan que en Madrid los arrendadores practican el fraude en las fianzas y al fisco.

Poner orden legal y fiscal en el agujero negro de los arrendadores de viviendas y locales en la Comunidad de Madrid

A pesar que España es un paraíso fiscal para los propietarios físicos -IRPF- y jurídicos -Sociedades- de viviendas alquiladas para practicar la elusión fiscal (*5) los datos que hemos mostrado indican que hay mucho trabajo de las inspecciones de las administraciones autonómicas y locales en la capital y en los pueblos madrileños. Pero también hay que poner freno a la enorme burbuja del alquiler que provoca un enorme sufrimiento a más de dos millones de madrileños, que forman parte la mayoría de ellos del precariado.

El arraigo de la injusticia social, la cultura del pelotazo fiscal, de una Ley de Arrendamientos Urbanos totalmente sesgada contra el inquilino pone sobre la mesa de las organizaciones sociales y partidos de izquierda un enorme trabajo de unidad para dar un vuelco a la burbuja del alquiler. Hay que poner “luz y taquígrafos” en ese agujero en que se ha convertido el llamado mercado del alquiler totalmente desregulado. Pero la regulación no puede ser sólo de precios, también fiscal y legislativa. No nos podemos equivocar en el camino escogido porqué el trabajo a desarrollar es muy costoso frente al sector inmobiliario con fuertes intereses nacionales e internacionales económicos y financieros donde están implicados hegde funds, la banca, la titulización de deudas, el BCE etc…

España no posee un parque de vivienda pública y asequible que pueda aproximarlo a medidas que tampoco acaban de funcionar en Europa: la regulación de precios medios sobre las desorbitadas rentas de alquiler actuales sería legalizar por Ley la Burbuja inmobiliaria del alquiler desde el 2002.

Cómo regular una situación así de salvaje? Adelantamos lo que consideramos serían las medidas más lógicas evitando la picaresca de los arrendadores que ha acompañado la implementación de aquellas medidas en los países donde se ha intentado por el método de franjas de precios medios en “zonas tensionadas“. Todas las medidas que explicamos a continuación evitan el enorme colapso burocrático que supone el engorroso y escurridizo control de precios según índices en un mercado libre.

DOMESTICAR EL MERCADO LIBRE DE ALQUILER: JUSTICIA FISCAL y SOCIAL

  • Congelación de alquileres y prórroga forzosa (excepto en caso de necesidad familiar justificada).
  • contrato publico único, inspeccionado por las Oficinas de Vivienda, donde este prohibido cargar los impuestos y los gastos de mantenimiento a los inquilinos. Todo para evitar el doble cobro de los mismos a Hacienda y al inquilino. Inspección técnica de las viviendas arrendadas y de la cédula de habitabilidad con revisiones cada 5 años.
  • Si la Agencia Tributaria suprime las desgravaciones fiscales de los arrendadores (4 millones de caseros) se pueden realizar desgravaciones fiscales sobre la totalidad de inquilinos (4 millones de hogares) según baremos de rentas pagadas y renta familiar disponible… relacionado con un 30%. Con ello conseguimos acabar el fraude fiscal de los arrendadores pues conoceremos la totalidad de alquileres que cobran.
  • Eliminar todas las desgravaciones fiscales a los arrendadores para que tributen como una ganancia más.
  • Gravar fiscalmente las viviendas “urbanas” vacías y crear un impuesto sobre las ventas de viviendas que no sean para primera residencia para evitar que los propietarios boicoteen todas estas medidas no poniendo en el mercado sus viviendas vacías en alquiler o vendiéndolas.

Medidas complementarias para hacer efectivas las anteriores

  • Ligar los gastos deducibles a la edad de la finca y de la vivienda. Las exenciones fiscales de gastos en fincas adultas sólo pueden estar relacionadas si hubo reformas y mejoras de habitabilidad, energéticas, etc.
  • Eliminar los incrementos del recibo del alquiler por mejoras arquitectónicas, instalaciones o estéticas de la vivienda para evitar el doble cobro a Hacienda y al inquilino.
  • La deducción por amortización catastral del edificio se suprimirá a partir de la edad adulta del edifico que se apruebe.
  • Municipalización del suelo urbano para que deje de formar parte del negocio inmobiliario de las transmisiones patrimoniales y las ventas

Salva TORRES, activista de 500×20


Notas a pie de página.

  1. El Confidencial, El mercado ¿real? del alquiler: 310.461 pisos y locales han legalizado la fianza en Madrid.
  2. Instituto Nacional de Estadística, Hogares por régimen de tenencia de la vivienda y comunidades autónomas.
  3. El Confidencial, Socimis, promotoras y fondos irrumpen con fuerza en el mercado del alquiler.
  4. prouespeculacio.org, Blackstone: el mito de las socimis y la concentración de la propiedad inmobiliaria en España.
  5. wikipedia, elusión fiscal: es cualquier acción, en principio por vías legales, que persigue evitar o minimizar el pago de impuestos…

SEGURO QUE LE INTERESARÁ:

¿cómo saber si el contrato de alquiler es legal y declarado al fisco? actualizado 2018

Sí…. se puede y se debe denunciar al casero por fraude fiscal y por fianza no declarada del alquiler.

¿Cómo salvar tu piso de un desahucio? actualizado 2018




Nueva vía: si hay nulidad de la cláusula de constitución de la hipoteca está debe ser borrada del Registro de la Propiedad

Hace unos días escribimos en nuestros blogs que el problema de los gastos de constitución de hipoteca y el de actos jurídicos documentados les acabábamos de dar un nuevo vuelco. Para los que no nos seguís les refrescamos la memoria.

CLÁUSULA DE CONSTITUCIÓN DE HIPOTECA:

NO SUPERA EL ANÁLISIS DEL CONTROL DE TRANSPARENCIA,

TORNÁNDOSE EN ABUSIVA, POR LO TANTO NULA,

DEBIENDO TENERSE POR NO PUESTA DESDE EL MISMO MOMENTO

DE LA FIRMA DE LA ESCRITURA

La cláusula de constitución de la hipoteca es una cláusula abusiva. ¿por qué? pues porque no ha sido negociada nunca en su términos y contraviene la directiva Directiva 93 13 CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los consumidores.

La cláusula mal llamada de constitución de hipoteca, que debiera ser de “constitución de garantía hipotecaria“, es en realidad “contrato accesorio” a la “obligación principal” que recoge el objeto esencial de la escritura- el préstamo- y la adecuación entre la financiación concedida y su retribución, a través de sus correspondientes intereses. Ese “contrato accesorio”, que se ha añadido a la práctica hipotecaria española desde tiempos inmemoriales tiene un problema desde el año 1993 al subscribir nuestro país las leyes comunitarias y en este caso la de defensa del consumidor. Ese “contrato accesorio” no está legislado en ley alguna, es una imposición del banco contra usted, no existe en otros países.

Ese “contrato accesorio” que integra la garantía hipotecaria, constituye una exigencia de las entidades financieras para conseguir mayor seguridad ante la posibilidad que la parte prestataria pueda caer en morosidad en relación con la “obligación principal”. La “obligación principal” podría substituirse perfectamente sin el “contrato accesorio“. De hecho, sucede de forma cotidiana en los préstamos y créditos personales, dado que existe una responsabilidad patrimonial universal del deudor, establecida en el artículo 1.911 del Código Civil, conforme a la cual éste responde con todos sus bienes presentes y futuros en tanto que la deuda no esté totalmente satisfecha.

Cómo se observa en la imagen superior la cláusula se describe a si misma diciendo que la hipoteca responde por:

  • con el valor del préstamo subscrito – principal– ,
  • añade otras cantidades de dinero como los – intereses – por un tipo de interés y un tiempo determinado,
  • por x meses de intereses moratorios
  • y una cantidad arbitraria, decidida por la entidad financiera, de costas y gastos, en caso de mora.

Pero el problema es que sobre eso luego se calculan impuestos, lo que significa, que sobre una cláusula no negociada se pagan por hechos que incluso no podrían suceder. Por ejemplo, si un deudor amortiza total o anticipadamente una parte del préstamo ¿por qué razón ha pagado impuestos por intereses moratorios y costas y gastos procesales? Si esa cláusula que es abusiva no existiera nunca hubiera pagado la parte correspondiente del IAJD por ejemplo. Eso puede bastante dinero con sus intereses desde el inicio del préstamo.

Hay mucha más consecuencias si esa cláusula es declarada nula. En el Registro de la Propiedad, lo que consta de su “hipoteca” es precisamente la garantía. En ningún lugar consta el préstamo, o sea, el contrato sobre “obligación principal”. Sólo se inscribe el “contrato accesorio” la garantía. Si usted gana en los juzgados una sentencia sobre esa cláusula debería ir al Registro de la Propiedad y exigir que la hipoteca fuera borrada del Registro. ¿Qué pasaría entonces? no se preocupe por el banco ya decidirá como se va a cobrar el préstamo pero seguro que no por la vía ejecutiva. Los servicios jurídicos de las entidades ya saben hace tiempo que están en falso y muchas no acuden a la vía de ejecución hipotecaria sino a la ordinaria.

Para muestra de lo que decimos les presentamos este vídeo de uno de los abogados que defienden a los afectados/as y que dio con otros abogados colaboradores la charla que organizamos el pasado 25 de noviembre en nuestro local sobre legislación hipotecaria y cláusulas abusivas.

Hay más consecuencias de la nulidad de la cláusula de constitución de la hipoteca o garantía. En el Registro de la Propiedad no podrían dar copias ejecutivas de la hipoteca, con lo cual al mismo tiempo se podrían exigir la nulidad de las ventas a terceros – fondos buitre- de los préstamos entrados en mora. Casi nada.

Lean el documento entero que publicamos con los descubrimientos realizados por nuestros compañeros de PAH Madrid >>>


SEGURO QUE TAMBIÉN LE INTERESARÁ>>>>




Pasa en Francia, ¿Cuándo, aquí?

El movimiento de los Chalecos Amarillos es el resultado de políticas capitalistas y estalla cuando se aumentan los impuestos del diésel: en una situación de tal complejidad, las propuestas supuestamente pensadas para luchar contra el cambio climático, no sólo son una carga insostenible para las clases populares, sino que no hacen que los ricos deban cambiar su manera de vivir y acaban pagando por el cambio climático los menos culpables.


No se puede entender ni encontrar soluciones a los conflictos que se están  dando en todo el mundo sin incorporar a la ecuación la crisis climática y de recursos materiales y energéticos. El capitalismo, como el animal malherido que lucha por asegurarse la supervivencia, es cada vez más feroz. Ha declarado tácitamente la guerra contra las clases populares / medias, la humanidad, la biosfera.

Un tweet de Donald Trump dirigiéndose a Francia y poniendo contra las cuerdas al presidente Macron, lo constata. Decía el presidente de Estados Unidos: “Tal vez sea el momento de acabar con los ridículos y extremadamente caros ‘Acuerdos de París’ y devolver el dinero a la gente en forma de impuestos más bajos”. Un tweet que, además del ‘negacionismo climático’, la caridad económica y el rechazo de la crisis social derivada de las políticas capitalistas que rezuma, llama a la confrontación. ¡Execrable!

El movimiento de los ‘Chalecos amarillos’ es el resultado de las políticas de estabilización monetaria practicadas por la Unión Europea en todo este siglo y que han llevado a la precarización y hecho más pobres a las clases populares y medias, mientras enriquecían aún más a las élites. ‘Gilets jaunes‘ estalla cuando el gobierno aumenta los impuestos al diésel, carburante que muchos franceses de regiones deprimidas, deficitarias en escuelas y sanidad, y sin acceso al transporte público [porque el gobierno eliminó estaciones y ferrocarriles, que fueron sustituidos por autobuses ‘low cost’ y que en muchos casos también se han suprimido], necesitan para moverse y trabajar.

Para poder vivir con dignidad en Francia se necesitan 1.700€. Ni obreros, ni empleados, ni agricultores, ni artesanos, ni comerciantes ingresan esa cantidad, víctimas de sueldos estancados desde hace 10 años y un aumento de precios constante que les lleva a cruzar la frontera para comprar más barato. En consecuencia, ni las clases populares ni gran parte de las medias, disponen de un sueldo que las sitúe en el nivel de vida medio, 1.730€. Mientras que las clases más adineradas han aumentado en estos tiempos un 10% sus ingresos, unos 1.000€ de media, y han sido favorecidas, por ejemplo, con la reducción del impuesto sobre el patrimonio.

A la ecuación hay que añadir la de los migrantes de procedencia que ya viven en el país y la de sus hijos/as, nacidos en Francia pero la mayoría sin esperanzas de futuro atractivas, y también la de los que llegan huyendo de los resultados devastadores del calentamiento y de las gobernanzas explotadoras, dictatoriales, vendidas a las multinacionales que se llevan las riquezas. Todo ello, difícilmente se arregla con la propuesta de Macron de aumentar 100€ el salario mínimo y situarlo en los 1.285€/mes, aun muy por debajo de las necesidades reales. El salario mínimo en Francia es ahora de 1.498,47 euros brutos mensuales, lo que equivale a 1153 netos.

Pagar sin ser culpable

En una situación de tal complejidad, las propuestas capitalistas supuestamente pensadas para luchar contra el cambio climático (como subir el precio del diesel/carburantes), no sólo son una carga insostenible que castiga a las clases populares y medias, sino que no hacen que los ricos tengan que cambiar su manera de vivir. Por lo tanto, ni se aborda la raíz del problema ni se disminuyen las diferencias sociales. Y terminan pagando por el cambio climático los menos culpables.

En el cerebro de muchas personas, sin embargo, en Francia y otros lugares como España, permanece la idea de volver a 2007, al momento anterior a la última crisis, que ha despojado a tanta gente y ha enriquecido precisamente a sus causantes. Eran momentos en los que, en la memoria de las personas, había futuro, lo que ahora no vislumbran. Contrariamente, la crisis climática y de recursos materiales disponibles nos conduce a todo lo contrario, a una época en que ni la abundancia, ni el consumo, ni la posesión serán indicadores del buen vivir: ‘ser’ más que ‘tener’ es la motivación que debería definir el futuro. Una idea paradójica para aquellos que sueñan con volver a tiempos mejores. Y los tiempos mejores, por mucho que nos pese, no pueden volver.

No debemos olvidar que la temperatura, según los datos oficiales del IPCC, ha subido 1ºC desde la época preindustrial y hasta 2015, y que desde entonces aumenta a un ritmo de 0,2ºC por década. En otras palabras, que al ritmo actual el +1,5ºC de incremento que según los Acuerdos de París ‘no se debería sobrepasar, se alcanzarán en 2.040. Y que los + 1’7ºC que marcan la barrera – según asegura el informe IPCC presentado en Incheon, Corea del Sur, en octubre pasado – a partir de la cual no hay ni dinero ni energía para revertir el aumento de la temperatura, se alcanzarán en 2.050 como muy tarde.

[En Catalunya la situación es peor. La temperatura aumenta 0,25ºC por decenio desde 1950, lo que, según datos del Servicio Meteorológico, sitúa la anomalía de temperatura ya por encima de los + 1,7ºC. Y peor: desde 1991 el aumento por década es de 0,4ºC, lo que colocará los +2ºC a mediados de la próxima década].

Es urgente, pues, aplicar nuevas políticas que combatan el cambio climático, pero las clases adineradas, las que tienen los recursos económicos, no las quieren pagar y apuestan por continuar acumulando, buscarse la vida en condominios a los que sólo ellas tengan acceso y esforzarse en la búsqueda de tecnología que anule/revierta el calentamiento- como mínimo donde ellas habiten -, en inteligencia artificial que les asegure el dominio, convertirse en la conciencia de una máquina, les dé la eternidad o acceso a la última nave que lleve a privilegiados y sirvientes escogidos, a un ‘nuevo mundo’. Cualquier cosa salvo de perder sus privilegios de clase y el control de la sociedad. Están poniendo en marcha una estrategia autárquica. Se están asegurando disponer de energía, materiales, tierras, mano de obra barata/esclava modificando la legislación, de seguridad/ejércitos a su servicio, mientras se van aislando de las tensiones sociales.

Y las clases más desfavorecidas están cansadas de pagar, de ver como su vida cada día es más difícil, de no saber cómo será el futuro de sus hijas e hijos. Hartas, sin futuro, exprimidas y añoradas, salen a la calle a buscar lo que ya no les da – desde hace muchos años – la política. Y dado que dicha izquierda – mayoritariamente – los ha abandonado, porque nunca ha querido abandonar el capitalismo, porque nunca se ha creído los límites planetarios, porque ha preferido ser antes la casera de las élites que los dirigentes de la emancipación de la mayoría, votan falsa esperanza servida por visionarios mentirosos – Bannon, Trump, Aznar / Casado / Rivera / Vox, Salvini, Le Pen / Orban y demás demagogos: poner los que queráis – que les dicen que hay vida en la extrema derecha que es, de hecho, el último bastión del mismo capitalismo que les está despojando/oprimiendo – repasad la historia de los años 20 y 30 del siglo pasado -.

Todos contra dicha transición ecológica por motivos muy diferentes y no igual de justos. Unos, por interés -las clases adineradas favorecidas -, los demás, porque no tienen otro remedio, dada su situación económica y el peligro, cierto, de caer en la exclusión. La lucha entre dos necesidades, – que las élites que no sólo no tienen ninguna intención de resolver sino que alimentan para mantener a la mayoría dividida y enfrentada. Las necesidades del día a día confrontadas con la obtención de futuro. La paradoja perfecta que conduce al colapso mientras las clases adineradas hacen caja.

La transición ecológica, que en realidad es una revolución, no se hará si no es socialmente justa, equitativa, transparente, sincera. No se puede hacer beneficiando a los más ricos y perjudicando a las clases más necesitadas a las que se rebaja/margina/excluye. No tiene sentido que el presidente de Francia suba los carburantes imprescindibles para las personas con rentas bajas y que viven en sectores donde el transporte público no es eficiente o simplemente ni existe. Sería más lógico facilitar el transporte público suficiente y económicamente asequible y territorialmente próximo, antes de subir los carburantes.

Pero se ha dejado pasar el tiempo y ya no queda. Tampoco tiene sentido que suba el diesel justificándolo en el cambio climático, cuando la crisis de este combustible viene derivada de la disminución [pico] del petróleo convencional mientras que el petróleo ligero procedente del fracking – EEUU – y que ha inundado el mercado , no sirve para refinarlo. La crisis actual del diesel, pues, no es estrictamente climática, y justificar un aumento de tasas por este motivo es una mentira/fraude.

La gran mentira, sin embargo, es ‘vender’ la idea de que es posible la mal llamada ‘transición’ sin cambiar de sistema económico. Que es posible reducir emisiones creciendo indefinidamente. Que es posible financiar la transición/revolución sin perderlo todo por causa de la deuda – preguntad a los países del sur víctimas del consenso de Washington -.

Combatir el cambio climático, no a las clases populares

Sólo con decisiones políticas como la de los franceses Pierre Larrouturou, ingeniero, y Jean Jouzel, científico climático y Nobel de la Paz, que proponen la creación de un Banco del Clima, financiado con el dinero que el Banco Central Europeo  da cada año a los bancos privados, se puede abordar la crisis con alguna esperanza de solución sin romper con el sistema económico. La idea sería dedicar el billón de euros anuales que se destinan a financiar los bancos privados a financiar todas las inversiones necesarias para salvar el clima y crear trabajo. En otras palabras, que los gobiernos no tengan que ir a la banca privada a buscar financiación con tipos de interés que hipotecan el futuro de la ciudadanía, tal y como ahora mismo están obligados a hacer por causa de los tratados europeos.

De todas formas, y se haga lo que se haga, al final aflora la contradicción que supone crecer indefinidamente en un planeta finito, una necesidad ineludible del sistema económico vigente y una paradoja señalada ya en los años 70 en los ‘Límites del Crecimiento’ [Meadows , Donella  H.; Dennis L., Meadows; Randers, Jørgen; Behrens], que inevitablemente lo hará implosionar.

La lucha contra el cambio climático no se limita a evitar el calentamiento, significa preservar la vida para todas, sin exclusiones, con igualdad y equidad para evitar el colapso y la extinción. Ante la crisis innegable, las contradicciones y las amenazas, hace falta una respuesta contundente de la ciudadanía, exigiendo a los gobiernos que digan la verdad y promuevan políticas legalmente vinculantes, que obliguen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Reducción ideal: cero emisiones en 2025. Sí, sí, 2025 si de verdad no se quieren rebasar los 1,5ºC de aumento de la temperatura respecto a la era preindustrial.

Pero se necesita algo más, una vez explicitada la contradicción de intereses entre las élites y la ciudadanía. Tal y como describe el movimiento Extinción/Rebelión nacido en Gran Bretaña, se precisa de una ‘Asamblea Nacional de la Ciudadanía ‘para superar los intereses electoralistas de los partidos, con capacidad para supervisar los cambios y como herramienta de una democracia avanzada. En Catalunya se la llamó ‘Parlamento Ciudadano’. Esta Asamblea Ciudadana debe tener la última palabra sobre las políticas que definan la transición/revolución, sobre la agenda ecosocial que debe regir el futuro. Y ello, metéroslo en la cabeza, será imposible sin desobedecer de manera no violenta, sin desobediencia civil y pacífica, sin romper con las inercias sociales, culturales, institucionales. Nos va en ello el futuro y la vida y sólo podemos salvaguardarlos juntas.

publicado en Catalunya Plural / autorización de Josep CABAYOL

Josep Cabayol | Ester González | Siscu Baiges




sobre el dinero: La Teoría Monetaria Moderna – Rolando Astarita

La “Teoría monetaria moderna”

La TMM también es conocida como “neo-cartalismo”; “Dinero como criatura del Estado”; “Tax-Driven Money”. En lo esencial, combina la concepción cartalista de dinero, con el enfoque poskeynesiano. Presento sus ideas más generales, basándome en los artículos de L. Randall Wray, Eric Tymoigne y Pavlina Tcherneva, citados en la bibliografía; también he utilizado el blog de Wray; y los trabajos, más bien críticos hacia la TMM, de Thomas Palley, Marc Lavoie y Louis-Philippe Rochon y Matías Vernengo, también citados.

Empiezo recordando que el cartalismo sostiene que el dinero es una creación del Estado. Keynes fue partidario del enfoque cartalista, que es opuesto al de la ortodoxia mainstream. De acuerdo a esta última, el dinero evolucionó a partir del trueque y de la necesidad de abaratar los costos de transacción; y su principal función es ser medio de cambio. En cambio, según Keynes (1996) y los cartalistas, para que el dinero sea medio de cambio debió ser antes, o al mismo tiempo, unidad de cuenta. Por eso, dice Keynes, “[e]l dinero de cuenta, en especial aquel en el que se expresan las deudas, los precios y el poder general de compra, es el concepto básico de la teoría del dinero” (p. 29). Pero con los contratos se introducen la ley y el Estado que los hace cumplir y establece con qué dinero de cuenta se deben cumplir las obligaciones contraídas. Es por este acto, entonces, que se instituye el dinero. De nuevo, en palabras de Keynes, “la era cartalista, o de dinero estatal se alcanzó cuando el Estado se atribuyó el derecho a declarar cuál es el dinero de cuenta que en un momento determinado debe considerarse como dinero” (p. 30).

Esta idea es retomada por los partidarios de la TMM. En lo esencial, sostienen que el Estado instituye el dinero no tanto porque lo defina como de curso legal, sino porque acepta recibirlo por el pago de impuestos. Esto es, el fiat money, o el dinero de alta potencia emitido por el Estado, que es de curso legal y forzoso, tiene valor, según la TMM, porque sirve para pagar impuestos (o multas, o similares). Por eso el dinero existe en el contexto del poder del Estado de recaudar impuestos y de declarar que acepta el dinero por él emitido para el pago de esos impuestos. En este punto aclaremos que, si bien la TMM recurre a la historia del dinero y la moneda, su argumento principal no es histórico, sino lógico. Afirma que al margen de lo que haya sucedido en remotos tiempos históricos, en los sistemas monetarios modernos los impuestos son suficientes para que se establezca la aceptación y el valor del dinero.

En consecuencia, los neo-cartalistas sostienen que actualmente el Estado puede crear todo el dinero que desee, y comprar todas las cosas que desee comprar. El circuito es: el Estado inyecta dinero a través de gastos y adelantos en el sector privado, y ese dinero luego es reabsorbido con la recaudación de impuestos, o la devolución de los adelantos. Por eso, siempre según la TMM, el emitir dinero y el recaudar impuestos no son alternativos, sino acciones que se producen en diferentes momentos del circuito. En esta lógica, además, un déficit fiscal tiene como contrapartida que el sector privado acumula superávit; en otros términos, la deuda nacional neta suma riqueza financiera neta al sector privado. La “déficit-fobia” no tiene base racional, ya que el gasto siempre puede ser financiado con la creación de moneda. Los impuestos no se necesitan para financiar el gasto estatal (que ya se produjo), sino para generar la demanda de dinero. Y la colocación de bonos de deuda por parte del Estado no tiene como objetivo financiar el gasto, sino drenar las reservas excesivas de los bancos, a fin de lograr los objetivos propuestos de tasas de interés. Por eso tampoco existe una carga para el Estado por las deudas, ya que sus servicios siempre se pueden cumplir acreditando reservas bancarias. Un gobierno que emite su propia moneda nunca puede ser forzado a un default involuntario. Habría problemas si el gobierno se endeuda en moneda extranjera, pero esto casi no se necesita.

La TMM subraya entonces que el impedimento para emitir solo existe en regímenes de convertibilidad (por caso, bajo el patrón oro); o cuando el Estado renuncia a su propia moneda. Por eso la TMM es crítica de la Unión Monetaria Europea, o de un sistema de convertibilidad como el que hubo en Argentina en los 1990; y sostiene que debe evitarse la emisión, por parte de los Estados, de deuda nominada en moneda extranjera.

Los partidarios de la TMM critican también la idea de que la emisión para financiar el déficit genera inflación. La inflación no se produce por emisión, sino solo cuando la demanda supera al producto. Por caso, si el déficit fiscal fuera demasiado elevado en relación a los ahorros netos deseados por el sector privado, habría presiones inflacionarias por demanda en el punto cercano al pleno empleo. Pero hasta tanto no se llegue a ese nivel, la emisión no entraña un peligro inflacionario significativo.

Agreguemos todavía que, de acuerdo a la TMM, debido a que el Estado tiene el monopolio sobre su moneda, posee la facultad de establecer la tasa de interés y cómo la moneda se cambia por otros bienes y servicios. O sea, puede determinar el valor del dinero, ya que establece cuánto dinero de alta potencia entrega a cambio de una hora de trabajo, o de algún bien.

Recomendaciones políticas y el “empleador de último recurso”

Como sostienen Tymoigne y Wray (2013), la TMM deriva conclusiones políticas específicas acerca de la política fiscal, monetaria y financiera. Sostienen que el Estado debe involucrarse directamente a lo largo del ciclo económico, estableciendo programas macroeconómicos que manejen la fuerza laboral, los mecanismos de precios, los proyectos de inversión, y que monitoreen los desarrollos financieros. Deben ser programas permanentes y estructurales (o sea, no se limitan a “sintonía fina” más o menos discrecional). Asimismo, proponen el control del crédito, la socialización de la inversión y en las economías abiertas, el control de capitales.

Dentro de este enfoque político general, la TMM ha enfatizado que el Estado tiene el poder (dada su facultad de emisión) de acabar con la desocupación contratando toda la fuerza de trabajo que no haya encontrado empleo por un salario más alto en el sector privado. El Estado se transforma así en el “Empleador de último recurso”. Actuaría como un amortiguador, absorbiendo fuerza laboral proveniente del sector privado en períodos de baja actividad económica, y suministrando fuerza laboral al sector privado durante las fases de reanimación. Se trata de una propuesta diferente de la que tradicionalmente se asocia con el keynesianismo, que es estimular la demanda y por esa vía aumentar el empleo. Por eso también los defensores de la TMM desconectan el pleno empleo del crecimiento económico.

Es ilustrativo que los defensores de la TMM hayan sostenido que el Plan “Jefes y jefas de hogares”, puesto en marcha en Argentina durante la crisis de 2001-2002, fuera un caso ejemplar de creación de trabajo modelado según su propuesta. En palabras de Tcherneva y Wray (2005), el plan “Jefes…” habría demostrado las formas en que el “Empleador de último recurso” puede avanzar un sentido de “deber cívico, ciudadanía, cohesión social, reciprocidad e involucramiento comunitario”. Y “contribuir a redefinir el significado del trabajo al reconocer que determinadas formas de trabajo, tales como el cuidado y el involucramiento comunitario son útiles socialmente”. Según Tcherneva y Wray, el plan argentino había tenido un “impacto transformador sobre la pobreza y la desigualdad de género”.

En conclusión, de estar en lo cierto el enfoque de la TMM se podría solucionar la desocupación en el capitalismo sin alterar de manera significativa las estructuras sociales. Para eso bastaría con superar la “déficit-fobia”, creada artificialmente por el monetarismo y la ortodoxia neoclásica. Además, la experiencia en la Argentina de comienzos de los 2000 habría avalado, al menos parcialmente, el programa de la TMM. Y siendo Argentina un país con “soberanía monetaria” (según Wray y Tcherneva), las condiciones incluso estarían dadas para eliminar la desocupación (y con ella, ¿también la pobreza y la indigencia?) por el simple recurso de emitir dinero. Es la receta que han “comprado” algunos economistas y científicos sociales del subdesarrollo criollo.

reproducción de una parte del documento de título original: Economía K y la “Teoría Monetaria Moderna” (1)

rolandoastarita.blog




CaixaBank pierde juicio ordinario hipoteca por falta de legitimación activa. El juez se pregunta si el Fondo tiene poderes que hace el banco presentando una demanda ordinaria.

El juzgado de Instrucción nº 2 de Alcobendas pone en su sitio a CaixaBank y estima toda la defensa de uno de nuestros abogados colaboradores.

  • falta de legitimación activa por titulización
  • anulación cláusula de vencimiento anticipado.
  • todas las cláusulas abusivas de constitución de la hipoteca a cargo del banco
  • las costas las paga CaixaBank

La actora presentó una demanda ordinaria de reclamación de deuda hipotecaria usando todas las cláusulas inscritas en la escritura como si se tratara de una ejecución hipotecaria. Esta nueva manera que descubrimos en este blog hace año y medio se ha vuelto la preferida de la  mayoría de entidades financieras porqué ahora temen la vía ejecutiva hipotecaria, que supuestamente favorecía los intereses de la banca. Los continuados reveses de la justicia europea a la española y el ridículo esperpéntico del Tribunal Supremo han hecho desestimarla.

La falta de legitimación activa de CaixaBank

CaixaBank acepto que tenía la hipoteca titulizada por lo que el Juez del Juzgado de Instrucción nº2 de Alcobendas se preguntó, de alguna manera, en los fundamentos de derecho de la sentencia porqué no había sido la Sociedad Gestora del Fondo de Titulización la que había presentado la demanda en lugar de CaixaBank.

La sentencia dice así:

La legitimación procesal del Fondo de Titulización cesionario del crédito plantea algún problema, relacionado con su falta de personalidad y con la consecuente dificultad para la inscripción en el Registro de la Propiedad, pues, hasta la referida modificación legal no era posible la inscripción en el Registro de la Propiedad de la transmisión del crédito con garantía hipotecaria a que da lugar la titulización, puesto que el art. 9 de la Ley Hipotecaria exigía en su apartado 4 que en la inscripción en el Registro se haga constar “la persona natural o jurídica a cuyo favor se haga la inscripción” y el art. 11 de su Reglamento dice que no son inscribibles “los bienes inmuebles y derechos reales a favor de entidades sin personalidad jurídica”.

…Con arreglo a ello, no podría instar el procedimiento el Fondo titular del crédito en virtud de la cesión si no fuera posible practicar a su favor la inscripción de la cesión del crédito hipotecario, tal como exige el art. 149 LH y como por otra parte es necesario con arreglo a lo que dispone el art. 130 LH (“El procedimiento de ejecución directa contra los bienes hipotecados sólo podrá ejercitarse como realización de una hipoteca inscrita, sobre la base de aquellos extremos contenidos en el título que se hayan recogido en el asiento respectivo”). Pese a ser el Fondo el titular del básico derecho de crédito, tal como exige el art. 10 LEC (“Serán considerados partes legítimas quienes comparezcan y actúen en juicio como titulares de la relación jurídica u objeto litigioso”), no podría interponer la demanda al carecer de personalidad jurídica y no poderse por ello inscribir a su favor en el Registro inmobiliario el derecho real de garantía….

El Fondo de titulización al no tener personalidad jurídica nunca pudo inscribir la hipoteca en el Registro para obtener una copia ejecutiva por lo que obligaba al Banco a presentarse en los juzgados disfrazado de propietario de la hipoteca porqué precisamente había inscrito en el registro la garantía hipotecaria – repetimos la garantía-. El banco no inscribe el crédito que da a un hipotecado, inscribe la garantía que es el segundo contrato que hay en una escritura hipotecaria. En una escritura hipotecaria hay dos contratos: el del crédito y al final el de la garantía. Sobre ese segundo contrato se calculan los gastos de constitución ahora tan debatidos.

…Abundando en la posibilidad de acceso al Registro de la Propiedad, ya expedita por la redacción dada al art 9 LH por la reforma operada por la Ley 13/2015, dispone su art. 16.3 que se “podrá inscribir en el Registro de la Propiedad el dominio y los demás derechos reales sobre los bienes inmuebles pertenecientes a los fondos de titulización. Igualmente se podrán inscribir la propiedad y otros derechos reales sobre cualesquiera otros bienes pertenecientes a los fondos de titulización en los registros que correspondan”…

…Sobre la base del hecho indiscutible de que mediante la titulización se produce la cesión del crédito, de suerte que titular de los derechos inherentes al mismo pasa a ser el fondo de titulización, en principio legitimado por ello para actuar en el proceso (art. 10 LEC), las modificaciones legales a que acaba de hacerse referencia permiten concluir la falta de legitimación de la entidad prestamista cedente, emisora de las titulizaciones, y ello, por una parte, ya que en virtud de la cesión dejó de ostentar los derechos de crédito, y por otra, al haber decaído razones que en su día pudieron justificar que una norma reglamentaria les reconociera dicha legitimación. Tanto el derecho principal de crédito, como el de garantía hipotecaria han pasado a ser ostentados por el Fondo de Titulización, representado legalmente por la Sociedad Gestora que lo constituyó y puede extinguirlo….

En estos parágrafos que señalamos se observa claramente que la sentencia reconoce que los Fondos de titulación con la actual legislación pueden inscribir las garantías y que, por lo tanto, es el Fondo de Titulización, representado por la Gestora, quién tiene esa capacidad legal de legitimación. El juez concluye que CaixaBank no tiene legitimación.

Por otro lado la sentencia, también declara abusiva la cláusula de vencimiento y la declara como no puesta:

.. Ahora bien, siendo inaplicable la cláusula en cuestión, ha de significarse que dicha circunstancia ha de apreciarse con independencia del uso que de ella se haga; es decir, no cabe afirmar que la cláusula es nula porque se vincula el vencimiento anticipado a cualquier incumplimiento; y al mismo tiempo no apreciar tal nulidad porque el acreedor haya acumulado, en el caso concreto, diversos impagos o incumplimientos, puesto que como ha manifestado el T.J.U.E. cuando una cláusula es nula no procede atemperar o moderar su consecuencias sino tenerla por no puesta, como actualmente establece el art. 83 del T.R. de la L.G.D.C. y U., según reforma por Ley 3/14 de 27 de Marzo; y cuando el Juez nacional haya constatado el carácter abusivo de un contrato celebrado entre un consumidor y un profesional, la circunstancia de que tal cláusula no haya llegado a aplicarse no se opone por sí sola a que el órgano jurisdiccional pueda deducir todas las consecuencias oportunas del carácter abusivo de la cláusula en cuestión (A. T.J.U.E. 11-6-15). Fundada, pues, la reclamación de la demandante (…) en un vencimiento anticipado que ha de tenerse por abusivo, se ha de rechazar la demanda planteada, ….

Los gastos de constitución de la hipoteca quedan a cargo de la actora así como las posiciones deudoras, la cesión del crédito y las costas procesales…

Que debo estimar y ESTIMO la demanda reconvencional deducida por la Procuradora D. José Manuel Álvarez Santos en nombre y representación de Da, contra CAIXABANK, S.A, representada por el Procurador D., declaro haber lugar a la misma y en virtud, apreciando su carácter abusivo, debo declarar y declaro la nulidad de las cláusulas del contrato de «crédito abierto con garantía hipotecaria» suscrito entre las partes con fecha 21/11/2005, y su novación modificativa otorgada por Escritura de 17/02/2011 préstamo hipotecario, señaladas como Pacto CUARTO, referida a la comisión de apertura, y de gestión de reclamación de impagos; Pacto QUINTO sobre gastos, Pacto SEXTO Bis, sobre vencimiento anticipado; y Pacto OCTAVO, referida a intereses de demora. Con las consecuencias ya manifestadas en relación al Pacto DIECIOCHO, referido a cesiones. Con expresa imposición de las costas procesales de esta instancia a la demandada de reconvención.

..

LA SENTENCIA TAL CUAL….

183955231_Sentencia Proc. Ordinario- JUZGADO 1ª Instancia Alcobendas-Madrid


SEGURO QUE TAMBIÉN LE INTERESARÁ>>>




Sobre el dinero II : Dinero-capital: la encarnación del poder social

El dinero es el punto de partida y el punto de cierre de todo proceso de valorizaciónCarlos Marx

Siempre es el dinero-crédito el que pone en marcha el proceso de producción, que consiste en tener dinero para producir mercancías con cuya venta obtener más dinero: el dinero es el Principio y el Fin, el Alfa y el Omega, el Paraíso y el Apocalipsis de la producción capitalista” Joaquín Arriola


“Llegan el oro y la plata de América y todo cambia en Europa” E.J. Hamilton

“La deuda global alcanzó en el primer trimestre de 2018 la friolera de 247 billones de dólares, situando el ratio de apalancamiento con respecto al PIB mundial –omitiendo la banca en la sombra y el castillo de naipes de derivados y demás productos financieros “creativos”- en el 318%” – datos del Instituto Internacional de Finanzas


Sobre el dinero II : Dinero-capital: la encarnación del poder social

 

Entre estas dos noticias median cinco siglos y una completa metamorfosis en la naturaleza y las funciones del dinero y la deuda, desde los balbuceos de una economía monetaria harto limitada hasta llegar a impregnar el último resquicio del metabolismo social. La compleja interacción entre las colosales transformaciones de las relaciones de producción y distribución desencadenadas por el surgimiento del capitalismo y el desarrollo paralelo del hecho monetario, como soporte y potenciador de tales procesos, condiciona decisivamente la evolución económica de los últimos dos siglos.

La metáfora del marxista austriaco Rudolf Hilferding, autor del texto clásico ‘El capital financiero’, desvela la absoluta entronización del dinero, reinando sobre el caos del régimen privado de producción de mercancías: “en ausencia de cualquier organización social coordinadora, el dinero funciona como la ‘inteligencia colectiva’ de la sociedad, es decir, es el medio por el cual se efectúa la asignación y reasignación del trabajo social entre las diferentes ramas de la división del trabajo”. El proceso de producción del dinero y la deuda deviene pues el fulcro del mecanismo de dominación sobre el tejido social en la sociedad mercantil. El experto en historia monetaria Michel Aglietta, autor del magnífico texto, titulado gráficamente ‘La violencia de la moneda’, da las claves de la estrecha conexión entre el dinero, la deuda y la acumulación en el desarrollo del circuito monetario del capitalismo progresivamente financiarizado: “La acumulación de capital es un lado de la ecuación, pero el otro lado es necesariamente el desarrollo del endeudamiento. El intento de acumular dinero por mor de acumularlo como propósito de la actividad económica significa buscar el poder sobre otros, porque el dinero es la base del tejido social”. El economista marxista Fahd Boundi abunda en el contraste crucial entre la concepción marxiana del dinero y la poskeynesiana, hegemónica en las fuerzas de la izquierda reformista en la actualidad, en cuanto a la explicación de la función y la naturaleza del hecho monetario en el reino de la mercancía: “Para Marx, el dinero nace de las mismas contradicciones que encierra la mercancía en cuanto unidad inmediata de valor de uso y de valor de cambio; se trata de la encarnación del trabajo social abstracto. El dinero es, en definitiva, una creación social. Por el contrario, en las tradiciones keynesiana y poskeynesiana domina la concepción de George Friedrich Knapp (1905), quien concibió la génesis del dinero como un acto emanado de las propias leyes del hombre y del Estado, en cuanto garante de las mismas”. De este modo, el análisis del desarrollo histórico de esta progresiva imbricación entre la “fábrica monetaria” y las necesidades acuciantes de la valorización de capital conforma, a través de la descripción de la forma en que la producción de dinero se ha ido adaptando a las exigencias de una economía “real” cada vez más financiarizada, una iluminadora panorámica sobre el carácter degenerativo del capitalismo actual que no ofrecen, a pesar de sus valiosas aportaciones, otras escuelas alternativas. Saquemos pues al dinero de su “rueda de hámster” en el circuito financiero e integrémoslo en la argamasa de la matriz del proceso de reproducción del capital a lo largo del desarrollo del capitalismo. ¿De qué forma se han ido transformando los mecanismos de creación e inserción del dinero en el circuito de la acumulación en su pugna por responder a las necesidades de sostenimiento de la rentabilidad del sistema? ¿Cuál ha sido el papel del hecho monetario en la naturaleza cíclica, con auges y depresiones de creciente virulencia, y degenerativa, con niveles de deuda y desigualdades sociales sin precedentes, del capitalismo contemporáneo? ¿Qué tipo de conexión existe, en fin, entre la  extraordinaria financiarización de la economía actual y la crisis crónica arrastrada por el sistema desde el final de los treinta gloriosos a principios de los años 70?

Para atisbar respuestas a tales cuestiones –completamente ignoradas por el dogma económico mainstream y malinterpretadas por los reformistas monetarios poskeynesianos– resulta necesario seguir someramente el hilo de la tortuosa evolución del hecho monetario desde el periodo precapitalista hasta la eclosión de la ‘nueva relación social’ en la que el dinero deviene la ‘inteligencia colectiva’ de la sociedad productora de mercancías. ¿En qué consistió el núcleo de esa neurálgica transformación del modo de producción y de integración en el ‘tejido social’ del flujo monetario que acompañó al surgimiento del capitalismo? En relación a las épocas históricas anteriores–esclavismo, feudalismo, mercantilismo-, la irrupción del nuevo modo de producción conlleva una transformación esencial en la naturaleza y las funciones del flujo monetario en la dinámica económica. La descripción del economista marxista Michael Roberts, a propósito del magnífico texto de su colega Fred Moseley, titulado Dinero y Totalidad, de la esencia del proceso resulta clarificadora: “No empezamos con un cierto valor del tiempo de trabajo o una cierta cantidad de unidades físicas de trabajadores y la tecnología, y acabamos ahí. Empezamos con el dinero y terminamos con el dinero. En este punto es conveniente recordar que el dinero en manos del capitalista es la forma de existencia en que el capital inicia su proceso de valorización, y como tal, es poder social sobre la clase obrera”. ¡Qué contraste tan abismal con la música celestial de los manuales ortodoxos y su mitológica descripción del dinero como servicial lubricante de los intercambios, sin conexión alguna con los engranajes de la sala de máquinas del sistema! Resalta asimismo la aguda diferencia con el lenguaje aséptico y tecnocrático, despojado de adherencias socio-políticas, de los teóricos poskeynesianos de la teoría monetaria moderna, centrados en reformas de laboratorio del sistema financiero, que reparen los destrozos causados por las políticas neoliberales de la austeridad, al margen de la sala de máquinas de la acumulación de capital. El analista económico Claudio Katz abunda en el carácter del dinero como capital, como característica diferencial del signo monetario en el sistema de la mercancía: “El dinero es, por lo tanto, el único medio de que dispone la sociedad capitalista para validar el trabajo social y viabilizar la reproducción del capital”. Como se afirma, de forma rotunda, en las brillantes palabras de Aglietta, se trata de la herramienta par excellence, a través de la que se ejerce el poder social: “Si los salarios crean división social, determinando el poder de una clase social sobre otra, ese poder es el poder del dinero. Para ser más precisos, es el poder de aquellos que detentan la prerrogativa de crear dinero con el fin de transformarlo en un medio de financiación de la producción; es el poder sobre aquellos cuyo único acceso al dinero consiste en la venta de su capacidad de trabajo”. Clarividentes palabras que descorren todo el velo de oscuridad y tergiversaciones que sobre el ‘poderoso caballero’ han echado los paladines de la ortodoxia neoclásica.

Sigue leyendo

Alfredo APILÁNEZ , trampantojos y embelecos BLOG, 9 diciembre, 2018


 




El estudio sobre la creación del dinero ha entrado en ebullición en todo el planeta y es digno de lectura

La crisis del capitalismo en el 2007 y su salida entorno a la flexibilización cuantitativa de los bancos centrales creando dinero sobre la base de la compra masiva de deuda estatal, deuda titulizada bancaria y de las grandes empresas ha creado un enorme interés sobre la verdadera naturaleza del dinero y como se crea.. Si en la teoría clásica se hablaba que la inyección de dinero en la economía creaba inflación, la intervención de los bancos centrales, bajo los estándares monetaristas, ha contradecido lo que la mayoría de economistas, profesores de universidad y medios de comunicación sostienen y sostenían hasta hoy: a + dinero + inflación.

Junto a ello, la aparición de las criptodivisas, o sea, dinero que sólo acumula valor ha añadido debates sobre si el dinero debe estar respaldado por un valor como el oro, si el dinero puede expandirse indefinidamente (dinero – helicóptero), si el dinero puede ser exclusivamente fiduciario (fe en su valor) o si el dinero sólo está respaldado por el trabajo humano. Incluso se habla si el Estado debe recuperar la emisión de moneda, respaldándola o no con impuestos, pues actualmente la creación de dinero, en forma de deuda, está en manos de prestamistas privados, llamados banqueros. Muchas iniciativas como la de “Dinero Positivo(*1) muestran bondades sobre maneras distintas en como la creación de dinero pueden mejorar la sociedad.

La crisis en nuestro país se ha saldado con el salvamento de los bancos y los acreedores dice Dinero Positivo: “El sistema de creación del dinero está en la raíz de los problemas de elevada deuda, desigualdad y precios inasequibles de las viviendas. También se explica que podemos hacer para solucionarlo“. Junto a Dinero Positivo hay toda una corriente creciente de teóricos, de izquierda y derecha, que aseguran que sólo manipulando el dinero sería posible solucionar todos los problemas, que su misma manipulación ha creado, como que la deuda mundial ha crecido en sus dos últimos siglos hasta su máximo histórico: 300% del PIB mundial– unos 211 billones de euros. Eso significa que alguien está creando mucho, muchísimo, dinero y todos los dedos apuntan a la banca privada que ha desbocado en los últimos decenios como caballo sin bridas que la domestique la inyección masiva de dinero-deuda creado del aire.

Si el dinero se puede crear de la nada, la pregunta que haría un hipotecado avispado sería la razón por la cual aún así le debe pagar al banquero un interés, por un dinero que no le cuesta nada fabricar, que es una concreción de puro aire, una anotación contable computerizada. El mercado hipotecario y el de la vivienda ha alcanzado en las últimas décadas un papel clave del circuito secundario mundial de acumulación de capital. Los excedentes de capital creados por el trabajo humano y la inversión se dirigen a la vivienda como activo de inversión creando burbujas insostenibles que dejan a sectores enteros de la sociedad sin capacidad acceder a la vivienda en las grandes ciudades.

Las imágenes de estos días de las protestas en Francia de miles de trabajadores que se deben desplazar en coche desde la periferia hasta la ciudad gastando tiempo y dinero porqué ya no pueden pagar una vivienda cerca del trabajo muestran un botón de las enormes contradicciones de todo. Esta contradicción fundamental del urbanismo confluye con la urgencia de una anunciada catástrofe climática a mediados de siglo. Si el dinero se puede crear indefinidamente – como si un helicóptero lo dejara caer- también podríamos consumir indefinidamente – renta garantizada- lo que para profanos en la materia nos crea una terrible contradicción pues entendemos que vivimos en un planeta finito.

Hablamos, entonces, de fin del trabajo? Si la fuente de creación de riqueza es el trabajo humano, puede la creación de dinero llegar a suplantarlo? Hemos escudriñado en los expertos y hemos encontrado a otros que continúan sosteniendo que la fuente de toda riqueza es el  trabajo humano que transforma los materiales de la madre naturaleza en cosas útiles. Cómo dice uno de los artículos que hemos publicado del economista, Alfredo Apilánez, el desconocimiento entre nuestros conciudadanos sobre el dinero causa perplejidad: “… No deja por tanto de resultar pasmosa, como señala la economista postkeynesiana Ann Pettifor, autora del best seller -La producción del dinero-, la ignorancia entre los usuarios del ‘poderoso caballero’ acerca del papel neurálgico que juega en los engranajes de la maquinaria económica que determinan sus propias condiciones de vida: “Una de las constataciones más impactantes de la última fase de la evolución del capitalismo es la total incomprensión de la naturaleza del dinero en nuestras sociedades”…..” (*2)

El interés, por todo esto, por la variedad actual de teorías convergentes y divergentes sobre la naturaleza del dinero nos surgió para entender mejor la burbuja inmobiliaria. Este blog surgido a finales del 2005 contra “la especulación en la vida y en la vivienda” ha ido evolucionando con la idea de mostrar a sus seguidores los vericuetos y hilos que lo mueven “TODO” en la vida de este invento humano, esa convención social, que es el dinero. Desde que iniciamos Proceso a la Banca española (*3) hemos puesto uno de los focos de nuestra web precisamente en “la creación de dinero” con una sección exclusiva que estamos desarrollando desde hace más de un año: DINERO – DEUDA – FINANZAS. les invitamos a visitarla >>>

La titulización hipotecaria, esa madre de todas las burbujas inmobiliarias, nos ha permitido ver las implicaciones consustanciales que tiene con el derecho de los banqueros – repetimos prestamistas privados – para crear dinero de nuestra deuda y esclavizarnos con nuestra culpa de fracasados. En nuestros blogs descubrimos el hilo que unía la desaparición – amortización anticipada- de decenas de fondos de titulización de bancos españoles con los títulos de deuda de nuestras hipotecas que se guardan en las bóvedas del Banco Central Europeo. Entendimos entonces porque el supuesto mecanismo de salvataje de la crisis aplicado-la flexibilización cuantitativa – ha llevado a que los activos del BCE, guardados en su bóveda, sumen la friolera de 4,5 billones de euros. Son 4,5 veces el PIB de España.

¿qué son esos 4,5 billones de € en activos del BCE? Pues es principalmente deuda pública, deuda bancaria principalmente emisiones de deuda hipotecaria – la llamada renta fija- y deuda de grandes empresas que tienen un privilegio especial sobre las otras. Son secretos. Hasta ahora la Comisión europea se ha negado, viva la democracia, a justificar las compras masivas del Banco Central europeo y este si se le pregunta le pasa la pelota a la Comisión europea.

Los títulos de duda pública del Reino de España en el BCE, son pagaderos por delante de todo según el artículo 135 modificado de la Constitución (parece que se puede modificar para según que!) . O sea, el Estado español paga a la banca privada esos préstamos con interés y lo hace con el esfuerzo de trabajo de todos los conciudadanos pagando impuestos. Pero no todos pagan por igual. Como hemos explicado en este blog los que más tienen o no pagan o pagan cada vez menos. El sistema impositivo español esta escorado hasta el punto que el 77% de los impuestos que recauda el Estado los pagamos los trabajadores. O sea, los trabajadores pagamos con nuestros impuestos los intereses que cobran los prestamistas privados del Reino que luego van a parar a las arcas del BCE. ¿Entonces el BCE gana dinero con eso? Sí, los intereses que hubieran ganado los bancos que le han vendido los títulos de deuda pública. Entonces ¿qué ganan los bancos como el Santander? Pues por la venta de la deuda pública española al BCE reciben ese dinero creado de la nada que les ha permitido llenar los boquetes en sus balances de sus apuestas fallidas en el Casino financiero global. Y las ganancias del BCE, ¿qué hace con ellas?. Pues las distribuye entre los bancos centrales de cada país dependiendo de la cuota que tienen. Cómo quién tiene más cuota es Alemania, los países pobres del sur financian a la rica Alemania que también tiene su banca por los suelos. El pez grande se come al chico.

¿Y los titulos de deuda hipotecaria del BCE? pues como hemos explicado exhaustivamente en este blog, cuando un banco nos presta el dinero de la hipoteca lo crea de la nada, encima nos cobra casi el doble de lo prestado en forma de intereses y lo aceptamos como idiotas, y luego junta muchas hipotecas y las tituliza  para revenderlas. Cómo los trabajadores y las pequeñas empresas sustentamos el sistema impositivo español y encima los empresarios nos han bajado el sueldo llega un momento que no les podemos pagar la hipoteca. Entonces desde el 2009 los bancos se encontraron con montañas de deuda titulizada que no podían hacer frente a los pagos del cupón. La solución fue recibir dinero del BCE al 0% para amortizar miles de millones de hipotecas subprime españolas que las retitulizaban y las revendian al BCE sabiendo que eran muchas impagables – subprime-. Nuestras hipotecas están en la Bóveda del BCE en forma de bonos de titulización que los bancos españoles le pagan los intereses. Si los bancos no pueden cobrarlos porque estamos arruinados revenden nuestras deudas a fondos buitre ubicados en paraisos fiscales – como Luxemburgo- para no pagar impuestos y usan empresas de recobro agresivas como Anticipa que persiguen nuestros salarios para embargarlos. Al final somos los que trabajamos los que por segunda vez, con nuestras deudas contraídas por idiotas, los que pagamos la fiesta.

¿Habeis acabado de aguarnos el día con tanto desastre ? NO, NO, NO. Hay una tercera explotación para los que trabajamos en esta infernal máquina de succión de riqueza que es el dinero moderno. Cómo hay crisis, a los trabajadores que no pintábamos nada en su génesis, nos hacen pagar los platos rotos pues no bajan los salarios. Pero ojo. El BCE también compra deuda titulizada de empresas españolas. Eso sí, escogidas en un selecto club de privilegiados: bancos, grandes empresas como Telefónica, SOCIMIS como Merlín, Gas Natural etc….. Ese pastel lo descubrimos también en nuestras páginas aquí>>>> donde se puede ver  la lista de empresas europeas privilegiadas por el manà del <<>quantitative easing> del BCE. Eso quiere decir, que los trabajadores pagamos la fiesta con los impuestos que sólo pagamos nosotoros. Pagamos la fiesta porque como idiotas nos endeudamos con el banco para tener una vivienda. y por último, pagamos la fiesta de los prestamistas creadores de dinero de la nada porque nos deben reexplotar en el trabajo para pagar los intereses de la deuda corporativa de empresas selectas que tiene el BCE. Tampoco entendemos porqué las pequeñas empresas noprotestan de ese privilegio que es el permiso del BCE a los grandes monopolios privados y grandes empresas nacionales de hacer competencia desleal con financiación gratis.

Al final todo sale de los de abajo! Señores lectores de nuestro blog lean y disfruten viendo lo tontos que somos!

Todas estas someras explicaciones nos han llevado a la conclusión que es necesario elevar la conciencia de nuestra gente sobre la distorsión social que crea el hecho que la creación monetaria este en manos privadas de prestamistas – los bancos -, pero también que en última extremo es el trabajo humano el que crea el valor. Expondremos en los próximos días documentos interesantes sobre la Teoría Monetaria Moderna (*4) que afirma que el dinero se puede crear indefinidamente y la teoría marxista que cree que el dilema trabajo-capital es la contradicción a resolver.

salva torres


  1. dinero positivo, https://dineropositivo.es/
  2. Alfredo APilánez, Los mitos de la ortodoxia: el dinero-lubricante.
  3. Proceso a la Banca española, http://procesoalabanca.es/
  4. Wikipedia, Teoría Monetaria Moderna.

SEGURO QUE LE INTERESA…




Los menores en los desahucios, ¿qué interés prevalece?

 

Uno de los principios esenciales de las sociedades occidentales es el derecho a la propiedad privada. Libertad y propiedad son indisociables. La Constitución Española reconoce en el artículo 33 este derecho.

A la vez la propiedad tiene una función social. Está supeditada al interés general. Por otro lado todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada (artículo 47) y los poderes públicos deben asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia (artículo 39).

Los derechos nunca son absolutos. Están limitados por otros derechos, chocan unos con otros. El derecho a la propiedad de bienes inmuebles y fincas urbanas puede colisionar con el derecho a la vivienda y la protección a la familia. Y con la obligación del Estado de respetar los derechos de los niños, reconocidos en los acuerdos internacionales, que velan por sus derechos (artículo 39.4).

¿Y qué ocurre cuando hay menores en los desahucios de viviendas? Entre el derecho del propietario y el interés del menor la propiedad privada es preferente para la especulación y se deja sin protección social y jurídica y psicológica al menor.

Pero no siempre hay servicios de asistencia social, o no tienen suficientes medios para actuar,o no saben ni quieren saber cómo sufren los menores en los desahucios, pocas son las Audiencias que suspendan un desahucio hasta que se pudieran realizar las gestiones necesarias para llevarlo a cabo sin poner en peligro la salud y derechos de los dos menores de las familias que ocupaban un piso propiedad de alguna entidad después de haber tenido que vivir en un coche, en una tienda de campaña, debajo de puentes o en ocupación, o de alquiler, eso sí: el desahucio debía llevarse a cabo en un tiempo razonable y breve y mientras tantos casos de desprotección al menor que raya la “sin razón”

En nuestro caso, que sí hay buena predisposición por parte de los Técnicos de la Concejalía del Área de Acción Social del Ayuntamiento de Ponferrada, que afortunadamente hemos paralizados todos los lanzamientos de desahucio, ello no quiere decir que los menores no sufran un desequilibrio en su ámbito familiar y personal, los mayores de ocho años a catorce no comprenden el desamparo que sufren desde la protección de las instituciones y organismos públicos. Algunos menores sufren una gran desorientación ante un asunto que desgraciadamente los adultos y los Fiscales de menores, Psicólogos, Psiquiatras Forenses no vean un claro efecto de maltrato bancario en sus vidas y tomen las oportunas indicaciones o formalicen un “Protocolo de Actuación de Oficio” ante situaciones extremas del desamparo en el interés del menor en los lanzamientos de desahucios como único interés del menor en los desahucios, claro está sin desmembrar al núcleo familiar.

¿Podemos alegar el interés superior de los menores para dilucidar todo conflicto jurídico en el que se vean inmersos? ¿Debe prevalecer este sobre cualquier otro interés legítimo con el que entre en conflicto? ¿Se puede crear un criterio y argumento jurídico que blinde apoyo a todos los menores frente a cualquier supuesto en el que se encuentren?

Es frecuente que el interés superior del menor sea el criterio que determine finalmente la adopción de decisiones en cuestiones como las crisis financieras en los núcleos familiares y la protección de menores. Así, sucede en la fijación del entorno familiar, la comunicación y su bienestar , y claramente un uso de la vivienda familiar, el derecho de los menores a ser oídos en los divorcios de los padres, etc. Pero la cuestión es si, en otros supuestos, por ejemplo, el de los desahucios, podría ser tenido en cuenta como el interés que finalmente guíe la decisión judicial, actualizar o ampliar el protocolo.

Nos encontramos con muchos supuestos de cesión de viviendas por los abuelos, que se ven privados de su uso como consecuencia de la atribución del mismo a sus nietos en virtud de resolución judicial o no. Existe un claro conflicto entre el derecho de estos terceros, ajenos a la crisis familiar, a disponer de su vivienda y el derecho de los menores, que se configura en el art. 96 CC como el “más necesitado de protección”. La cuestión es cómo se concreta este interés.

La peor parte:

Maltrato por sufrir una ruina, debido a la burbuja inmobiliaria que desencadena la crisis, la cual no provocamos.

Desde la PAH BIERZO CyL

Hacemos un especial hincapié a los daños morales y psíquicos que sufre todo el núcleo familiar en especial los menores.

No es de justicia desmembrar a las familias por tener problemas de Ejecuciones Hipotecarias, de alquileres, los menores necesitan a sus progenitores y dentro del núcleo familiar.

Que es deber proporcionar las ayudas sociales darles soporte para ello, y las Fiscalías de Menores comprobar que los menores de estas circunstancias tengan todo lo preciso para su protección y derecho habitacional en un desahucio antes de proceder la lanzamiento del mismo.

Desinterés social por los menores desde los ámbitos sociales, sea salud mental y protección desde las fiscalías de Menores, jurídica desde cero apoyo desde ayuda al menor. Los menores sufren bullying en sus aulas por ser “desahuciados” por las empresas privadas de los bancos que llaman al domicilio y le dicen al menor que sus padres deben dinero y pronto se los llevarán a un centro de menores etc…

Hay un claro interés en educar a la sociedad que los desahucios es un mal de todos.

Creemos desde nuestro colectivo, que existen suficientes razones para tratar estas situaciones dolosas y caóticas en el ámbito familiar.

Pedimos unas condiciones más equitativas para que nuestras familias y las de todos los colectivos en defensa de la vivienda sean tratadas en un proceso de ésta magnitud, como un núcleo maltratado social y psicológico, con dotación de los expertos y profesionales en Psicología, Psiquiatría forense, y Fiscales del menor al efecto, Procurador del Común y Defensor del Pueblo, que así se lo hemos comunicado ya.

Se fundamenta, asimismo, esta resolución en las siguientes disposiciones legales:

– Art. 2 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, que proclama entre los principios básicos la primacía del interés superior de los menores sobre cualquier otro que pudiera concurrir.

– Art. 3 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, que proclama que “los menores gozarán de los derechos que les reconoce la Constitución y los Tratados Internacionales de los que España sea parte, especialmente la Convención de Derechos del Niño de Naciones Unidas y los demás derechos garantizados en el ordenamiento jurídico, sin discriminación alguna por razón de nacimiento, nacionalidad, raza, sexo, deficiencia o enfermedad, religión, lengua, cultura, opinión o cualquier otra circunstancia personal, familiar o social”. Añade que “los poderes públicos garantizarán el respeto de los derechos de los menores y adecuarán sus actuaciones a la presente Ley y a la mencionada normativa internacional”.

– Art. 13.1 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, que obliga a toda persona o autoridad, y especialmente a aquellos que, por su profesión o función, detecten una situación de riesgo o posible desamparo de un menor, lo comuniquen a la autoridad o sus agentes más próximos, sin perjuicio de prestarle el auxilio inmediato que precise.

– Art. 27.1 de la Convención de 20 de noviembre de 1989 sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que dispone que los Estados parte reconocen el derecho de todo niño a un “nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, moral y social”.

– Art. 47 de la Constitución española: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación” y el dolo a los menores con un alto nivel de degradación en sus vidas cotidianas y desarrollo intelectual.

Hemos de ser conscientes de no abortar la tranquilidad de nuestros menores, se haga visible su padecimiento ante los desahucios y se tomen todas las precauciones para no desintegrarlos.

Mary Flor ÁLVAREZ, Tierra Bierzo, menores en los desahucios.

Menores en los desahucios


Escrito Fiscalia de Menores que se puede adaptar a cada caso para paralizar desahucios.




ESPAÑA, EL GRAN ROBO DEL ÚLTIMO CUARTO DE SIGLO. Con la connivencia de todos los Poderes del Estado y los estamentos notarial y registral.

Un saqueo de veinticinco años supone la cantidad de quinientos millones de euros anuales (500.000.000 €/anuales)

Sobre una cantidad ficticia e intangible de, más o menos, uno coma dos billones de euros (1.200.000.000.000 €) se han estado calculando, en los últimos veinticinco años, que sepamos, los honorarios e impuestos de todos aquellos prestatarios que intervenían en la constitución de un préstamo o crédito con garantía hipotecaria, esquilmando los bolsillos de los ciudadanos que acudían a firmar una escritura de este tipo de financiación.

Si se acude a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística encontramos que en los últimos 25 años el capital prestado por las entidades financieras en la constitución de hipotecas, periodo 1994-2018, está algo por encima de los dos billones de euros.

El jueves 08 de noviembre de 2018 publicamos en esta web el artículo “CLÁUSULA DE CONSTITUCIÓN DE HIPOTECA: NO SUPERA EL ANÁLISIS DEL CONTROL DE TRANSPARENCIA, TORNÁNDOSE EN ABUSIVA, POR LO TANTO NULA, DEBIENDO TENERSE POR NO PUESTA DESDE EL MISMO MOMENTO DE LA FIRMA DE LA ESCRITURA, CONSTITUYÉNDOSE LA `OBLIGACIÓN PRINCIPAL´ EN PRÉSTAMO O CRÉDITO PERSONAL”, en el que intentábamos explicar esa desconocida figura económico-financiera que aparece empotrada en la cláusula de “constitución de hipoteca”, denominada “responsabilidad hipotecaria

Si saliéramos a la calle a realizar una encuesta sobre dicha figura nos encontraríamos con la realidad que prácticamente el 100% de los ciudadanos que tienen un préstamo o crédito hipotecario no tienen ni idea de para qué sirve dicha responsabilidad, el alcance de la misma y en relación a que asuntos o temas nos afecta. Es la gran desconocida de los contratos de adhesión que firmamos a la hora de solicitar financiación externa, por lo que no es de extrañar que resulte la menos transparente, clara y comprensible de la escritura notarial. Una figura absolutamente oscura, opaca y sombría que conlleva un total sableo del ciudadano, total desconocedor del esquilme que le están haciendo.

Ya comentamos en nuestro anterior artículo, del pasado jueves 08 de noviembre de 2018, que la «responsabilidad hipotecaria» la conformaban cuatro conceptos:

  • cantidad que ha sido concedida como «obligación principal» por el acreedor en el préstamo o crédito otorgado,
  • más una cantidad de intereses remuneratorios – u ordinarios – devengados durante un determinado plazo de tiempo -que puede llegar a los dos años- al tipo máximo establecido en la escritura,
  • más una cantidad por intereses de demora al tipo estipulado y durante un plazo de tiempo que puede llegar a los tres años, y
  • más una cantidad en concepto de costas y gastos, que pudieran ser precisos para la acreedora en caso de tener que instar procedimiento judicial frente al cliente, que suele oscilar alrededor del 20% de la «obligación principal».

La suma de esos cuatro conceptos configuran la base imponible sobre la cual se calculan los gastos e impuestos de constitución de la garantía hipotecaria, «contrato accesorio» a la «obligación principal». La «responsabilidad hipotecaria» no está unificada dado que tiene un cálculo distinto en cada entidad financiera y puede oscilar, en la mayoría de los casos, entre el 135% y el 200% de la «obligación principal», o valor del préstamo/crédito.

La «responsabilidad hipotecaria» no ha sido nunca negociada, acordada o convenida entre las partes que conforman el «contrato accesorio» , ha sido radicalmente impuesta por el acreedor con criterios que desconoce absolutamente la parte deudora; y que constituye un gran misterio, dado que la razón por la que una entidad impone una determinada responsabilidad – en cuanto al segundo, tercer y cuarto concepto que la componen – y otra sociedad financiera una diferente, es todo un enigma para “el común de los mortales”. Por lo tanto, tenemos un capital prestado para hipotecas, en los últimos 25 años, según el I.N.E., de dos billones de euros. Si calculamos una «responsabilidad hipotecaria» media, entre la fluctuación que tiene ésta figura de entre 135% y 200%, de 160% – tirando por lo bajo- estamos ante una cantidad estratosférica de uno coma dos billones de euros (1.200.000.000.000 €) que no tiene ningún tipo de contraprestación para la parte prestataria pero que, sin embargo, esta ficticia y falaz cifra constituye, igualmente a la «obligación principal»: capital prestado, la base imponible sobre la que se calcularán los honorarios de los notarios, registros, gestorías e impuestos como el A.J.D.

la cláusula de constitución de la garantía hipotecaria contiene una figura económico- financiera radicalmente abusiva, por lo tanto nula, y habría de tenerse como no puesta en el contrato desde el mismo momento de la firma de la escritura notarial, desapareciendo tal responsabilidad en la carga registral del inmueble y con ello la garantía hipotecaria, reconvirtiendo el préstamo o crédito en personal…

Siendo el tipo impositivo para el cálculo del I.A.J.D., según la comunidad autónoma, de entre el 0.5% y el 1,5%. Si cogemos un tipo medio entre ambas cifras, el 1,00%, tendríamos el auténtico escandalazo que, en los últimos 25 años, y de esa cantidad fingida de uno coma dos billones de euros, los prestatarios hemos abonado a las arcas tributarias de las comunidades autónomas: la exorbitante cantidad de doce mil millones de euros (12.000.000.000 €), que si la dividimos por los veinticinco años que lleva vigente el saqueo da la cantidad de quinientos millones de euros anuales (500.000.000 €/anuales). No es de extrañar que se hayan construido aeropuertos sin aviones o instalaciones de toda índole en medio de la nada, sinónimos del despilfarro que trajo el dinero fácil, el esquilmado a millones de prestatarios que sin saberlo, dado que ni el banco ni el notario le informaron de ello, ponía de su bolsillo en exceso, alrededor de, un 60%.

Y a todo esto, ¿dónde estaban los medios de comunicación?, desde luego no en su función principal, la de informar al ciudadano de temas que realmente le interesan como el caso del empobrecimiento al que era sistemáticamente sometido. Prueba de ello es lo sucedido estas semanas pasadas con el tema del Tribunal Supremo y el impuesto A.J.D. en las que se han oído y leído idioteces y majaderías de todo pelaje, como ha sido el mensaje de que en otros países de nuestro entorno existían impuestos parecidos al nuestro y lo abonaba el cliente, ¡claro que si, estúpidos! pero porque la base imponible de dichos impuestos es el importe principal del préstamo, no una bazofia de figura denominada «responsabilidad hipotecaria». ¿Hay algún medio que ha deshecho el entuerto?, que se sepa ninguno. Entonces, poco podemos esperar de ellos.

¿Sería posible que alguno de esos medios periodísticos que gastan tiempo y recursos para saber a ciencia cierta si ha sido “escupitajo o bufido” podrían dedicar algo de tiempo a denunciar el ordeño sistemático del bolsillo del consumidor de financiación hipotecaria, en la estimable cantidad de 12.000.000.000 € en veinticinco años, amén de lo abonado en un, más o menos, 60% de exceso en honorarios de notarios, registros y gestorías?. Pues, somos pesimistas al respecto.

Poco esperamos, también, de las instituciones españolas. Parodiando el final del filme “Casablanca”, siempre nos quedará el TJUE, y probablemente tendrá que ser él el que sentencie que la cláusula de constitución de la garantía hipotecaria, mal llamada hipoteca, contiene una figura económico- financiera radicalmente abusiva, por lo tanto nula y habría de tenerse como no puesta en el contrato desde el mismo momento de la firma de la escritura notarial, desapareciendo tal responsabilidad en la carga registral del inmueble y con ello la garantía hipotecaria, reconvirtiendo el préstamo o crédito en personal, con la responsabilidad que contempla el artículo 1911 del Código Civil.


SEGURO QUE TAMBIÉN LE INTERESARÁ..

Titulizaciones hipotecarias ¡todo lo que debe saber, hacer y buscar!

cuatro pasos seguros para librarse de la hipoteca y ganar al banco -actualizado 2018

Localice y limpie de cláusulas abusivas su hipoteca -actualizada

<hr />




JORNADA de 500×20 entorno a las novedades sobre cláusulas abusivas hipoteca, reclamación gastos y nulidad cláusula constitución hipoteca

En la Jornada hipotecaria de la Asc.500×20 habrá importantes novedades en materia jurídica sobre la oposición a ejecuciones hipotecarias y procedimientos ordinarios.

Cómo suspender lanzamientos hipotecarios por decreto del secretario judicial – El Vendrell- artículo 675LEC. Y especialmente, las novedades para oponerse por abusiva – directiva europea – a la cláusula de constitución de la garantía hipotecaria, que podría ser un nuevo dolor de cabeza para la banca mucho más allá del AJD. Igualmente hablaremos de la actualidad de la responsabilidad hipotecaria, de como reclamar el AJD y toda la movida del Tribunal Supremo de estos días.

Previamente habrá un taller sobre cláusulas abusivas y especialmente la tan manida de gastos de constitución de la hipoteca, vencimiento anticipado, titulización del crédito, etc


+++ INFO RELACIONADA

Un decreto judicial de El Vendrell cuestiona la mayoría de las ejecuciones hipotecarias