Más de 3 millones de pisos ya acumulan bancos, inmobiliarias y inversores.

El empacho de ladrillos durará siete años más.

La comparación entre la oferta –1,67 millones de viviendas– y la demanda –218.400 compradores– “determina unos stocks de viviendas nuevas vacías puestas a la venta”, tan enormes que no se podrán drenar por completo hasta 2016.

Así lo argumenta el Anuario Estadístico del Mercado Inmobiliario Español 2009 de la consultora R. R. de Acuña & Asociados, presentado ayer.

Esa indigesta “sobreoferta” se suma a las 327.350 casas en promociones paradas sin terminar, así como las viviendas no iniciadas con proyecto, que ya suman 1,098 millones de unidades. Éstas se deberán ir acometiendo en los próximos dos años, y tienen un crédito otorgado que asciende a 52.947 millones de euros, según las estadísticas de la consultora.

En total, inmobiliarias, bancos, cajas de ahorros e inversores particulares soportan un peso de casi 3,1 millones de viviendas.

>>>Aquí el resto de la información>>>

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos sobre el derecho a la vivienda y contra los que especulan con nuestras vidas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies