Banc expropiat, Xarxa Aliments de Gràcia, Banco Alimentos de Nou Barris y los alquileres de Xavier Trias

Los sucesos del barrio de Gracia nos han hecho pensar

En el local del Banc expropiat de Gràcia realizaba una labor encomiable la Xarxa d’Aliments de Gràcia que en el 2014 visitaron la asamblea de familias de la Asc. 500×20 de Nou Barris para ofrecer su colaboración. Esta entidad tiene por objetivo satisfacer una necesidad básica como es la alimentación mediante el apoyo mutuo y la solidaridad en su barrio. Básicamente sus rasgos principales son:

  • Consiste en organizar de manera colectiva y horizontal tanto la recogida de alimentos como su reparto en asamblea a través de un grupo de más de 30 voluntarias.
  • Esta red de soporte mutuo realiza diferentes actividades para crear vínculos y confianza entre todas las participantes para romper el estereotipo donante-receptor con la implicación y colaboración de todo el mundo.
  • Tiendas de comida ecológica, comercios del barrio, un huerto urbano y donaciones de redes de consumo o individuales eran la base de la recogida de alimentos para evitar su desaprovechamiento.
  • Esas donaciones no desgravan a Hacienda al 25% en personas físicas ni al Impuesto de Sociedades un 35% para entidades jurídicas. Era pura solidaridad artesanal entre iguales del barrio.
  • La solidaridad entre los de abajo iba en paralelo a la crítica de la hipócrita caridad institucional que al tiempo que tiende la mano caritativa participa en la desgravación fiscal de las empresas que hacen donaciones al Banco de Alimentos de Barcelona, etc.
  • Esas mismas empresas que perpetuán un modelo de producción y distribución que destruye al pequeño campesino y comercio, la diversidad ecológica y perpetua un sistema que empobrece a sus trabajadores con salarios miserables y muchas veces fomenta la comida basura.

Esta red finalmente después del desalojo del Banc Expropiat de Gràcia por la policia, “Mossos d’Esquadra” se ha perdido de momento. Seguramente unas cuantas familias necesitadas no reciben comida y esa comida se debe desperdiciar. Es una lástima que tan encomiable labor no haya recibido la solidaridad del  Banco de Alimentos de Barcelona. Experiencias similares las hay en muchos lugares y quedan todas muy lejos de los estereotipos interesados de algunos medios de comunicación y sus periodistas u opinadores paniaguados.
xarxa-aliments-16nov13_gracia

El Banco de Alimentos de Nou Barris

Hacía finales del 2012 el Arciprestazgo de Trinitat-Roquetes, que agrupa nueve parroquias, no daba a basto para repartir bolsas de comida entre la gente que se acercaba. La crisis era durísima. Los responsables de las parroquias fueron a hablar con la entonces Regidora del distrito, Irma Rognoni- Unió Democrática, y el Ayuntamiento de Barcelona de Xavier Trias, accedió a pagar el alquiler de un local privado (antiguamente un local de la cadena Día – supermercados) entorno a los 40 o 50.000 euros (ciertamente no sabemos la cifra exacta). El llamado banco de alimentos de Nou Barris lo gestiona DISA- Distribución Solidaria de Alimentos- una entidad ligada a las iglesias católicas del barrio. Básicamente los rasgos principales son:

  1. atiende a cientos de familias de todo el distrito que son enviadas exclusivamente por puntuaciones desde los Servicios Sociales.
  2. Las puntuaciones dan derecho como si fuera dinero “a comprar” en el local la comida que hay disponible.
  3. La donación de alimentos ha sido loada por muchos por su eficacia y una entrega que dignifica a las personas que las reciben acompañadas siempre de un voluntario que las ayuda en la tría.
  4. Una red de voluntarias del barrio atiende toda la infraestructura compleja para atender tanta demanda y cada día se reciben entregas provenientes del Banco de Alimentos de Barcelona, de supermercados y de particulares que hacen las entregas.
  5. La entrega de albaranes y/o facturas de las donaciones de supermercados, empresas, de manera ordenada entre Banco de Alimentos de Barcelona y suponemos que DISA también, debe permitir que entre “particulares” se certifican esas entregas que luego desgravan fiscalmente públicamente.

disa_9barris

Y ahora los agravios comparativos.

Irma Rognoni, Regidora del anterior equipo, aseguró cuando recibió el encargo de buscar un local a las parroquias que: “Estamos muy satisfechos de la labor de las entidades, por eso nos hemos implicado en este proyecto. Ahora trabajamos para poder facilitarles lo antes posible un local definitivo. Por su parte, ese modelo de distribución solidaria fue motivo de alabanza para el entonces gerente del Àrea de Calidad de Vida, del Ayuntamiento de Barcelona, Àngel Miret (propuesto por CiU para Síndic de Greuges de BCN) que sorprendido pidió extenderlo a otras zonas de la ciudad, ya que mejoraba la eficiencia de la entrega de alimentos y, sobre todo, la dignificaba.

Nosotras siempre hemos visto que los Bancos de Alimentos institucionalizados cumplen una función importante para las grandes empresas pues estas obtienen los siguientes beneficios de la existencia de esas redes solidarias de distribución legal:

  • Los sobrantes que empujan el precio a la baja se eliminan por la donación al Banco de alimentos.
  • No se necesita gastar dinero para destruir comida.
  • Los sobrantes se los van a buscar, no pagan transporte.
  • Las donaciones desgravan el 35% de la cuota integra del Impuesto de Sociedades o del 25% del IRPF en personas físicas…. significan una reducción de la recaudación fiscal de todas a causa que esas empresas eliminan su sobreproducción. Su sobreproducción nos cuesta dinero a todas!!!
  • En el caso que conocemos del banco de alimentos de Nou Barris esas grandes empresas no pagan el local que les distribuirá sus sobrantes ( había sido un supermercado Día). Se lo pagamos entre todas. Se lo pagaba Trias desde hacía 3 años y lo continua pagando el actual equipo de Ada Colau porque se realiza una labor social.

Nosotros no entendemos el encarnizamiento de algunos medios de comunicación como el Grup Godó (La Vanguardia, 8Tv..) contra el Banc Expropiat. Hay que leerse sus titulares de la época para leer las loanzas a todo el modelo de gestión de Trias con los bancos de alimentos cuando se descubrió que en Nou Barris había escolares que pasaban hambre.

Por contra, el grupo de comunicación Godó hace un giro editorial que se vuelve tosco y agresivo cuando un ejemplo parecido se gestiona desde colectivos que se niegan a seguir las pautas económicas mayoritarias. Ahora el Grup Godó se ha  convertido en el ariete de los medios de comunicación más reaccionarios. Lo del Banc Expropiat les ha servido para emprenderla con Colau, Trias y los okupas sin distinción. Cuando Trías pagaba el alquiler en Nou Barris nunca se preguntaron nada ni investigaron… ahora hasta critican sus tuits por los queridos ocupas.

La Fiscal provincial jefe de Barcelona, Ana Magaldi, cita La Vanguardia, ha ordenado investigar el caso y tiene seis meses para pronunciarse. Se trata de saber si ha habido malversación de fondos públicos según el rotativo. La Fiscalía provincial deberá apurar mucho sus argumentos para no errar en desagravios comparativos. Si Trias realizó malversación con Gràcia el caso del banco de alimentos de Nou Barris sería peor para los dos últimos alcaldes de Barcelona.

Trias no se equivocó con “sus queridos ocupas” de Gràcia. Sencillamente vio un objetivo social y aplicó la política de subvenciones a locales privados que hacía en Nou Barris para distribuir alimentos. El Grup  Godó no tiene el mismo rasero moral para valorar las noticias o colocar titulares. És una vergüenza.

Seguramente debe ser verdad que lo de la Xarxa d’Aliments de Gràcia es mucho más artesanal que la DISA de los Arciprestazgos de la Iglesia en Nou Barris pero no por ello no se realizaba una encomiable labor que además recuperaba comida que no nos ha supuesto recaudar menos impuestos por las desgravaciones fiscales. Era solidaridad pura sin atender a beneficios colaterales monetarios.

Información adicional:

Salva TORRES

activista vecinal y de la Asc. 500×20

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies