Desde hoy el seguimiento de la geolocalización de 42 millones de móviles del país acerca el Gran Hermano Digital

Cuando usted se mueva con el móvil encima desde hoy lunes día 18 de noviembre hasta el jueves 21. La segunda fase, se iniciará, el domingo 24 de noviembre; 25 de diciembre, día de Navidad; y dos días de verano, 20 de julio y 15 de agosto, aunque estos días hay medios que dicen será en el 2020 y otros que ya sucedió sin enterarnos.

El Instituto Nacional de Estadística sabrá que hace y por donde vive, que amigos tiene, dónde trabaja y cuando llega a casa. Hablamos del Gran Hermano Digital. El Dios que todo lo ve. El Estado controlando a sus ciudadanos. Para hacer ese seguimiento masivo de la ciudadanía las operadoras Movistar, Orange y Vodafone cederán sus datos obtenidos del rastreo de su móvil siguiendo la geolocalización desde las antenas de telefonía. De nada sirve desactivar la geolocalización de Google. Vodafone y Ornage dan la posibilidad de anonimizar – anonimato- sus datos con una opción en la web pero Movistar no. El Instituto Nacional de Estadística pagará medio millón de euros a las operadoras por los datos: 163.616 euros a Telefónica, 150.000 a Vodafone y 185.000 a Orange.

El resto de compañías dicen que no participan en recopilar datos pero eso no quiere decir que si es de MasMovil, por poner un ejemplo, no sea igualmente rastreado. Los medios de comunicación dicen que no afecta a otras compañías pero eso no es cierto. Pues los datos se toman de las antenas o repetidores donde pasa un móvil es capturada su señal. Si al cabo de un tiempo pasa por una área de control su teléfono es monitoreado independientemente de la compañía que tenga. Resumiendo, si usted es de Movistar y es monitoreado por una antena Vodafane pasa al estudio de INE y si es de Mas Movil también.

Este acceso a los datos anonimizados ha estado cuestionado por diferentes organismo y organizaciones de consumidores, que consideran que vulneran nuestra intimidad. En todo caso, las compañías aclaran que la cesión de los datos “no vulnera la legislación vigente, ya que están altamente agregados (resumidos)” y no identifican a ningún usuario. Cada uno puede creerse lo que quiera pero en un mundo donde países con la tecnología necesaria cometen asesinatos con misiles siguiendo la geolocalización por satélite de la víctima está todo dicho.

Aunque existen diversas opiniones al respecto hemos seguido los razonamientos de Simone Levi en Vilaweb pues hemos creído que eran de los más interesantes (*1).

Ley de Protección de Datos y la realidad de lo que sucede.

Según la activista Simone Levi, nosotros ya dimos obligatoriamente al contratar los servicios a la compañía privada de telefonía el tratamiento informatizado de los datos. Pero dimos el consentimiento a la operadora pero no al Instituto Nacional de Estadística…. y sigue:

Por otra parte, el INE se encuentra facultado por la ley (la 12/1989, de 9 de mayo, de la Función Estadística Pública) a solicitar ‘datos de todas las personas físicas y jurídicas, nacionales y extranjeras, residentes en España ‘.

Algunos analistas dicen que la ley (ay, la ley !: en este caso la 25/2007, de 18 de octubre, de conservación de datos Relativas a las Comunicaciones Electrónicas ya las Redes Públicas de Comunicaciones) indica que los datos de localización sólo podrán ser cedidas previa autorización judicial, por lo que el INE no tiene la autorización.

Nosotros creemos que no es así, que esto es legal y bien legal; y la cuestión no es si es legal o no, sino que no debería serlo. O al menos no de esta manera.

El INE explica que el tratamiento se hace en interés público, lo que incluso nos creemos. Sin embargo, los matices importan, porque ‘anonimizado’ no es anónimo.

Ejemplos de seguimiento de una persona a partir de los datos de geolocalización de antenas de telefonía y otras redes como las wifi autorizadas permiten a un experto saber en todo momento donde se encuentra un móvil y por lo tanto su supuesto propietario. Pero no corramos mucho porqué la compañía telefónica o la compañía de electricidad pueden saber en todo momento si una persona esta en casa a partir de los datos de consumo en tiempo real desde el contador eléctrico o de gas o de datos por cable.

El punto lo tiene Ucrania donde el Gobierno a través de los datos de geolocalización envío sms a todos aquellos que estaban en una manifestación ilegal advirtiendo de las consecuencias legales y las multas. La siguiente imagen es una simulación a partir de los datos tomados de intercambio de mensajes y datos entre los participantes en una concentración como se puede mostrar aquellos que son cabezillas por la sencilla razón de los mensajes o llamadas que reciben o toman.

Esta realidad de control de la disidencia, sí nos importa mucho en esta web, donde ya publicamos un vídeo “¿Por qué me vigilan, si no soy nadie?¿Por qué me vigilan, si no soy nadie?” de Marta Peirano – periodista y escritora de “el pequeño libro rojo del activista en la red“- que refleja la manera como el infernal móvil que usan los/las activistas puede ser usado para localizar aquellas personas más peligrosas o representativas en una multitud.

Hay diversas maneras de evitar el rastreo de sus teléfonos móviles estos días con el #AmiNOmeRASTREAN. Hay muchas webs que explican como evitar el rastreo pero básicamente se trata de evitar que las antenas de telefonía no localicen su teléfono (no basta desactivar geolocalización de android, p.ejemplo.)…. debe estar apagado para las antenas….. Para ello puede quitar la SIM o bien ponerlo en modo avión. Podrá comunicarse con los suyos de manera anónima a través de redes wifi libres por donde se encuentre con mensajes o llamadas telefónicas con programas que aseguran hoy no están intervenidos como Telegram, Wire o Signal. Whastsapp ha dejado de ser recomendable.


NOTAS:

  1. vilaweb.cat, Avui, 18 de novembre de 2019, tots els vostres moviments seran rastrejats.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies