Los Servicios Sociales y sus trabajadoras en la gestión del laberinto de la miseria.

Los hechos de Ciudad Meridiana abren un debate en las trabajadoras de los Servicios Sociales …

Gestionan las políticas de beneficencia de la Administración que les paga los salarios ??

o trabajan por la transformación social con sus clientes ??

fabrica miseria Servicios Sociales

Las trabajadoras de los Servicios Sociales en su laberinto.

Quien escribe esto no es ni un trabajador de los Servicios Sociales ni siquiera uno de sus clientes por suerte. Es un activista comprometido en su tiempo y en su gente.

El empleo de los Servicios Sociales de Ciudad Meridiana el pasado martes, después de que el vecindario detuviera tres desahucios en el barrio, encendió la rabia porque ningún responsable de la administración municipal detuvo una barbarie que ya dura demasiado. Los Servicios Sociales del barrio, última frontera antes de la desesperación, se llenaron de basura y algún ordenador cayó por el suelo. Las asistentes sociales, trabajadoras de los Servicios Sociales, en su mayoría mujeres, parece que se refugiaron en una habitación para evitar males mayores. Sus “clientes” dicen que vieron que se tomaban la situación con sonrisas y filmaciones que encendían aún más los ánimos. No sabremos que pasó de verdad pero tiene una importancia secundaria.

El Ayuntamiento ha ido por el atajo, contra de la opinión de la Favb y otras entidades, en aplicar el principio de autoridad en un hecho que no es una gamberrada sino una expresión de rabia de la gente que está excluida del sistema, aparcada, despreciada … los pobres. Para el Ayuntamiento los Servicios Sociales gestionan la miseria pero seguramente “sus clientes” estaban exigiendo derechos ante la exclusión.

[ ÚLTIMA HORA ] = Antoni TALLADA (responsable de As. 500×20) y Filiberto BRAVO (responsable de AVV. C.Meridiana) han sido imputados por los incidentes de los Servicios Sociales. Ninguno de ellos participó ni incitó los hechos que les imputa el Ayuntamiento de Barcelona por la vía penal. La Guardia Urbana ha comunicado la denuncia después de la jornada sin precedentes por los 16 desahucios en el Distrito.

¿De qué lado se ponen las trabajadoras de los Servicios Sociales ???

  • Exigirán mano dura contra el vecindario que supuestamente no se condujo de manera educada buscando la solución a la miseria de quedarse sin casa, sin comida, sin nada ???
  • Callaran mientras la autoridad municipal da la bastonazo los osados ​​clientes pobres porque, si vuelven, lo hagan derrotados y arrepentidos ??
  • O se opondrán a sanción y se pondrán del lado de sus clientes contra la Administración??

Las trabajadoras de los Servicios Sociales no se pueden sustraer de tomar partido. Del lado de sus clientes deberán enfrentarse al patrón. Junto al patrón darán el visto bueno a las políticas neoliberales de gestión de la pobreza. Y si callan otorgan … Hace demasiado tiempo que las trabajadoras sociales están calladas, afanosas acríticamente, en la fabrica de miseria Sin Solución, como se ha definido en los Servicios Sociales … “… hacemos lo que podemos con los recursos que nos dan …”.

La crisis ha sido un buen argumento por el desmantelamiento de los servicios públicos. Los sindicatos de los trabajadores públicos hace ya demasiado tiempo que deberían haber dado una respuesta contundente al grave deterioro. Los hechos mencionados ya no son casos aislados porque están viviendo en todas partes situaciones límite. Servicios públicos como la sanidad y la educación sufren recortes que han deteriorado las prestaciones y el trabajo de sus profesionales. Los trabajadores públicos, funcionarios o laborales, se encuentran en primera línea de fuego, representando a una administración responsable de dejarlos sin capacidad de respuesta. Entonces es cuando los Servicios Sociales se vuelven parte del problema de la exclusión y no en la solución. Son beneficencia y no derechos sociales!

Los trabajadores públicos hace demasiado tiempo que están callados. Los sindicatos se quejan de la poca fuerza sindical por falta de afiliación y los trabajadores de que no los representan. Un pez que se muerde la cola mientras en la ciudad de Barcelona más de 70.000 hogares pobres y excluidas esperan respuestas. Al sr. Trias quizás no le faltarán palabras para reconocer las necesidades pero a la vuelta sus prioridades presupuestarias no serán los pobres de la ciudad. En el Ayuntamiento de Barcelona ya le va bien el enfrentamiento pues la denuncia contra los responsables vecinales busca activar los sentimientos corporativos de las asistentes sociales . Esta sería la peor respuesta de las trabajadoras a la tormenta social que se avecina.

Con gobiernos de todos los colores en Barcelona hemos visto la privatización y la externalización de los servicios municipales. Un ejemplo son las Oficinas de Vivienda de Barcelona donde trabajadores de una empresa privada gestionan un derecho fundamental como es la vivienda. El Ayuntamiento y la Generalitat también quieren desembarazarse de la gestión de las viviendas sociales.

No nos queremos ni imaginar algo así en los Servicios Socials.Cal una vuelta de 180º en la concepción de este servicio. Seguramente ya no se trata de gestionar la miseria en su laberinto burocrático sino asegurar uno na renta garantizada de ciudadanía . Por el contrario, una victoria de las tesis autoritarias para tratar los hechos de Ciudad Meridiana acercarían la externalización de los Servicios Sociales. El Gobierno de CiU no le faltan ganas … tiene aparcada la renta garantizada de ciudadanía desde hace tiempo en el Parlamento. Y las trabajadoras sociales aisladas, por una táctica corporativa, tendrían la batalla perdida contra la externalización u otro ataque.

Los representantes vecinales y el tejido asociativo de Nou Barris han sido los primeros en pedir calma para sentarse a negociar una salida “ con justicia social, respeto a la dignidad de las personas y solidaridad “, tal como pide la Federación de Asociaciones de Vecinas de Barcelona (Favb) en su comunicado. Pero aún más necesario sería una respuesta unificada contra las políticas antisociales: un comunicado, una rueda de prensa de entidades sociales, trabajadoras sociales y sindicatos. Se echa en falta ya una apelación a la más profunda solidaridad en los difíciles momentos que viviremos.

Al Ayuntamiento de Barcelona ya le va bien el enfrentamiento pues la denuncia contra los responsables vecinales busca activar los sentimientos corporativos de las asistentes sociales. Esta sería la peor respuesta de las trabajadoras a la tormenta social que se avecina.

Bautismo neoliberal de las trabajadoras sociales!

El colectivo contra la exclusión social “ el Alambique ” publicó recientemente el diario digital “ la tercera información ” un relato, con cierta sorna , que representa la conversión, por bautismo, de los trabajadores sociales al papel que les obliga el Obispo de la Pobreza. Realmente un relato conseguido que nos hace pensar a todas …

LAS PROMESAS DEL BAUTISMO de las trabajadoras sociales:

Así es que renunciáis a la transformación social ?:

A acoger a las personas de manera cercana;
A exigir los presupuestos suficientes para la tarea;
A que su objetivo sea la justicia social;
A tratar las otras personas como iguales.
A garantizar un mínimo vital para todos.
A no prorrogar las ayudas de emergencia social a todas las personas que lo necesitan.

Sí, renunciamos.

Se compromete a implicarse en vuestros nuevos objetivos como Fabrica de Miseria Sin Solución.
Trabajando por el control y sometimiento de las personas empobrecidas.
Juzgando a los demás desde su posición y forma de ver la vida.
Controlando el presupuesto porque nunca se acabe y siempre haya fondos que nos garantice la gestión de la miseria.
Fomentando la caridad y la limosna antes que los derechos sociales.
Haciendo publicidad de todo el se hace, sea o no sea verdad.

Sí, nos comprometemos……

El fin justifica los medios

Como cualquier empresa que no cumple los objetivos la pregunta que nos hacemos es si los Servicios Sociales no sirven para salvar a la gente de la pobreza, no habría que replantearse incluso su existencia ?

Entonces los sindicatos y las trabajadoras sociales saldrían en tromba a defender los puestos de trabajo, la tarea profesional y un largo listado de éxitos … a pesar de que sin los medios materiales, económicos y unas condiciones laborales decentes ninguna empresa puede cumplir sus objetivos.

Pero quizás para la clase política y económica del país, el papel de las trabajadoras sociales no es tanto acabar con la exclusión sino su tarea de control social que ejercen con la generalización entre los usuarios de los contratos a cambio de prestaciones. Por ello, los presupuestos que se destinan deben ser lo suficientemente grandes como para que justifiquen su existencia, que es el hecho que se denuncia al bautismo del Obispo de la Pobreza.

Desconocemos los recursos empleados por las diversas administraciones en la atención creciente de la exclusión social generada a raíz de la crisis. El alcalde Trias dice que cada vez se gasta más. Pero si la burocracia es más cara que el que reparte, nos tendremos que replantear todo. Quizás lo que hace falta es que una vez garantizados los derechos fundamentales de los ciudadanos no harán falta unos Servicios Sociales para todos y todas!

PLAN DE MEDIDAS URGENTES para las personas que no tengan ingresos por encima del umbral de la pobreza:
1.- Gratuidad en el transporte público de los municipios.
2.- Gratuidad en los suministros básicos, agua, luz, gas.
3.- Garantizar la alimentación básica de todas las personas.
4.- Asegurar la Renta Garantizada de Ciudadanía para todos (€ 664).

Estamos de acuerdo con este cuatro puntos? Pues salimos las trabajadoras sociales, las entidades del territorio y los excluidos a exigirlos ante toda la opinión pública. Exigimos el fin de la criminalizado de la pobreza.

Mientras esto no sea así en la Oficina de Ciudad Meridiana no será nada fácil ser trabajadora social. Condiciones de trabajo deplorables, depresiones, bajas y demandas de traslado deben estar a la orden del día. La marea naranja, aunque no demasiado éxito, ya denunció el desmantelando los Servicios sociales … es hora de que …

– compañeras de Servicios Sociales póngase las pilas !! –

Salva TORRES, activista de As. 500×20 i veïnal.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Declaració de Secció Sindical de la CGT a l’Ajuntament de Barcelona

http://www.cgtbarcelona.org/ssab/

INCIDENTS AL CENTRE DE SERVEIS SOCIALS DE CIUTAT MERIDIANA

La sección sindical de CGT del Ayuntamiento de Barcelona ante los INCIDENTES EN EL CENTRO DE SERVICIOS SOCIALES DE CIUDAD MERIDIANA

El pasado 22 de octubre una protesta vecinal acabó con una acción de destrozos en el Centro de Servicios Sociales Ciudad Meridiana. Ante estos hechos, queremos en primer lugar mostrar nuestro apoyo a las compañeras y compañeros afectados en sus puestos de trabajo y reconocer el valor de su labor profesional, que deben desarrollar en el contexto de un durísimo clima social. En este sentido como Sección Sindical de la CGT nos estamos dirigiendo a las entidades y organizaciones ciudadanas, formales e informales, de Ciutat Meridiana y Barcelona, ​​a través de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), para reivindicar el compromiso social y profesional de los trabajadores y trabajadoras municipales y apelar al respeto ya la comprensión de las personas a las que intentamos asistir y que sufren a causa de condiciones económicas y carencias de respuesta política y administrativa de las que nosotros como profesionales no somos responsables.
Pero al mismo tiempo, queremos dejar claro que el origen de estos hechos es el malestar social originado por unas políticas sociales y de vivienda claramente insuficientes ante la crisis estructural que lleva a la población a las puertas de la exclusión social. Un malestar especialmente grave en barrios como Ciutat Meridiana, con un nivel de renta de los más bajos de Barcelona, ​​donde la falta de respuesta institucional ante los desahucios forma parte de la cotidianidad.

El Ayuntamiento de Barcelona responde a la problemática de los desahucios con unos criterios completamente restrictivos, un parque de pisos de emergencia claramente insuficiente y unos plazos imposibles que hacen que las personas tengan que abandonar su vivienda antes de obtener la respuesta.

Queremos distinguir pues que los responsables de este malestar no son las profesionales de los Servicios Sociales sino los dirigentes políticos que gobiernan de espaldas a las necesidades de las personas.

Por otra parte, estamos al lado de las reivindicaciones vecinales y de la capacidad de autoorganización de los barrios en defensa de unas condiciones de vida dignas.

Por último, pedimos a la Administración:

  • Que los profesionales de los CSS dejen de asistir a los desahucios para legitimar una decisión que no es suya.
  • Que se activen intervenciones de mediación y diálogo con los colectivos en conflicto.
  • Que se replantee la política en relación a la necesidad de vivienda en la ciudad de Barcelona, ​​garantizando el derecho a la vivienda digna.

 

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies